Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "saludable"

saludable

0 51

El Observador /

Varios estudios científicos a lo largo de los años han logrado demostrar que la inclusión de las lentejas en la dieta puede favorecer el descenso de peso corporal. Tanto es así, que un estudio publicado en la Canadian Medical Association Journal y realizado en la Universidad de Toronto en Canadá, resalta que la “inclusión en la dieta tiene un efecto inmediato en la reducción del llamado colesterol malo”. Para que esto suceda, y los niveles se reduzcan en un 5%, el estudio estima que debe existir un consumo de unos 130 gramos diarios de leguminosas aproximadamente.

La investigación contó con la participación de unas 1000 personas que consumieron legumbres, lentejas y arvejas durante varios días. El efecto adverso que los participantes manifestaron en mayor medida fue la sensación de pesadez tras la ingesta. Por ello, John Sievenpiper, autor del estudio, resalta que “hay que encontrar el espacio en la dieta para incrementar el consumo de estos alimentos , que son aliados perfectos a la hora de buscar perder peso. También en la obtención de otros beneficios”.

Las lentejas provocan sensación de saciedad en el organismo, aspecto clave a tener en cuenta cuando se sigue un tratamiento para el descenso de peso. De acuerdo con la revista Obesity, las personas que consumen lentejas aumentan su sensación de saciedad en un 30%, respecto a otras comidas.

En dietas para deportistas también está recomendado su consumo, ya que tiene altos valores de hierro y proteínas.

Las lentejas también estimulan el gasto calórico y, por lo tanto, la quema de grasas, y ayudan a mantener los niveles de glucosa sanguínea estables, al no aumentarla de forma brusca, sino paulatina.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), declaró el 2016 como el año internacional de las legumbres, bajo el lema “Semillas nutritivas para un futuro sustentable”, con el fin de concientizar y sensibilizar sobre el conocimiento de sus virtudes, incrementar su producción y comercio, y alentar nuevos usos a lo largo de toda la cadena alimentaria.

comermejor.com.uy

0 36

El Financiero / 1

En opinión de la “American Academy of Sleep Medicine” el efecto en tu cuerpo del 50% de la cafeína que ingieres dura cinco horas. La otra mitad permanece en tu organismo. Ejemplo: si has consumido un refresco de cola con 45 miligramos (mg) de cafeína, después de cinco horas todavía quedan en tu cuerpo, 22.5 mg.

El máximo efecto de la cafeína se alcanza entre los 30 y 60 minutos después de haberla consumido. En este tiempo se está más dispuesto a experimentar inquietud y nerviosismo. También orinarás con mayor frecuencia por su efecto diurético.

Personas sensibles a la cafeína pueden sentir sus síntomas por varias horas o incluso pocos días después de su consumo. Seis horas antes de acostarte no se recomienda consumir cafeína. Sobretodo si eres alérgico a esa sustancia.

La cafeína es una sustancia que se encuentra en los refrescos de cola, café, cocoa, té negro y verde, chocolates en barra, bebidas energéticas y varios medicamentos que contienen cafeína que se adquieren sin receta como el Excedrin. El café descafeinado contiene pequeñas cantidades de cafeína. Estas pequeñas porciones afectan a las personas sensibles a la cafeína.

The “Australian Breastfeeding Association” declara que la cafeína puede ser transmitida a un bebé a través de la leche materna. Por ello recomienda limitar el consumo de cafeína en el café, chocolates y refrescos de cola. Consumir más de 200 mg de cafeína al día puede tener consecuencias para el bebé, como dificultad para dormir, comportamiento inquieto, cólicos, nerviosismo…De acuerdo con los australianos el bebé puede absorber 1% de la cafeína que ingieres si se amamanta.

¿La cafeína afecta tu corazón?

“La cafeína es la sustancia estimulante más controvertida del mundo. Si tienes cardiopatía coronaria o riesgo de desarrollarla la mayoría de los expertos recomiendan que limites a dos tazas al día de café descafeinado o evites las bebidas que la contengan como el té y los refrescos de cola. La cafeína eleva temporalmente la presión arterial”, Clínica Mayo.

0 40

El Observador /

Irse a dormir es un proceso que se suele dar por sentado. Tiene más que ver con un ritual de varias acciones que con simplemente meterse en la cama y apagarse. Evite una de ellas y obtendrá como recompensa un día siguiente lleno de bostezos, pestañeos largos y falta de atención. Esto es conocido como somnolencia diurna, o la imposibilidad de mantenerse alerta de forma continua.

Esta condición es más común de lo que parece, y no es necesario tener ninguna patología para padecerla. Cecilia Orellana, neuróloga especializada en trastornos del sueño y presidenta de la Asociación del Sueño del Uruguay, dijo a El Observador que las consultas por casos de somnolencia son muy comunes.

“Es un problema de salud muy importante, sobre todo en una sociedad como la nuestra en la cual necesitamos una atención cognitiva continua”, explicó. “Ya sea que estemos trabajando o conduciendo, uno necesita estar alerta durante el día y la somnolencia puede provocar múltiples consecuencias”, agregó.

