Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Recetas"

Recetas

0 27

La Nacion /

Práctica y versátil, una de las mejores cualidades de la carne en la cocina es que se presta para casi todo. Probá estas opciones bien distintas con un sabor cotidiano: paleta de novillo.

Churrasquitos grillados al ajo y orégano

Ingredientes

4 bifes de paleta de novillo de 150 g

2 dientes de ajo fileteados

1 cda. de orégano seco o un puñado de hojas de orégano fresco

Sal y pimienta

Aceite de oliva

Preparación

Mariná los bifes con el resto de los ingredientes. Calentá a fuego fuerte una sartén grande y cocinalos de a tandas, 2 a 3 minutos de cada lado (o más o menos tiempo según el punto que te guste). Servilos con gajos de limón, mostaza y batatas cuña asadas.

Paleta al horno sobre láminas de papas y romero

Ingredientes

2 k de papas peladas y cortadas bien finitas

2 ajos picados y 6 dientes enteros con piel

1 puñado de hojas de romero frescas picadas y ramitas enteras

Sal y pimienta

Aceite de oliva

1.5 k de paleta de novillo

Preparación

Precalentá el horno a 200º C (fuerte). Mezclá bien las papas con el ajo, el romero picado, la sal, la pimienta y un hilo de aceite de oliva. Colocalas de manera prolija en una fuente honda para horno previamente aceitada y cocinalas 45 minutos. Salpimentá la paleta, rociala con aceite y colocala encima de las papas, junto con los dientes de ajo enteros y las ramitas de romero. Subí la temperatura del horno a 220º C y cociná 1 hora, o hasta que la carne esté a punto y las papas doradas.

Paleta al curry en cocción lenta con papas

Ingredientes

Aceite vegetal

1.5 k de paleta de novillo desgrasada y cortada en trozos grandes

Sal y pimienta

1 cebolla cortada en pluma

3 dientes de ajo filetados

2 cdas. de polvo de curry

2 hojas de laurel

2 ramas de canela

500 cc de leche

500 cc de caldo de pollo

750 g de papas peladas y cortadas en trozos grandes

Preparación

Calentá el aceite a fuego fuerte en una olla grande. Salpimentá la carne y cocinala de ambos lados 4 minutos, o hasta que esté bien dorada. Retirala y reservala. Agregá a la olla la cebolla y el ajo y doralos 2 minutos. Incorporá el curry, laurel y canela y revolvé bien para tostar; luego verté la leche y el caldo, siempre revolviendo bien. Cuando llegue a hervor, reducí el fuego a mínimo y cociná tapado 1 hora. Agregá las papas y cociná 40 minutos más o hasta que todo esté tierno.

Paleta entera a la barbacoa

Ingredientes

20 g de pimentón ahumado

1 pizca de chili en polvo

100 ml de vinagre de manzana

1 cda. de extracto de tomate

150 g de miel

75 g de azúcar rubia

1 cda. de mostaza en polvo

2 cdas. de agua

1.5 k de paleta de novillo entera

Sal y pimienta

Preparación

Precalentá el horno a 180º C (medio-fuerte). Mezclá el pimentón, chili, vinagre, extracto de tomate, miel, azúcar, mostaza y agua en una olla chica y llevalos a fuego medio. Cuando llegue a hervor, cociná 3 a 4 minutos o hasta que apenas espese. Dividí la salsa en dos partes y dejala enfriar. Colocá la carne en una placa para horno con papel manteca o aluminio y salpimentala. Luego usá una cuchara o pincel para cubrirla con la mitad de la salsa de barbacoa. Horneala 1 hora o hasta que esté bien dorada, pincelándola con la salsa cada tanto.

Brochettes de paleta especiadas

Ingredientes

1 kg de paleta de novillo desgrasada y cortada en cubos

Sal y pimienta

Aceite de oliva

1 cdita. de comino

1 cda. de mostaza

1 cdita. de pimentón dulce

1 cditas. de ajo en polvo

1 cda. de perejil picado o seco

2 cebollas moradas cortadas en trozos

1 morrón rojo, en trozos

Preparación

Remojá 8 palitos de brochette en agua por ½ hora (esto evitará que se quemen). Colocá la carne, sal, pimienta, un hilo de aceite de oliva, comino, mostaza, pimentón, ajo y perejil en un bowl y mezclá bien. Armá las brochettes en palitos, intercalando la carne con cebolla y morrón. Calentá una plancha o sartén con grilla a fuego fuerte y cociná las brochettes de a tandas, 2 a 3 minutos de cada lado o hasta que estén doradas y cocidas.

