Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Lectura"

Lectura

0 26

El Financiero /

Los abismos del ego y el fracaso, la oscuridad del Apocalipsis y la audacia y bravura de la poesía son temas de estos libros que no debes dejar de leer.

1 NOVEDAD
 Cuando el rival duerme y despierta dentro de uno


No se puede decir que el autor no sepa del éxito. Lo tuvo y muy joven. Pero justamente eso lo llevó a un fracaso rotundo. Los dueños de empresas deben tomarlo muy en cuenta: tomarse demasiado en serio puede causar daños en la compañía y en la salud interna.

Título: El ego es el enemigo
Autores: Ryan Holiday
Editorial: Paidós empresa
Precio: 190 pesos

2 ENSAYO
 La inteligencia sabe escribir con luz y claridad


Gray es una garantía para los amantes del pensamiento. Aquí el cristianimos primitivo y medieval permite construir una provocadora idea del Apocalipsis y la, siempre atractiva, Utopía. Los nuevos lectores de Gray quedarán impactados y lo buscarán con afán.

Título: Misa negra
Autor: John Gray
Editorial: Sexto Piso
Precio: 350 pesos

3 POÉTICA
 A cada perro le toca su hora, dijo Tancredo

La cobertura literaria de Fonseca abarca a Coetzee, Piglia, Don DeLillo y Sebald. Esas compañías dan a su fresca narrativa un campo de acción de peso completo. El tico no tiene empacho en subirse al ring con los guantes bien amarrados.

Título: Museo Animal
Autor: Carlos Fonseca
Editorial: Anagrama
Precio: 109 pesos

 

0 42

El Financiero /

Nadie sabe con certeza cómo será la próxima década, siglo o milenio, pero muchos escritores han imaginado el futuro en su trabajo, invitándonos a viajar a través del tiempo.

Lynn Lobash, gerente del departamento de Servicios de Lector de la Biblioteca Pública de Nueva York , dijo al Business Insider cuáles son los libros sobre el futuro que todos deberían leer, éstas son sus once recomendaciones.

1. “Los niños del Nuevo Mundo: Historias” de Alexander Weinstein

Esta novela cuenta con 13 historias cortas que plasman lo que el futuro podría ser.

Al igual que la serie “Black Mirror” de Netflix, las narrativas son un poco desconcertantes e incluyen implantes de medios sociales, fabricantes de memoria, juegos de realidad virtual inmersivos y robots de tipo humano.

2.”The Handmaid’s Tale” de Margaret Atwood

“The Handmaid’s Tale” está ambientado en un futuro distópico donde una organización opresora y religiosa toma el poder del gobierno de Estados Unidos. Las mujeres jóvenes son secuestradas, despojadas de sus identidades y forzadas a tener hijos que se les quitan.

La historia, publicada en 1985, aborda temas modernos como el feminismo, el relativismo moral, la sexualidad y la manipulación del poder. También fue adaptado recientemente en un popular espectáculo de Hulu.

3.”La Sexta Extinción: Una Historia Antinatural” de Elizabeth Kolbert

Combinando ciencia e historia, Kolbert destaca el impacto de los seres humanos sobre el medio ambiente en este libro ganador del Premio Pulitzer publicado en 2014.

Al quemar combustibles fósiles, estamos afectando la atmósfera, los océanos y el clima, obligando a millones de especies a la extinción, dice ella. Kolbert combina descripciones vívidas de maravillas naturales, como la Gran Barrera de Coral, y experiencias salvajes, como aventurarse en una cueva de murciélagos, para explicar el presente y futuro posible de la Tierra.

4.”Esto cambia todo: capitalismo contra el clima” por Naomi Klein

Klein desafía a los lectores a abandonar el capitalismo y reestructurar la economía global y nuestro sistema político para avanzar hacia un futuro más verde. Ella argumenta que alejarse del capitalismo no sólo reducirá las emisiones de CO2 sino que también ayudará a cerrar las brechas de desigualdad y construir una democracia mejor.

