Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Prevención"

Prevención

0 39

La Nacion /

Desde este domingo y hasta el próximo será la 2º edición de la Semana de la Lucha contra la Muerte Súbita, una iniciativa de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) para generar conciencia en la población y herramientas de acción para salvar más vidas. ¿De qué manera? Entrenando a las personas en Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) y manejo del desfibrilador externo automático (DEA) para la atención temprana de la muerte súbita extra-hospitalaria.

Si bien, como su nombre lo indica, en estos casos la muerte ocurre naturalmente y de forma inesperada dentro de la primera hora del comienzo de los síntomas, existen consideraciones a tener en cuenta para saber cómo actuar frente a una situación de emergencia.

Las causas

Más notas para entender este tema Muerte súbita: un cuadro entre la tragedia y la falta de prevención Muerte súbita en niños: a qué hay que estar atentos

Las causas de la muerte súbita y el nivel de incidencia varían con la edad.

De acuerdo a estudios internacionales , en menores de 35 años que están haciendo actividad física se producen una o dos muertes súbitas por cada 100.000 personas, debidas mayormente a enfermedades congénitas del corazón.

En mayores de 40 años, en cambio, se produce una muerte súbita cada 18.000 personas que están realizando un deporte, especialmente a causa de isquemia coronaria y arritmias graves.

En el caso de los niños, se puede dar entre 1 y 6 chicos por cada 100 mil al año y, generalmente, se presenta en los pacientes pediátricos entre el nacimiento y los 18 años, aunque se puede extender hasta los 35.

Es una realidad, que no muchas veces se conoce, que las personas que sufren un paro cardíaco o una muerte súbita fuera del ámbito de un hospital tienen escasas chances de sobrevivir. Las estadísticas muestran tasas de supervivencia de tan solo el 5 al 10%. Esto es, en parte, por el poco uso de los DEAs. Son escasos los casos en donde las víctimas son desfibriladas antes de la llegada del servicio de emergencias médicas, siendo la tasa de uso de estos dispositivos cercana al 3%, según indicó Diego Iglesias, médico cardiólogo y prosecretario de la FCA.

Cada minuto es clave

Las posibilidades de sobrevida disminuyen un 10% por cada minuto que una víctima pasa sin recibir maniobras de reanimación. Además, es importante saber que una de las principales causas del paro cardíaco, la fibrilación ventricular, puede ser revertida por el uso temprano de un DEA.

Los DEAs son dispositivos automáticos para uso de personas no médicas, de muy fácil manejo, pero que requieren de un entrenamiento en su uso. En un caso de paro cardíaco, permiten mejorar las tasas de supervivencia y así ayudar a salvar una vida. Por esta razón, es vital que las víctimas puedan ser atendidas por los testigos del evento, mientras se espera la llegada del servicio de emergencias. En números, esto mejora las chances de sobrevida en un 40%, lo que casi triplica la posibilidad de que una persona que sufre un paro cardíaco salga con vida del hospital.

Estos datos son avalados por varios estudios que comparan los resultados en el tiempo, luego de su implementación. De hecho, una investigación sueca publicada este año, observó que la sobrevida de los paros cardíacos ocurridos fuera del hospital en el 2008 era del 5% y para el 2015 llegó al 20% luego de la implementación sistemática de estos programas.

¿Qué hacer ante señales de alerta? ¿Se puede prevenir?

A pesar de lo abrupto del proceso, los estudios indican que cinco de cada diez pacientes que sufrieron una muerte súbita tuvieron síntomas previos. Entre los signos de alerta podemos citar: desmayos repetidos, palpitaciones fuertes y dolores en el pecho. En relación al cuadro de muerte súbita en sí, la persona afectada se desploma, pierde la conciencia, deja de responder, de respirar normalmente y pierde el pulso.

Frente a este panorama, “Si alguien cae inconsciente, lo primero que hay que hacer es llamar al 107 o al número local de emergencias médicas y comenzar rápidamente las maniobras de RCP. Según se calcula, por cada minuto de demora en comenzar el procedimiento, se pierde un 10% de posibilidad de sobrevida y más allá de los 5 minutos, la probabilidad se reduce considerablemente”, dijo Silvio Luis Aguilera, Director Médico de Vittal.

El profesional además indicó los pasos básicos a seguir para quienes nunca hayan practicado RCP:

Verificar que la escena sea segura para uno ante todo.

Asegurarse de que la víctima se encuentre sobre a una superficie firme.

Ver si la persona responde. Si no responde, llamar al servicio de emergencia.

Observar si respira con normalidad. Si no respira con normalidad, o no respira, colocarse de rodillas de manera perpendicular al cuerpo de la víctima (adulta).

