Tags Posts tagged with "Trabajo"

Trabajo

0 103

La Gestion /

“Si al hacer el análisis te identificas con alguno o varios de estos escenarios, ve pensando un cambio de horizonte”, señala Alejandra Osorio de Adecco Training and Consulting.

“Si se vuelve una tortura permanecer 8 horas en tu oficina”, entonces Alejandra Osorio de Adecco, recomienda cambiar de empleo. Muchos peruanos están considerando cambiar de trabajo para asumir nuevos retos profesionales o cambiar a un nuevo entorno laboral, pero aún no sabes cuál es el momento indicado o qué aspectos debes considerar antes de tomar esta decisión.

Al respecto, Alejandra Osorio, gerente de Adecco Training and Consulting, detalló las siguientes cinco situaciones con las que debes considerar cambiar de trabajo como una opción:

1. Has llegado a tu techo: si sientes que la organización ya no puede ofrecerte retos nuevos y no estás creciendo profesionalmente, es probable que sea el momento de considerar un cambio. Es importante recalcar que crecer profesionalmente no solo significa tener un ascenso, aprender cosas nuevas y asumir nuevos desafíos en una misma posición también implica crecimiento.

2. Te sientes “quemado”: si aquello que antes te apasionaba ya no te motiva, o si se vuelve una tortura permanecer 8 horas en tu oficina y tu salud se ve afectada por tu trabajo, definitivamente es el momento de buscar un nuevo empleo.

3. No se valora tu trabajo: si a pesar de todos tus esfuerzos no consigues una palmada en la espalda por la labor bien cumplida, es probable que tu trabajo no sea lo que necesita la organización o que la empresa no posee una cultura de reconocimiento. Si se trata de este último escenario, es una señal para cambiar de trabajo.

4. Mentalmente ya no estás ahí: si no te sientes a gusto en la empresa donde trabajas debes actuar rápidamente y buscar nuevas alternativas. Debemos afrontar el miedo al cambio y no perder tiempo en un empleo que no te aporta valor y al cual tú tampoco le aportas.

5. La propuesta de valor no es lo que esperas: si la oferta integral de la empresa no cubre tus expectativas y necesidades, y estás seguro de que no pueden mejorarla, empieza entonces a buscar nuevas alternativas. Hago énfasis en este apartado en la palabra integral, y no hablo de salario, porque muchas veces cambiamos de empleo por una mejora en la remuneración monetaria, sin embargo, al aterrizar en el resto de elementos que la empresa nos entrega en recompensa por nuestro tiempo y esfuerzo, termina siendo mucho menos que lo que recibíamos.

“Si al hacer el análisis te identificas con alguno o varios de estos escenarios, ve pensando un cambio de horizonte, para lo cual te recomiendo pensar en qué es lo que quieres, qué es lo que puedes ofrecer y cómo está el mercado al que deseas llegar”, concluyó Osorio.

Gestion.pe

0 123

La Gestion /

Si piensa cambiar de trabajo debe considerar, además del horario o salario, las prestaciones de seguridad social que le ofrecen.

Especial

Tu Dinero. La encuesta Ahorro y Futuro: Trabajadores Formales e Informales, realizada por la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) en el 2016, evidencia la movilidad de los trabajadores en el mercado laboral: 45% de quienes hoy trabajan en la formalidad, es decir, que cotizan en algún instituto de seguridad social, ha trabajado alguna vez en la informalidad . Asimismo, 52% de quienes trabajan en la informalidad ha laborado alguna vez en la formalidad.

Estos cambios entre los sectores formal e informal repercuten principalmente en las prestaciones de seguridad social que reciben los trabajadores. Es por eso importante tomar en cuenta, además de los horarios y salario, que la empresa para la que va a trabajar cuente con prestaciones de seguridad social .

¿Cómo repercute la movilidad laboral en las prestaciones de seguridad social?

El cambio frecuente entre empleos formales e informales repercute en gran medida en las pensiones que los trabajadores obtendrán cuando llegue la edad de jubilación. Tanto en el sistema de reparto que operaba antes de la reforma en 1997 como en el sistema de capitalización individual, los trabajadores deben cumplir con un determinado número de semanas de cotización para poder acceder a una pensión: al menos 500 en el sistema de reparto y 1,250 en el sistema de capitalización individual.

Si un persona comienza a cotizar en algún instituto de seguridad social y después deja de hacerlo, o viceversa, a pesar de no dejar de trabajar, no estará sumando semanas de cotización durante el tiempo que trabaje por cuenta propia o de manera informal. Por lo anterior, si un trabajador no alcanza al menos las semanas de cotización mínimas requeridas por cualquiera de los dos regímenes, no podrá tener derecho a una pensión.

Por otro lado, la encuesta muestra que tanto los trabajadores formales como los informales coinciden en que una de las principales ventajas de tener un trabajo en la formalidad, o bien, con seguridad social, es que cuentan con seguro médico.