0 24

El Observador /

Para realizar esta torta de mandarinas rápida pero deliciosa se necesitan:

· 2 mandarinas (si las mandarinas son pequeñas se pueden usar 4 en vez de 2)

· 1 huevo

· 3 cucharadas de aceite

· 1 taza de azúcar

· 1 y ½ tazas de harina

· 2 cucharaditas de polvo de hornear

Preparación:

Cortar las 2 mandarinas a la mitad (una pelada y otra con cáscara, lavada con cepillo) y retirar todas las semillas, para que no dejen sabor amargo. Licuar con las 3 cucharadas de aceite y el huevo, hasta que la cáscara quede molida. Agregar la taza de azúcar mientras se sigue licuando.

Una vez que la mezcla esté homogénea, agregar poco a poco la harina mezclada con el polvo de hornear y seguir licuando hasta que la preparación comience a hacer burbujas.

Una vez lista la mezcla para la torta de mandarinas verter en un molde enmantecado y cocinar alrededor de 30 minutos a horno moderado o hasta que al introducir un palillo este salga seco.

comermejor.com.uy

0 29

El Observador /

Esta semana le proponemos preparaciones distintas con vegetales, para que pueda incluirlos en su dieta de forma saludable y rica. Los vegetales aportan pocas calorías, gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, que favorece el tránsito intestinal y ayuda a regular tanto el colesterol como la glucosa en sangre. Es importante consumir vegetales y frutas a diario, al menos 5 porciones al día.

Como todas las semanas también incluimos preparaciones con pescado, fuente de omega 3, fundamental para la salud cardiovascular. Recomendamos que lo consuma al menos 1 vez en la semana para obtener todos sus beneficios.

Recuerde incluir a los niños tanto en la compra como en la elaboración de las preparaciones, para motivarlos a alimentarse de forma saludable y adoptar buenos hábitos alimentarios.

Lunes

ALMUERZO

-Sopa licuada de verduras

-Pizza vegetariana

CENA

-Calabacitas rellenas

-Zanahoria rallada

Martes

ALMUERZO

-Milanesa de carne al horno

-Ensalada de verdes y semillas

CENA

-Tortilla de puerros y zanahoria

-Ensalada de tomate con orégano

Miércoles

ALMUERZO

-Sopa de calabaza

-Pescado con echalotes, limón y eneldo

-Ensalada de remolacha

CENA

-Fideos al wok

Jueves

ALMUERZO

-Sopa licuada de verduras

-Tarta de zuchinni y zapallo light

-Ensalada de 4 sabores

CENA

-Croquetas de pollo y puerro

-Zanahoria en cubos

Viernes

ALMUERZO

-Sopa de apio

-Milanesas de ricota

-Puré mixto

CENA

-Carne al horno

-Verduras asadas

comermejor.com.uy

0 31

La Nacion /

La barra de trabajo de Damián Shiizu parece la mesa de un laboratorio. Todo en su lugar, el cuchillo afilado, el pescado limpio, el arroz en su punto perfecto de cocción. Se destacan las hojas de shiso frescas, algunas verdes bien verdes y otras púrpura profundo. Tienen forma de corazón y apenas desprenden aroma: “El shiso es muy popular en Japón, se utiliza como una hierba o como una especia, porque se deshidrata y se muele, como el orégano. Cuando está molido se lo conoce como furikake shiso y suele acompañar platos de pescado porque tiene propiedades antialérgicas. Como siempre, los alimentos cumplen funciones nutricionales y medicinales en Oriente, por eso se usa mucho en el sushi, se mezcla con la salsa de soja o se corta en tiritas frescas sobre el pescado. Las hojas enteras suelen servir de soporte de un bocado de arroz o del sashimi, esas láminas recién cortadas de pescado fresco. Me encantan sus sabores a albahaca, menta y anís. De hecho, se la conoce como la albahaca japonesa”, dice Damián, mientras sus manos veloces arman un roll impecable.

Los padres de Shiizu eran amigos de la familia del chef Iwao Komiyama, quienes a su vez eran dueños del restaurante japonés Furusato, pionero en ofrecer bocados nipones en Buenos Aires. “Los Komiyama necesitaban un ayudante y así empecé mi carrera. Tenía 19 años, lo vi al principio como una oportunidad laboral, pero después me enamoré de la gastronomía. Con ellos me formé y aprendí gran parte de lo que sé sobre sushi y cocina japonesa. Más tarde fui jefe de barra de sushi en el restaurante Osaka y ahí entendí lo que significaba la palabra fusión. La primera vez que vi hacer sushi con maracuyá no lo podía creer. Hoy parece natural, pero era una osadía en aquellos tiempos”, recuerda Damián. Desde hace unos años, Shiizu (junto con su socio, Sebastián Verrastro) es dueño de un emprendimiento que comenzó siendo un delivery y más tarde se convirtió en restaurante: Kokoro Sushi (Av. Coronel Díaz 1651; www.kokorosushi.com.ar).