Malos hábitos

El problema, dijo, suele ser una noche de sueño insuficiente. La somnolencia, cuando no existen patologías, prevalece por hábitos inadecuados a la hora de dormir. “Somos un mundo privado del sueño debido a todas las exigencias sociales, laborales, inclusive recreacionales. El ‘no me voy a dormir todavía porque quiero tener vida'”, dijo Orellana.

A veces puede ser evidente, como en el caso de una salida de noche, pero otras no lo es tanto. Esto es porque el cerebro no es muy preciso al determinar el momento en que se queda dormido. Esto queda demostrado en esos casos en que la persona se queda dormida mirando la televisión. No se dio cuenta cuándo se quedó dormida, pero al despertar se da cuenta de que perdió más de la mitad de la película, por ejemplo.

Entre los casos que más se repiten en los pacientes de Orellana están las madres con recién nacidos, la gente con familiares enfermos o los padres de adolescentes que se quedan esperando el aviso de sus hijos de que llegaron bien.

El celular en sí mismo es un causante de insomnio por excelencia. Al usarlo, las personas quedan muy estimuladas desde el punto de vista cognitivo (si se está leyendo algo), así como desde el punto de vista emocional (cuando se está chateando con seres queridos). Pero es la luz azul la causante de largas desveladas, principalmente porque es el tipo de luz que el cerebro identifica como la luz del día. No dormir una cantidad suficiente de horas y luego intentar estar despierto en el día a base de café puede suceder un día, pero en el largo plazo no es viable. Es importante mantener una buena “higiene del sueño” (ver recuadro) para que las noches de sueño comiencen a regularizarse.

Patologías

Cuando las horas de sueño son las indicadas pero la somnolencia prevalece, eso puede ser evidencia de que lo que la causa es una patología.

Pablo Torterolo, doctor en ciencias biológicas y medicina, dijo a El Observador que una patología puede provocar somnolencia de varias formas. Están las que lo causan por fragmentar el sueño y no dejar descansar bien durante la noche, como la apnea del sueño, que provoca que el paciente deje de respirar y se despierte, o tenga un sueño superficial.

Orellana agregó los movimientos de piernas durante la noche, que a veces no tienen consecuencias, pero en algunos casos provocan los llamados “microdespertares”.

La somnolencia también puede llegar a ser señal de algo más grave, como un traumatismo de cráneo, hipotiroidismo, fibromialgia u otras enfermedades neuromusculares, aunque esto es menos habitual.

Consecuencias de la falta de sueño No dormir bien puede generar más que mucho sueño. Cuando existe una “privación crónica” del sueño se generan trastornos cognitivos que hacen que la persona tenga una falta de reacción, explica Pablo Torterolo, doctor en ciencias biológicas y medicina. Pero también genera trastornos emocionales como ansiedad o depresión. El sueño es crítico para regular las funciones fisiológicas, por lo cual su falta puede derivar en trastornos cardiovasculares, hormonales o inmunológicos, que pueden terminar incluso hasta en un cáncer debido a que el cuerpo no tuvo la oportunidad de regular la generación de las células cancerígenas y de los anticuerpos.

Higiene del sueño

A la cama con sueño: Si media hora después de acostarse no logró conciliar el sueño, es mejor levantarse y relajarse. Vuelva a la cama cuando comience a sentir sueño.

Rutina: Mantener una rutina ayuda a que el ciclo circadiano continúe. Irse a dormir y levantarse todos los días a la misma hora (incluso en los que no trabaja), ayuda a tener mejores noches de sueño.

Levantarse: No se quede más tiempo del necesario en la cama. Lo mejor es recibir luz diurna lo antes posible para estimular al cerebro.

Menos siestas: Las siestas recuperadoras están bien, pero nunca de más de 30 minutos. Sin embargo, están totalmente desaconsejadas para las personas que padecen insomnio.

Estimulantes: Se recomienda limitar la ingesta de bebidas estimulantes, ya sea mate, café, té, cacao o refrescos, al menos cinco horas antes de irse a dormir.

Cena regulada: Ya lo dice el dicho: desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo. No hay que irse a la cama con hambre, pero tampoco irse al extremo de comer demasiado.

Ejercicio: El ejercicio físico cansa, pero también estimula a nivel cognitivo y genera un nivel de alerta. Por eso, es mejor que las caminatas y los deportes se realicen al menos cuatro horas antes de dormir.

Estrés: Las actividades que generan estrés también producen un nivel de alerta que impide dormir. Las discusiones familiares o la solución de problemas laborales deberían evitarse en horas de la noche.

Ambiente: El ambiente que generan las luces tenues y la temperatura agradable predispone a la somnolencia.

Ritual: El ambiente se complementa con el ritual. Ponerse el pijama y un baño caliente son algunas de las opciones.