Es cierto que los programas de desarrollo social impulsados por el gobierno federal permiten a todos los mexicanos de escasos recursos tener acceso al sistema de salud denominado Seguro Popular, sin embargo, en caso de no tenerlo, se debe pagar por el servicio a un particular. Asimismo, contar con seguridad social permite tener acceso a créditos de vivienda, que de otra forma habría que solicitar un préstamo bancario o aportar el dinero de otra fuente. Estos rubros (pensión, salud y vivienda) forman parte de la seguridad social que cubren los empleos formales, con una cotización repartida entre el trabajador, el empleador y el gobierno.

El tema de la informalidad es preocupante, y más aún al encontrar que existe una mayor proporción de informalidad entre las mujeres que entre los hombres: 59% de los hombres trabaja en la informalidad, comparado con 74% de las mujeres. Esto significa que ellas se encuentran más propensas a no recibir una pensión y a depender económicamente en la vejez de su pareja o de algún programa de asistencia social.

Las razones por las que los trabajadores suelen cambiarse entre los sectores formal e informal son diversas. En algunos casos se debe a un tema de elección y en otros porque no tienen otra opción. En cualquier caso, es importante recalcar que trabajar en el sector formal tiene beneficios importantes en cuestiones de seguridad social, comparados con los trabajos informales. Sin embargo, si prefieres trabajar por cuenta propia, o de forma independiente, recuerda que puedes abrir una cuenta individual en alguna afore, o bien, continuar realizando aportaciones a tu cuenta, si dispones de una.

Diario El Economista Red Iberoamericana de Prensa Económica ( RIPE )

Gestion.pe

0 343

La Gestion /

En otras palabras, digámosle adiós a la última pizca de dignidad en la oficina abierta moderna.

El escritorio del futuro nos conoce, tal vez demasiado bien. Se trata obviamente de un escritorio para estar sentado o de pie, pero está equipado con sensores que aprenden nuestros hábitos y preferencias mediante una vigilancia constante.

Cuando estamos sentados demasiado tiempo, una suave vibración nos recuerda que debemos ponernos de pie. La silla, también revestida con sensores, le dice al escritorio que nos hemos levantado; el escritorio, que conoce nuestra altura, se adapta a ella.

El escritorio supervisa las pulsaciones de teclas y los clics del mouse, ofreciéndonos (y también a nuestro jefe) consejos útiles sobre ergonomía… y productividad.

Pronto sabrá si es que necesitamos un escritorio, toda una pregunta dado el costo de US$ 10,000 por escritorio por año, o si podemos ser enviados al grupo de escritorios compartidos, en el que a los empleados se les asigna espacio de trabajo en función de sus demandas de esa semana, ese día o esa hora.

En otras palabras, digámosle adiós a la última pizca de dignidad en la oficina abierta moderna.

“Estamos recopilando una gran cantidad de datos objetivos sobre cada empleado”, dijo el Dr. Mark Benden, director de Ergonomía de la Universidad de Texas A&M. Sus estaciones de escritorios de pie están equipadas con 120 sensores que miden cualquier movimiento que podamos hacer en el escritorio salvo poner los ojos en blanco ante nuestro jefe.

“Es un poco orwelliano”, dijo Benden. “Uno piensa: Guau, rastrean todas estas cosas sobre mí. ¿Significa que voy a ser despedido?” Es una “reacción humana normal”, añadió para dar tranquilidad.

Ahora, Herman Miller Inc., el segundo mayor fabricante de muebles de oficina después de Steelcase Inc., le ha puesto rulemanes a ese futuro. La compañía de Zeeland, Michigan, lanzó este mes su línea Live OS Smart Furnishings, cuyos sensores se conectan con sus escritorios de pie y las famosas sillas de oficina Aeron.

Los sensores y el software que los acompaña cuestan US$ 136 anuales por escritorio. La aplicación se vende a US$ 60 anuales por escritorio. Los muebles no están incluidos.

Live OS ofrece una aplicación optativa en la que los usuarios introducen su altura y la cantidad de tiempo que les gustaría permanecer de pie durante el día y que ayuda a cualquier escritorio conectado a reconocer al usuario en el momento en que llega para adaptarse ergonómicamente de inmediato.

Los sensores contribuyen a fomentar comportamientos más saludables. También miden la utilización del espacio: cuánto tiempo pasamos en un espacio de trabajo determinado y cómo lo usamos.

“Estudiamos los sensores en el entorno de trabajo desde 1999”, afirmó Ryan Anderson, director de comercialización y desarrollo de negocios de Herman Miller para internet de las cosas. “¿Qué podría hacer la tecnología basada en sensores para crear una experiencia más interesante?”

La recolección de datos de ese tipo significa estar constantemente bajo el microscopio. Legalmente, las empresas de los Estados Unidos pueden rastrear a los empleados en todas partes menos el baño.