Podemos aceptar un cambio radical o la Tierra cambiará radicalmente, argumenta en el libro de 2014. Permanecer neutral en el debate sobre el clima ya no es una opción.

5.”En 100 Años: Grandes Economistas Predictan el Futuro”, editado por Ignacio Palacios-Huerta

En este libro de 2015, 10 economistas prominentes, entre ellos varios premios Nobel, ofrecen sus opiniones sobre lo que podría ser el mundo en el siglo veintidós.

Estos pensadores consideran el futuro del trabajo, los salarios, la igualdad, la tecnología y el cambio climático, entre otros temas.

6.”La física del futuro: cómo los científicos formarán el destino humano y nuestras vidas diarias por el año 2100″ por Michio Kaku

En su libro de 2011, el físico Michio Kaku analiza desarrollos en tecnología, medicina y viajes, y predice inventos que el mundo puede tener dentro de cien años.

Entre sus predicciones: ascensores espaciales, lentes de contacto habilitadas por Internet y coches voladores.

7.”El futuro extremo: las principales tendencias que reformarán el mundo en los próximos 5, 10 y 20 años”, de James Canton

Canton, un asesor de tres presidentes que abarca tres décadas, predice las tendencias futuras en los negocios, la tecnología, el terrorismo, el medio ambiente y la medicina.

Publicado en 2007, es promocionado por Biblioteca Pública de Nueva York como el manual de previsión esencial para los próximos 20 años.

8.”1984″ de George Orwell

Publicado en 1948, esta novela de ficción distópica de George Orwell imaginó la vida en 1984. En un futuro sombrío, los ciudadanos son constantemente monitoreados y controlados por el Gran Hermano y la Policía del Pensamiento.

Pinta una visión inquietante del mundo y advierte sobre los peligros del totalitarismo en un tomo que sigue siendo relevante hoy en día.

9.”Fahrenheit 451″ de Ray Bradbury

En esta novela distópica de 1953, el protagonista Guy Montag es un bombero en un mundo donde la televisión gobierna todo. La literatura está en camino a la extinción y el deber de Montag es encender los libros en llamas.

Al igual que en 1984, destaca los peligros del control mental y de un estado totalitario.

10. “Brave New World” de Aldous Huxley

En el futuro de Huxley, los bebés nacen en laboratorios, la sociedad desalienta la acción y el pensamiento individuales. Aunque el mundo es pacífico, el protagonista, Bernard Marx, se pregunta si hay algo más allá.

“Brave New World”, publicado en 1932, anticipa espantosamente los avances en la tecnología reproductiva, el aprendizaje del sueño y la psicología.

11.”2001: Una odisea del espacio” de Arthur C. Clarke

En esta novela de 1968 (desarrollada conjuntamente con la película de Stanley Kubrick), la inteligencia artificial se hace cargo de una nave espacial – con esperanzas de hacerse con el universo-.

Nombrado HAL 9000, el sistema informático está tan avanzado que es capaz de culpabilidad, neurosis e incluso asesinato. El bot controla la nave espacial, por lo que la tripulación intenta derrocarla.

0 41

La Nacion /

Los libros que leemos en la infancia son difíciles de olvidar. Son los primeros relatos que el mundo nos cuenta acerca del amor y el desamor, el bien y el mal, la tristeza y la dicha. ¿Qué sucede en Argentina con los libros infantiles y juveniles? Este segmento de literatura que abarca hasta los 18 años parece comportarse como el niño mimado del mercado editorial nacional, que no goza de buena salud por la caída en las ventas y los altos costos de producción registrados en el último año. Por el contrario, el segmento de libros dedicados a los niños y jóvenes mantiene un crecimiento desde hace cinco años que ronda el 15%. Además, los dos títulos más vendidos de todo el mercado argentino durante 2016 corresponden a este segmento.