0 34

El Observador /

Las verduras y hortalizas son imprescindibles en la alimentación de grandes y pequeños. Son una importante fuente de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes, entre otros nutrientes. Se introducen a partir de los 6 meses de edad, excepto la mayoría de los vegetales de hoja verde que se adicionan a los 12 meses.

A pesar de los innumerables beneficios del consumo de vegetales, probablemente sea uno de los grupos de alimentos más difíciles de introducir en la alimentación de los pequeños. Es por ello que los padres pueden utilizar algunas estrategias de marketing para lograr una mayor aceptabilidad de estos alimentos .

Aquí van algunas opciones para lograr que los niños se sientan más atraídos hacia las verduras:

· Colgar carteles: en la cocina, mencionando los beneficios de determinado vegetal. O imprimir los dibujos y dejar que ellos los coloreen antes de colgarlos.

· Transformarlas en personajes: hablar de las verduras como si fueran personajes, o invitar a los niños a crearse sus propios personajes. Contarles historias donde estos sean los protagonistas.

· Buscar videos de dibujos animados que resalten los beneficios del consumo de vegetales.

· Mirar juntos programas de cocina, aún más si en el mismo participan niños de su misma edad.

· Dejar que los niños participen en la cocina, ayudando a preparar los alimentos.

· Tener una huerta en casa: puede ser en un patio, pero también en una terraza o balcón.

· Buscar variedad a la hora de prepararlas: por ejemplo, variando entre muffins, brochettes, hamburguesas vegetarianas, y muchísimas opciones más.

· Darles formas: utilizando cortadores de cocina y decorando platos de formas divertidas.

· Preparar snacks saludables: y dejarlos en la heladera, de modo que a la hora del picoteo tengan acceso a opciones más saludables.

comermejor.com.uy

0 84

Expansión /

La granada, hasta ahora valorada por sus efectos antioxidantes y digestivos, se ha revelado como una aliada quema grasas; mucho más en combinación con ciertos tipos de algas.

Llevas meses escuchando recetas sobre cómo llevar a cabo la mejor ‘operación bikini’ y viendo a sufridas amigas y compañeras privarse de pequeños placeres en pos de alcanzar sus objetivos de peso y talla. Pero como ya sabemos, una excesiva sensación de privación provoca el efecto rebote, y son muchas personas las que cuando ven que no alcanzan sus objetivos deciden olvidarse de cualquier cuidado. Por eso, todos los expertos recomiendan dietas poco radicales, menos restrictivas, extendidas en el tiempo, no basadas ni en las cantidades ni en las prohibiciones, sino en la buena elección y combinación de los alimentos .

Otro de las grandes revoluciones de los últimos años ha sido la nutricosmética . Compuestos seleccionados que se incorporan a la dieta para acelerar o mejorar algunos procesos. Los más recomendados son los suplementos naturales, basados en nutrientes presentes en los alimentos.

Hacer ejercicio desde dentro

El 51% de los españoles no dedica ni un minuto al ejercicio físico (fuente Eurostat), cortando así la vía más importante para quemar grasas. Pero, aunque el ejercicio sigue siendo la mejor vía para consumir calorías podemos suplir en parte su ausencia con alimentos naturales que aceleran el proceso. Dos de ellos son la fruta de la granada y el Wakame

La granada: tiene un alto poder antioxidante y es buena para la digestión. Ayuda a reducir el colesterol a la vez que impide la acumulación de grasas en el abdomen y aumenta la sensación de saciedad.

El wakame (es un alga marrón): tiene una acción “quemagrasas” que reduce la absorción de grasas y aumenta el metabolismo de los lípidos. Además detoxifica el sistema digestivo de los metales pesados y toxinas.

Si no puede tener acceso diario tener acceso a estos dos alimentos o, simplemente, no tiene tiempo para prepararlos, Oenobiol Slimming Booster aporta la perfecta sinergia entre el alga Wakame y las semillas de granada. La finalidad es inhibir al enzima que transporta las grasas a los adipocitos, evitando su almacenaje en ellos. Por otro lado ayuda a transportarlas grasas circulantes para quemarlas y transformarlas directamente en energía.

Un estudio científico realizado con 151 mujeres ha demostrado que aumentando el gasto energético, por lo tanto la combustión de las grasas, Oenobiol Slimming Booster ayuda a quemar hasta 400 kilocalorías al día, aportando resultados significativos en la pérdida de peso. 400 kcal/ día es (equivalente a 45 minutos de running, tomar un cruasán o 1 barrita de chocolate entre otras cosas).

0 83

El Observador /

Con el objetivo de lograr un rápido incremento en el consumo de frutas y hortalizas de la población en Uruguay, se lanzó una campaña publicitaria -se extenderá durante 12 meses-, promovida por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y el Mercado Modelo.

La iniciativa, que además busca generar una mayor demanda de productos de estación, procurará corregir un importante déficit, situado en el 50%, respecto al consumo ideal que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el Mercado Agrícola de Montevideo, autoridades del sector público y privado destacaron que la OMS recomienda el consumo diario de cinco porciones -400 gramos-, cuando en Uruguay se está en la mitad y 40% de la población solo llega a 100 gramos.