Conforme los sensores se han instalado en las paredes de las oficinas, los distintivos de identificación, los artefactos de iluminación, los sistemas de climatización y ahora los escritorios, los trabajadores se han acostumbrado a ese control. La mayoría de los empleadores dicen hacerlo en pos de la eficiencia.

“No seguimos a las personas”, dijo Anderson. “Medimos la eficacia del espacio y ayudamos a optimizar el uso de las propiedades inmuebles”.

Gestion.pe

0 105

La Gestion /

Utilizar el gracejo para ser más visible y conseguir una posición dentro de la organización no es una estrategia sostenible. Las gracias sin inteligencia y que no ayuden a conseguir resultados no valen.

De la misma forma que demasiado buen rollo en el lugar de trabajo termina siendo perjudicial, el exceso de buen humor también repele. Ser gracioso es un plus, y otorga una visibilidad y una influencia que, en principio, puede ser valiosa. Aunque esa pose, mal gestionada, nunca es sostenible y llega a no tener ninguna gracia.

Aquéllos que hacen reír a los demás en el entorno laboral suelen ser vistos como profesionales más competentes y seguros de ellos mismos. El humor es un signo de inteligencia y, quizá por ello, a quienes saben usarlo se les supone un estatus superior. Provoca una percepción de imagen y marca personal sorprendente.

Esto al menos es lo que concluye un estudio de la Harvard Business School y de la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, que ha llegado a relacionar la capacidad para ser gracioso con factores como el respeto, el poder, la admiración y la influencia que el contador de chistes tiene en el resto de sus compañeros. Pero todo tiene un límite.

Tipología Juan San Andrés, consultor de organización, explica que hay un amplio repertorio de graciosos, y que su manifestación y efectos dependen de una cuestión de grado:

“Pueden ir desde el gracioso inteligente y ocasional, que alivia y destensa una situación difícil, hasta el que no tiene tacto ni sentido de la oportunidad, que hace que todo el mundo cruce miradas de estupor cada vez que habla. Este último es el que necesita hacer sentir su presencia, atraer hacia sí la atención de los demás, y para ello usa chistes fáciles en situaciones en las que no procede. A veces puede usar a otros, y psicológicamente está cercano al tipo histriónico de personalidad, a la teatralidad que requiere de público. Tiende al egocentrismo -con un componente narcisista que persigue la admiración- y a la superficialidad en sus relaciones, y en ocasiones a la manipulación”.

Para Ovidio Peñalver, socio director de Isavia, “lo hace para agradar y caer bien, y en ese sentido está muy cerca del pelota”.

San Andrés cree que la atención que los demás dan a su peculiar humor le sirven para confirmar su pertenencia al grupo y valora esta recompensa incluso más que un ascenso. Pero concluye que “la carrera del gracioso dependerá mucho de su nivel de rendimiento y de la oportunidad de sus intervenciones aunque, en general, no suelen llegar muy arriba, porque el mundo corporate no premia estos perfiles”.

Aportar valor

En esa gradación Jorge Cagigas, socio de Epicteles, distingue básicamente entre el gracioso que aporta valor y el que sólo es gracioso.

En el primero, el humor forma parte de su ADN . Peñalver coincide en que ser gracioso es un don, una habilidad difícil de aprender y de modular.

En el segundo, el humor es impostado. El primero busca un objetivo común, aporta valor para sí con esa forma de actuar, nunca utiliza algo que descalifique a alguien y ayuda a que las relaciones en la organización sean saludables.

El segundo tiene un interés oculto de carácter individual, genera cierto rechazo, usa la descalificación y tiene un efecto tóxico a largo plazo en la organización.

¿Es necesario?

Cagigas recuerda la figura del bufón, y cómo ésta emergía con cierta influencia en épocas pasadas. Se pregunta si en la empresa de hoy, que es un sistema moderno de asociación, es recomendable contar con profesionales de hacer reír o con entretenedores.

La respuesta es que no tiene sentido contar con un profesional de la risa, un gracioso o bufón. Aunque, dicho esto, el experto cree que “hay organizaciones en las que los graciosos sí cuentan. Es lo que les ayuda precisamente a sobrevivir profesionalmente. Siempre hay alguien que anima el cotarro, o el que ríe las gracias del jefe que nadie le ríe… En inglés se utiliza la expresión gregarious para identificar al que es el perejil de todas las salsas dentro de determinadas organizaciones que valoran al gregarious”.

Cagigas opina que son bien recibidos “aquéllos que tienen una visión positiva y dan un toque de gracia, siempre que lo hagan siendo eficaces. Se valora que se haga con cierto grado de inteligencia y complejidad. Es la clase de humor que ayuda a conseguir resultados o a alcanzar los objetivos fijados”.

Oportunidad

Para Peñalver, lo que se valora es “que sea algo natural, auténtico y espontáneo. Siendo así, vale para mitigar la tensión en momentos duros de la organización. El gracioso con sentido de la oportunidad disfruta más del día a día en el trabajo. Es más feliz. Lo ideal son las bromas sanas, ecológicas y con empatía. Ese humor oportuno siempre es rentable profesionalmente”.