Poner una mano sobre el centro del pecho y la otra por encima y, con los brazos firmes y sin flexionar los codos, comenzar a realizar compresiones con fuerza, rápidamente y de manera constante (el ritmo y frecuencia debe ser de, al menos, 100 compresiones por minuto). Es importante tratar de hacerlo hasta que la víctima se recupere, o hasta la llegada de la ambulancia. Si es posible y existe la disponibilidad, emplear un Desfibrilador Externo Automático (DEA).

LA NACION Sociedad Salud

0 40

La Nacion /

Las infecciones por hepatitis virales se han extendido y afectan a 400 millones de personas en todo el mundo, más de 10 veces el número de personas infectadas con el VIH, indicó la Organización Panamericana de la Salud. A nivel mundial, alrededor de 1.4 millones de personas mueren cada año a causa de ésta enfermedad y se estima que sólo el 5 % de las personas con hepatitis crónica sabe que tiene la infección y menos del 1% de los afectados tiene acceso al tratamiento.

La hepatitis es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección, que puede ser viral, medicamentosa o autoinmune:

Dentro de las virales están la llamadas A, B, C, D, E y hay otras virósicas menos frecuentes, como las del virus Epstein- Baar o Citomegalovirus.

Las medicamentosas llevan ese nombre porque que pueden ser producidas por cualquier medicamento, inclusive por la herboristería no alopática.

Cuando no es viral ni medicamentosa puede ser autoinmune.

Este día se creó para fomentar la toma de conciencia sobre las hepatitis virales y las enfermedades que causan, para contribuir a eliminarlas. La fecha elegida corresponde al nacimiento del doctor Baruch Samuel Blumberg, quien descubrió el virus de la Hepatitis B, explicaron desde el servicio de Virología del Hospital Francisco Javier Muñiz, que atiende unas mil consultas por mes.

La importancia de la detección temprana

En la Argentina, las hepatitis afectan a unas 900 mil personas y especialistas advirtieron que 6 de cada 10 argentinos desconocen que son portadores del tipo C de la patología, que es curable en el 95% de los casos.

La Hepatitis C, que se detecta mediante un test y no se previene por vacunación, afecta a 400 mil personas en el país, reportó la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (Aaeeh) en un informe difundido en el marco del Día Mundial de Lucha contra las Hepatitis Virales.

Día Mundial de lucha contra la Hepatitis. La patología en su tipo C constituye la principal causa de cirrosis, cáncer de hígado, falla hepática y trasplante de hígado, por lo que especialistas destacaron la importancia de su detección en forma temprana para evitar daños sobre el órgano.

El presidente de la Aaeeh, Ezequiel Ridruejo, explicó que el número de personas afectadas por la hepatitis C “es equivalente a 4 ó 5 estadios de fútbol repletos”.

“Son cientos de miles de personas que no saben que tienen una enfermedad grave que va ocasionándoles daño irreversible en su hígado y puede desencadenar cirrosis, falla hepática, cáncer, otras afecciones no hepáticas y necesidad de trasplante”, advirtió el especialista.

En ese sentido, recordó que la Organización Mundial de la Salud ( OMS ) estableció como objetivo lograr su erradicación para 2030, a raíz del problema que representa para la salud pública.

“Es una enfermedad que no da síntomas, entonces es necesario salir a buscar a los portadores del virus y encontrarlos”, expresó Ridruejo, y manifestó que “se necesita el apoyo de todo el sistema de salud. Los médicos deben solicitar dentro de los análisis de rutina el test de la hepatitis. Y debe haber disponibilidad de los reactivos para efectuar el test en los hospitales y centros de salud de todo el país”.

Cómo prevenir las Hepatitis A, B y C

En el caso de la hepatitis A y B , existen vacunas para prevenirlas, que forman parte del Calendario Nacional de Vacunación, mientras que no hay vacuna contra la hepatitis C. Frente a esta realidad, además de la aplicación de las dosis indicadas en el esquema sanitario vigente, Silvio Luis Aguilera, Director Médico de Vittal, dijo qué hay cuestiones que contribuyen a prevenir la enfermedad y su propagación:

La hepatitis B no se transmite por medio del agua o la comida, ni tampoco por estornudar, abrazar, toser. En este caso y en el de la hepatitis C, lo que hay que tener en cuenta es:

Evitar compartir artículos personales tales como cuchillas de afeitar o cepillos de dientes.

No compartir agujas para inyectarse drogas u otros equipos para drogas (como pajillas para inhalarlas).

Limpiar los derrames de sangre con una solución que contenga 1 parte de lavandina por 9 partes de agua.

No hacerse tatuajes ni perforaciones (piercing) en el cuerpo con instrumentos que no sean descartables o esterilizados.

Usar preservativo.

En el caso la hepatitis A, para evitar el contagio hay que seguir las siguientes recomendaciones:

Evitar los alimentos y el agua que no estén limpios.

En caso de estar en contacto con alguien infectado, lavarse bien las manos después de usar el baño y cuando entre en contacto con la sangre, las heces u otros fluidos corporales de la persona.