Shiso es el nombre japonés de la Perilla frutescens, una aromática de la que se utilizan las hojas, las flores y las semillas. Se cree que es originaria de China y la India, pero fue en Japón donde su uso se popularizó. Sus hojas con forma de punta de lanza (lanceoladas), más redondas que ovaladas y con los bordes dentados, son similares a las de las ortigas. Se la utilizaba con fines terapéuticos para afecciones respiratorias, alergias e intoxicaciones alimentarias, por eso se volvió aliada fundamental en los platos con pescado. El shiso rojo o púrpura se utiliza en una receta tradicional japonesa: la ciruela encurtida, conocida como umeboshi; en tanto que las verdes también se utilizan para aderezar ensaladas, carnes y pescados. Damián las dispone prolijamente en la base de la fuente en la que acomodará luego sus rolls preciosos.

¿Cómo describís el sabor de las hojas de shiso?

Son un poquito picantes, anisadas, algo cítricas. Es una hoja que no pasa inadvertida, se siente, aporta sabor. Además del sushi, también se usa en sopas, caldos e infusiones, sobre todo por sus propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antihistamínicas. A mí me gusta comerlas en tiraditos, sobre el sashimi o también las utilizo para mis rolls. Hago uno con papel de arroz, ciboulette y shiso que me resulta delicioso.

¿Es un ingrediente del sushi tradicional?

Sí, claro. El sushi tradicional busca respetar el sabor original de cada ingrediente: es pescado, arroz, soja, wasabi, jengibre y algas. Sin adornos. Y cada ingrediente tiene su función: la soja aporta sal, el wasabi es antiparasitario, el jengibre para limpiar el paladar entre bocado y bocado. No existe el maracuyá y el salmón ni todo lo que vino después. Hay que tener en cuenta también que originalmente el sushi era de atún rojo, pero acá no llega, o llega congelado y es carísimo. Y al paladar argentino le cuesta a veces comer su carne roja, algunos comensales me dicen que es como carne de vaca cruda.

¿Cómo evolucionó el sushi en estos años?

Muchísimo, hoy hay piezas de todo tipo, color, forma y combinaciones. Sigue predominando lo dulce, a la gente le gusta el salmón y el maracuyá. Hay todo un debate con el salmón, para mí entra en el mismo orden que tantos otros alimentos, creo que hay que confiar en el proveedor y tratar de conseguir el de mejor calidad. Es sabroso, delicado, aporta personalidad al sushi. Sigue costando lo picante y lo crudo, por eso se tapan los sabores del pescado con mil otros ingredientes. Pero hay mucha innovación, creo que el sushi abrió la puerta para que otros platos con pescado crudo entraran, como el cebiche y los tiraditos. Y en definitiva nos hizo comer más pescado. Creo que sigue habiendo espacio para la innovación, el límite lo pone el comensal.

¿Cuáles son los tips para identificar que una pieza de sushi es de calidad?

Lo primero es el pescado: debe ser fresquísimo. Y luego el armado de la pieza. Se trata de una carne frágil, si el cuchillo no está afilado como corresponde los tejidos se rompen y todo se malogra. Es fundamental que se puedan distinguir los granos de arroz; lo rico es que haya aire entre los granos. Las piezas tienen que tener un tamaño para poder comerlas de un bocado. Y, por favor, no sumerjan la pieza en la salsa de soja, se desarmará. Sólo se moja el pescado, no es una fondue.

¿Por qué comer sushi es un rito?

Porque se juegan cuestiones del respeto. En Japón uno come en la barra, observa trabajar al sushiman, cómo utiliza sus cuchillos, los cortes que hace, confía en que ofrecerá su mejor bocado. Hay un intercambio, una charla amena, un respeto que para mí es muy interesante. Es un rito que se basa en la confianza.

FUJI ROLL SENCILLO Y RÁPIDO Esparcir sobre el sashimi una capa de shiso fresco y cebolla de verdeo bien picados. Acompañar con salsa de soja, gotas de limón y jengibre rallado.. Foto: Rodrigo Ruiz Ciancia

Ingredientes

150 g de shari

(arroz de sushi)

1/2 hoja de alga nori

10 g de harina

10 g de panko

(pan rallado japonés)

1 huevo

40 g de salmón rosado

1 palta

Shiso deshidratado c/n

Sal y pimienta

Aceite de girasol

Preparación

Cortar el salmón en bastones de 19 cm x 1 cm de espesor. Salpimentar, pasar por harina, huevo previamente batido y rebozar en panko antes de freír.