Juan San Andrés concluye que, en general, el efecto del gracioso depende de ciertos factores, como su nivel de rendimiento: “Se le tolerará más si su contribución es buena y si no es gracioso en extremo”.

También influye el grado de oportunidad y la medida en que el superior sintonice con esas gracias: Esto es crítico. Si el jefe las acepta bien, se confirmará como gracioso oficial y el grupo podrá posicionarse a favor o en contra.

Cómo influye tu ‘pantalla’ profesional

La arrogancia, ser un pelota, adoptar una pose más bien tóxica, el exceso de autenticidad, ir de original o de ‘diferente’…

Cualquiera de estas pantallas influirá en tu carrera profesional y en el puesto que ocupas, aunque debes recordar que la verdadera influencia tiene más que ver con demostrar resultados y muy poco con la simple apariencia que implica una visibilidad vacía.

En ocasiones se confunde la visibilidad con la competencia. Los hay muy hábiles para conseguir ser visibles, pero no siempre son los que tienen más talento. Son las acciones las que construyen marcas personales inteligentes, sostenibles y potentes.

Entre las posibles ‘pantallas profesionales’ puedes escoger entre ser auténtico o usar un disfraz. Ser uno mismo es hoy un requisito, pero la autenticidad nunca puede implicar ser totalmente transparente ni decir lo primero que se nos pasa por la cabeza.

También puedes escoger entre arrogancia -te aleja de la realidad y hace que tus decisiones sean cada vez más pobres y peores- o humildad, que tiene que ver con tu capacidad para conocer tus virtudes y limitaciones. Otros piensan que lo que de verdad vende y da visibilidad es ir de diferente. Es el recurso a rarezas, excentricidades o poses para llamar la atención.

No vale de nada generar expectativas si no se aporta valor. En todo caso, hay que plantearse si la pantalla que has creado te hace mejor profesional y te brinda oportunidades.

Diario Expansión de España Red Iberoamericana de Prensa Económica ( RIPE )

Gestion.pe

0 132

La Nacion /

Tengo una teoría acerca de la razón por la cual la mayoría del contenido sobre Finanzas Personales disponible en Internet remite a lugares comunes como “gastar menos de lo que ingresa”, “llevar presupuesto de gastos” o “ahorrar para tu jubilación” .

Se debe -siempre desde mi perspectiva- a la carencia de ideas para hacer frente a la ansiedad de los lectores que consultan sobre el tema. Resulta más sencillo brindarles soluciones mágicas que reales para hacerles creer que existen formas de ganar dinero fácil , desendeudarse rápidamente o, directamente, hacerse millonarios comprando las acciones de la supuesta “joya del mercado” .

La ansiedad es la peor enemiga de los lectores y obliga a muchos generadores de contenidos a plantear consigo mismos un debate que suelen resolver sin cuidar los límites de la moral: mentir y proponer recetas financieras de pobre consistencia o tomarse el trabajo de estudiar e investigar para ofrecer las mejores opiniones dentro de sus posibilidades.

En mi caso, prefiero no decirles lo que deben hacer con su dinero sino compartir estrategias que me resultaron muy beneficiosas. Por supuesto, no llegué a ellas sin esfuerzo ni de un día para el otro.

Hoy vamos a reflexionar acerca de los 3 ejes de generación de ingresos sobre los que debemos trabajar para transformar nuestra realidad financiera con el objetivo de apuntar a la independencia económica: Cuerpo, ideas y dinero .

Dado que más del 90% de la gente trabaja pura y exclusivamente en el primer eje, partiré de la base de que vos, lector, formás parte de ese grupo: Generás ingresos “poniéndole el cuerpo” al trabajo, ya sea en relación de dependencia o actuando como “empresario de vos mismo” .

Cómo reducir la ponderación del eje “cuerpo”

Si trabajás 9×6 (9 horas por día, 6 días a la semana) estás seguramente en uno de estos dos grupos:

Aquellos que se viven quejando de todo pero se refugian en que la mayoría de la gente está en la misma, por lo que no hay nada que hacer al respecto.

Aquellos que viven su situación de exceso laboral como algo temporal y están continuamente buscando cambiar la realidad.

Hubo una época en que trabajé al 100% con el cuerpo en distintas empresas de la City. Entonces, me funcionó comenzar a correrme de ese eje sin dar saltos al vacío sino realizando cambios graduales. Repetí conmigo: “Las soluciones mágicas no existen”.

Lo primero que comprendí fue que acudir todos los días a un lugar de trabajo implica perder mucho tiempo tanto en el viaje como a raíz de las distracciones que surgen al tener que dedicarnos a proyectos de terceros que no siempre nos interesan.

Por entonces, mi cálculo arrojaba que el tiempo dedicado al trabajo equivalía solo al 60% del tiempo total destinado a ese empleo. Hoy, con Internet a mano, seguramente esa proporción disminuyó.