El mercado privado del libro en la Argentina está valuado en $ 8000 millones anuales, equivalentes a 38,7 millones de ejemplares vendidos durante 2016. Estas cifras representan una caída total de ventas de libros del 25% en ejemplares respecto del año anterior. Los datos corresponden al Libro Blanco, un informe anual que refleja la situación actual de la industria editorial, elaborado por un equipo formado por editores de la Cámara Argentina de Publicaciones y la consultora Promage. Entre los principales motivos de esta merma figuran la caída de ventas al sector público (en 2016 no hubo compras de literatura infantil para aulas y bibliotecas, a diferencia de lo sucedido durante la última década) y una coyuntura marcada por “la caída en la producción y una dificultad de desarrollo en los mercados externos por los altos costos de impresión del libro argentino” (el peso del IVA en toda la cadena de producción y comercialización del libro se suma a una competencia cada vez más fuerte por parte de los grandes grupos globales, que lleva a muchas editoriales a imprimir en China o Corea).

El último año se registraron 146 casos de “editores emergentes” (de un total de 391 casas editoriales en actividad) que, si bien por ahora sólo aportan un 7,5% de los títulos comerciales, le dan al sector una gran creatividad, diversidad y potencial de desarrollo futuro. Además, la carrera de Edición de la UBA registra alrededor de 1000 alumnos activos, una cifra mayor a la de cualquier programa de enseñanza de edición del mundo entero.

No todo son malas noticias para la industria editorial. La literatura infantil y juvenil, abreviada como LIJ, parece contradecir la tendencia negativa. Según indica Fernando Zambra, director de la consultora Promage, en 2016 se vendieron 9,5 millones de libros de LIJ, valuados en un total de $ 1100 millones. Estas cifras indican que, más allá de los vaivenes que afectan al sector editorial, el segmento mantiene un crecimiento constante y nada despreciable cercano al 15% desde 2012.

Uno de los datos llamativos que obligan a poner el foco en el segmento de la literatura dedicada a los lectores más jóvenes es el hecho de que los dos títulos más vendidos durante el año pasado fueran Harry Potter y el legado maldito , de J. K. Rowling, Jack Thorne y John Tiffany (lanzado en Argentina en septiembre de 2016) y #chupaelperro , del YouTuber chileno Germán Garmendia. “Esto marca un fenómeno”, opina Zambra. “Es un mensaje muy fuerte que los dos libros más vendidos estén dedicados al público juvenil, que va de los 13 a los 18 años”. Según el análisis de Promage, en lo que va de 2017 la mitad de las ventas de literatura juvenil corresponde a títulos de literatura fantástica o ciencia ficción, particularmente sagas”.

Según Ana María Cabanellas, socia gerenta del Grupo Claridad (que engloba a la editorial infantil unaLuna), las sagas más populares “son las que relacionan sus contenidos con el mundo del cine, como las de vampiros, reyes o reinas que tienen súper poderes o son asesinos, así como las sagas de temas lunares, futuristas, fantásticos o de ciencia ficción.

¿Cómo pueden competir las historias locales frente a fenómenos como Harry Potter? Para Martín Sancia, autor de Todas las sombras son mías (que obtuvo este año el Premio Sigmar de LIJ), “el desafío que tenemos los autores locales es brindarle a los lectores historias surgidas de intereses y preocupaciones genuinas. No me interesa la adaptación. Escribir un Harry Potter que suceda en Barrio Sarmiento -barrio de crianza del autor dará como resultado un pastiche insoportable. En cambio, ubicar en Barrio Sarmiento historias con un imaginario propio es otra cosa”.

La importancia de la literatura infantil y juvenil dentro del mercado argentino es también destacada por la Cámara Argentina del Libro en su informe de2016, que indica que la LIJ es la principal temática editada por el sector editorial, con el 23% de la torta, seguida por la literatura (19%) y las ciencias sociales (12%).

La existencia de ferias de libros dedicadas al público infantil marca una diferencia crucial respecto de las generaciones que crecieron, por ejemplo, en los años 80. Por ese entonces, la literatura infantil y juvenil estaba limitada a unos pocos autores de alto reconocimiento como María Elena Walsh o Elsa Bornemann, y las ediciones distaban mucho del atractivo visual del que gozan ahora, a excepción de los lúdicos Musicuentos de Viscontea (libros musicalizados en vinilo) que se hicieron populares por ese entonces, o de aquella colección de aventuras Elige tu propia aventura , de Editorial Atlántida.