Sobre la esterilla preparar la plancha de shari junto con la media alga nori para enrollar. Para el interior del roll, colocar a lo largo tres gajos de palta de 1 cm de espesor cada uno y el bastón de salmón empanizado, terminar de enrollar y darle forma triangular al roll.

Esparcir una fina capa del furikake shiso sobre las dos caras visibles del roll. Cortar en 10 piezas y coronar con salsa de rocoto e hilos de papas fritas para darle más textura a la pieza final.

Agradecimiento: Nueva Casa Japonesa. Humberto Primero 2357. Tel: 4941-6491. casajaponesa.com.ar

LA NACION LA NACION revista LA NACION revista

0 59

El Observador /

Proponemos como todas las semanas preparaciones con vegetales en ambos tiempos de comida, diferentes opciones para que los incluya cada vez más en su alimentación. Es importante consumir al menos 5 porciones de verduras y frutas al día por sus importantes beneficios en la prevención de enfermedades crónicas, regulación del tránsito intestinal, entre otros. Tuvimos en cuenta en el menú las verduras que se encuentran más accesibles actualmente en el mercado.

Como una opción diferente al arroz blanco, le proponemos que utilice en la cazuela arroz integral, que aporta más fibra que el tradicional. Recuerde que la fibra le ayudará a regular el tránsito intestinal y a normalizar los niveles de colesterol y glucosa en sangre.

Todo pronto para que planifique la alimentación de su familia.

Lunes

ALMUERZO

-Sopa de calabaza

-Tarta de jamón y queso con masa licuada

CENA

-Hamburguesas de papa y atún

-Ensalada de rúcula y semillas

Martes

ALMUERZO

-Cazuela vegetariana con arroz integral

CENA

-Sopa juliana

-Milanesas de ricota

-Puré de zanahoria

Miércoles

ALMUERZO

-Sopa de remolacha

-Pescado a la plancha

-Croquetas de espinaca al horno

CENA

-Tarta liviana de calabaza y queso

-Ensalada de tomate y albahaca

Jueves

ALMUERZO

-Budín de brócoli bajas calorías

-Ensalada de remolacha

CENA

-Sopa licuada de verdura

-Pastel de carne

Viernes

ALMUERZO

-Tarta rápida de pollo y vegetales

-Ensalada de lechuga y zanahoria rallada

CENA

-Sopa licuada de verduras

-Figazza

comermejor.com.uy

0 41

El Observador /

La remolacha aporta a este pan dos propiedades destacables: por un lado, una miga que se mantiene con una estupenda humedad durante varios días, y por otro, un color entre rosado y rojizo que resulta en un auténtico espectáculo para la vista.

Ingredientes:

· 200 g de puré de remolachas

· 700 g de harina 0000

· 25 g de levadura

· 1 cda de azúcar

· 300 ml de agua tibia

· 2 ctas de sal

· pimienta a gusto

· 50 g de manteca derretida

Procedimiento:

1. Mezclar la harina con la levadura en un bowl. Agregar el azúcar, la sal y la pimienta y mezclar bien.

2. Agregar el puré de remolacha y el agua. Integrar bien con cuchara de madera.

3. Agregar la manteca derretida y comenzar a amasar con las manos y la mesada aceitadas con aceite de oliva. Amasar durante unos 5 a 10 minutos.

4. Formar un bollo y dejar leudar por 40 minutos.

5. Separar el bollo en pancitos y colocarlos en una fuente para horno.

6. Dejar leudar por 10 minutos más.

7. Hornear a fuego medio hasta que estén dorados y enfriar sobre rejilla.

Estos pancitos van muy bien con mermelada de frambuesa o de arándanos y queso crema. Se pueden congelar luego de cocidos y, unas horas antes de consumirlos, dejarlos descongelar a temperatura ambiente, previo a darles un golpe de horno para comer calentitos.

comermejor.com.uy

0 43

El Observador /

Esta receta solo lleva tres ingredientes y no tiene harinas, manteca ni azúcar.

Además de ser muy fácil y rápida, utiliza ingredientes que están presentes en cualquier despensa o son muy sencillos de conseguir sin gastar demasiado.

Al no llevar harinas de ningún tipo es apta para personas con enfermedad celíaca, siempre y cuando el cacao a utilizar sea libre de TACC (trigo, avena, cebada y centeno).

