Relacionan la tuberculosis infantil con diabetes e hipertensión

Relacionan la tuberculosis infantil con diabetes e hipertensión

0 71

El Observador /

La desnutrición, la diabetes, la hipertensión infantil y la migración pueden provocar que la tuberculosis se presente a una edad más temprana, según afirmó a Efe Víctor Zamora, representante de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Pulmonares.

En el marco de la creación de la Red Iberoamericana de la Tuberculosis infantil -situada en Guadalajara, oeste de México-, Zamora dijo que las condiciones de pobreza en las que viven los niños en América Latina “acelera el proceso de evolución de esta enfermedad”.

Perú, Haití y Brasil son las naciones del continente con las tasas más altas de tuberculosis en adultos, y aunque esto representa “un alto riesgo” para la infancia no existen estadísticas sobre su incidencia en edades tempranas.

Por otro lado, en países con procesos de migración por desastres naturales, problemas políticos o inseguridad -como es el caso de Venezuela, Puerto Rico, México, entre otros-, los niños “están el altísimo riesgo” de contraerla por exposición a ambientes a los que no están habituados.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en 2015 enfermaron de tuberculosis un millón de niños y 170.000 murieron por esta enfermedad. Esto sin incluir a quienes padecen VIH que contribuye a que la bacteria se potencie.

La enfermedad es causada, en la mayoría de los casos, por la bacteria Mycobacterium tuberculosis , que casi siempre afecta a los pulmones, pero que se considera curable y prevenible.

Zamora afirmó que se han subestimado los efectos que el padecimiento tiene entre los menores de edad, pues ni los métodos de detección ni los tratamientos farmacológicos han avanzado en este sentido.

“Los niños tienen menos acceso al diagnóstico, se diagnostican tarde y cuando sucede, no tenemos todas las medicinas disponibles para ellos”, advirtió el médico de origen peruano.

A su vez, muchos especialistas de la salud suelen confundir los síntomas de la tuberculosis en niños con los de otros padecimientos. Esto conlleva a que no se realicen las pruebas de diagnóstico como los rayos x o análisis de heces. De igual forma, el experto advirtió que de no recibir tratamiento la bacteria dañará a largo plazo órganos como el riñón, algunas glándulas y tejidos y -en casos severos-puede causar la muerte.

Por su parte, la Red Iberoamericana de la Tuberculosis Infantil “Reduciendo la incidencia y sufrimiento de los niños por Tuberculosis” está integrada por instituciones de salud de siete países. La misma tiene como objetivo “acelerar” las investigaciones para conocer las causas y efectos del padecimiento También se generaran propuestas de prevención y detección temprana, así como el desarrollo de nuevos fármacos para tratar la enfermedad.