Tags Posts tagged with "Tips"

Tips

0 45

La Gestion /

“Si al hacer el análisis te identificas con alguno o varios de estos escenarios, ve pensando un cambio de horizonte”, señala Alejandra Osorio de Adecco Training and Consulting.

“Si se vuelve una tortura permanecer 8 horas en tu oficina”, entonces Alejandra Osorio de Adecco, recomienda cambiar de empleo. Muchos peruanos están considerando cambiar de trabajo para asumir nuevos retos profesionales o cambiar a un nuevo entorno laboral, pero aún no sabes cuál es el momento indicado o qué aspectos debes considerar antes de tomar esta decisión.

Al respecto, Alejandra Osorio, gerente de Adecco Training and Consulting, detalló las siguientes cinco situaciones con las que debes considerar cambiar de trabajo como una opción:

1. Has llegado a tu techo: si sientes que la organización ya no puede ofrecerte retos nuevos y no estás creciendo profesionalmente, es probable que sea el momento de considerar un cambio. Es importante recalcar que crecer profesionalmente no solo significa tener un ascenso, aprender cosas nuevas y asumir nuevos desafíos en una misma posición también implica crecimiento.

2. Te sientes “quemado”: si aquello que antes te apasionaba ya no te motiva, o si se vuelve una tortura permanecer 8 horas en tu oficina y tu salud se ve afectada por tu trabajo, definitivamente es el momento de buscar un nuevo empleo.

3. No se valora tu trabajo: si a pesar de todos tus esfuerzos no consigues una palmada en la espalda por la labor bien cumplida, es probable que tu trabajo no sea lo que necesita la organización o que la empresa no posee una cultura de reconocimiento. Si se trata de este último escenario, es una señal para cambiar de trabajo.

4. Mentalmente ya no estás ahí: si no te sientes a gusto en la empresa donde trabajas debes actuar rápidamente y buscar nuevas alternativas. Debemos afrontar el miedo al cambio y no perder tiempo en un empleo que no te aporta valor y al cual tú tampoco le aportas.

5. La propuesta de valor no es lo que esperas: si la oferta integral de la empresa no cubre tus expectativas y necesidades, y estás seguro de que no pueden mejorarla, empieza entonces a buscar nuevas alternativas. Hago énfasis en este apartado en la palabra integral, y no hablo de salario, porque muchas veces cambiamos de empleo por una mejora en la remuneración monetaria, sin embargo, al aterrizar en el resto de elementos que la empresa nos entrega en recompensa por nuestro tiempo y esfuerzo, termina siendo mucho menos que lo que recibíamos.

“Si al hacer el análisis te identificas con alguno o varios de estos escenarios, ve pensando un cambio de horizonte, para lo cual te recomiendo pensar en qué es lo que quieres, qué es lo que puedes ofrecer y cómo está el mercado al que deseas llegar”, concluyó Osorio.

Gestion.pe

0 48

Hoy.com.py /

A la hora de empezar a ahorrar, existen una serie de errores que nos impiden hacerlo correctamente. Ante esto, las economistas Adriana Bock y Daisy Abente, aconsejan sobre qué cosas debemos evitar para ir por buen camino y llegar a la meta.

Entre las principales razones por las que cuesta ahorrar, la economista Adriana Bock explicó que una de ellas es la falta de motivación, ya que solo cuando hay motivación es cuando hay compromiso y perseverancia. “La motivación surge de las metas personales, las cuales deben ser auténticas y realizables”, sugirió.

Asimismo, continuó, otra razón no menos importante tiene que ver con la falta de previsión y la tendencia a no mirar más allá del corto plazo. En ese sentido, explicó que el ahorro implica necesariamente una planificación y organización, lo cual se traduce también en la prudencia a la hora de gastar o endeudarse.

Otra razón por la cual no podemos ahorrar, según explicó la Lic. Daisy Abente, es en primer lugar el no entender que el ahorro lo debemos tener incorporado como un hábito, algo que aún necesitamos hacerlo. “Cuesta empezar porque no lo habíamos hecho antes y, como todas las cosas nuevas que hacemos al principio, cuesta un poco y luego te vas acostumbrando”, manifestó.

En ese sentido, Abente agregó que cambiar el concepto del ahorro es crucial, ya que no es lo que nos sobra sino lo que reservamos para nosotros. “El ahorro es una cuenta más a pagar, pero para uno mismo. Al disfrutar del resultado, la satisfacción llega y hace que todo esfuerzo valga la pena”, dijo.

ERRORES

Uno de los errores frecuentes para empezar a ahorrar, según explicó Adriana Bock, es esperar a que sobre dinero para practicar este hábito. “El dinero nunca sobra, aun cuando los ingresos se incrementan, porque generalmente cuanto más se gana, más se gasta; por lo tanto, lo recomendable es considerar al ahorro como una necesidad o una obligación más, como un acto no negociable”, señaló.

En ese sentido, explicó que hay que ver al ahorro como un acto de reservar recursos para el futuro y dejar de lado las excusas, tomar decisiones y actuar en coherencia con estas. “Para medir qué tan eficaces estamos siendo en cuanto al ahorro, lo ideal es establecerse metas semanales o mensuales y verificar su cumplimiento. Lo idea es ahorrar al menos el 10% de los ingresos mensuales, pero es válido empezar con menos, según la capacidad, e ir progresando con el tiempo”, añadió.

Abente añadió que la planificación también es otro de los errores, ya que al no hacerlo estamos usando nuestro dinero sin medida. “Tener una planilla de presupuestos y control de lo que hacemos es vital. ¿Cómo sé que voy por buen camino? Para ello hay que conocer los tipos de ahorro y empezar a usar las herramientas que el mercado ofrece. Hay estándares sugeridos, una asesoría financiera personal analiza cada caso, porque todos los casos varían”, señaló.