Los tiempos cambiaron y así lo hicieron las historias y los formatos, que ahora sorprenden con una abrumadora variedad de texturas, pop-ups y todo tipo de tamaños, colores y materiales. Así lo indica Silvia Portorrico, directora editorial de Sigmar: “Hoy, un autor de literatura para chicos no teme enfrentar problemáticas que antes era impensado que aparecieran en los libros destinados al público infantil. Cada vez más la literatura para chicos se considera literatura, otorgándole valor a la palabra, al conflicto, al cuidado de la estética por encima de la enseñanza, por lo que temas que antes estaban reservados al mundo adulto ahora conviven muy bien en los libros para niños”.

En la producción de libros infantiles, la ilustración fue tomando cada vez más protagonismo. Según Raquel Franco, directora de Pequeño Editor, “hoy equivale al 50% del desarrollo de una obra, y existen libros en los cuales la ilustración es incluso el eje del trabajo metafórico”.

Tal vez el formato de libro que mayor novedad representa en el mercado actual infantil y juvenil respecto de generaciones pasadas sea el llamado libro álbum, en donde el dibujo y el texto se enlazan y complementan para cobrar sentido. Sobre ellos habla Marcelo López, conocido en el barrio de Boedo por su dedicación al negocio de los libros por más de una década en la librería El gato escaldado. Al entrar en el local, uno se topa con una mesa alta dedicada especialmente a este tipo de títulos. “El libro álbum ganó relevancia en el mercado local durante la última década. Son libros de una gran riqueza expresiva, emparentados con la novela gráfica”, explica.

En un país atravesado por la literatura, cuna de grandes autores y profusos lectores, nuevas editoriales con propuestas de contenidos innovadores emergen, otros relatos se hacen oír desde las páginas de las nuevas colecciones y los clásicos se reeditan con formatos cada vez más llamativos y seductores. Los libros que combinan texto con ilustraciones ganan terreno en las mesas de las librerías. Se trata de una industria viva y pujante, con actores que apuestan a la lectura en las primeras etapas de la vida como el germen capaz de cambiar una generación e invitarla a repensar el mundo en el que vivimos.

15% Sin techo

Es el crecimiento que acumula el segmento de la literatura infantil y juvenil en el mercado localen los últimos cinco años

En esta nota: Literatura Qué pasa en los negocios Libros LA NACION Economía Mercado editorial

0 39

El País /

Leer es uno de los mejores hábitos en los que se puede educar a un niño. La lectura desarrolla la capacidad de razonamiento, otorga nuevos conocimientos, enriquece el lenguaje y ayuda a formar la personalidad.

En este contexto, Fundación Itaú presenta “Leé para un niño”, un programa que busca crear consciencia social sobre la importancia de la narración en el desarrollo del niño. El proyecto nació en Itaú Brasil en 2012, y Uruguay se convirtió en el primer país de la región en replicarlo. Para ello, cuenta con el apoyo del Plan Nacional de Lectura y el Ministerio de Educación y Cultura, así como de distintos especialistas vinculados a la cultura y la primera infancia.

Uno de ellos es la gestora cultural Niré Collazo, especialista en literatura infantil y directora de la escuela de narración oral Caszacuentos.

Según Collazo, curadora de este programa de Itaú, la lectura compartida entre niños y adultos forja un vínculo difícil de olvidar, de ahí la importancia de insistir con esta práctica. “Los profesores y maestros los que recordamos son aquellos que nos leyeron y nos contaron historias. Otro recurso para captar la atención de los chicos son las historias de familia, que mantienen la identidad cuando no tenemos libros. Siempre tenemos cuentos de familia, del barrio, de la niñez, y eso es muy atractivo para el niño, porque le interesa saber qué pasaba con su familia cuando ellos no existían”.

Uno de sus principales consejos para padres y maestros es dedicar al menos un ratito a la lectura todos los días, con el objetivo de fomentar el hábito. El otro es invitar al niño a escuchar, ya que si no le gusta leer al menos puede tomar la narración como una diversión.