Para quienes pretendan seguir en su rubro y bajo una relación de dependencia, la solución pasa por aprovechar la modalidad cada vez más extendida del teletrabajo . Es cuestión de convencer a tu empleador de que trabajando desde tu casa aumentarás tu productividad y ayudarás a reducir el ausentismo laboral, la conflictividad entre empleados, etc.

Al mismo tiempo, trabajar desde tu casa te permitirá contar con más tiempo libre para realizar inversiones que te darán ingresos pasivos (el eje “dinero”). Si ya trabajás por tu cuenta, entonces la tenés un poco más fácil: te ahorrarás el trámite para pasar del empleo en oficina al trabajo en tu hogar.

Cómo aumentar la ponderación del eje “dinero”

¿Sabés qué significa que desde los medios nos digan que volvió la época de la bicicleta financiera?

Que es un excelente momento para generar ingresos pasivos financieros y aprovechar las altas tasas que ofrecen el mercado local a través de plazos fijos, Lebacs, Letes, bonos del Estado, finanzas colaborativas y fondos comunes de inversiones, entre otras alternativas.

¿Sabés por qué las reservas del Banco Central alcanzaron un nuevo récord histórico?

En gran parte, porque los inversores extranjeros cambian sus dólares por pesos para aprovechar las altas tasas de interés, dejando esos dólares en las arcas del BCRA. Si llegan inversiones financieras desde lugares tan remotos como Hong Kong, Europa o EE.UU., ¿por qué vos te vas a quedar afuera? Hay que aprovechar el “local knowledge” (conocimiento local) y disfrutar del árbol que nos regala el fruto maduro de los ingresos pasivos. Con ellos, tu ingreso total crecerá y crecerá.

En este punto, lo primero que debés tener en cuenta es la relación entre rentabilidad y riesgo. En este link encontrarás mis mejores ideas sobre el tema.

Luego es importante que abras una cuenta en una sociedad de Bolsa. ¿Pensás que el mercado financiero es una timba? Ya te demostré lo contrario . De todos modos, si no querés invertir en acciones por su alta volatilidad (suben y bajan todo el tiempo), en una sociedad de Bolsa podés adquirir instrumentos que un banco no te ofrece. Además, reducís el costo por comisión puesto que las sociedades cobran menos que las entidades bancarias.

Abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa es más sencillo que abrirla en un banco. Muchas, incluso, no tienen costo de mantenimiento. Aquí encontraras direcciones y teléfonos útiles para dar este paso: http://www.cnv.gob.ar/advertencias/listado/agentesdelpais.htm .

No importa con cuánto capital comiences. Pueden ser 2000, 5000 o 10000 pesos. Lo importante es la satisfacción que sentirás cuando comiences a generar ingresos pasivos. En ese momento el eje “cuerpo” ya no estará funcionando al 100% sino que el eje “dinero” tendrá su participación creciente en el total de tus ingresos.

Cómo aumentar la ponderación del eje “ideas”

Reitero: estos no son consejos generales sino que comparto el modus operandi que en mi caso funcionó.

Al liberar tiempo con el teletrabajo y generar ingresos pasivos con las inversiones, experimenté un doble impacto que me permitió trabajar cada vez menos en relación de dependencia y ganar cada vez más dinero con mis ahorros.

Al mismo tiempo, a partir de las horas destinadas al ocio y la tranquilidad mental, afloraron en mí ideas para generar más ingresos. El desafío era cómo llevarlas a la práctica poniendo el cuerpo lo menos posible.

Después de un tiempo, comprendí que debía hacer lo siguiente:

Crear un sistema para atender las demandas de los clientes interesados en los servicios que yo pueda ofrecer.

Lograr automatizar ese sistema para que no requiera de mi trabajo constante y, sin embargo, atienda las demandas de nuevos clientes. Se puede contratar empleados o tercerizar el servicio a través de empresas dedicadas a automatizar procesos de administración, venta y cobro de un producto vía Internet.

El negocio debe ser escalable. Esto quiere decir que su expansión no debería requerir un gran esfuerzo en términos de trabajo corporal. El costo marginal (el de atraer un nuevo cliente o lograr una nueva venta) debería ser muy bajo, casi despreciable. Por supuesto, ofrecer un servicio o producto intangible puede facilitar las cosas, aunque no es condición sine qua non para lograr el objetivo.

Conclusión ¿Es tan difícil seguir estos pasos?

Más complicado para nuestras mentes me parece trabajar 216 horas por mes en proyectos de terceros mientras observamos tristemente cómo se nos escapa la vida.

Además, a medida que vamos obteniendo resultados, el cambio se acelera y cada día caminamos más seguros del cambio que estamos aplicando.

¿Cuál es la fórmula? ¿50% cuerpo, 25% dinero y 25% ideas? ¿40%, 20% y 30%? La proporción ideal no existe. Encontrarás la tuya con el correr del tiempo y hacia ella te dirigirás, siempre con metas realistas.

