Encontrá el labial rojo que va con vos

Encontrá el labial rojo que va con vos

0 163

La Nacion /

Muchas veces, cuando elegimos el make up y pensamos en el labial no sabemos cómo elegir el tono de rojo que más nos favorece. Sentimos incomodidad con el color, pensamos que no nos identifica o creemos que no va con nuestro tono de piel.

Para nuestra fortuna y como dicta una de las frases de la famosa icono del estilo y elegancia, Audrey Hepburn: “Todos tenemos uno”. Siempre hay un rouge rojo esperándonos afuera para convertirse en nuestra marca personal .

Vamos paso a paso a lo que nos compete.

Lo primero que tenemos que saber es si nuestra piel es cálida o pálida. Debemos revisar las venas en nuestra muñeca. Si las notás que parecen más púrpura, tenés un tono de piel frío. Si, en cambio, aparecen verdosas, el tono de piel es cálido.

Y así como la piel, el labial también tiene un fondo de color. “Los labiales cálidos viran a rojos anaranjados”, indica Matin Maulawizada,experto de Clinique Colour Pro, “en cambio los fríos tienen predominancia de rojos azulados, como un rosa púrpura”.

Carolina Aubele, asesora de imagen, diseñadora y experta en colorimetría; considera que “a las mujeres de paletas cálidas les quedan mejor los colorados mas vibrantes tirando a los anaranjados y los rojos claros”. Mientras que a “las mujeres de paletas frías, les van mejor los tonos medios a fríos. Esto quiere decir que los rojos tirando a vino o más oscuros tipo rosas rojas son los indicados”.

El rojo es un color que atrae por su fuerza, su presencia, por eso es uno de los colores más buscados, aunque no es fácil determinar el tono perfecto para cada una.

¿Cómo saber cual labial nos favorece?

La gama de tonalidades que abarca el rojo es muy variada, puede ir desde el rojo del traje de Papa Noel hasta alguno más cercano a una romántica copa de vino tinto. Acá te mostramos los consejos para conseguir el rojo que va con vos.

1. Escoge el rouge de acuerdo a tu tono de piel

Ahora viene el jueguito: si querés un rougue rojo que se destaque, debes escoger un labial que tenga un fondo de color opuesto al de tu piel. Si querés que luzca chic, elegí uno que concuerde.

“Llevar los labios en rojo es un emblema del atractivo femenino. Icono de una mujer segura de sí misma, no es para las introvertidas”, asegura Aubele.

Lo más recomendable es probar el labial antes de comprarlo. Porque aunque nos hayan hecho creer que es igual a mirarlo sobre la mano, no es así. “La única forma de ver cómo queda es probarlo en los labios”, aconseja Matin.

No olvidés, si probás labiales en un counter, retirar los restos de cada tono con un papel tissue. Y utilizar un palillo de algodón para aplicar el nuevo tono. De esta manera evitás la exposición a gérmenes que pueden vivir en el tester o probador.

2. Probalo

Lo más recomendable es probar el labial antes de comprarlo. Porque aunque nos hayan hecho creer que es igual a mirarlo sobre la mano, no es así. “La única forma de ver cómo queda es probarlo en los labios”, aconseja Matin.

No olvidés, si probás labiales en un counter, retirar los restos de cada tono con un papel tissue. Y utilizar un palillo de algodón para aplicar el nuevo tono. De esta manera evitás la exposición a gérmenes que pueden vivir en el tester o probador.

3. Dejá al rojo destacarse por sí solo

Después de haber encontrado tu tono. Tenés que combinarlo con el rubor, la sombra y el delineado correcto. ” Emparejá el tono de tu piel con la base correcta, cepillá tus cejas y estás lista para la fiesta”, concluye Maulawizada.

Ahora basta con probar y determinar el tono de rojo que va con vos

LA NACION Sociedad Belleza