Estos 5 hábitos están destruyendo tu salud mental

Estos 5 hábitos están destruyendo tu salud mental

0 297

 

¡Tu salud comienza por dentro!, y es momento de fortalecerla…

 

“Lo esencial es invisible a los ojos” dijo El Principito y yo agrego: y está dentro de ti. Así que deja de perderte mirándote de un espejo a otro y asume la responsabilidad de lo que está acontenciendo en tu interior.

 

¿Será que estás dañando tu salud mental? Estos son los hábitos que lo comprueban…

 

#1 Buscas todo tipo de enfermedades en Internet

Este hábito encierra el potencial de dañar tu mente de muchas maneras, pues puedes comenzar a sentir síntomas que hasta el momento eran inexistentes y comenzarás a pensar que te vas a enfermar de todo lo que veas.

¿Nuestro consejo? Deja de especular con la web y visita a tu médico cuando te sientas mal.

 

#2 Caminas encorvada

¿Sabías que caminar encorvada puede disminuir de tu energía y ocasionarte un descontento con toda tu persona? Lo mismo sucede si arrastras los pies o vas triste por la vida.

¿La solución? Mantén la frente siempre en alto y, ¡mira hacia delante! Verás que los días serán mucho más agradables y notarás que todo lo que te propongas te saldrá mucho mejor.

 

 

#3 No cuentas tus problemas

Es lógico que te sientas incómoda contándole tus intimidades a un desconocido pero, parapreservar tu salud mental, es importante que elijas a alguien de confianza para compartir tus problemas.

En el caso de que no tengas con quién hablar, puedes buscar la ayuda de un psicólogo. Y es que sentirte abrumada por vivir situaciones problemáticas y no poder expresarlas es una forma de destruir tu salud mental poco a poco.  

#4 Subes a la balanza muy a menudo

Controlar tu peso de manera obsesiva también daña tu salud mental. Además, este hábito está basado en una autopercepción corporal negativa que te puede llevar, por ejemplo, a hacer una dieta demasiado estricta.

Así que, ¡mucho cuidado con este artefacto y sus números! Procura acercarte a él una vez a la semana como máximo.  

#5 No te relajas

La ecuación es muy simple: si no te relajas, el cuerpo se estresa y, como consecuencia, tu mente se enferma.

Para evitar esto, no te obsesiones con tu trabajo o tu estudio y guárdate ratos de esparcimiento. Ten en cuenta que por más que te encante trabajar o estudiar, llega un momento en el que tu cerebro no responde y, ¡también necesita descansar!

Como verás existen varias señales de alerta que tienes que tener en cuenta. Pero, si te prestas atención, tu salud mental estará siempre a resguardo.

 

 

iMujer