LA NACION Opinión

0 102

La Gestion /

Conozca las nueve recomendaciones de documentación necesaria para el primer día de trabajo.

El inicio de la relación laboral establece una serie de obligaciones para la empresa, el mismo día o dentro de las 24 horas de iniciado el contrato de trabajo, así como documentación que se debe tener en cuenta. Gestión conversó con el laboralista César Puntriano, socio del estudio Muñiz.

Los documentos y registros a tener en cuenta son:

1.- La Constancia de Alta en el T-Registro: Las empresas se encuentran obligadas a dar de alta a los nuevos trabajadores en el T-Registro (planilla electrónica) el día de inicio de labores.

Esta operación viene a suplir el registro en la planilla física que se hacía en el pasado. Dentro de las 24 horas de ocurrida el alta, el empleador debe entregar copia de la constancia a su trabajador. No hacerlo expone a la empresa a multas.

2.- Entregar o informar al trabajador sobre el boletín informativo del sistema de pensiones: Para aquellos trabajadores que no se encuentran afiliados ni a la ONP ni a una de las AFP . Una vez recibido, el trabajador cuenta con 10 días para informar a su empleador su decisión de afiliación a un sistema de pensiones.

3.- Asegurarse de brindar la inducción o recomendaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo relacionadas con sus labores: Las cuales deben figurar como anexo al contrato de trabajo o ser entregadas el primer día de trabajo.

4.- Se debe entregar copia del contrato de trabajo: Debe entregarse dentro de las 72 horas de suscrito pero sugerimos hacerlo el primer día.

5.- Se debe entregar copia del Reglamento Interno de Trabajo: Previamente registrado ante el Ministerio de Trabajo.

6.- Se debe entregar copia del Reglamento Interno de Seguridad y Salud en el Trabajo, aprobado por el respectivo Comité.

7.- Se debe explicar el procedimiento de prevención y sanción de actos de hostigamiento sexual en el trabajo: Que puede formar parte del Reglamento Interno de Trabajo.

8.- Aquellas empresas que cuentan con Código de Ética, Políticas en materia de uso de herramientas de trabajo, convenios de compensación de horas extras con descanso, también se recomienda entregarlos el primer día de labores.

9.- Inclusive, si se cuenta con acuerdos para el descuento de préstamos al personal, en caso los abone, se pueden entregar el primer día de labores.

Puntriano, recomendó que durante ese primer día, el trabajador reciba una inducción de los principales procedimientos y reglas existentes en la empresa, y le entreguen sus herramientas de trabajo.

Toda la documentación indicada deberá entregarse bajo cargo, el cual debe ser suscrito en señal de recepción por el trabajador, anotó.

Gestion.pe

0 212

La Gestion /

Lanzar tu CV a la red, hacer ‘networking’ real y virtual y comunicar a los cuatro vientos que estás buscando empleo es el primer paso, pero lo que te abrirá las puertas para acceder a un puesto es la entrevista .

“El puesto es suyo” marca el punto final de una entrevista de trabajo . La frase es la culminación de un proceso que ha finalizado con éxito. La redes sociales y las nuevas tecnologías aún no han sustituido el cara a cara entre reclutador y candidato.

Es la prueba de fuego, el momento decisivo que confirma que profesional y empresa encajan como las dos últimas piezas de un puzle. Si importante es tener un buen historial académico, una trayectoria brillante y una carta de presentación excepcional -la creatividad de un videocurrículo ha abierto las puertas del mercado laboral a los más imaginativos-, el cara a cara es insustituible.

El qué, cómo, cuándo y por qué lo cuentas se valora más que todo lo anterior. Aunque los expertos en selección destacan la objetividad como una de las virtudes intrínsecas a su puesto, reconocen que la empatía con la persona que tienen en frente es decisiva… para bien y para mal, porque no siempre se acierta. Por todas estas razones y porque la honestidad -con el beneficio de la duda- se presume en todos los candidatos, estas pistas te ayudarán a salir airoso de la fatídica entrevista laboral.

Puntualidad. Cíñete escrupulosamente a la hora de la cita. Llegar excesivamente pronto no da buena imagen, pero siempre es mejor que llegar tarde. Para evitar que un contratiempo inesperado te juegue una mala pasada, confirma las coordenadas exactas del lugar de la entrevista -dirección, edificio, piso…- y el procedimiento para acceder a las instalaciones. Pregunta sobre cómo llegar y, si tienes que ir en coche, asegúrate de que es fácil aparcar. Solicitar una plaza de párking en primera instancia puede que no resulte adecuado, tiempo habrá de negociarlo cuando el puesto sea tuyo.