Un 40% de la población apenas llega a la cuarta parte de la ingesta ideal de frutas y hortalizas.

Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, expresó que la campaña intentará “promover un cambio de hábito en el consumo de frutas y hortalizas” y enfatizó lo que poco antes había expresado Cristina Lustemberg, subsecretaria del Ministerio de Salud Pública (MSP), sobre los beneficios que esto supone, dada la asociación comprobada entre bajos consumos de frutas y hortalizas y alta tasa de enfermedades crónicas no transmisibles, como cardíacas o respiratorias.

En un país con alto nivel de sobrepeso, esas enfermedades, citó Aguerre, implican costos importantes a corto plazo para las personas y a largo plazo en el sistema de salud.

Otro factor que se consideró fue la utilidad de la campaña para el sector productivo, en el que 80% son pequeños o medianos empresarios, pero generan miles de puestos de trabajo en áreas rurales.

Es, además, un sector que no exporta mayoritariamente lo que produce, por lo cual incrementar la demanda interna es especialmente atractivo y oportuno, más en un año caracterizado por la oferta abundante y de buena calidad en la mayoría de los rubros.

Aguerre destacó la intensa articulación institucional en la que se enmarca la campaña, considerando que además del MGAP y de la Comisión Administradora del Mercado Modelo se han comprometido a participar la Intendencia de Montevideo, el Consejo de Educación Primaria, el MSP y los productores (representados por la Sociedad de Fomento y Defensa Agraria).

Otro aspecto mencionado por Zulma Gabard -directora general de la Granja en el MGAP- e Irupé Buzzetti -directora general de Educación Inicial y Primaria- es la movida “Una escuela, un productor”. En esa actividad un productor visitará las escuelas y en compañía del docente trasladará valores de la producción y consumo de estos productos. En esta iniciativa, que involucra a diversas gremiales del agro, se destacará que 90% de la producción la realizan familias que viven en los predios productivos.

En los anuncios participaron el intendente Daniel Martínez; el presidente del Mercado Modelo, Alfredo Pérez; la directora del MAM, Elisa Areán, y Mario Sabbatini por el sector productor.

Cada 15 días llegará la canasta inteligente “Comer frutas y verduras siempre está de moda, y si son de estación, mucho mejor”, es el eslogan de la campaña que se hará en diversos medios y con colaboración de supermercados, feriantes y Cambadu. Frutas y hortalizas se presentan como “divas” y “divos” y se anuncia una “colección otoño-invierno” y, más adelante, la “primavera-verano”.

Un elemento clave será generar conciencia sobre el valor de la estacionalidad de frutas y hortalizas. Se promoverá el concepto “canasta inteligente”, informándose qué productos están en mejor estado, sabor, valores nutricionales y precio, acentuando la conveniencia de apostar a ellos. Una “guía quincenal” incluirá recetas y consejos para la preparación y el consumo en una dieta sana, natural y equilibrada.

La cifra $70 millones se invertirá de los fondos para el desarrollo de la granja en esta campaña.

0 94

Confirmado /

El pan es un alimento básico de la dieta, y, últimamente, los consumidores le exigen no solo mayor calidad, sino también que incorpore ingredientes más sanos. En este sentido, una idea comúnmente aceptada que el pan integral (elaborado a base de harinas sin refinar) es mejor que el blanco (con harinas refinadas). ¿Seguro?

Un grupo de científicos del Instituto Weizman, en Israel, han hecho un experimento para respaldar o desterrar el prejuicio. Los investigadores dividieron a los voluntarios en dos grupos: uno de ellos aumentó el consumo de pan blanco durante una semana -les aportaba el 25% de las calorías-, mientras que el resto hizo lo mismo, pero con productos elaborados a base de trigo integral. Luego pasaron dos semanas sin probar el pan y repitieron el proceso intercambiando las dietas.

Antes y durante el ensayo, los expertos del Instituto Weizman midieron varios marcadores bioquímicos: los niveles de glucosa, minerales, colesterol, enzimas renales y hepáticas o parámetros que indican inflamación o daños en los tejidos. Y el resultado, publicado en la revista Cell Metabolism, fue que los cambios de dieta no alteraban significativamente ninguno de esos valores.

Pero también hicieron un importante descubrimiento: que la mitad de los participantes del estudio respondían mejor, desde el punto de vista de los niveles de glucosa, al pan blanco y la otra mitad al de trigo entero. Es decir, que cada persona reacciona de un modo diferente y que los valores nutricionales no se aplican por igual, como se hace habitualmente.

