Cómo pasar un invierno saludable

Cómo pasar un invierno saludable

0 97

La Razon /

Temperatura.

Evita cambios bruscos de temperatura y no uses la calefacción a tope, deja al organismo usar sus mecanismos reguladores de adaptación al frío.

Humedad.

Mantén la casa con un nivel adecuado de humedad, ya que el ambiente seco agrava las enfermedades respiratorias.

Abrigo.

Evita, tanto el exceso de abrigo en ambientes con calefacción como la falta de abrigo en la intemperie. Cubre su boca y nariz cuando salga.

Ventilación.

Ventila a diario las habitaciones al menos 10 minutos al día. Esto servirá para que cualquier posible virus o bacteria pueda salir.

Encierro.

Evita sitios cerrados y demasiado concurridos porque es precisamente en esos lugares donde se concentran virus o bacterias del resfrío o gripe.

Enfermedad.

Mantén al pequeño alejado de personas enfermas con gripe o resfrío. Esto a fin de evitar posibles contagios.

Higiene.

Haz que el niño se lave las manos con frecuencia, especialmente antes de comer, al entrar a casa y si ha estado en contacto o jugando con otros niños.

Utensilios.

Evita que comparta con otros niños utensilios de uso personal como vasos, platos, cubiertos, toallas, entre otros, para impedir cualquier tipo de infestación.

Alimentación.

Incluye frutas y verduras en la dieta infantil, especialmente alimentos ricos en vitaminas A y C para fortalecer las defensas de su sistema inmunológico.

Vacuna.

Una medida preventiva es la vacuna contra la gripe, que es solo para los niños que padecen ciertas enfermedades crónicas, a partir del sexto mes de vida

fuentes: Salette Tejerina (pediatra) y Lorgio Rivera (pediatra)