Llegada. Aunque no es lo habitual, no descartes que hayas sido convocado a la vez que otros candidatos. Coincidirás con ellos en la sala de espera. Evita dar muchas pistas sobre tu candidatura, cuándo te llamaron y en qué fase de la selección te encuentras, pero desde la cordialidad. Puede que alguno de ellos sea tu futuro compañero de trabajo y no conviene hacerse enemigos ni generar prejuicios innecesarios. Hablar en exceso o no abrir la boca te puede perjudicar por igual. Muéstrate afable.

Saludo. Un apretón de manos es más que suficiente en las presentaciones. Si te sudan las manos no te angusties, le pasa a mucha gente y no se suele tener en cuenta. Al contrario de lo que se piensa, denota que somos humanos y que ciertas situaciones estresan. Si en la conversación demuestras seguridad, aplomo y tranquilidad, pronto empatizarás con el entrevistador y ese apretón de manos será historia.

Saber estar. No dejes que los nervios se apoderen de ti. El entrevistador te conoce más que tu él. Seguro que tú has buscado referencias de la empresa y de la persona con la que te vas a encontrar, pero el reclutador, además, ha leído tu historial, ha buceado en las redes sociales y, según el puesto al que aspires, ten la certeza de que ha solicitado más de una referencia para comprobar tu formación, experiencia y habilidades. Tienes la oportunidad de demostrar que eres comunicativo y posees don de gentes, dos capacidades de las que todos los candidatos presumen en su currículo y que sólo unos pocos poseen.

Orden y estructura. Si das con un reclutador experto, lo más probable es que opte por llevar cierto orden en las cuestiones. Tampoco está de más que lleves preparadas las respuestas a las preguntas típicas para valorar tu experiencia profesional o comprobar que la formación que esgrimes en tu historial es la correcta. Si presumes de que dominas el inglés o cualquier otra lengua, no descartes que te hagan varias preguntas en los idiomas que ‘controlas’. Recuerde que quien manda en este cara a cara es el entrevistador. Él decide qué y cómo preguntar cuándo termina la entrevista. En tu mano está responder deforma precisa y tratar de llevar la conversación a tu terreno sin que se note demasiado. Ser políticamente persuasivo es la clave.

Presente y futuro. El hoy y el futuro debe prevalecer. El pasado no existe más que como referencia. Es probable que te pregunten por tu experiencia, pero trata de darle la vuelta, de tomarlo como punto de partida para demostrar que ahora estás preparado y ése es el punto de partida para un futuro profesional que acometes con muchas ganas.

Diez preguntas que pueden sacarte de tus casillas.

¿Qué significa para ti el trabajo? No fuerces la respuesta. Piensa en términos profesionales, un trabajo es un medio para tu desarrollo. Destaca un logro profesional. Menciona aquello que te hizo sentir mejor. El entusiasmo fluirá solo y aumentará tu empatía con el entrevistador.

Cuéntame lo último que hayas aprendido. En términos laborales y personales. Si algo que leíste te ayudó a ser mejor persona, menciónalo.

¿Qué puedes aportar a la empresa frente a otro candidato? Aprovecha para mencionar tus aficiones y tus inquietudes profesionales.

¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?

Si lo que más te gusta es la marca, la ubicación o la gente dílo, todo vale si te hace más creíble.

¿Qué situaciones te hacen sentir incómodo? En el caso de que sea esta entrevista, no te cortes en decirlo, el entrevistador lo agradecerá.

¿Cuáles son tus pretensiones económicas? Lleva pensada una cifra, es una de las pocas ocasiones en las que puedes negociar tu sueldo.

¿Cuál fue tu último fracaso y cómo lo superaste? Sin tapujos. Explica qué te pasó y haz hincapié en cómo lo solucionaste y qué aprendiste de ello.

¿Por qué has decidido cambiar de trabajo? Tanto si te han despedido como si te has ido por decisión propia, explica las circunstancias que te han llevado a esa situación.

¿Cuál es tu jefe ideal? Procura huir de los tópicos. Sólo piensa en un jefe que posea las virtudes de tu mejor profesor, aquel que nunca olvidarás.

Diario Expansión de España Red Iberoamericana de Prensa Económica ( RIPE )

Gestion.pe

0 321

20MINUTOS.ES

Lo ideal es cerrar los temas pendientes antes de irse de vacaciones. Redes sociales: modera su uso y, en todo caso, sólo para divertirse. No seas un empleado “siempre conectado”: apaga un poco el móvil.

El 28% de los trabajadores españoles no es capaz de desconectar del trabajo durante sus vacaciones, un porcentaje que se sitúa por encima de la media europea , que alcanza el 25%. ¿Qué se puede hacer cuando uno, por responsabilidad o temor, no es capaz de desconectar del trabajo cuando se está de vacaciones?

En estos casos, se aconseja al profesional que sea capaz de abstraerse del trabajo y dejar atrás los problemas laborales . De esta manera, disminuirá su nivel de estrés y se reincorporará a su puesto con energías renovadas y una mayor frescura, lo que deriva en un mejor rendimiento laboral.