Otro de los errores que nos impiden ahorrar correctamente, y que guarda mirada con la mirada cortoplacista que mencionó Bock, es la de dejarse llevar por los impulsos del momento y el gastar más de lo permitido; es por ello que la profesional recomienda repensar las finanzas personales en términos de sostenibilidad en función a la calidad de vida que buscamos, “tanto para el presente como para el futuro, en otras palabras, darse todos los gustos hoy puede significar pasar necesidades mañana”, afirmó.

Asimismo, Abente acotó que, en general, es bueno controlar los impulsos y aprender a comprar. “El control de los impulsos y comprar inteligentemente, se aprende. En ese sentido, ¿hasta qué punto es bueno consentirme sin sabotear mi esfuerzo? Hay que darle espacio al presupuesto para los gustos y deseos, no hay que anularlos pero obviamente según la posibilidades reales. El dinero puede alcanzar para todo (ahorro, deudas, necesidades, gustos) solo es necesario organizarlo”, resaltó.

RENTABILIDAD

Más que guardar por guardar el dinero, lo ideal para dar rentabilidad al ahorro son las inversiones, explicó Bock, esto considerando la pérdida de valor adquisitivo que sufre el dinero con el paso del tiempo; lo cual se concreta adquiriendo activos productivos como títulos valor, inmuebles u otros.

“Además, es importante analizar en qué entidad depositar nuestro dinero y nuestra confianza, teniendo en cuenta ante todo la idoneidad de la administración para brindar seguridad al ahorrista”, subrayó Bock.

MÁS QUE UN DEBER, UN PLACER

Una de las cosas que ayudan a que el ahorrar funcione, explicó Abente, es encontrarle el gusto para que sea un placer más que verlo como un deber. “Empezando desde esta resignificación, así como darle la relevancia que tiene siendo el ahorro una prioridad”, mencionó.

El mejor motor para ahorrar es tener una meta, añadió, por lo tanto es importante que el ahorro tenga nombre y apellido. “Eso le da sentido y sostenibilidad al ahorro. No existe límite para el ahorro ni la cantidad ahorrada que uno quiera tener, todo dependerá de los objetivos que tenga la persona y la determinación para hacerlo”, manifestó.

Finalmente, Abente añadió que hay cuatro virtudes importantes a tener en cuenta a la hora de ahorrar:

– La voluntad, el deseo de querer hacerlo y la intención.

– La perseverancia, hacerlo sostenidamente en el tiempo.

– La disciplina, requiere de ser ordenados en el uso del dinero.

– El autocontrol, aprender a dominar los impulsos para actuar de manera asertiva.

0 57

El Universal /

Los tatuajes han dejado de ser un tabú de nuestra sociedad y se han convertido en algo muy común en personas de diferentes edades, por eso es importante conocer sus implicaciones médicas.

Son varios los cuidados médicos que las personas que se realizan tatuajes deben tener, especialmente en los días posteriores a la realización. Según Astrid Ruiz, médico dermatóloga de Colsanitas, “la principal preocupación, aunque no la única, de una persona que se realiza un tatuaje, es protegerlo de posibles infecciones. Para esto es trascendental realizárselo en un establecimiento que cumpla todos los requisitos de salubridad y con profesionales calificados”.

Aunque en la actualidad ya existen procedimientos que permiten remover los tatuajes, es importante conocer que para realizarlos se necesita de profesionales altamente calificados y equipos de última tecnología, y aun así, es posible que queden secuelas en la piel. A continuación ocho aspectos sobre los tatuajes y la salud que deben ser conocidos.

¿Qué son los tatuajes?

Son el depósito o implantación de gránulos de pigmento de manera permanente en la piel con propósitos cosméticos (tatuajes decorativos y maquillaje permanente) o terapéuticos (tatuajes médicos).

Implicaciones médicas

La implicación más importante es desde el punto de vista inmunológico. El pigmento es una sustancia externa y extraña para la piel, al depositarse en ella puede causar diversas respuestas inmunológicas anómalas como reacciones inflamatorias, reacciones alérgicas y reacciones granulomatosas. Estas respuestas pueden quedarse localizadas en la zona del tatuaje o hacerse sistémicas.

Cuidados necesarios

Lo más importante es realizárselo en un sitio donde se cumplan las normas de asepsia y antisepsia para este tipo de procedimientos. No se debe realizar en áreas de piel con heridas o excoriaciones Posterior a su realización, se debe usar crema hidratante varias veces al día y se debe evitar la exposición al sol directo durante un mes.

Alteraciones que puede generar

Pueden presentarse de forma localizada sólo en la piel tatuada o en la piel a distancia. También puede haber infecciones localizadas y sistémicas. Aunque se presenta con menor frecuencia, los tatuajes pueden generar la inoculación de virus como la hepatitis B y C,  virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), virus del papiloma humano (VPH) o Herpes virus (HSV).

Desarrollo de tumores

Pueden llegar a desarrollarse tumores benignos en la zona del tatuaje, tales como, queratosis seborreicas, quistes epidérmicos y quistes de millium. También pueden desarrollarse tumores malignos como carcinoma basocelular, queratoacantoma, carcinoma escamocelular y melanoma.

Donación de sangre

Las personas que se han realizado tatuajes no deben donar sangre, esto debido a que el paciente tatuado entra en un grupo de riesgo de contagio.

Tipos de tatuajes

Aunque los más conocidos son aquellos que las personas se hacen por gusto, es importante saber que los procedimientos estéticos como el maquillaje permanente también son tatuajes que requieren de los cuidados mencionados anteriormente. Por otro lado, están los tatuajes terapéuticos, que son aquellos que tienen fines médicos.