“Hay que mostrarle lo que uno encontró, leer tres frases, y si el niño dice que no le interesa, al otro día captarlo con otro libro. Es un tema de paciencia de parte del adulto. Hay que captar la atención hasta que el niño escucha, no decirle “ah, ya sabés leer, leé solo”. El adulto tiene que sentarse o acostarse con él, y leer juntos”, dice.

Para la curadora, la lectura puede empezar desde muy pequeños, incluso en la panza de la madre, ya que así como durante el embarazo se les pone música también se les pueden contar historias.

“El niño chico tiene un acercamiento al libro-objeto que entra por la vista, por el tacto… pero todos los sentidos son importantes. Antes se decía que a los libros ‘no se los dobla ni se los raya’. Yo los marco, los escribo, los subrayo… porque de repente alguna palabra es un disparador para generar una idea”.

El mismo concepto comparte la reconocida psiquiatra infantil Natalia Trenchi, autora de libros como Todo sobre tu hijo y Tus hijos hoy. “No es necesario que los niños sepan hablar para hacerles o leerles cuentos. Se pueden mirar las ilustraciones, ir diciendo los nombres de lo que vemos, hay que dejarlos explorar el objeto libro”, dice.

La psiquiatra explica que la lectura tiene beneficios potenciales para todas las edades: permite conocer mundos desconocidos, vivir vidas increíbles y sentir cosas nuevas, todas experiencias de enriquecimiento humano. Pero además, dice, la lectura acompaña, y quien lee por placer jamás se sentirá solo.

“En el caso de los niños de hoy, que pasan apurados y saltando de una actividad multisensorial a la otra, detenerse a hacer una tarea tan personal y sedentaria, tan focalizada, tan silenciosa y sostenida como es la lectura, puede ser especialmente saludable. Los desestresa y los devuelve a una ‘longitud de onda’ mucho más amigable que la de las corridas, la excitación y el estruendo”, dice la especialista.

El programa

La educación es uno de los pilares institucionales de Itaú. A través de Fundación Itaú, creada en 1989, el banco busca promover, estudiar y difundir todas las disciplinas relacionadas con la formación integral del hombre._Además de la educación, Itaú lleva adelante la ejecución de distintos programas vinculados a la cultura, el deporte y la movilidad urbana.

Según Lucía Cabanas, directora ejecutiva de Fundación Itaú y gerente de Marketing y Sustentabilidad del banco, el programa “Leé para un niño” se enmarca dentro de los objetivos de la fundación. “El fin es acortar la brecha de aprendizaje y así disminuir la deserción estudiantil en los sectores más carenciados”, dice.

“Leé para un niño” fue inaugurado el 1 de junio en el marco de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, a la que asistieron más de 50.000 personas, y contiene un enfoque integral que combina la comunicación masiva con la participación en eventos relevantes, una biblioteca de cuentos digitales (ver recuadro) y distintas acciones de voluntariado.

En el mes de agosto Itaú llevará a cabo distintas acciones, donde capacitará a colaboradores para que sean mediadores de lectura. Esto implica que los voluntarios visitarán algunos centros de primera infancia en contextos vulnerables y leerán para los niños, instancia donde, además, se donará bibliotecas de libros infantiles.

“La primera infancia es clave para el desarrollo cognitivo, emocional y creativo, y creemos que la lectura sienta las bases para una formación intergral. Por eso, el banco y Fundación Itaú se unen para trabajar en esta causa, porque tenemos la convicción de que a través de la lectura se puede transformar la realidad educativa de nuestro país”, dijo la directora.

Una biblioteca de cuentos infantiles Con motivo de este programa, Itaú inauguró el 1 de junio una biblioteca de cuentos digitales, que se encuentra disponible en el sitio web de Leé para un niño. La biblioteca ya recibió 20.000 visitas y cuenta con más de 10.000 cuentos descargados.

Allí los padres y maestros pueden leer obras clásicas especialmente elegidas para el segmento de primera infancia, adaptadas y acompañadas de ilustraciones interactivas para generar un mayor atractivo en los niños. El objetivo es que los adultos descarguen las obras a sus smartphones o tablets para así leer junto a los más pequeños.