Tampoco lleva manteca ni aceite, lo cual lo convierte en un postre con pocas calorías, y, además, cumple su propósito de saciar un antojo dulce cuando ataca la ansiedad.

Para una porción se necesitan:

· 1 banana

· 1 huevo

· 1 cda. de cacao en polvo

Procedimiento:

1. Cortar la banana en rodajas y colocarlas en una licuadora o procesadora.

2. Agregar el huevo y procesar. Luego agregar la cucharada de cacao y volver a accionar hasta que se integren bien.

3. Colocar la mezcla en un molde individual apto para horno y cocinar durante 12 minutos hasta que, al pincharlo con un palillo, este salga limpio.

4. Se pueden agregar por encima nueces u otros frutos secos, chips de chocolate , salsas, dulce de leche, helado, o el sabor de preferencia.

comermejor.com.uy

0 34

El Observador /

Para 10 porciones.

Ingredientes para la torta:

· 1 2/3 tazas de harina

· 1 ½ ctas de polvo de hornear

· 1 cta de sal

· 2/3 tazas de cacao de buena calidad

· 1 ½ tazas de azúcar

· 2/3 tazas de aceite de oliva

· 2 huevos

· 1 cta de extracto de vainilla

· 1 cta de vinagre blanco

· 1 ¼ tazas de leche

Ingredientes para el frosting:

· 2 tazas de azúcar impalpable

· ¼ taza de cacao

· 1 cda de manteca sin sal

· 1 cta de extracto de vainilla

· 2 o 3 cdas de agua tibia

Procedimiento:

1. Precalentar el horno a 180ºC, engrasar una tortera de unos 24 cm de diámetro y forrar con papel manteca.

2. Mezclar la harina, el polvo de hornear, el cacao, la sal y el azúcar en un bowl. Mezclar.

3. Batir los huevos ligeramente antes de agregarlos al bowl, junto con el aceite, el extracto de vainilla, la leche y el vinagre.

4. Batir con batidora eléctrica durante 30 segundos a velocidad lenta y luego por 3 minutos a velocidad alta. Colocar la mezcla en el molde.

5. Hornear durante aproximadamente 60 minutos.

6. Para el frosting colocar el azúcar impalpable y el cacao en un bowl. Mezclar y agregar la manteca y la vainilla. Incorporar el agua tibia, una cuchara a la vez, hasta lograr un baño suave y resbaladizo.

7. Esparcir el baño sobre la torta ya fría.

comermejor.com.uy

0 41

La Nacion /

Las frutas que pertenecen a la familia de los citrus crecen en pequeños árboles y se caracterizan por tener abundantes cantidades de vitamina C, ácido cítrico (de ahí el sabor acido tan característico) y aceites esenciales (lo que les da un aroma profundo).

Claro que es costumbre usar la fruta tanto en la cocina dulce como en preparaciones saladas. Pero también se usan las flores para crear aromas y perfumar distintos platos. El más conocido siendo el aceite de flores de azahar, proviniendo del naranjo.

Hoy, a través de los postres propuestos, les rendimos tributo a los distintos cítricos que suelen conseguirse fácilmente en Argentina.

1) Limón Limón (Pixabay). Una propuesta fácil y sabrosa, unos cuadrados de limón, para preparar en cualquier ocasión:

Un postre clásico y siempre bienvenido, un lemon pie pero en versión individual, muy práctico a la hora de servir.

2) Lima Lima (Pixabay). Inspirada en la famosa Key Lime Pie (de Los Cayos en Florida), esa tarta de lima es ideal para quienes les gusta el sabor a lima.

Una receta para quienes quieran descubrir sabores nuevos, una torta de chocolate con lima y con chile seco que le aporta un picante interesante.

3) Naranja Naranja (Pixabay). Esta torta de naranjas es una oda a ese cítrico. Para preparar y compartir.

Una opción para todos los días, ese budín de naranjas y frutos secos, perfecta para la hora de la merienda.

4) Pomelo Pomelo rosado (Pixabay). Una tarta fría con crema de pomelo, para variar sabores y aprovechar todas las frutas cítricas que podamos encontrar.

Esos gajos de pomelo en almíbar son una buena idea de preparar en invierno y luego servir durante todo el año, con una porción de queso o una bocha de helado.

5) Mandarina Mandarinas (Pixabay). Les va a encantar ese bavarois de mandarina , hecho con pionono y una crema deliciosa. Para servir bien frío.