En esta nota: Organización Mundial de la Salud LA NACION Sociedad Salud

0 34

Hoy.com.py /

La vitamina D es la única vitamina en la que el suministro principal no se produce a través de los alimentos, sino a través de los rayos solares. No obstante, la exposición al sol debe ser de manera prudente ya que el abuso podría determinar manchas, en el “mejor” de los casos e incluso cáncer de piel.

Las enfermedades que se presentan por falta de vitamina D son, entre otras: osteoporosis (fragilidad de huesos), asma, problemas cardiovasculares, inflamaciones, colesterol, alergias, influenza, depresión, diabetes tipo 2, salud oral, artritis reumatoide, cáncer.

Las radiaciones electromagnéticas del sol, al caer directamente sobre la piel, producen la vitamina D. La intensidad de la radiación UV-B solar es la responsable del bronceado.

Aunque es muy fácil acceder al suministro necesario de vitamina D, dado que basta con la exposición a la luz solar, por desgracia en la sociedad actual no es así. Uno de los motivos es su acentuado miedo al cáncer de piel.

Además, debido al estilo de vida en la ciudad y a las largas jornadas de trabajo en espacios cerrados, la mayoría de las personas no reciben suficiente luz solar, por lo que sufren una deficiencia de vitamina D .

La producción de esta vitamina a través de la luz es mucho mejor que la ingesta a través de los alimentos, ya que los niveles en sangre se mantienen durante más tiempo que cuando se toma por vía oral.

La cantidad de vitamina D que cada persona produce depende inicialmente de su tipo de dermis. A este nivel, la cantidad generada es similar a la susceptibilidad de la persona a las quemaduras: en las personas de piel pálida y en los pelirrojos, la producción se produce más rápida que en las personas de cutis muy oscuro.

Estas personas deben de tener especial cuidado con el cáncer cutáneo, pero siempre pueden tomar medidas al respecto para poner beneficiarse de la radiación solar sin riesgos.

La radiación UV es importante para la producción de vitamina D y, por tanto, para la salud. Sin embargo, paradójicamente también es perjudicial en potencia, dado que un bronceado excesivo puede ocasionar el envejecimiento prematuro del tejido cutáneo y el desarrollo de cáncer cutáneo.

Una exposición de forma lenta y progresiva es la forma más eficaz de proteger el tejido cutáneo. Por el contrario, la exposición a la radiación demasiado rápida e intensa supone un gran riesgo y puede causar graves daños.

Aprovechando el conocimiento de sus increíbles nutrientes, el destacado médico norteamericano, Michael F. Holick, referente mundial en Vitamina D participará en un importante congreso médico internacional. este viernes 28 de julio.

El prestigioso medico, autor de libro “La Solución de la Vitamina D: una estrategia de tres pasos para curar los problemas de salud más comunes”, se presentará en nuestro país en el 5to Congreso Paraguayo de Reumatología y en el XIV Congreso Latinoamericano de Cuidados Intensivos Pediátricos.

En el primer evento, organizado por la Sociedad Paraguaya de Reumatología en el Centro de Convenciones de la Conmebol, disertará el sobre “Vitamina D. Mecanismos de entidades Clínicas” este viernes.

Estará presente durante una Mesa Redonda además este viernes de 12:00 a 14:00.

Se presentará además en el marco del XIV Congreso Latinoamericano de Cuidados Intensivos Pediátricos y de Emergencias pediátricas, organizado por la Sociedad de Cuidados Intensivos Pediátricos y por la Sociedad Paraguaya de Pediatría en el Sheraton Asunción.

0 84

Opinion y Noticias /

Las maniobras de asistencia que salvan vidas en los momentos decisivos de una emergencia son los primeros auxilios.

Sin embargo, para aplicarlos sin poner en riesgo la vida de la persona afectada es necesario tener un conocimiento básico de estas acciones de socorro para evitar producir más daño a la víctima y no poner en riesgo la seguridad del que le asiste.

De acuerdo con la coordinadora de capacitación de la Fundación Venemergencia, Norys Celis, en una emergencia cualquier persona puede ser partícipe de la cadena de supervivencia (o respuesta ante emergencias), incluso llamar por teléfono al número de ayuda es hacer primeros auxilios; pero claro está, no todos pueden realizar las mismas acciones durante un suceso, cada quien lo hace de acuerdo a sus posibilidades y nivel de conocimiento.

Saber aplicar los primeros auxilios es también tener la capacidad de prevenir un sinnúmero de situaciones de riesgo, ya que al anticipar un suceso negativo y actuar en consecuencia, éste puede ser resuelto antes de que se presente. Pero cuando inevitablemente sucede y requiere atención, se debe actuar para que el afectado tenga el mejor trato inicial, para preservar siempre su vida y minimizando los daños.