0 58

Venevision /

Hacer una crema para afeitar es muy sencillo y apenas necesitas 4 ingredientes, los cuales son la base para hacer muchos remedios caseros y que viene muy bien tener, así que anímate a hacerla, además de que deja la piel mucho más hidratada y protegida, no se absorben todos los químicos que poseen las cremas comerciales y que son tan dañinos.

Vas a necesitar:

50 gr de manteca de karite.

50 ml de manteca o aceite de coco.

25 ml de aceite de oliva o de semilla de uva.

2 cucharadas de bicarbonato.

Adicionalmente puedes incluir algún aceite esencial de tu elección, unas 10 gotas.

Elaboración:

Pon al baño María la manteca de karité y la de coco, a fuego bajo. Según se va derritiendo vas añadiendo el aceite de oliva o de semilla de uva y vas  moviendo bien. En cuanto veas que se han derretido el karité y el coco apaga el fuego y retira la mezcla. Sigue moviendo bien para asegurarte que todos los ingredientes están bien integrados. Si vas a echar algún aceite esencial, es el momento de hacerlo. Déjalo en la nevera o refrigerador por dos horas para que se endurezca un poco. Saca la mezcla de la nevera y déjala unos minutos, diez más o menos a temperatura ambiente. A continuación echa el bicarbonato sobre la mezcla y con la batidora mezcla bien hasta que quede como una crema. Guarda la crema en un frasco de vidrio, te durará en perfectas condiciones hasta un mes.

0 51

El Observador /

El ánimo

Los nervios, ansiedad, estrés, la presión por terminar un trabajo a tiempo, la tristeza, enojo o alegría, son estados de ánimo que cada uno canaliza a su manera. Los alimentos a veces son el ¨consuelo¨ para muchas personas. Según coinciden varias investigaciones, un patrón alimentario caracterizado por cantidades altas de alimentos procesados, ricos en azúcares y grasas, está más asociado con las emociones intensas.

¿Quién cocina?

Esta persona determina qué se come, su forma de elaboración y contenido calórico final, por lo tanto, saber qué se utiliza en la preparación de las comidas es un aspecto a tener en cuenta.

Comer frente a la computadora, respondiendo e-mails o navegando en internet

La gente que come delante de la televisión, computadora o al teléfono consume un tercio más de alimentos, ya que no está concentrando en la comida. Al no prestar atención, no se perciben los mensajes que llegan al cerebro advirtiendo que el estómago está satisfecho y se sigue comiendo.

¡No sé qué elegir!

El olor, los colores, la variedad de alimentos de un menú y la buena presencia de la comida afecta a la cantidad que se come. Está demostrado que se tiende a comer más alimentos cuantas más opciones hay disponibles.

Esa es mi taza

Reconocer que el tamaño de los platos y los vasos puede inducir a comer más, es importante para revisar la vajilla que se usa. Un bowl para desayuno puede llevar casi medio litro de leche y gran cantidad de cereales. Si la vianda que mandamos a la escuela es demasiado grande mandaremos comida de más o, lo que es peor, tendremos la falsa sensación de que el niño está comiendo poco.

Este aspecto, también se aplica a los alimentos. Si se compran paquetes de salsa, pasta, jugos, refrescos, panes de molde o yogures de gran tamaño o tamaño familiar, se vierte o consume hasta un 30% más cantidad por comida. Especialmente cuando las personas viven solas y eligen estas presentaciones, que son generalmente más económicas que las individuales.

Advertencia: hacer las compras puede ser peligroso para la salud

La compra es decisiva. Dime cómo compras y te diré cómo comes. Listas, planificación, ir a comprar sin hambre, elegir bien es indispensable.

comermejor.com.uy

0 70

El Observador /

Según un estudio del grupo de Nutrigenómica del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic), el consumo de grasas monoinsaturadas mejora la condición de los pacientes con síndrome metabólico.

La investigación, que fue publicada en la revista American Journal of Clinical Nutrition, sugiere que, mediante una modificación en el perfil de lípidos de la dieta de personas con síndrome metabólico y resistencia a la insulina, se reduce el estrés oxidativo y el estado inflamatorio, mejorando la respuesta cuando se aplica una dieta baja en grasas saturadas y rica en insaturadas.

El trabajo consistió en el estudio de 472 pacientes con síndrome metabólico durante 12 semanas. Los mismos fueron divididos en tres grupos de acuerdo a su nivel de resistencia insulínica. Al mismo tiempo, se les dio aleatoriamente cuatro tipos de dietas: una rica en grasas saturadas, otra rica en grasas monoinsaturadas, una tercera baja en grasas y rica en hidratos de carbono, y la cuarta baja en grasas, rica en hidratos de carbono y suplementada con ácidos grasos omega 3.

Como resultado se observó que los participantes con mayor resistencia insulínica se vieron más beneficiados por una dieta rica en grasas monoinsaturadas o en grasas omega 3. Los pacientes sin resistencia a la insulina se vieron beneficiados por estas mismas dietas en cuanto a la reducción del perímetro de cintura, del índice de masa corporal y de la presión sanguínea.

comermejor.com.uy

0 51

El Comercio /

Después de un par de aguaceros, Quito sorprende a sus habitantes con índices de radiación ultravioleta altos y extremadamente altos.

Se trata de la energía electromagnética emitida a longitudes de onda menores que la correspondiente a la visible por el ojo humano. En cantidades pequeñas es beneficiosa para la salud, pues desempeña una función esencial en la producción de vitamina D . Sin embargo, la exposición excesiva se relaciona con el cáncer de piel , envejecimiento acelerado de la piel, cataratas y otras enfermedades oculares, según la dermatóloga Paola Guevara.