No es secreto que el chocolate se lleva muy bien con los cítricos, estos postrecitos de chocolate y mandarina son para preparar en vasitos individuales y disfrutar de la suma de sabores.

6) Quinoto Quinotos (Pixabay). La torta de queso y quinotos permite usar esa fruta de otra manera, agregando sabor con la ralladura de las cáscaras.

LA NACION Sociedad Recetas

0 43

El Observador /

Los restos de verduras, se pueden transformar al día siguiente en un puré, salsa para pasta o sopa. Si eran verduras al dente se pueden integrar a una tarta.

Si sobra algo de carne, pescado o pollo cocido, aprovecharlo para hacer croquetas, empanadas, rellenar zuccinis o zapallitos, o agregarlo a una ensalada para aportar proteínas. Rellenar canelones o armar una lasaña. Convertirlo en un strogonoff o carne a la cacerola.

Antes de tirar frutas que estén muy maduras preparar con ellas un postre: compotas, licuado, mermeladas o torta. O simplemente transformarlas en una salsa para helado, pasándola por la licuadora.

Aprovechar hasta la última gota en los tetra bricks, latas y envases de vidrio, añadiendo un poco de agua o caldo de verduras.

Los yogures se pueden utilizar para hacer vasitos con muesli, frutos secos, o con una cucharada de mermelada. También pueden usarse como salsa y aderezo para ensaladas.

Si se ventiló el queso en la heladera y se puso duro, rallarlo manualmente o en la procesadora y guardarlo en bolsitas en el freezer.

El pan del día anterior tiene mil y una vidas, se puede convertir en unos croutons para una ensalada, o sopa, o tostarlo para desayunar.

Si se hizo demasiada pasta o arroz apartar lo que no se vaya a comer (sin mezclar con la salsa o los condimentos) y usarlo para una ensalada o tortilla al otro día.

Si se están por pasar los tomates, pelarlos y saltearlos al wok en cubos, dejando una salsa a medio camino para la pasta, la pizza, las lentejas o las albóndigas.

Si sobra muzzarella u otro queso o fiambre, se pueden freezar y después utilizar para rellenar una empanada o tarta.

Si todos aprovecháramos al máximo los alimentos que compramos ahorraríamos como familia y cuidaríamos el sistema alimentario como sociedad.

comermejor.com.uy

0 31

Antes de empezar a cocinarlas es fundamental que les quitemos el amargor y el exceso de agua a las berenjenas. Para ello las dejaremos reposar media hora con sal gorda

La berenjena no debe faltar en nuestra alimentación, ya que además de ofrecer una gran versatilidad en la cocina, nos aporta muchos beneficios para la salud y nos permite alimentarnos de manera ligera y nutritiva.

Descubre en este artículo 3 originales recetas para sorprender a toda la familia con su delicado sabor.

El paso previo

La berenjena exige siempre un paso previo fundamental para que le podamos quitar el amargor y el exceso de agua.

Para ello deberemos cortar las berenjenas en rodajas o a lo largo, según la receta, y espolvorearlas con un poco de sal marina de manera uniforme y por ambos lados.

A continuación, las dejamos sobre un colador durante un mínimo de treinta minutos para que vayan soltando el agua en forma de pequeñas gotas. Pasado este tiempo las lavamos bien con agua, las secamos y ya están listas para ser cocinadas.

Berenjenas rebozadas en avena

La berenjena al horno adquiere una textura muy tierna que combina muy bien con este saludable rebozado de avena que te proponemos, y que contrastará gracias a su textura crujiente.

Receta para dos personas:

  • 2 berenjenas medianas.
  • 100 gramos de copos de avena.
  • Especias al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  • Una vez tengamos ya las berenjenas desamargadas, cortadas a lo largo, las pasaremos por huevo batido y por copos de avena sin moler. También podemos añadirle algunas especias como orégano, albahaca, ajo en polvo o pimentón.
  • A continuación, las pondremos en una bandeja de horno untada con aceite de oliva y también les añadiremos un poco de aceite de oliva por encima.
  • Las hornearemos a 180 grados durante media hora aproximadamente, o hasta que la berenjena esté blanda y el rebozado crujiente.

Estas berenjenas rebozadas las podemos comer solas, como guarnición o bien con salsa de tomate y queso.

Paté de berenjena

Este paté o crema fría de tradición árabe es ideal para tener a mano una comida ligera y deliciosa para acompañar con vegetales crudos o tostaditas.