La diferencia entre la vida y la muerte

La primera causa de fallecimientos en nuestro país para el año 2012 fueron los Paros Cardio-respiratorios (PCR), producidos por diversas patologías del corazón con el 20,58% del total de los decesos suscitados en ese periodo, según cifras presentadas por el Ministerio del Poder Popular para la Salud en el 2014.

“Hace cinco años se detenían en Venezuela al menos 66 corazones al día, lamentablemente cualquier problema de salud que no sea sospechado y que se agrave terminará en PCR; por ello la importancia de conocer sobre primeros auxilios es vital, porque con ellos aparece la posibilidad real de salvar a las personas que están en peligro de muerte”, afirmó Celis.

Más vale prevenir que lamentar

Anticiparse a una situación de riesgo evita las interferencias de salud, por ejemplo: si se sabe que al comer tozos grandes de carne éstos se pueden atorar en la garganta produciendo asfixia por obstrucción de la vía aérea, entonces se cortará la carne en trozos pequeños y se masticará bien para no correr ese riesgo. Si se sabe que la presión alta puede producir un infarto es más fácil cumplir las indicaciones del médico y estar alertas en el caso de que se presente.

Cuando se tienen niños pequeños hay que evitar que jueguen en lugares riesgosos, aquellos donde puedan caer de grandes alturas o golpearse. Al estar prevenidos evitamos un trauma. Cuando tenemos ancianos en casa, son indispensables los agarraderos, sobre todo en los baños para evitar caídas y sin embargo hay que estar atentos ante cualquier hematoma visible.

Cursos de primeros auxilios: el gran aliado

Para finalizar, la coordinadora de capacitación de la Fundación Venemergencia, enfatizó que estar preparados es la mejor prevención que se puede hacer con respecto a las emergencias médicas. Es por esto, que realizar alguna actividad educativa relacionada con primeros auxilios médicos es fundamental, así como, tener a la mano un botiquín de primeros auxilios con las indicaciones que el médico de cabecera recomiende.

0 119

Confirmado /

Las llagas bucales no suelen precisar de tratamiento: se suelen curar entre una y dos semanas solas.

Las llagas o úlceras bucales son lesiones que aparecen en la boca causando molestias y, en ocasiones, dolor al comer, hablar o lavarse los dientes.

Aunque son un problema bastante frecuente, en principio, no suelen precisar de tratamiento ya que se suelen curar entre una y dos semanas solas, pero muchas personas prefieren recurrir a medicamentos o productos farmacéuticos para agilizar su curación y aliviar las molestias.

Causas

Algunas de las causas menores de estas llagas, sobre todo comunes en niños y jóvenes, son las mordeduras accidentales al comer, las ortodoncias, el tabaco y las alergias. Otras causas internas de las úlceras bucales también pueden ser los cambios hormonales y el nerviosismo o estrés.

Desde Pharma 2.0 señalan que se desconoce el motivo exacto por el que aparecen estas afecciones bucales, sin embargo, en algunos casos pueden estar indicándonos un problema de salud más concreto, como una carencia de vitaminas o minerales (ácido fólico, vitamina B12 o hierro), intolerancia al gluten o enfermedades autoinmunes. Desde el Colegio de  Farmacéuticos de Barcelona también apuntan que alimentos como el chocolate, el café, el tomate, la fresa, el queso o algunos frutos secos como los cacahuetes y las almendras pueden provocar llagas en la boca.

Medline Plus advierte que, además, las úlceras bucales pueden ser ocasionadas por los siguientes trastornos:

Aftas.

Gingivoestomatitis.

Herpes simple (herpes labial).

Leucoplasia.

Cáncer oral.

Liquen plano oral.

Candidasis bucal.

Histoplasmosis.

  Tratamiento y prevención

Aunque normalmente, si las llagas no tienen origen en enfermedades u deficiencias no tienen un tratamiento específico, limpiar suavemente la boca y los dientes puede ayudar a aliviar las molestias. El uso de medicamentos como antihistamínicos, antiácidos, corticosteroides  también puede ayudar a calmar el malestar.

Si las aftas se producen con frecuencia, no se ha curado sola tras dos semanas o si la llaga es de gran tamaño o dolorosa es recomendable acudir al médico. También hay que consultar con el especialista si van acompañadas de síntomas como fiebre, dolor de cabeza o malestar general.

En cuanto a su prevención, desde Pharma 2.0 explican que, aunque es complicado prevenirlas, podemos ayudar evitando alimentos y bebidas calientes y los ácidos y picantes. En caso de llevar ortodoncia, la cera será de gran utilidad, y, si se usa prótesis dental, hay que asegurarse de que está bien ajustada, así como usar geles y almohadillas adhesivas para que se fije bien, para prevenir las heridas.