La empresa Randstad hace cinco recomendaciones para desconectar:

Planificar detalladamente las vacaciones con el resto del equipo

Uno de los aspectos más importantes para los profesionales en esta época es la capacidad de delegar sus tareas en aquellos miembros del equipo que cubrirán su periodo estival ; de esta manera, la calidad del servicio no se resentirá. Para ello, se debe comunicar interna y externamente qué persona se encargará de la sustitución y dejarle la información clara y accesible para poder atender las necesidades que surjan. El empleado delegará su trabajo, si bien debe ser consciente de que otros delegarán en él en su momento.

Cerrar temas antes de marcharse en las vacaciones

La cantidad de temas pendientes que deja el profesional sin cerrar aumentan su preocupación durante sus vacaciones. Lo ideal es tener la agenda completamente limpia durante los días libres y prever el trabajo que habrá que continuar cuando vuelva de su periodo estival.

Practicar deporte

El ejercicio físico ayuda a olvidarse de la rutina laboral y ordenar las ideas . A pesar de que durante el resto del año no se haya practicado con regularidad, las vacaciones aumentan el tiempo libre y suponen un momento ideal para comenzar con este saludable hábito.

Redes sociales sí, pero para divertirse

Las redes sociales suponen, para un gran número de profesionales, una extensión de su trabajo y una fuente de información vital. Sin embargo, en verano, es recomendable moderar su uso . Se pueden utilizar las redes sociales para contactar con amigos o familiares o para compartir los momentos especiales, pero siempre teniendo mucho ojo con lo que se publica en ellas.

Apagar el móvil, al menos durante unas horas

La implantación definitiva de los teléfonos inteligentes como una prolongación del brazo ha llevado a los trabajadores a convertirse en empleados “siempre conectados”. Las vacaciones suponen el momento idóneo para mantenerlo apagado, al menos, durante unas horas al día. Esto ayudará al profesional a relajarse y desconectar del entorno laboral de manera definitiva.

0 368

Si tiene programada una entrevista de trabajo estos días, Business Insider recomienda aquí seis cosas que debe hacer una hora antes de su reunión.

Con un poco de planificación, usted puede mostrar lo mejor de sí en su entrevista. Tweet Enviar Una vez que haya conseguido una entrevista de trabajo, los nervios inevitables que le siguen pueden dificultar su concentración en la preparación.

Sin embargo, con un poco de planificación, usted puede mostrar lo mejor de sí durante su entrevista.

Por ejemplo, la mañana de su entrevista, es importante tener un desayuno abundante y, por supuesto, saludable; pero es igual de importante comer bien la noche anterior para que se sienta lo mejor posible en la mañana.

Elija alimentos nutritivos que lo llenen y satisfagan, y recuerde limitar la cafeína a lo mínimo. Lo más probable es que ya se sienta nervioso, por lo que es recomendable poner un límite a su consumo de café.

Luego, verifique el pronóstico del tiempo y lleve consigo cualquier artículo adicional que pueda necesitar: un paraguas, un impermeable, guantes o un calzado adecuado, por ejemplo.

Recuerde que los zapatos son importantes: asegúrese de que el par sean los adecuados y cómodos, porque la última cosa que quisiera es tropezar en su camino a la oficina. La noche anterior a la entrevista, use los zapatos seleccionados con medias por un par de horas para garantizar que se amolden y sean cómodos.

También empaque un pequeño bolso con todo lo que necesita para su higiene: hilo dental, desodorante, espejo y todo el maquillaje necesario para hacerse un retoque en la mañana. Incluya una cajita de mentas y evite la goma de mascar en caso se olvide de tirarla a la basura antes de entrar a la entrevista.

A continuación, seis cosas que debe hacer una hora antes de la gran entrevista:

Llame a un amigo para una conversación rápida que relaje un poco su mente. Trate de no hablar de su entrevista. En su lugar, céntrese en temas despreocupados y optimistas que lo relajen.

Suba el volumen de la música que escucha para recargar su energía. Nadie quiere hablar con un desocupado cansado, y mucho menos contratarlo. Las empresas quieren empleados animados y entusiastas, así que escuche una lista especial de sus canciones favoritas que más lo animen. Relájese un poco y deje que su personalidad brille.

Apague su teléfono. Es una obviedad, pero no hay nada más “poco profesional” que un bolso vibrando -sin mencionar un fuerte e incómodo sonido.

Hidratarse es clave para mantenerse alerta, así que lleve una botella llena de agua para beber durante todo el día. Al llegar a la oficina, acepte amablemente cualquier bebida que le ofrezca la recepcionista en caso de que se le reseque la boca durante la entrevista.

Respire profundamente, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Las ansiosas mariposas pueden causar dolores de cabeza y visión borrosa, por lo que es bueno concentrarse en la respiración para despejar su mente.

Sonria. La actitud lo es todo, y envuelve de forma positiva el gran impacto a la hora de impulsar su marca personal.

Síguenos en

65FansLike
2,787FollowersFollow