Con los datos obtenidos, los expertos han creado un algoritmo capaz de predecir cómo afecta individualmente el tipo de pan que incorporemos a la dieta, lo que abre la puerta a una especie de menús científicamente personalizados.

globovision

Por Condirmado : MariGonz

0 100

La Nacion /

Acaba de pasar por otra experiencia de la exitosa Feria Gastronómica Masticar , está grabando una nueva temporada del programa de TV, “Dueños de la cocina” y se mantiene activa con sus emprendimientos personales, además de dedicarle tiempo valioso a su familia. Narda Lepes está en todos los detalles y su celular no para de sonar. Pareciera que no se acaba la energía de la cocinera de cuarenta y cuatro años que se mueve en un estudio de televisión como en su casa, y que logró llegar a la cocina de millones de argentinos, y extranjeros, con su propuesta de hacernos responsables de lo que comemos y encontrar placer en la comida real. La fan de Star Wars que homenajeó a la película poniendo el nombre “Leia” a su hija, hace seis años, asegura que siempre podemos encontrar tiempo para cocinar. En diálogo con LA NACION habló sobre sus ideas para aprovechar mejor los alimentos.

-En tus programas, en los libros y en las redes sociales, te enfocás en hablar y mostrar de dónde viene lo que cocinás. ¿Por qué te parece importante?

-A mucha gente no le gusta saber de dónde viene. Tenemos una negación en Argentina, si ves un camión que lleva vacas, le decís a tu hijo que la llevan a otro campo. No le mientas, porque los chicos se dan cuenta, el chico no se cree nada. ¡A un bebé no le podés mentir! Si no, no nos hacemos cargo de lo que comemos, de saber de dónde viene, cómo se produce, cuáles son las causas y las consecuencias de tus elecciones. Por qué eso que comemos viene de ahí. Por qué se hace así. Se hacía así y ahora no. Hay que saber, por qué lo vas a comer. Hay culturas donde vos vas a la carnicería y están las tripas colgadas, o la cabeza, para que vos veas la salud del animal. Te da seguridad ver que ese animal estaba sano.

-¿Dónde viste eso?

-En Marruecos, Grecia, Italia. Están los pollos y está colgado al lado todo el triperío. Está rosa, gordito, perfecto, y vos ves que estás comiendo un animal saludable, por más que a uno le de asco. Andá a Mataderos a ver cómo están los animales que se usan para consumo interno, mirá los pedazos, tienen agujeros, tumores. A veces las regulaciones se ajustan y esto deja de pasar, pero mientras tanto, hay que ver lo que uno come, porque no hay mucha gente que se haga cargo de eso.

-En tu charla TED decías hace algunos años: “comé muchos vegetales, cociná más, volvé a la comida de la abuela (como recomienda el periodista gastronómico Michael Pollan)

-No se trata de volver a la comida de la abuela, y ser un esclavo, y cocinar todo el día. Organizate, si estás rallando zanahoria, rallá todas y comé tres días zanahoria, no pasa nada. Herví toda la espinaca, cociná el doble de arroz de lo que vas a comer, después salteás una cebolla de verdeo, hervís un huevo y lo tirás al arroz caliente y ya está. Tenés que comer ingredientes, en lo posible a medio hacer. Porque cocinar de cero todos los días es un embole imposible, a veces no tenés ganas.

-O a veces no tenés tiempo

-Tiempo para cocinar hay, el tema es cuánto le querés dedicar, cuánto te importa, y cuánto querés caretear que te importa. Si estás todo el día hablando de eso pero no hacés nada y después sacás un paquete, hacete cargo de que no te importa en el fondo. Y si te importa, hacete cargo. Fijate cómo lo manejás. En el caso de que realmente no tengas tiempo, debería haber regulaciones estatales que protejan a la persona que no puede elegir y lo único que come es hidratos, sal, azúcar y grasas de la peor calidad. Entonces, que le asegure el acceso a una comida decente y que no inflija violencia a través de la comida. En lugar de regular la publicidad del alcohol, ¿por qué no se ocupan de regular la publicidad de lo que comen los niños? Ocupémonos de lo que más importa, que es la salud de los niños.

-Eso en Chile está mejor regulado, ¿no?

-Ahora lo están tratando de echar para atrás, el lobby del azúcar que es en realidad el lobby del Jarabe de Alta Fructosa (JAM), tiene más presupuesto que el lobby de las armas. El único que lo supera es el de los medicamentos.

-¿Y por dónde está la solución?

-Empecemos por lo básico: comé de estación y comé mucha fruta y verdura. A mí me gusta que la gente vaya comprendiendo lo que hay que hacer para generar un cambio a largo plazo.

-En ese concepto de cocinar más y volver a la comida de la abuela, ¿cómo hacerlo más práctico? Si tenemos que correr con los tiempos, ¿cómo nos organizamos?

-Tener herramientas pocas y buenas. La batería de ollas que vienen miles, no la compres. Una sartén chica para huevos, de hierro o de teflón y la vas renovando. La de teflón es más barata y si se raya, por ese costo la podés renovar. La de hierro pesa una tonelada, por eso lo más práctico es dejarla arriba de la cocina. Se usa para todo, una salsa de tomate, un huevo, una tostada, un bife, todo eso lo hacés en la de hierro. Después, la enjuagás con agua caliente y la hervís. Lo ideal es tirarle el agua cuando todavía está caliente, la raspás con una cucharita de madera, sin jabón, sin esponja, y listo. Le ponés un poquito de aceite y la dejás ahí. Otra herramienta muy buena es una olla para pasta, lo mejor es tener una gruesa, una cacerola pesada gruesa, te ahorra un montón de cosas. Que no se te pegue tanto, que se distribuya bien el calor. Ahorrás gas, levanta temperatura y la mantiene. Un hornito eléctrico chiquito también es muy útil.