De acuerdo con información publicada en la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también se ha comprobado que estas radiaciones aminoran la eficacia del sistema inmunitario. Y es por esa razón que personas con diabetes o dermatitis atópica , por ejemplo, podrían verse afectadas.

Aquello sucede, según Guevara, porque las enfermedades se exacerban a causa de la oxidación de las células. De allí la recomendación de ingerir abundante agua y consumir alimentos ricos en minerales, vitaminas y antioxidantes. El endocrinólogo Byron Cifuentes descartó una desestabilización de las hormonas. Sin embargo, aclaró que el exceso de calor puede generar estrés en determinadas personas.

De acuerdo con la nutricionista Sara Mafla, las frutas y vegetales encabezan la lista de productos ricos en antioxidantes. A esos últimos, precisamente, se les atribuye las siguientes bondades: aumentan la energía, detienen el proceso de envejecimiento y protegen a las células de los efectos de los radicales libres. Estos son moléculas producidas cuando el cuerpo se expone, por ejemplo, al humo del tabaco y a la radiación solar.

Según un informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, los arándanos, moras, frambuesas, cerezas y fresas son los alimentos que aportan más antioxidantes al organismo. Sus beneficios se deben a las antocianinas, pigmentos que otorgan los colores azulado, rojo o morado.

Para alcanzar los beneficios de las frutas y vegetales, Mafla recomienda consumir entre cuatro y cinco porciones al día, distribuidas en diferentes horarios.

Guevara, en cambio, sugiere tomar el sol hasta cinco minutos antes de las 09:00 o después de las 15:00. En estos días con índices de radiación ultravioleta altos y extremadamente altos, esa exposición tendrá que ser con protector solar, sombrero de alas anchas, ropa oscura y gruesa, y una sombrilla, pues los rayos UV pueden atravesar la vestimenta y causar daños irreparables.

Guevara, quien también es coordinadora del servicio de Dermatología del Hospital Pablo Arturo Suárez, explicó también que los efectos en la piel por la exposición a los rayos UV son tres: cáncer de piel, quemaduras y estético (manchas, pecas, lunares y envejecimiento prematuro de la piel).

El cáncer de piel se divide en dos tipos: el melanosítico y el no melanosítico. Se puede reconocer fácilmente, pues aparece ya sea como una espinilla sangrante, una mancha o lunar con bordes, forma y color irregular o como úlceras. Si se identifican estas irregularidades , se debe acudir de inmediato a un especialista que descarte o pueda dar seguimiento a la enfermedad.

De acuerdo con datos de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca), las ciudades con más incidencia al cáncer de piel están en la Sierra. Sucede porque el nivel de UV aumenta con la altitud: sobre un 4% por cada 300 metros por encima del nivel del mar. A 2 000 metros el nivel de exposición puede ser un 20% mayor que el de la Costa. Quito, por ejemplo, está a 2 850 metros sobre el nivel del mar, mientras que, está a 2 192. Ambato alcanza los 2 500 msnm.

En lo que concierne a los ojos , el optómetra Alejandro Lalama contó que los rayos UV causan efectos irreversibles en la visión. Los más graves y los más comunes son: cataratas oculares, pinguécula, pterigion, cáncer en los parpados.

Para evitarlas, además del uso de protector solar y gorra, el especialista recomienda utilizar gafas o lentes certificados con protección 100% UV. “Las personas deben comprobar que sus lentes o gafas tengan certificado. La existencia de un filtro de protección impide el paso de los rayos dañinos a las capas superficiales y al interior del ojo”.

Los diseños de gafas con monturas grandes también son muy útiles ya que protegen de manera más amplia los ojos, eso sí, cuidando que sean 100% UV.

Los lentes fotosensibles son otra alternativa cómoda. Se trata de una tecnología que reacciona ante la exposición de los rayos UV: pasan de lentes claros en ambientes internos (lentes) a lentes oscuros (gafa) en ambientes externos.

0 62

La Nacion /

Volver al trabajo después de la licencia: anhelado y temido. Las horas del día ya no eran marcadas por el reloj sino por los tiempos naturales de su bebé. Era la cadencia que juntos habían aprendido en los tres meses que Nico llevaba fuera de la panza de Marcela; un ritmo a veces tranquilo, a veces desbordado, pero definitivamente distinto al ritmo laboral. Y ahora era momento de volver al trabajo, donde le entusiasmaba que la aguardaba un ascenso buscado durante los últimos dos años.

“En la empresa ya me habían informado, antes de comenzar la licencia, que a mi regreso coordinaría la creación de una nueva área, con un puesto de jefatura. Yo trabajo en una empresa mediana de servicios financieros que alienta que ese tipo de puestos sean ocupados por los que fuimos creciendo ahí. Así que durante mi licencia estuve tranquila en el sentido de que no parecía que me fuera a pasar como le pasó a amigas mías en otras empresas, que en esa etapa alguien les serruchaba el piso, y además sabía que me esperaban con un ascenso. Pero eso, que por una parte me parecía genial y me había hecho tener muchas ganas de volver a trabajar cuando terminara la licencia, por otra me espantaba. Sentí mucha presión al volver porque la vida de la empresa seguía adelante como si nada, y mi vida había cambiado tanto. Mis tiempos, mis intereses.”.

