Tips para tener axilas frescas y sin mal olor

Tips para tener axilas frescas y sin mal olor

0 287

El Informador / CIUDAD DE MÉXICO (17/JUL/2016).- Bienvenido sea el verano, y con él, un calor endemoniado que te hará sudar, hasta por lugares que ni siquiera conocías. ¿Y si el desodorante no es suficiente? No te estreses, con estos #tips podrás pasar la prueba del olfato en un tris.

Desodorante en la noche: Si estás usando un antitranspirante (que bloquea el sudor y el olor), aplícalo en la noche. Este tipo de productos usan aluminio para tapar las glándulas sudoríparas, y usarlo durante la noche les da más tiempo a esos ductos de absorber el contenido.

Seca antes de aplicar: La mayoría de nosotras aplicamos el desodorante justo cuando traemos la toalla puesta, pero es súper importante que esperes unos 15 minutos después de ducharte antes de aplicar el antitranspirante. Y si vas tarde, usa la secadora para acelerar el proceso de secado.

Busca el 20 por ciento: Si has pasado por el pasillo de protección clínica, es hora de detenerte y probarlos. Los que tienen un concentrado del 20 por ciento de aluminio son perfectos para días largos e intensos. Hay algunos que incluso tienen ingredientes hidratantes que eliminan las manchas oscuras de las axilas, ¡2 pájaros de un tiro!

Truco del gel antibacterial: Despertaste tarde, te apuraste por llegar a tiempo al trabajo y, mientras llegas a la oficina te das cuenta que olvidaste el desodorante. Para casos extremos, puede ser una opción poner gel antibacterial en tus axilas hasta que tengas oportunidad de comprar un desodorante en el OXXO más cercano.

Algo de alcohol: Éste es el mismo concepto: si estás en un bar y olvidaste el desodorante, puedes colocar un poco de tu vodka (un antibacterial) en tus axilas para disfrazar el olor por un rato. ¡Ojo! El vodka debe estar limpio, nada de un cóctel, porque si no terminarás súper pegajosa.

Cambia de marca: Aunque no existan estudios que comprueben la inmunidad a desodorantes, a veces un producto o una marca simplemente deja de funcionar en tu cuerpo. Puede ser culpa de las hormonas o tu sudor, pero no te vendría mal probar con diferentes marcas y descubrir cuál es la que más te conviene y satisface tus necesidades.