-Microondas no conviene ¿no?

-No sé, nunca tuve. En el horno eléctrico hacés todo ahí adentro. Calentás la comida, hacés verdura al horno. Se hace rápido. Y lo que te salva es la olla a presión eléctrica, yo armé un recetario para la nueva de Atma y es espectacular, tu abuela vive adentro de la olla a presión. Una vez que entendés lo que pasa ahí adentro, cómo se cocina todo, ya sabés el líquido que se va evaporar, que es nada, y cuánto líquido queda adentro de lo que pusiste. Después te alcanza con basarte y seguir dos o tres recetas.

¿Alguna receta fácil para usar las ollas a presión?

-Metés un pedazo de carne, unos 300 gramos, cortados en cubos, garbanzos, una lata de tomate, cebolla, hierbas, salpimienta, un chorro de aceite de oliva. Cerrás, prendés, y a los 40 minutos tenés un guiso hecho, los garbanzos van a chupar líquido, entonces te lo van a secar, por eso ponés la lata de tomate, y un poco de agua, o vino, o caldo, lo que quieras, eso va a necesitar más. Si ponés cosas que tienen líquido, como vegetales, el líquido va a quedar ahí. La carne no chupa líquido,lo larga, vas a tener más. Una vez que sabés esto ya está, ya conocés el margen que vas a tener de líquido. Lo que lograron con la olla a presión eléctrica es que si nunca usaste una, no te vas a morir del susto de no saber qué hacer. Si no está la comida, no se abre, si la cerraste mal, no arranca. Te saca el susto de la mala praxis personal. Después la olla hace todo sola, y en media hora tenés algo que te hubiera llevado tres horas.

-¿Seguís manteniendo tu cambio de alimentación? ¿Menos harinas?

Sí, sólo como harinas si es espectacular, que es un 10%. Ayer, por ejemplo, comí pizza, pero en lugar de comerme cinco porciones, comí dos y una ensalada al lado, y fainá, que es harina de garbanzo, así lo voy regulando. Dejar harinas no tiene que ser un objetivo, no deberíamos comer tanta, no es necesario. Es muy difícil esquivarla porque en las reuniones te ponen siempre harinas, pero aprendés que hay otra opción, yo a veces salgo con una banana en la cartera, o paso por una verdulería y me compro una mandarina, así de fácil es manejarlo, no necesitás cuchillo y es práctico.

LA NACION Sociedad Alimentación saludable

0 78

El Comercio de Perú /

Con los muslos: es la parte más jugosa de esta ave y tiene un sabor intenso, que puede realzarse con hierbas aromáticas como romero o tomillo.

Se debe tener en cuenta que, por su firmeza, necesita mayor tiempo de cocción a comparación de la pechuga.

Pruebe prepararlas al horno con solo un chorro de limón, o con aderezo anticuchero para lograr las mejores brochetas.

Con la pechuga: tiene un bajo nivel calórico y es un producto recurrente en la preparación de platos.

Para evitar que esté seca, se recomienda marinarla con leche o yogurt junto a especias unas horas antes de prepararla. Además, su tamaño permite que puedan estar rellenas: un corte horizontal en uno de sus lados, agregar queso, tomate, guindones, aceitunas o lo que uno guste, se cierra con mondadientes, a la sartén y listo.

Con las alitas: están compuestas de tres secciones o partes. Se recomienda utilizar las dos primeras, más cercanas a la pechuga, en la preparación de platos o piqueos; y la tercera o la punta en caldos para darle mayor gusto. Son buenos aperitivos para reuniones y se pueden acompañar con papas, ensalada o arroz.

Con la menudencia: es esencial para toda buena sopa. Tiene un enorme potencial en la cocina y es la parte que menos cuesta. Renato Perlata destaca a la molleja, ya que, por su textura y sabor, puede sustituir a la carne de res en algunos platos, como la “molleja saltada” o el arroz tapado.

Con la carcasa:  tiene un importante valor culinario, pues es capaz de darle un toque especial y un sabor más intenso a los caldos. Si estos se complementan con verduras, arroz y papas, puede convertirse en un plato completo y nutritivo. Es fácil encontrarla en todo buen mercado a un precio realmente económico.

