5 tips para aliviar las piernas hinchadas durante el embarazo

5 tips para aliviar las piernas hinchadas durante el embarazo

0 418

Pocas embarazadas se libran de sufrir de piernas hinchadas. Es una de las molestias más frecuentes durante el embarazo que, además, va aumentando con el paso de los meses. No es un problema grave ni dejará secuelas después del parto , pero es incómodo. En la medida de lo posible hay que conocer el origen del problema para poder prevenir los dolores y calmar las molestias.

Causas Se debe, principalmente, a la mala circulación de la sangre debido al aumento de peso tuyo y del bebé, y a la retención de líquidos. La mala circulación se debe a la presión que el bebé en crecimiento ejerce sobre las venas y arterias que van a tus piernas, lo que la hace más lenta. Las molestias en las piernas también puede deberse a la presencia de varices, que son venas que se hinchan o a calambres en las pantorrillas.

Es posible que el problema se agrave especialmente durante las últimas semanas de embarazo, debido principalmente al aumento de peso. Las molestias que incluyen hormigueos y calambres pueden acompañarse de hinchazón leve en los tobillos. Si la hinchazón aparece súbitamente o si se extiende a las manos o a la cara, debes consultar a tu médico para evitar complicaciones.

Remedios 1. Para prevenir los dolores en las piernas durante el embarazo es muy recomendable practicar ejercicio físico ligero . Caminar al menos media hora diaria, subir las escaleras andando o hacer natación reducirá las molestias. Si quieres practicar algún otro deporte tendrás que consultar con tu médico, cuya decisión dependerá de tu estado físico y de cómo lo esté llevando tu cuerpo.

2. No utilices pantalones ni zapatos apretados, usa ropa y calzado ligero y fresco.

3. No pases demasiado tiempo de pie ni sentada. Cuando te sientes no cruces las piernas y, si puedes, coloca tus piernas ligeramente por encima de tu pelvis para facilitar la circulación.

4. Siempre que puedas, date baños de agua fría en las piernas, seguidos de un masaje con aceites o gel que faciliten la circulación, como los de romero. Después descansa unos minutos con las piernas en alto.

5. Ve vigilando tu aumento de peso durante todo el embarazo. Come sano y balanceado: es mejor hacer varias pequeñas comidas al día en lugar de pocas y copiosas. Reduce el consumo de grasas, azúcares, carnes rojas, alcohol y tabaco. Bebe mucha agua para ayudar a la eliminación de toxinas de tu cuerpo. Y procura dormir sobre el lado izquierdo ya que favorece la circulación de sangre.