Ingredientes:

  • 3 berenjenas grandes.
  • Jugo de medio limón.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas soperas (35 gramos) de pasta de sésamo o tahín.
  • Sal marina.
  • Pimienta y comino en polvo.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  • Hornearemos las berenjenas previamente desamargadas a 180 grados durante treinta minutos y las dejaremos enfriar para poderlas manipular sin quemarnos.
  • Cuando ya estén frías, les quitaremos la piel y pondremos toda la pulpa en un bol, en el cual añadiremos el jugo de limón, los dientes de ajo, el tahín, la pimienta, la sal marina, el comino molido y el aceite de oliva.
  • Lo batiremos todo hasta conseguir la textura homogénea que necesitamos.
  • Lo dejaremos enfriar en la nevera y lo decoraremos con un poco de pimienta o pimentón y un chorro de aceite de oliva.
  • Berenjenas en conserva

    Lo mejor de esta receta es que nos permite tener siempre a mano un aperitivo o un relleno de bocadillos muy apetitoso, ya que se conserva durante varias semanas en la nevera.

    Ingredientes para un bote de conserva:

    • 2 berenjenas grandes.
    • Sal marina.
    • Vinagre de manzana.
    • Ajos frescos.
    • Especias al gusto.
    • Aceite de oliva virgen extra.

    Elaboración:

    • Cortaremos las berenjenas a rodajas y las desamargaremos tal como hemos indicado.
    • Prepararemos el aceite que usaremos para macerar la berenjena. Le añadiremos ajos frescos picados finos, sal marina y especias a nuestro gusto. Reservaremos.
    • Pondremos una cazuela con una parte de vinagre por tres partes de agua a hervir. Cuando ya esté hirviendo, iremos metiendo las rodajas de berenjena con la ayuda de un tenedor pero sin soltarlas, ya que solo deben estar unos segundos en el agua, justo hasta que veamos que se reblandecen y se vuelven más transparentes.
    • Cuando el trozo esté listo, lo meteremos en el bote de conserva y le añadiremos un poco del aceite que hemos preparado previamente. Entonces continuaremos con otro trozo e iremos añadiendo trozos de berenjena y pequeñas cantidades de aceite al bote para que se pueda impregnar bien todo.
    • Cuando tengamos el bote lleno, lo dejaremos enfriar y lo conservaremos en la nevera. Podremos ir usando esa berenjena en aperitivos, bocadillos, guarniciones, guisos, pastas, etc.

0 32

La Nacion /

Narda charla con el verdulero, acomoda la espinaca para la foto, se saca una selfie con un fan. La escena sucede en el Barrio Chino: en dos cuadras ya se cruzó con un colega cocinero y con un productor, y charló con un grupito de chicas. Debe ser la espinaca lo que le da energía.

Eligió estas hojas verdes para hablar de la alimentación infantil, el tema en el que profundizó desde que es mamá de Leia. Acaba de publicar su libro Ñam Ñam, manual para alimentar a un pequeño omnívoro (Planeta) y las casi 500 páginas que lo componen van mucho más allá de las recetas. Se trata de una herramienta para lograr que los niños (y los adultos) disfruten de comer variado, nutritivo y sabroso. La estrategia es fiel al estilo Lepes: comunicar conceptos concretos y útiles con frases cortas del tipo: “Tu snack no es su snack”; “sumá sabor”; “bajá el azúcar y la sal”, y “todo empieza con la compra”.

“Lavo la espinaca en agua y un chorrito de vinagre, así se desprenden los bichitos y le saco la tierra. Hay espinacas de primavera, de invierno. Es que es la más amable de las hojas oscuras. Comelas porque tienen de todo”, recomienda.

Eligió espinaca para hacer unos malfatti riquísimos y para profundizar en uno de los tópicos de la alimentación infantil: cuesta que los chicos coman verde. “El verde es el cuco. Un bebé lo va a rechazar por instinto. Es una alerta genética que se transmite desde que el hombre vivía en estado silvestre. El verde significa cuidado: puede ser venenoso o indigesto, algunas plantas alimentan, otras curan, otras hacen mal. A través del conocimiento y el ejemplo uno puede vencer esa barrera, por eso a los chicos hay que enseñarles a comer plantas. Ahora, si el pibe escucha una y otra vez «¡a él no le sirvas eso porque no lo va a comer!», jamás lo probará. ¡No digas esas cosas! Tal vez no le gustó tu croqueta hoy, quizás mañana sí.”

Originaria de Asia, la espinaca es considerada la reina de los verdes: protagoniza platos crudos y cocidos, de ensaladas a buñuelos, croquetas y pasteles. Es energética, posee aminoácidos esenciales, hierro, vitamina A, ácido fólico y proteínas. Y si no, que Popeye muestre sus músculos.