Súper metódica y sin ganas de interrumpir la lactancia, Marcela había armado un esquema de saca-leche y mamadera que parecía tan eficaz en los planes. Pero nada de eso ayudó a impedir lo que sintió al volver. “Los dos primeros días me pasé más tiempo llorando en el baño que sentada en mi oficina. El segundo día, a la tarde, mi jefa tocó la puerta del baño y entró con un tecito. Ahí estábamos las dos apoyadas sobre el lavatorio, hablando de lo difícil del momento. Ella, más grande, ya lo había pasado hacía varios años, no una vez, ni dos, sino tres veces. Es una genia mi jefa; le estoy tan agradecida. Ella consiguió el permiso de su jefe y juntas hicimos un plan por objetivos diarios más que por horarios, para los siguientes tres meses. Iba unas horas a la oficina y el resto del trabajo lo cerraba en casa. Era desquiciante muchas veces y además estaba agotada, pero sentía que había hecho algo para estar más cerca de Nico: mi prioridad era que no estuviéramos tantas horas despegados, y eso lo logré. Además, cada par de días mi jefa se hacía un tiempo para preguntarme cómo andaba Nico; en ella tenía a alguien para hablar un ratito de cólicos, falta de sueño y esas cosas. Así que aunque cuando iba a la empresa estaba tapada de trabajo (y cuando volvía, muchas veces también), me daban ganas de ir porque sabía que había alguien que se interesaba en ese momento tan particular de mi vida y que tenía una experiencia que me ayudaba a atravesarlo”.

Hoy Nico ya tiene tres años, ella está cómoda en su puesto y las náuseas del primer trimestre de un nuevo embarazo ya cedieron. En este presente en el que repasa un pasado relativamente cercano y proyecta a futuro, una de las preguntas que se hace es “¿Cómo será una segunda vuelta al trabajo?” Ya no con uno, ni con dos sino con tres: Marcela espera mellizos.

La vida personal y el sistema laboral “Así como están instalados los cursos para el parto pero no para el regreso a casa, tampoco hay una preparación para el regreso al trabajo”, marca Mercedes Korin, asesora en proyección laboral . La vuelta al trabajo es una etapa trascendente para las mujeres y sus hijos. La legislación aporta una hora menos de trabajo por lactancia, pero no es suficiente porque generalmente sirve para volver antes a casa, pero no para que mamá e hijo se vean en la mitad del día y así achicar verdaderamente el tiempo sin estar juntos. Además, la falta de un marco legal que promueva que los padres empleados puedan disponer de más tiempo con sus hijos, también dificulta una vuelta al trabajo más armoniosa tanto para las madres como para los hijos.

En el caso de Marcela, tuvo la posibilidad de armar un esquema de transición con una jefa que se convirtió en su aliada. “Es de gran ayuda encontrar en el lugar de trabajo a mujeres o varones que ocupen puestos con poder de decisión y estén sensibilizados por la reinserción laboral de la mamá reciente, que acompañen conversando con empatía y ayudando en cuestiones laborales específicas como la organización de los objetivos y las tareas”, señala Mercedes. Pero a la vez advierte: “De algún modo estos son parches en un sistema económico y cultural que debería cambiar profundamente si quisiéramos que las personas no se sientan en falta o incómodas en el ámbito laboral porque sus intereses van modificándose a lo largo de su vida, como cuando surgen las ganas de tener hijos”.

Si querés que El asistente cuente alguna de las historias que suceden en tu oficina escribí a TheOffice@lanacion.com.ar con los datos que te pedimos acá .

LA NACION Sociedad The Office

0 46

El Comercio /

Unos son adultos mayores, otros se acercan a esa etapa, pero un grupo apenas bordea los 30. La insuficiencia renal no sabe de edad ni de patología: diabéticos, personas con secuelas de infecciones urinarias o pacientes con enfermedades del sistema inmunológicos como lupus, cáncer o VIH se someten a hemodiálisis.

La enfermedad renal crónica afecta casi al 10% de la población, según la Organización Mundial de la Salud. Los especialistas dicen que esta condición se puede prevenir, pero no tiene cura, suele ser progresiva, silenciosa y no presentar síntomas hasta etapas avanzadas. Al final las opciones: trasplante de riñón y hemodiálisis.

Celia Burbano es nefróloga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Y lidera la Unidad de Diálisis del Centro Médico La Mariscal, ubicado en La Colón, en Quito.

Lo normal -anota- es que al envejecer el riñón empiece a presentar problemas, pero múltiples patologías pueden acelerar ese proceso. Pide imaginar una escalera, con cinco gradas. Al inicio se ubican personas con menos del 15% de funcionamiento; siguen las que tienen del 15 al 30%; 30 al 60, 60 al 90 y más de 90%.

Alguien que descubre que es diabético a los 40 años y que baja de peso, se medica y se cuida, pudiera evitar la diálisis.

Solo quienes están en el primer escalón (menos del 15% de funcionamiento) requieren la terapia que sustituye la función de sus riñones. Para ellos se trata de un procedimiento vital, como las máquinas que hacen respirar a una persona en cuidados intensivos.

Por eso deben acudir tres veces por semana. Y en cada sesión diaria se quedan cuatro horas. La hemodiálisis sustituye la función que hacen riñones nativos , 24 horas del día.

Belén Suárez, de 31 años, se ha sometido a hemodiálisis en La Mariscal desde hace 10 meses. Empezó con un procedimiento similar seis años atrás. Se trata de diálisis peritoneal (se puede hacer en casa).

Suárez está casada y tiene dos hijos de 7 y 8 años. Es veterinaria, con un negocio propio, por lo que acude a las terapias, de 06:00 a 10:00, los lunes, miércoles y viernes.

Empezó con hemodiálisis porque su presión estaba elevada y sentía fuertes dolores de cabeza. Desarrolló insuficiencia renal, como secuela del lupus. Aprendió a cuidar su peso y a controlar lo que come.