“Los personajes y las situaciones de los cuentos contribuyen a que los niños se sientan identificados y aprendan a resolver los diferentes conflictos de su día a día”, dice la Directora Ejecutiva de la Fundación Itaú, Lucía Cabanas.

Hasta ahora se subieron diez cuentos a la biblioteca, y cada dos semanas se subirán dos más hasta completar una colección de dieciséis, que estarán disponibles en el sitio hasta fin de año.

0 86

La Nacion /

Hoy, mañana y el domingo, las editoriales más pequeñas e interesantes del mercado se reúnen en la Feria de Editores de Buenos Aires (Santos Dumont 4040, de 15 a 20, entrada gratuita) para acercar al público sus catálogos. Entre los 140 sellos independientes nacionales y extranjeros que participan este año, hay varios que editan libros para chicos. Hoy les presentamos cinco títulos ilustrados con poesía, canciones, cocina y juegos.

Nubes de colores.

Nubes de colores, de Rafael Alberti (Ediciones Treintayseis). “Vendo nubes de colores/ las redondas, coloradas/ para endulzar los calores”, dice el primer verso del poema “Pregón”, de Alberti, que integra esta excelente antología ilustrada por Estrellita Caracol. Pensado para los más chicos, es un libro ideal para descubrir la obra del poeta español. Recomendado para: jugar con las palabras y el ritmo de la buena poesía.

Ana no duerme (Criatura Editora).

La bellísima canción de Luis Alberto Spinetta, ilustrada por Claudia Prezioso, en un precioso libro editado por el sello uruguayo Criatura. Un recorrido por la letra a partir de unos tiernos dibujos que crean un marco fantástico para la historia de Ana. “Ana no duerme/ espera el día/ sola en su cuarto/ Ana quiere jugar/ sobre la alfombra/ toca su sombra/ cuenta las luces/ mira la gran ciudad.” Trae, además, un disco con una versión del tema interpretado por Samantha Navarro, junto a Nacho Mateu en bajo, Javier Cardellino en percusión y Juan Pablo Chapital en guitarras. Recomendado para: leer, cantar y disfrutar.

Gran Bot, pequeño Bot.

Gran Bot, Pequeño Bot, de Marc Rosenthal (Libros del Zorro Rojo). Un libro “interactivo” protagonizado por robots coloridos que invitan a los chicos a jugar y descubrir qué esconden en cada escena. Hay situaciones divertidas y un tanto desopilantes, en especial las que presentan a Gran Bot y Pequeño Bot. De formato pequeño, trae ilustraciones desplegables que dejan al descubierto algo diferente de lo que parecía ser. Recomendado para: grandes y pequeños lectores.

Amarillo limón el sol, de Eloise Alemany (Periplo Ediciones).

Un manual para compartir el momento de la cocina con los chicos. Ilustrado por Johanna Wilhelm con la técnica del papel recortado, el libro aporta consejos y un completo recetario con ingredientes y modos de cocción. Siguiendo las indicaciones de la autora podrán aprender a preparar barquitos de huevos rellenos, bombas monstruos, torta cebra, licuados de frutas y helados con palito. Más de 50 recetas para cocinar, degustar y disfrutar. Recomendado para: descubrir los secretos de la buena cocina.

El árbol de la memoria, de Britta Teckentrup (Hueders).

El sello chileno publicó este libro de la autora e ilustradora alemana que aborda temas delicados como la muerte, la tristeza y la enfermedad. Pero también la importancia de la solidaridad y la amistad en momentos difíciles. Todo contado a través de un zorro enfermo que se tumba debajo de un árbol porque sabe que le queda poco tiempo. Sus amigos lo apoyan y lo acompañan hasta el final y pronto advierten que en el sitio donde descansa el zorro comenzó a crecer un árbol. Recomendado para: acompañar la lectura con una charla profunda.

En esta nota: Libros LA NACION Ideas Literatura infantil

Síguenos en

60FansLike
2,825FollowersFollow