4 claves para entrenar pecho

4 claves para entrenar pecho

0 109

Esto es lo que debes tener en cuenta si quieres que tus pectorales estén al punto que te gusta.

Somos muchos los hombres que tenemos especial predilección por los ejercicios que trabajan los pectorales. Al fin y al cabo es una musculatura que salta a la vista. Pero hay razones que van más allá de la estética. Y es que si abandonas el trabajo en la sala de pesas, el pectoral es uno de los primeros grupos en atrofiarse.

Son músculos que apenas utilizas en el día a día. Piénsalo: ¿En qué momento de tu jornada necesitas empujar cargas pesadas para separarlas del pecho? Pues eso. Y otra cosa: entrenar los pectorales con regularidad ayuda a combatir la grasa abdominal. Lo que todos buscamos. Esto es lo que tienes que hacer

NO TE DEJES ENGAÑAR

Flexiones de brazos y los fondos. Todos sabemos lo que son. Pero ocultan más cosas de las que crees. Es cierto que estos ejercicios tienen como objetivo trabajar el pectoral mayor, pero son más completos de lo que parece: los movimientos también inciden en el deltoides anterior y los tríceps.

Y otra cosa: ten en cuenta que tanto los trapecios como los serratos y los abdominales se contraen, lo que ayuda a mantener la estabilidad de hombro, core y caderas.

MÁS DE LA CUENTA

Ojo con sobre entrenar los pectorales. Es probable que estés ejercitando el pecho con mayor intensidad que los músculos de la espalda superior. Esto puede derivar en desequilibrios articulares que provocan malas posturas y aumentan el riesgo de lesión.

La regla de oro: realiza un número de series similar, tanto para la espalda superior como para el pecho. Si tienes tendencia a las malas posturas, dedica más tiempo de entrenamiento a desarrollar los  músculos superiores de la espalda.

SIGUE Y NO PARES

Para incrementar el número de flexiones que puedes realizar, prueba esta rutina escalonada. Calcula el tiempo que tardas en realizar tantas flexiones como eres capaz (puedes utilizar cualquier variación). Descansa ese mismo tiempo, y repite el proceso de 2 a 4 veces. Por ejemplo, si consigues realizar 20 flexiones en 25 segundos, descansas otros 25 y repites el proceso.

Digamos que, esta segunda vez, logras realizar 12 flexiones en 16 segundos. En ese caso, descansarías 16 segundos antes de empezar con la tercera. Utiliza este método dos veces a la semana para mejorar tu marca.

AGÁRRATE PARA CREAR

Realizar flexiones de brazos suspendido de unas correas aumenta la activación muscular de los abdominales y la espalda, según confirma un estudio llevado a cabo por investigadores canadienses. Pero mucho ojo: este ejercicio requiere que fuerces la zona lumbar.

Para proteger tu espalda, mantén siempre el core y los glúteos activados, como harías en cualquier otra variación de las flexiones de brazos. Sólo tienes que apretar los abdominales, recoger las nalgas, y mantener esa fuerza.

Con información de: menshealth.es