De su heladera sale una manteca de leche de oveja, otra de cabra. Un queso de chancho, una bondiola casera. Son pruebas para su restaurante Narda Comedor, que pronto abrirá sus puertas en el polo gastronómico de la calle Sucre (en Belgrano). Dispone todo sobre la mesada “para probar” y toma un mate con una yerba orgánica que le mandaron de Misiones.

¿Qué datos centrales encontraste investigando para el libro?

En principio, que en promedio un médico tiene nueve horas cátedra de nutrición en toda su carrera, lo que no tiene ningún sentido. Y mucha desinformación. La Organización Mundial de la Salud dice que un niño es lactante hasta los dos años. Y en la Argentina sólo el 30% de los bebés llega a los 6 meses de teta. Hay mucho trabajo por hacer.

¿Qué sucede en otros países?

Consulté asociaciones de pediatría de Noruega, Portugal, Francia, Estados Unidos, Japón y México. Hay cuestiones comunes a todos los niños del mundo, como que no pueden comer miel antes del año porque hay riesgo de alergia. O que un bebé no puede comer fibra hasta que tiene entre 9 y 11 meses porque no la puede procesar. Pero ¿cuántos nenes ves comiendo pan desde bebés o masticando cualquier cosa contra las encías? ¡Dale un apio! Y después están las diferencias culturales. Si vas a Japón, les dan arroz a los bebés de 4 o 5 meses. Y acá eso no sucedería jamás porque comemos parboiled; es de goma, te atragantás si no lo masticás. En Noruega y en Portugal comen pescado, pero acá no sabemos cómo sacarle las espinas, no tenemos el consumo incorporado. Yo no lo recomendaría en un bebé lactante que debe aprender a toser.

¿Tips para que un chico coma de todo?

Cambiale todos los días las cosas para comer. Que la novedad sea la rutina. Y por favor nunca le preguntes qué quiere comer. Se come lo que hay, lo que comemos todos. Que juegue con la comida, sentate con tu hijo. Todos los pediatras que consulté acuerdan en que un chico sano va a comer lo que haya cuando tenga hambre. No corras a hacerle fideítos.

Decís que el marketing de la alimentación de niños es inmoral.

Sí. Hay cuestiones de la industria en las que yo no tengo todas las herramientas para decir si sí o si no. Pero todos saben que el jarabe de alta fructosa, que es la peor forma del azúcar, no hace bien y está en todo, en las galletitas, en las golosinas, en las gaseosas. A largo plazo genera diabetes tipo 2, obesidad. No debería ser legal publicitarlo a niños. Yo a mi hija no le doy nada que tenga eso. Con respecto a la comida rápida, son lugares que simplemente no existen en su mundo, es la manera que encontré para bloquear los millones de dólares invertidos en crear un vínculo emocional con nuestros hijos. No lo conoce, no es un tema en casa. Ahora hay varios proyectos para controlar el etiquetado, es una herramienta, uno debe poder leer y entender lo que tiene un producto.

EXPRÉS: Lavar espinaca con un chorrito de vinagre, escurrir, saltear en oliva perfumado con ajo y salar al final. Picar y sumar a purés, pescados, arroces o pastas.

¿Cómo se come en tu casa?

¡Rico! [risas]. No hay nada rígido, no tengo un menú semanal. Disfrutamos más relajados, un poco de esto, otro de aquello que sobró de anoche. Verduras, muchas verduras. Un día comemos mirando tele, otros sentados en la barra de la mesada. Los domingos pedimos delivery (en general de comida asiática) y nunca lavo los platos. Hoy el mundo cambió, ya no se cocina más para 12 personas un domingo. Y tampoco existe más la comida de las abuelas. La abuela de Leia tiene 55 años y labura todo el día. La bisabuela fue la primera camada de psiquiatras de la Argentina. Cocinaba, sí, pero no se dedicó a eso. El mundo es otro.

MALFATTI

Ingredientes

300 g de espinaca cocida, escurrida y picada

200 g de ricota seca

1 taza de queso rallado

50 g de harina

2 huevos

Pizca de nuez moscada

Sal y pimienta

Crema de leche

Queso rallado

Preparación

Mezclar la espinaca, la ricota, el queso, la harina, los huevos y los condimentos. Armar los malfatti en forma de bolitas o como se desee. Cocinar en agua hirviendo y cuando suban a la superficie remover con espumadera. Terminar la cocción en sartén con crema de leche, sal y pimienta. Servir con queso rallado.

En esta nota: Gastronomía LA NACION revista LA NACION LA NACION revista Recetas

Síguenos en

60FansLike
2,825FollowersFollow