Ahora se siente mejor, la hemodiálisis es parte de su bienestar. El procedimiento -detalla la nefróloga Burbano- suple parcialmente la función de los riñones, al eliminar lo tóxico y nocivo para la salud. Eso hace que se presenten síntomas urémicos como disminución de la orina, sangre en ella, etc. En una persona sana, eso se deshecha a través de la orina.

Otra es la historia para quien sufre insuficiencia renal. En el IESS hay 20 790 de esos pacientes. De enero a agosto del 2017se ha atendido a 196 menores de edad con ese diagnóstico en sus dependencias.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) , el número de tratamientos de diálisis en 2014 – último dato encontrado – alcanzó los 222 349 en establecimientos de salud a escala nacional. Representa casi el triple del 2011 (76 002).

La Unidad La Mariscal tiene capacidad para 246 pacientes. Son unas 2 500 hemodiálisis las que se hacen en 30 días. Se pudieran completar 3 600.

La existencia de esta unidad implica un ahorro para el IESS, pues se evitan derivaciones a clínicas privadas . En ellas, el paquete de 13 sesiones cuesta USD 1 456. Son USD 182 más de lo que invierte el Seguro en ese mismo número de sesiones.

Lo precisó Richard Espinosa, presidente del Consejo Directivo del IESS . Y recordó que los prestadores externos facturan por paquete completo, por lo que el ahorro es mayor.

A Gladys Baquero, de 57 años, le detectaron insuficiencia renal hace 9. Probablemente se debió a infecciones en las vías urinarias. Lleva cuatro meses sometiéndose a hemodiálisis. Estaba mal, no tenía ganas de comer, contrajo anemia, vivía sin energía y débil.

Para controlar su presión, toma en la mañana y en la noche medicinas. En la rutina de esta exauditora ya están las tres sesiones a la semana de hemodiálisis. Baquero también es paciente en La Mariscal.

Según el IESS, hay 177 sillones para hemodiálisis en el país : 43 en La Mariscal; 15, en el H. Carlos Andrade Marín, 62 en el Teodoro Maldonado, etc.

12 horas de hemodiálisis a la semana para aferrarse a la vida 29 hospitales pueden hacer trasplantes

0 149

El Financiero /

Cuando ahorramos tenemos en mente objetivos definidos: unas vacaciones, un automóvil, un celular nuevo, la hipoteca de nuestra casa o para nuestro retiro, ¿pero qué pasa con los ahorros para emergencias? ¿Los tenemos contemplados? Por lo general, la respuesta es no.

Por esta falta de cultura financiera, cuando ocurre una emergencia recurrimos a préstamos -no en las mejores condiciones- o sacrificamos otros proyectos.

No importa el tipo de emergencia que sea -puede ser de salud, de trabajo, desastres naturales o familiares-, tener un fondo especial nos puede ayudar en esos momentos críticos y a poder salir de los problemas más fácilmente.

¿Cuál es el riesgo de la deuda excesiva de los hogares? 3 razones por las que no tienes tu propio ‘depa’ Las apps que le van bien a tu bolsillo ¿Cómo calcular este fondo de emergencia ? Depende de cada situación, pero en esencia su liquidez debe ser entre 3 y 6 meses de tu sueldo, además de tener acceso a él de forma rápida, pero no es recomendable que lo tengas en casa, ya que puede ser robado, lo puedes perder en caso de accidente o desastre natural.

Lo idea, según expertos de financieras como Principal, es contar una cuenta bancaria que te genere rendimientos , pero en ningún caso lo tengas estancado, sino que esté trabajando todo el tiempo.

Estos son los pasos que puedes seguir para sortear de mejor manera una emergencia:

Planifica: Aunque las emergencias no se pueden prever, sí podemos planear nuestra respuesta a ellas. Además del aspecto financiero, debes tener preparados tus documentos importantes escaneados en tu correo electrónico, contar con un botiquín médico a la mano o platicar con tus seres queridos sobre qué hacer en casos de emergencia y fijar un punto de reunión en caso de no estar juntos en ese momento.

Asegúrate: Es importante que además de contar con un ahorro específico para emergencias, tengas contratado un Seguro de Gastos Médicos Mayores o un Seguro de Vida. También asegura tu patrimonio con un seguro para coche y otro para tu casa o departamento.

No entres en pánico: Estar en medio de una crisis genera estrés y tu capacidad de tomar decisiones se vuelve de suma importancia, así que una mala decisión financiera podría causarte más daños que la misma crisis. Tu fondo de ahorro para emergencias es para este tipo de gastos.

Recupérate: Una vez pasada la emergencia, es tiempo de que repongas el dinero que tomaste de tu fondo de ahorro para que esté listo nuevamente. En caso de que también hayas usado tus demás ahorros, será un periodo en el que tendrás que administrar aún mejor tus gastos para poder recuperar tus finanzas. Trata de no apoyarte en préstamos bancarios a menos que sea realmente necesario.

0 48

La Nacion /

Todos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas algún dolor de cabeza, por lo tanto al síntoma lo conocemos bien, aunque sea en mayor o menor medida, lo conocemos. Se trata de una molestia a veces de aparición lenta, incipiente o repentina, y que puede genera tanto malestar que hasta incluso en algunas circunstancias nos puede complicar la tarea cotidiana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que el 50% de la población mundial ha tenido un evento de cefalea o dolor de cabeza durante el último año. Esto nos da una idea de su frecuencia. En cuanto a los motivos por los cuales podemos presentar cefalea, éstos son muchos e incluso los tipos de cefalea también son numerosos, basta decir que hay aproximadamente 100 tipos de cefalea diferentes. Este cuadro se puede presentar a cualquier edad pero en términos generales se acepta que su frecuencia es mayor en personas jóvenes digamos entre los 30, 40 o 45 años, aunque reitero puede darse en cualquier edad de la vida.