Mitos

El Colegio de Farmacéuticos de Barcelona desmonta ciertos mitos sobre las llagas que, a menudo, confunden a los pacientes y su círculo de allegados:

Las aftas no se contagian entre personas. No salen aftas por dar besos a alguien ni por compartir el mismo vaso.

La mayoría de las aftas se curan de forma espontánea, no acostumbran a requerir tratamiento específico. Pero sí que se puede seguir alguno de sintomático para aliviar el dolor y las molestias al comer, hablar o beber. En este caso, el farmacéutico aconsejará cuál es la mejor opción.   Tomar oligoelementos o vitaminas para prevenir y curar las aftas sólo será efectivo en el caso que se detecte una deficiencia que sea la causa de la aparición de las llagas.

CuídatePlus

Por Confirmado: Oriana Campos

0 78

El Informador / MONTERREY, NUEVO LEÓN (05/ABR/2017).-

México cuenta con la primera vacuna para la prevención del dengue que puede evitar hasta 93 por ciento de casos graves que podrían causar la muerte, revelaron hoy especialistas en la materia.

Durante una reunión de expertos llamada “Embajadores de la Vacunación”, también resaltaron que la vacuna puede evitar ocho de cada diez hospitalizaciones causadas por la enfermedad.

La prevención del dengue, la enfermedad infecciosa más común transmitida por vector, se debe reforzar al comenzar la temporada de lluvias, ya que este periodo favorece la proliferación de mosquitos portadores del virus, indicaron.

También hicieron un llamado a la población a vacunarse con la finalidad de evitar mayor prevalencia de casos por este padecimiento en México.

Mencionaron que de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal, el dengue afecta a 30 de los 32 estados del país, aun cuando ya es un padecimiento prevenible por vacunación.

Su impacto, subrayaron, se ve reflejado principalmente en entidades endémicas del país, registrando 112 mil 146 casos en los últimos tres años, de acuerdo con el Registro Epidemiológico de dicha dependencia.

El dengue, explicaron, es la enfermedad transmitida por vector más común a nivel mundial, afectando a 40 por ciento de la población expuesta al virus en zonas endémicas.

Expresaron que la enfermedad ya es catalogada como problema de salud pública y su incidencia ha aumentado en las últimas décadas.

En México, dijeron, su presencia obedece a la conjunción de diversos factores como la circulación viral cíclica de los cuatro serotipos y fenómenos asociados al cambio climático.

Igualmente, enfatizaron, se debe a la falta de conciencia de riesgos y poca participación comunitaria en las actividades de prevención, entre otros.

A su vez, la directora de Médico de Sanofi Pasteur en México, Patricia Cervantes Powell, resaltó que la vacuna para prevenir el dengue es un avance en la medicina que ha sido el resultado de 25 años de investigación y desarrollo a nivel global y en el país.

“Esta vacuna fue aprobada como segura y eficaz por organismos nacionales como el Consejo Nacional de Vacunación (Conava) y a nivel internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, dijo.

Refirió que “la prevención mediante vacunación es una parte esencial de los esfuerzos integrales que se requieren para disminuir significativamente el impacto del dengue en nuestro país”.

La vacuna está registrada en 14 países, entre estos México, y su precio es accesible para quienes la requieren en el tratamiento de la enfermedad, indicó.

Por su lado, el jefe de la Unidad de Apoyo a la Investigación Clínica del Instituto Nacional de Pediatría, José Luis Arredondo, destacó la importancia de que la población mantenga la vigilancia correcta para evitar contagiarse por dengue.

“Si bien el dengue se mantiene como una enfermedad que sigue bajo una constante vigilancia epidemiológica, es fundamental incorporar medidas preventivas como la vacunación, más ahora que se aproxima la temporada de lluvias”, subrayó.

Mencionó que en México en algunos años se llegaron a registrar hasta 100 mil casos de dengue anuales y se reportó la muerte de hasta 200 personas afectadas por dicha enfermedad.

De acuerdo con el Panorama Epidemiológico de Dengue 2017, de la Secretaría de Salud federal, el 54 por ciento de los casos confirmados corresponden a Nuevo León, Veracruz, Chiapas, Guerrero y Michoacán, precisó.

Sostuvo que es Nuevo León la entidad con 80 casos confirmados, el segundo estado con mayor número en el país en 2017.

Mientras que César Martínez Longoria, infectólogo pediatra, expuso que “existen diversas acciones que contribuyen a romper la cadena de contagios por dengue.

“Además de continuar con las medidas conocidas para evitar la proliferación de insectos, es recomendable vacunarse en contra este padecimiento, pues ahora contamos con ese recurso que sin duda debemos aprovechar”, añadió.

