4 secretos para tener huesos FUERTES toda la vida

4 secretos para tener huesos FUERTES toda la vida

0 379

Si nunca te fracturaste un hueso, sin duda conoces a alguien que le ha sucedido, y la mayoría de ellos, vamos a apostar, son mujeres. Porque de acuerdo a estudios médicos, una de cada dos mujeres mayores de 50 años se romperá un hueso en su vida debido a la osteoporosis.

 

Y como si eso no fuera suficientemente malo, una fractura puede venir acompañada de un largo tiempo de recuperación, muchos gastos médicos, discapacidad e incluso muerte prematura. Así que es hora de que conozcas hoy estos secretos para tener huesos fuertes toda la vida.

  1. Prepárate para los problemas óseos que vienen con la edad

¿Sabías que las mujeres alcanzan su pico de masa ósea a los 30 años? Además los niveles de estrógeno bajan de forma natural después de la menopausia, lo que agota a tu esqueleto de calcio y contribuye aún más a la pérdida de huesos. Para mantener los huesos fuertes, las mujeres posmenopáusicas necesitan 1.200 mg de calcio al día (en comparación con 1000 mg para las mujeres premenopáusicas).

Las mejores fuentes de alimentos son productos lácteos bajos en grasa (yogur, leche, queso), mientras otras fuentes incluyen verduras de hoja verde, sardinas y cereales fortificados y jugos. Si piensas que estás consumiendo menos, toma un suplemento de calcio de 500 mg para llenar el vacío.

 

 

  1. Consigue suficiente vitamina D

La vitamina D también es esencial para la salud de los huesos, porque ayuda a la remodelación del esqueleto y promueve la absorción del calcio. El problema es que la mayoría de los adultos no están consiguiendo toda la vitamina D que necesitan. Tu cuerpo produce vitamina D por sí solo cuando la luz del sol toca tu piel, pero también se puede obtener a través de los alimentos y suplementos.

 

 

  1. Reduce la cafeína

Algunos estudios han relacionado las altas dosis de café con un mayor riesgo de fracturas de cadera en mujeres mayores. La recomendación es no consumir más de 300 mg de cafeína al día, el equivalente a unas dos o tres tazas de café.

 

 

  1. Toma clases de yoga

La práctica diaria de yoga podría ser una forma relajante de proteger tu esqueleto. Con solo 10 minutos de yoga al día en dos años lograrás aumentar la densidad ósea en la cadera y columna. Además de que el yoga puede mejorar tu equilibrio, y por lo tanto reducir el riesgo de caídas y huesos rotos.

 

 

iMujer