Un aspecto muy importante a señalar es que en realidad cuando hablamos de cefalea o dolor de cabeza, estamos haciendo referencia a un síntoma y no a una enfermedad específica. Las cefaleas primarias son las que dependen de enfermedades que tienen que ver específicamente con su origen cerebral, en tanto a que es en algún lugar de las estructuras cerebrales donde se origina este síntoma. Hacemos referencia a las cefaleas secundarias cuando éstas dependen de algún otro origen o evento que la determinan.

Las cefaleas primarias: qué significa cada una Entre las más comunes se encuentra la llamada “cefalea tensional” en este caso la sintomatología se circunscribe a un dolor que se extiende en la frente y a ambos lados de la cabeza a manera de cinturón que aprieta. Puede ir acompañado de una situación de pesadez o sensación de fuerte incomodidad. Éste tipo de cefalea es la que se presenta con mayor frecuencia en condiciones de estrés, ansiedad o angustia.

Otro tipo de cefalea es la conocida migraña en cuyo caso el dolor tiene una característica muy llamativa y es el hecho de que duele la mitad de la cabeza, es una cefalea que denominamos “hemicraneana”. También es frecuente que vaya acompañada de una sensación pulsátil, algo así como percibir que la cabeza late. Además, no pocas veces es acompañado de síntomas generales tales como náuseas y vómitos. Es en este tipo de patología en la que se describen con alguna frecuencia la presencia de las llamadas “auras”. Las auras son un fenómeno de tipo neurológico que preceden a la aparición de la cefalea y se ven caracterizadas por una suerte de sensaciones o alucinaciones, algunas veces visuales tales como la identificación de colores y otras veces alucinaciones auditivas en las cuales el paciente percibe ciertos sonidos que le son característicos. Hay otras como la llamada “cefalea en racimo” que se encuentra relacionada con una complicación del nervio trigémino que inerva parte del rostro.

Qué dicen las cefaleas secundarias

Dentro de estas encontramos múltiples causas entre las cuales pueden estar los traumatismos de cráneo, cuello, rostro, etcétera. Algunas veces la cefalea puede ser provocada por un accidente cerebro vascular o ACV. No pocas veces las cefaleas pueden estar producidas o provocadas por el abuso de ciertos medicamentos. En otras situaciones, infecciones, por ejemplo aquellas originadas en el oído también pueden ser causa de cefaleas. Resulta llamativo que algunas enfermedades gastrointestinales tales como la enfermedad celíaca y el síndrome de intestino irritable también sean causa de cefaleas.

¿Cuándo requiere consulta?

Si bien es cierto que una cefalea de aparición esporádica no muy importante y que se sobrelleva fácilmente durante los primeros minutos u horas muchas veces se resuelve simplemente con el paso del tiempo o la utilización de un analgésico común, también me permito sugerir que hay causas o circunstancias que requieren consulta médica.

Me refiero a todos aquellos cuadros de dolor de cabeza o cefalea que uno nota que afecta a la tarea cotidiana. También en aquellos casos donde aún si bien el dolor es de baja intensidad se prolonga en el tiempo perdurando de uno a tal vez dos días. Cualquier cefalea que se ha acompañado de otros síntomas tales como náuseas y vómitos también amerita consulta médica.

En algunas circunstancias los pacientes presentan cuadros de cefalea de poca magnitud o importancia y al no resultar ser incapacitantes el paciente casi las incorpora como una molestia normal. Pues bien esto sería un error, cualquier cuadro de cefalea que dure varios días y mucho más si llega a la semana o a las dos semanas requiere consulta médica. Como médicos estamos acostumbrados a considerar que todo cuadro de cefalea, independientemente de su magnitud, que se manifieste con una frecuencia de orden semanal requiere un diagnóstico correcto y más preciso.

El tratamiento En términos generales el tratamiento amerita un diagnóstico previo en busca de la causa específica que produce la cefalea. El tratamiento será el de la causa que le da origen. Sin embargo, en ocasiones, algunas recomendaciones básicas solucionan el problema.

Es importante no saltear comidas, evitar el exceso de cafeínas, cigarrillo, condicionar un descanso y un sueño favorable, realizar actividades que permitan la relajación psicofísica y por supuesto el control de todas aquellas situaciones de estrés.

Al igual que en otras oportunidades quiero recordar que un síntoma más que un síntoma es “información” y esto significa que la presencia de cualquier síntoma nos está llamando a la conciencia sobre que algo está funcionando mal en nuestro organismo. Por lo tanto si ese síntoma es la cefalea, como en cualquier otro síntoma, la recomendación es muy clara: consulte a su médico.

LA NACION Sociedad Salud

0 101

La Nacion /

Debe ser impactante hablarles a los primeros mandatarios de las potencias mundiales y decirles: “No puedo pensar en ninguna otra condición que sea un desafío mayor para las familias, comunidades, sociedades y economías del mundo”. Eso sucedió en 2013, en Londres, y lo dijo la entonces directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, durante el encuentro del G-8.

Hoy es 21 de septiembre, Día Mundial del Alzheimer, el desafío mayor al que aludía la directora de la OMS: cada tres segundos hay una persona en el mundo diagnosticada con esta enfermedad, que hoy afecta a una de cada ocho personas mayores de 65 años. Sabemos que en 2015 había en el mundo unos 46,8 millones de personas afectadas; y que este número crecerá a 74,7 millones en 2030 y a 131,5 millones en 2050. En nuestro país, se calcula que hay más de 500.000 personas afectadas y que serán más de un millón en 2050.

El Alzheimer es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre los adultos mayores. Por esto, hay una alta proporción de personas que necesitan ayuda para desarrollar sus actividades diarias y requieren supervisión, incluso durante todo el día. No sólo están afectados los pacientes, sino también sus cuidadores, lo que duplica o triplica el número de los llamados “otros enfermos”.