0 81

El Universal /

¿Qué tanto sabes del cáncer de cuello uterino? En estos diez datos encontrarán información clave para detectarlo y principalmente, prevenirlo:

1. Cáncer de cuello uterino en el mundo

Cada dos horas se muere una mujer que padece cáncer de cuello uterino en el mundo según el doctor Carlos Humberto Pérez, ginecólogo y miembro de Colpocolombia. Este tipo de cáncer es el cuarto más común en la población femenina y el séptimo en la población general. Según las últimas cifras reportadas por Globocan, al año se presentan 528.000 nuevos casos por este cáncer, de los cuales el 50% tiene consecuencias fatales: esto representa el 7,5% de todas las muertes por cáncer en las mujeres. Nueve de cada diez muertes por cáncer cervical, además, se producen en las regiones menos desarrolladas.

2.  Cifras en Colombia

El cáncer de cuello uterino es la primera causa de muerte por cáncer entre mujeres de 30 a 59 años en Colombia según el Ministerio de Salud y Protección Social. Su prevalencia es de 6,77 por cada 100.000 mujeres según cifras del Observatorio Nacional de Cáncer.

3. El autocuidado es un aliado

Una de las mejores herramientas para prevenir este tipo de cáncer es el autocuidado. Según el doctor Pérez, el tabaquismo, el alcoholismo, la multiplicidad de embarazos, el VIH, la promiscuidad, el comienzo de la vida sexual a temprana edad y la mala nutrición son factores determinantes en el posible desarrollo de la enfermedad. El especialista invita a las mujeres a tener en cuenta estos aspectos e incluir el autocuidado en su vida cotidiana para lograr reducir las probabilidades de contraer el cáncer.

4. Virus del Papiloma Humano

El factor de riesgo más frecuente y con mayor porcentaje es la infección por el virus del papiloma humano. Según el Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Cancerología la mayoría de las infecciones VPH son transitorias pero el virus es una causa necesaria para desarrollar el cáncer de cuello uterino.

5. Prevención primaria

El primer paso y más efectivo para combatir el cáncer de cuello uterino es la prevención a temprana edad a través de la vacuna contra el VPH. El momento indicado para hacerlo es cuando las niñas están entre los 9 y 14 años y no han estado expuestas al virus.

6. Cita anual con tu salud

El esquema de prevención sugerido indica que las mujeres deben hacerse la citología a partir de los 25 años cada uno o tres años y la prueba de ADN-VPH a partir de los 30 años. Según el doctor Pérez, si las mujeres que tienen una vida sexual activa cumplen con este esquema se lograría reducir la mortalidad por este tipo de cáncer.

7. No dejes que evolucione

El cáncer de cuello uterino tiene una evolución supremamente lenta. “Dependiendo del virus y las condiciones del huésped una infección proliferativa (benigna) se convierte en una infección transformante (premaligna), es decir, se cambia el tipo de célula por una célula precancerosa que puede evolucionar y convertirse en cáncer. Es entonces cuando dejamos de hablar de una infección para hablar de una enfermedad ocasionada por el VPH”, explica el experto Carlos Humberto. Sumado a eso, las patologías causadas por el virus del papiloma humano que producen lesiones precancerosas son asintomáticas y por eso se recomienda a las mujeres asistir a los controles preventivos y así detectar precozmente la enfermedad antes de que evolucione.

8. Población infectada

Más del 70% de hombres y mujeres que son sexualmente activos se infectarán a lo largo de su vida por un VPH según el Instituto Nacional de Cancerología.

9. Disminución del riesgo

La meta es reducir la tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino a 5,5 por 100.000 para el 2021 -es 6,77 por 100.000 actualmente- según el Plan decenal para el control del cáncer del Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Cancerología. La gran mayoría de muertes ocasionadas por este tipo de cáncer se pueden evitar con los mecanismos de prevención y las revisiones médicas propuestas.

Además, si se detecta y se realiza a tiempo el tratamiento, las probabilidades de mejoría son altas.

10.  Generar conciencia asegura un futuro mejor

El doctor Carlos Humberto Pérez destaca la importancia de promover campañas de educación enfocadas en la prevención de la enfermedad. “Las mujeres hoy en día no deberían seguir muriendo por un cáncer que tiene solución. A diferencia de muchas enfermedades el cáncer de cuello uterino sí es prevenible”.

Del mismo modo, afirma que en Colombia se ha hecho un esfuerzo importante a través de herramientas como la vacuna, la citología y los chequeos para lograr disminuir las cifras de mujeres afectadas por este tipo de cáncer.

0 102

La Nacion / Cotidianamente nos enteramos de siniestros viales protagonizados por gente alcoholizada que conduce con niveles de alcohol en sangre superiores a los permitidos por la ley. Las últimas palabras del párrafo anterior encierran en sí mismas un gran debate social, en el que muchas veces quienes tocan de oído opinan sin tener fundamentos técnicos.