0 79

Confirmado /

Ingredientes para 2 raciones:

4 Unidades de Tomates rojos

2 Cucharadas de postre de Aceitunas negras

2 Cucharadas de postre de Aceitunas verdes

2 Filetes de Anchoas

2 Unidades de Ajo

2 Cucharadas de postre de Alcaparras

1 Cucharada sopera de Aceite de oliva

1 Cucharada postre de Perejil

2 Cucharadas soperas de Queso parmesano

1 Pizca de Sal

1 Pizca de Pimienta

Instrucciones | 30 minutos

1. Antes de realizar la salsa puttanesca, el primer paso es alistar todos los ingredientes.

2. En un sartén con aceite, sofreír el ajo cortado finamente a fuego muy bajo durante 1 minuto.

3. Aparte en un procesador, agregar los trozos de tomate y licuar muy poco hasta obtener un puré grumoso, no debemos obtener un jugo de tomate.

Truco: También podemos utilizar puré de tomate en lata.

4. Agregar el puré al sartén y cocinar a fuego bajo durante 15 minutos, revolviendo constantemente, salpimentar.

Truco: Tener cuidado con la sal, ya que las anchoas son ya saladas. Te recomiendo dejar la sal para el final porque puede que no necesites añadir nada extra.

5. Agregar las aceitunas cortadas por la mitad, las alcaparras y las anchoas cortadas finamente, cocinar a fuego lento durante 10 minutos más.

6. Finalmente agregar el perejil finamente cortado y mezclar todo muy bien.

7. Servir la salsa puttanesca y espolvorear con queso parmesano, esta salsa es ideal para acompañar cualquier tipo de pasta. Y si te gustan las salsa rojas puedes probar la salsa arrabiata o la deliciosa salsa pomodoro.

Recetas Gratis

Por Confirmado: Oriana Campos

0 120

El Observador /

Incluimos en el menú, como todas las semanas, el pescado, fuente de omega 3. Recuerde que es fundamental consumir pescado por lo menos 1 vez a la semana para favorecer la salud cardiovascular.

Las verduras siguen siendo protagonistas, presentes en ambos tiempos de comida, pero además esta semana está presente en el menú la quinoa. Es un pseudocereal que se cultiva principalmente en los países andinos, y que en la actualidad se ha expandido a varios países como el nuestro. Es una buena fuente de carbohidratos y proteínas, y posee bajo aporte de grasas. Además, puede ser consumido por celíacos, ya que no contiene gluten. Anímese a probarla.

Lunes

ALMUERZO

-Pescado con tomates y alcaparras

-Zanahoria hervida en cubos

CENA

-Verduras al wok

-Quinoa con perejil

Martes

ALMUERZO

-Empanadas de carne

-Ensalada verde

CENA

-Calabacines rellenos de choclo y muzarella

-Ensalada de pepino y tomate

Miércoles

ALMUERZO

-Lasaña de verduras

CENA

-Milanesa de carne

-Verduras asadas

Jueves

ALMUERZO

-Brochette de carne, morrón y cebolla

-Ensalada de zanahoria y repollo

CENA

-Pasta con vegetales al horno

Viernes

ALMUERZO

-Budín de verduras

-Ensalada de tomate con orégano fresco

CENA

-Torta de atún

-Ensalada de remolacha

comermejor.com.uy

0 104

El Financiero /

“Ve el lado positivo de la vida.”

“Mira hacia el sol, y las sombras quedarán detrás de ti.”

“Quizá no sean buenos todos los días, pero siempre hay algo bueno en todos los días.”

“Ve el vaso semilleno, no semivacío.”

Los investigadores están descubriendo que este tipo de pensamientos, característicos de personas a quienes llaman “optimistas a ciegas “, no solo pueden levantarnos los ánimos. Pueden mejorar la salud y prolongar la vida.

Ya no existe ninguna duda: lo que sucede en el cerebro influye en el cuerpo.

Cuando nos enfrentamos a una crisis de salud, cultivar activamente emociones positivas puede reforzar el sistema inmunitario y contrarrestar la depresión. Los estudios han mostrado un vínculo indiscutible entre tener una actitud positiva y beneficios de salud como baja presión arterial, menos enfermedades cardiacas, control del peso y niveles de azúcar en la sangre saludables.

Aun cuando nos enfrentemos a una enfermedad incurable, los sentimientos y pensamientos positivos pueden mejorar en gran medida la calidad de vida.

La doctora Wendy Schlessel Harpham, autora de varios libros destinados a quienes se enfrentan al cáncer y residente en Dallas, era internista cuando se enteró de que tenía un linfoma que no era del tipo Hodgkin, era cáncer del sistema linfático, hace 27 años.

Durante los siguientes quince años de tratamiento, en los que tuvo ocho recaídas, ella estableció un ambiente de felicidad y esperanza, rodeándose de gente que le levantaba el ánimo, llevando un diario de gratitud, haciendo el bien para los demás y viendo películas divertidas e inspiradoras, entre otras medidas. Su cáncer ha estado en remisión desde hace doce años.

“Fomentar las emociones positivas me ayudó a que la vida fuera lo mejor que podía ser”, afirma Harpham. “Fue un alivio en los momentos difíciles, aunque eso no tuviera efecto en mis células cancerosas.”

Si bien es posible que Harpham tuviera una disposición natural para ver el lado brillante de la vida aun cuando las perspectivas sean sombrías, las investigaciones recientes están demostrando que es posible adquirir la habilidad para experimentar emociones más positivas al enfrentarse al severo estrés de una enfermedad mortal.

