Cultive en casa sus plantas medicinales

Cultive en casa sus plantas medicinales

0 69

El Comercio /

Una maceta, tierra abonada, semillas y dedicación. Eso es todo lo que necesita para instalar un huerto medicinal dentro de casa con plantas aromáticas como manzanilla, tomillo, valeriana, menta, orégano.

Esas plantas son ideales para departamentos o casas que carecen de espacios verdes porque son pequeñas y se adaptan a las diferentes condiciones físicas y climáticas.

Por eso cada vez son más las personas que cosechan sus propios ejemplares ya que sea para mitigar dolencias o condimentar sus platillos favoritos. El orégano, por ejemplo, le añade sabor a las ensaladas, pizzas, sánduches. Con el romero, en cambio, se preparan papas o pollo al horno.

De acuerdo con Fernanda Meneses, de la Red de Guardianes de Semillas del Ecuador, la cosecha de plantas medicinales en espacios pequeños dentro de la ciudad se ha incrementado por la necesidad de las personas por verse y sentirse saludables. “Hay una tendencia por consumir lo orgánico , es decir productos libres de químicos que puedan afectar a la salud”.

Entre las preferidas, según el ingeniero Guido Herrera, de Novalínea, están el romero, albahaca, tomillo. Plantas como la manzanilla y el culantro, por ejemplo, requieren apenas de una maceta con una altura de entre 20 y 25 centímetros.

El cedrón, en cambio, necesita un recipiente con una profundidad de 50 centímetros. Todas requieren de luz solar para reproducirse. En caso de que el departamento carezca de esa luz natural será necesario instalar luz artificial.

Puede sembrarlas en maceteros de acero inoxidable, en tarrinas, en pedazos de bambú o en las tradicionales de barro. Lo importante, señaló Meneses, es que cuenten con un drenaje adecuado para evitar que el agua se acumule y que las raíces se pudran. El riego debe ser constante: entre dos y tres veces a la semana.

Otra ventaja de cultivar las plantas en casa es que conservan un olor y sabor profundo, en comparación con las muestran que se venden en tiendas y supermercados.

Manzanilla. Se trata de una planta que vive máximo un año. Crece con facilidad en clima frío.

Cedrón. Se trata de un arbusto. Hay que podarlo para mantener el tamaño deseado.

Tomillo. Se trata de una planta aromática perenne, es decir que vive más de dos años.

Orégano. Esta planta tiene un uso culinario y terapéutico. Llega al metro de altura.

Romero. Se la usa con fines medicinales y gastronómicos. Es una planta perenne.

Toronjil. Esta planta otorga un sabor alimonado a la comida. Vive más de dos años.

Menta, salvia y frutillas con solo pasar por la escalera Un estudio de las plantas medicinales de Chimborazo