En nuestra región, los pacientes son cuidados en un porcentaje alto en sus domicilios y por sus familiares, amigos o vecinos. Este esquema ocasiona niveles altos de sobrecarga en los cuidadores, disfunción familiar y síntomas psíquicos asociados al estrés que implica esa tarea. Cuando se calculan los costos económicos que toda esta situación trae consigo, se distinguen en costos directos e indirectos. Los primeros incluyen gastos médicos y los costos formales de los cuidadores, profesionales de la salud e instituciones médicas. Los costos indirectos son los asociados con los cuidadores informales que no reciben remuneración, pero sufren una pérdida de productividad. Los costos estimados de esta afección se estiman para 2018 en un trillón de dólares, y en dos trillones para 2030, a nivel mundial. Esto equivale aproximadamente a la 18» economía entre las más grandes del mundo y supera el valor de mercado de empresas como Apple y Google.

La demencia es la condición que supone uno de los mayores desafíos para la ciencia, para la salud pública y para la comunidad en general. Y la enfermedad de Alzheimer es, dentro de ella, el tipo más frecuente. La demencia es un síndrome caracterizado por un deterioro cognitivo progresivo que afecta funciones cerebrales superiores tales como la memoria, el lenguaje, la percepción, la atención, el pensamiento y la conducta, alterando la capacidad de la persona para desenvolverse en forma independiente en sus actividades habituales. La demencia no es una consecuencia normal del envejecimiento ni propia de la vejez, sino que representa una patología específica. La enfermedad de Alzheimer constituye alrededor del 70% de los casos de demencia.

Las mejoras en la atención de la salud del último siglo han contribuido a la reducción de la tasa de mortalidad entre las personas mayores y al aumento de la expectativa de vida. El porcentaje de la población de 65 años o más en la Argentina es del 10,2%. Actualmente, la esperanza de vida para las personas de 60 años es de 17 años para los varones y 22 años para las mujeres, lo que implica que este segmento poblacional seguirá creciendo. Teniendo en cuenta que el factor de riesgo más importante para la enfermedad de Alzheimer y otras demencias es la edad, es esperable que el número de casos aumente progresivamente.

El aumento de la prevalencia y el consecuente impacto en el ámbito sociosanitario y económico será devastador si la salud pública se olvida de las personas con demencia o de sus familiares y cuidadores. El mundo necesita prepararse para esta epidemia. Es por este motivo que, en 2012, la Organización Mundial de la Salud y la Alzheimer’s Disease International (ADI) desarrollaron conjuntamente el informe “Demencia: una prioridad de salud pública”, con el objetivo de concientizar acerca de esta problemática, considerándola preeminente, bregando por generar medidas nacionales e internacionales y respetando principios de equidad, inclusión e integración. Por su parte, en 2015, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró las demencias en las personas mayores como uno de los ocho temas clave en salud en América latina y acordó un plan de acción con inversiones a largo plazo que enfatiza en la mejora del tratamiento y la atención integral y la investigación sobre las necesidades de las personas con demencia.

¿Qué deberían hacer los sistemas de salud? ¿Cómo se puede disminuir el impacto sociosanitario y económico de este tsunami, mejorando la calidad de vida de todos? Tanto la OMS como la OPS y ADI mencionan que es urgente la generación de políticas, programas y/o estrategias de enfrentamiento de la demencia en los distintos países, pero particularmente en aquellos con ingresos económicos moderados o bajos, donde el aumento de la prevalencia será mayor. Recomiendan iniciar el abordaje a partir del desarrollo y de la implementación de planes gubernamentales nacionales. Estos planes deben incluir en su diseño e implementación a todos los sectores relacionados con la atención de las personas con demencia (los decisores políticos, las asociaciones de profesionales de la salud, las organizaciones no gubernamentales, los familiares y los cuidadores).

Los puntos fundamentales a abordar por estos planes nacionales deben ser:

1) la educación sobre la importancia del control de factores de riesgo cardiovasculares, como la hipertensión, la diabetes, el tabaquismo y la obesidad, además de mantener una adecuada actividad física, cognitiva y social;

2) disminuir el estigma hacia esta condición en la población general;

3) la capacitación de los profesionales, los cuidadores y familiares;

4) el diagnóstico temprano;

5) la contención y el soporte a los cuidadores y familiares;

6) la calidad de los servicios en la comunidad, en los hospitales, en las residencias de larga estadía y en el cuidado al final de la vida;

7) la inversión en investigación e innovación tecnológica;

8) el establecimiento de leyes para proteger los derechos de las personas con demencia.

The Lancet Neurology, una revista de neurología con gran impacto en la comunidad médica internacional, se interesó por conocer y publicar aquellos retos específicos de nuestra región ligados a esta condición. Allí hicimos hincapié en que nuestra región enfrenta los mismos desafíos que los países desarrollados en la lucha contra la demencia, pero con un nivel menor de preparación y relativamente poca conciencia social de la epidemia.

Más de 30 países ya desarrollaron sus planes o estrategias nacionales para la enfermedad de Alzheimer. En la Argentina, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados desarrolló el año pasado el Plan Estratégico Nacional PAMI para un Cerebro Saludable, Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias 2016-2019, en el que participaron expertos en demencia de nuestro país. Debe ser sólo el comienzo de un plan nacional y de largo alcance. Es imprescindible y urgente. No debemos olvidarlo.

Neurólogo y neurocientífico; miembro del Global Council on Brain Health

En esta nota: Salud LA NACION Opinión Neurociencia

Síguenos en

65FansLike
2,787FollowersFollow