Judith T. Moskowitz, profesora de ciencias sociales médicas en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern de Chicago, estableció una serie de ocho conductas que ayudan a promover las emociones positivas.

En sus primeras investigaciones en la Universidad de California en San Francisco, ella y sus colegas encontraron que la gente VIH positiva que practicaba esas conductas tenían una carga más baja del virus, tomaban sus medicamentos correctamente y necesitaban menos antidepresivos para ayudarse a lidiar con su enfermedad.

Los investigadores estudiaron a 159 personas que se habían enterado recientemente de que tenían VIH y las asignaron al azar a un curso de cinco sesiones de capacitación de emociones positivas o a cinco sesiones de apoyo en general. Quince meses después de habérseles diagnosticado el VIH, los que se capacitaron en las ocho conductas mantenían niveles más altos de sentimientos positivos y menos pensamientos negativos respecto de su infección.

Una meta importante de la capacitación es que la gente se sienta feliz, calmada y satisfecha en medio de una crisis de salud. Las mejoras en su salud y su longevidad son puntos extras.

A los participantes se les exhorta a adquirir por lo menos tres de las ocho conductas y a practicar una o más cada día. Esas ocho conductas son:

1. Reconocer un evento positivo cada día.

2. Saborear ese evento y consignarlo en un diario o hablar con alguien al respecto.

3. Llevar un diario de gratitud.

4. Señalar una fortaleza personal y cómo la utiliza.

5. Fijar una meta alcanzable y anotar los avances.

6. Reportar un motivo de tensión de relativamente poca importancia y señalar la forma de reevaluarlo de manera positiva.

7. Reconocer y practicar pequeños actos de amabilidad todos los días.

8. Practicar la atención consciente, enfocándose en el aquí y ahora, más que en el pasado o el futuro.

Moskovitz explicó que se inspiró en la observación de que gente con VIH, diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas vive más tiempo si demuestra emociones positivas. “El siguiente paso era ver si enseñar las conductas que fomentan las emociones positivas a la larga puede afectar en la forma en que la gente lidia con el estrés y en su salud.”

Precisa que los objetivos son elevar la calidad de vida, reforzar el cumplimiento con los medicamentos, fomentar conductas saludables y construir recursos personales que signifiquen mayor apoyo social y mayor atención a las cosas buenas de la vida.

Gregg De Meza, arquitecto de 56 años de edad de San Francisco, se enteró de que estaba contagiado de VIH hace cuatro años. Él me dijo que adquirir las conductas “positivas” le cambió la vida. Él se sintió “estúpido y descuidado” por haberse contagiado y en un principio trató de mantener en secreto su condición.

“Cuando ingresé en el estudio, sentía que todo mi mundo se estaba cayendo a pedazos”, asegura. “La capacitación me recordó que podía apoyarme en mi red social y decidí ser honesto con mis amigos. Me di cuenta de que, para mostrar mi verdadera fuerza, tenía que mostrar mis debilidades. Esto me hizo ser más positivo, más compasivo y ahora estoy más sano que nunca.”

En otro estudio con 49 pacientes de diabetes tipo 2, la versión en línea del curso de capacitación de conductas emocionales positivas fue eficaz para reforzar la positividad y reducir las emociones negativas y los sentimientos de estrés.

Estudios anteriores habían demostrado que, en el caso de los diabéticos, los sentimientos positivos estaban asociados con el control del azúcar en la sangre, aumento de la actividad física, una alimentación saludable, menos consumo de tabaco y menor riesgo de morir.

En un estudio de prueba con 39 mujeres con cáncer de pecho en estado avanzado, Moskovitz aseguró que la versión en línea de la capacitación redujo la depresión entre ellas. Lo mismo sucedió con personas que atienen a pacientes con demencia.

“Nada de esto es ciencia avanzada”, afirma Moskovitz. “Yo solo reuní esas conductas y las puse a prueba de una manera científica.”

En un estudio relacionado con más de cuatro mil personas de más de 50 años de edad, publicado el año pasado en Journel of Gerontolgy , Becca Levy y Avni Bavishi, de la Escuela de Salud Pública de Yale, demostraron que tener una opinión positiva sobre el envejecimiento puede tener resultados positivos en la salud y la longevidad.

Levy precisó que hay dos mecanismos que podrían explicar los resultados.

A) Psicológicamente, una opinión positiva puede reforzar la confianza en la capacidad propia, reducir la percepción de estrés y fomentar conductas saludables.

B) Fisiológicamente, quienes tienen una actitud positiva hacia el envejecimiento tienen niveles más bajos de proteína reactiva C, indicador de la inflamación relacionada con el estrés que está asociada con enfermedades cardiacas y otros padecimientos, incluso después de tomar en cuenta otros factores que podrían influir, como edad, estado de salud, sexo, raza y estudios. Y también viven significativamente más tiempo.

Síguenos en

60FansLike
2,786FollowersFollow