Por eso es importante empezar con el tema de los límites. ¿Hay un límite de alcohol en sangre que sea correcto o bueno? La respuesta es tajante: No. El alcohol etílico es un tóxico que al ingresar en el organismo genera en pocos minutos alteraciones en el sistema nervioso central. Por lo tanto, como cualquier otro tóxico, no es bueno. Sin embargo, dadas las milenarias costumbres en el consumo de alcohol, muchas sociedades permiten que estemos un poco intoxicados para hacer ciertas tareas. ¿Cuánto? Eso lo decide cada sociedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que el límite máximo permitido de alcohol no debería exceder los 0,5 gr/L de sangre y recomienda adoptar límites más bajos aún. Sin embargo, hay sociedades como las del Reino Unido que tienen límites superiores (0,8 gr/L de sangre) y otras como la japonesa que estableció un límite 0,15 gr/L o la sueca, con 0,2 gr/L. Por lo tanto, los límites de cuán intoxicados podemos estar para conducir es una convención social y no un algoritmo matemático.

Acá aparece la segunda discusión. Si como dijimos, el alcohol es un tóxico, pues entonces establezcamos la ya famosa tolerancia cero. Eso no es posible. Una cosa es que no queramos como sociedad que se consuma alcohol antes de conducir (lo cual es correcto) y otra que la tolerancia sea cero. Un simple estudiante de una escuela técnica sabe que cualquier sistema de medición tiene sus propios márgenes de error y por eso deben establecerse tolerancias. En el caso del control de alcoholemia se utilizan unos aparatos llamados alcoholímetros o etilómetros, que tienen su propio margen de error. Además estos aparatos requieren de una calibración periódica, lo mismo que ocurre con gran cantidad de sistemas de medición. A esto se suma que pueden darse falsos positivos en gente con ciertos problemas de salud, como la diabetes o por ayunos prolongados. Es por eso que siempre debe establecerse un margen de tolerancia por pequeño que este sea y en función de los errores a la que pueda estar expuesta la medición.

La tercera discusión que siempre aparece es: “¿Entonces por qué los profesionales tienen tolerancia cero?”, porque en general las leyes las hacen los abogados y no los técnicos. Los profesionales de la conducción, tal como ocurre en Suecia, Bélgica, España y Austria, por mencionar algunos casos, también deben tener una tolerancia porque no están exentos de las mismas condiciones técnicas que se explicaron anteriormente. ¿Se entiende lo políticamente incorrecto que suena esto último? Sin embargo, no podemos ir contra la técnica.

En busca de agua

Una vez aclarada la diferencia entre lo malo que es tomar alcohol antes de conducir y la tolerancia cero, pasemos a otros temas míticos.

Mucha gente cree que el alcohol hace efecto mucho tiempo después de haberlo ingerido. Eso es falso. El alcohol es una sustancia hidrófila, es decir busca moléculas de agua por la gran afinidad que tiene con ella. Apenas ingresa al organismo pasa al torrente sanguíneo a través de la boca, esófago (5%), estómago (20%) y el intestino delgado (75%) y va a buscar rápidamente los órganos que contienen más agua. Uno de ellos es el cerebro, que además tiene la propiedad de no poder bloquear el ingreso del alcohol. Esto hace que en pocos segundos aparezcan las primeras trazas de este tóxico en él.

Otra cuestión importante es cómo se metaboliza y elimina el alcohol del organismo y cuánto tarda todo ese proceso. En el primer paso de la metabolización actúa una enzima segregada por el estómago y por el hígado llamada alco-deshidrogenasa (ADH), que transforman el alcohol en acetaldehído, una sustancia volátil y muy tóxica. Inmediatamente comienza el segundo paso del proceso por la intervención de otra enzima, la aldehído-deshidrogenasa (ADHL) producida exclusivamente por el hígado que, a su vez, metaboliza al tóxico acetaldehído transformándolo en acetato. En el tercer paso el acetato es, a su vez, metabolizado por otros órganos, como los músculos que lo transforman en dióxido de carbono y agua, sustancias no tóxicas que luego son filtradas por los riñones y expulsadas mecánicamente del organismo a través de la orina. Este proceso hace que la alcoholemia descienda a razón de 0,12 gr/L de sangre por hora. Para entenderlo más fácil: si usted llegó al límite máximo de alcoholemia permitido por la ley (0,5 gr/L), necesitará 4 horas para que su organismo esté completamente desintoxicado.

¿Se puede ingerir algo para que la alcoholemia no sea detectada? Definitivamente: No. Sólo el tiempo y el organismo hacen que el alcohol desaparezca del cuerpo. Pero el alcohol, ¿afecta a todos por igual?: No, la alcoholemia depende de muchos factores. Por ejemplo, la mujer es mucho más sensible a sus efectos por razones muy sencillas. La mujer posee aproximadamente un 55% de agua en su organismo, mientras que el hombre tiene un 68% de agua. Como se dijo anteriormente, el alcohol busca el agua; por lo tanto, si un hombre y una mujer de igual peso consumen la misma cantidad de alcohol, éste se diluirá más en el hombre que en la mujer, por lo que presentará menores niveles de alcoholemia. Además la mujer genera menor cantidad de la enzima ADH y a su vez esta enzima trabaja en forma más lenta; por lo tanto, también esta característica hace que el alcohol le pegue más al sexo femenino.

