Tags Posts tagged with "recuerdos"

recuerdos

0 169

La Razon /

Ingredientes

• ½ taza de hielo

• 3 naranjas en zumo

• ½ taza de café orgánico destilado

• 3 cucharas de azúcar

• 1 clara de huevo

Preparación

Vierte los hielos y el zumo de naranja dentro de la licuadora, seguido del café orgánico, juntamente con el azúcar y la clara de huevo.

Licúa por 4 minutos y sírvelo como un aperitivo, decora con café en el plato.

Tips

• También se puede incluir un poco de singani para convertirlo en un licor tradicional.

• La naranja puede ser sustituida por limón o cualquier otro cítrico, dándole un gusto distinto al Recuerdo de Caranavi.

Con sabor a Bolivia

Productos

Café: privilegiado por ofrecer uno de los aromas más intensos, el café boliviano, especial de altura, compite con mercados internacionales gracias a su sabor y exquisitez.

Uso en la cocina boliviana: se utiliza en bebidas calientes y frías, según el tostado elegido. Asimismo en la elaboración de helados, en repostería y en salsas para algunas comidas.

Singani: es exclusivo de Bolivia y se elabora con la destilación de uva Moscatel de Alejandría, cultivada a 1.800 metros sobre el nivel del mar. El singani ha sido premiado en reconocidos concursos internacionales.

Uso en la cocina boliviana: es el principal ingrediente en cócteles tradicionales bolivianos como el chuflay y el yungueñito, también en la elaboración de maicillos y comidas que requieren realzar el sabor.

Estudiantes de las escuelas Manq’a son los creadores de la receta RECUERDO DE CARANAVI

Esther Navarro (representante de los creadores de esta receta), tiene 19 años. Ella fue parte del equipo que se inspiró para crear la receta ‘Recuerdo de Caranavi’. para ella, Manq’a es su primera familia, donde encuentra no solo un equipo de cocina, sino también apoyo en todo lo que hace, “se me da la oportunidad de crear, inventar, recrear y conocer más sobre alimentos bolivianos”.

Fuente: Paleta de Sabores

0 416

Científicos de todo el mundo han estudiado el sueño desde hace muchos años, descubriendo que este tiene una fuerte conexión con la memoria. Por ejemplo, un estudio de los años 20 concluyó que las curvas de olvido eran menores en las personas que dormían más. Otro más reciente determinó que cuanto antes se duerme una persona después de aprender o codificar un concepto, mejor lo retendrá en su cabeza. Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y publicado en ‘Cortex’, sugiere que dormir no solo sirve para no olvidar, sino también para recordar, es decir para rescatar algo dentro de nuestra memoria. En pocas palabras, hace que la memoria declarativa trabaje mejor y, por lo tanto, sea más accesible. “Este concepto se refiere a la memoria para la información y su significado, y para episodios autobiográficos, o sea, tu pasado. Además hace que la persona pueda declarar una información, bien recordándola o bien sabiendo que ya la conoce cuando te encuentras de nuevo con ese concepto “, explica Nicolas Dumay, líder del estudio. Sabiendo esto, y teniendo claro que la memoria sirve, en general, para fijar conceptos, Dumay se preguntó si también serviría para recordar cosas de las que, a priori, el individuo no se acordaba. Los resultados revelaron que después de dormir somos capaces de acordarnos de conceptos que no nos venían a la mente mientras estábamos despiertos o justo después de aprenderlos. Para llegar a esta conclusión, contaron con 72 personas divididas en dos grupos de 36. A todos se les hizo aprender una serie de palabras inventadas, y luego se les sometió a un test para comprobar si las recordaban. Luego un grupo se fue a dormir y el otro se mantuvo despierto, 12 horas más tarde, se volvíó a hacer el mismo test de antes para ver si el número de palabras recordadas había cambiado. La idea era distinguir entre las palabras perdidas, es decir, las que no se recordaron ni en el primer test ni en el segundo; las mantenidas, que se recordaban en ambas pruebas; o las ganadas, que solo se recordaban en el segunda test. Los resultados del análisis demostraron que, en comparación con el grupo que se mantenía despierto, el sueño ayudaba, más que a la pérdida de memoria, a recordar conceptos anteriormente olvidados, ya que las palabras ganadas se daban mucho más entre los participantes que dormían que entre los que no lo hicieron. “Dormir ayuda a recuperar información a la que inicialmente la persona no tenía acceso, porque esos recuerdos eran inicialmente demasiado débiles o inestables”, explica Dumay, quien apunta que la posibilidad de ganar o recuperar un concepto en el segundo test respecto al primero era más del doble en el grupo que dormía (16,9% de palabras recordadas en el re test) frente al que se mantenía despierto (7,3%). Dumay cree que la clave estaría en el hipocampo, una estructura interna del lóbulo temporal “que se encarga de descomprimir episodios y conceptos recientemente codificados, y los repite en las regiones del cerebro que originalmente estuvieron involucradas en su aprendizaje”.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Sabías que algunas neuronas de nuestro cerebro se duermen cuando no hemos dormido lo suficiente? Conoce diez razones científicas por las que es bueno dormir la siesta.

Posted by RPP Noticias on  Martes, 28 de julio de 2015 Compartir en:

Síguenos en

68FansLike
2,779FollowersFollow