¿Dos personas de igual sexo y peso que toman la misma cantidad de alcohol tendrán los mismos valores de alcoholemia? No, la alcoholemia depende del sexo, peso, contextura física, tipo de bebida, edad, contenido estomacal, ritmo y velocidad de ingestión, tolerancia adquirida, enfermedades, condiciones psíquicas, hora del día, consumo de drogas, etcétera.

¿Es lo mismo tomar alcohol ingiriendo alimentos o no? No, el nivel de alcoholemia será menor si se consumen alimentos, porque estos competirán con el alcohol en el proceso de metabolización, retardando sus efectos.

¿Tomar una copita de vino o una pinta de cerveza no me afecta a la hora de conducir? Como se dijo, el alcohol es un tóxico, cualquiera sea su cantidad. Con niveles de 0,2 gr/L de alcohol en sangre se percibe una sensación de desinhibición que muy probablemente puede hacerle tomar riesgos que de otra forma no los tomaría. Si sigue consumiendo alcohol se verán afectados sus reflejos, su visión, su equilibrio y su percepción de tiempo y distancia.

Para que tomemos conciencia de un peligro, primero tenemos que entenderlo. Después tenemos que analizar las alternativas para evitar dicho peligro y por último proceder en consecuencia. El alcohol es un tóxico que afecta el sistema nervioso central, que a su vez se encarga de que las acciones sean coordinadas y coherentes. Para conducir se necesita lucidez plena, por lo tanto alcohol y conducción son incompatibles. ¿Quiere tomar alcohol? Hágalo. Pero antes de tomar alcohol, tome conciencia. Y después de tomar alcohol, tómese un taxi.

Hábitos que nos ponen en peligro

El alcohol es un tóxico que disminuye la capacidad para conducir un vehículo. Como en muchos temas que atañen a la seguridad vial, la alcoholemia es difícil de mensurar. Sin embargo, la Asociación Civil Luchemos por la Vida hizo un relevamiento entre casi 500 automovilistas que debían renovar su licencia de conducción, que arrojó algunas cifras ciertas sobre los hábitos, las creencias y los conocimientos que los conductores tienen sobre una de las principales causas de accidentes en la vía pública, junto con los excesos de velocidad y las distracciones por manejar utilizando el celular.

Dosajes permitidos.

Cabe destacar que en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) los niveles de alcohol en sangre permitidos por ley son los siguientes: 1) Conductor de motocicleta, 0,20 gr/L; 2) Acompañante en moto, 0,50 gr/L; 3) Vehículo particular, 0,50 gr/L, y 4) Profesional, 0 gramo/litro de sangre.

Conductas.

El 67% de los encuestados aseguró que consume habitualmente bebidas alcohólicas. Muchos también admitieron que conducen después de la ingestión. El problema se agudiza los fines de semana, cuando el 69% de los conductores dijo manejar después de beber alcohol; dadas estas cifras, Luchemos por la Vida estima que un 46% de los automovilistas conduce con elevados niveles de alcohol en sangre durante los días no laborables. En sintonía con esto, el 50% de los encuestados afirmó que, si organiza una fiesta o celebración, calcula 2 (dos) botellas o más de cerveza para cada invitado. En tanto que el 32% dice estimar una botella por persona.

Límites.

El 47% de los encuestados no conocía el límite legal de alcohol tolerado en sangre en conductores particulares (0,5 gr/L), mientras que el 29% no sabía cuál es la tolerancia legal para los conductores profesionales (0 gr/L).

Mitos.

El 65% de la muestra afirmó que un solo vaso de alcohol no afecta la capacidad para conducir; en tanto que el 58% cree que el tiempo para que se pasen los efectos del alcohol es menor al que realmente es necesario. Más aún, el 22% de los encuestados piensa que se deben tomar tres o más vasos de vino para que la capacidad de conducir se vea afectada.

Conductor designado.

Según un relevamiento realizado por Trial Panel hace un par de años, el 95% de los encuestados afirmó que es Muy buena o Buena la idea de contar con una persona elegida para que no beba alcohol durante una salida. El 5% restante la consideró Regular o Mala. En cuanto a la aplicación de este sistema, el 73% dijo que ni una sola vez lo llevó un conductor designado, mientras que el 27% admitió que al menos una vez viajó en un vehículo conducido por una persona designada previamente para hacerlo. . G.T.

LA NACION Al volante

Síguenos en

60FansLike
2,786FollowersFollow