Tags Posts tagged with "No saludable"

No saludable

0 79

El Mercurio /

Salud estudia aumento explosivo de virus “Boca, Mano y Pie” en diversas regiones Enfermedad se da principalmente en menores de cinco años. Según la autoridad sanitaria, ya se registran más de 380 casos en Antofagasta, Atacama, Coquimbo y Maule.   A. Núñez y Equipo de Regiones  Un fuerte aumento de casos reportados ha tenido la enfermedad contagiosa conocida como “Boca, Mano y Pie” en menores de edad en varias regiones del país, luego que el Ministerio de Salud contabilizara más de 380 casos en las regiones de Antofagasta, Atacama, Coquimbo y Maule en un corto lapso, por lo que se encuentra estudiando las razones del brote.

El virus “Coxsackie” es común, pero poco conocido en la población y afecta principalmente a los menores de cinco años, lo que convierte a los jardines infantiles en el principal punto de contagio.

En Copiapó, los primeros focos de la enfermedad se detectaron el 12 de octubre y en solo dos semanas la cifra ascendió a 218 contagios, en seis de las nueve comunas de la Región de Atacama. En la Región de Coquimbo, en tanto, existen 9 jardines infantiles afectados en Vicuña, La Serena y Coquimbo, con un total de 57 casos confirmados por la Unidad de Epidemiología.

Casos en el sur

Claudia Fortes, encargada de Educación Parvularia de la Municipalidad de Coquimbo, sostuvo que “este virus no es nuevo, existe hace muchos años, lo que pasa es que se presentaban casos esporádicamente”. Por su parte, el seremi de Salud (s) de Coquimbo, Herman Cifuentes, indicó que están enfrentando el peak de esta enfermedad y que en las próximas dos semanas debiera declinar.

Más al sur, en Maule, se han registrado 100 casos de contagio del virus. La situación más compleja se registró hace dos semanas en San Javier, a 20 kilómetros de Talca. Allí la Junji cerró el jardín infantil Gabriela Mistral por dos días para desinfectar el recinto, luego que 28 niños presentaran el virus. La Seremi de Salud de Antofagasta informó que han registrado tres brotes reducidos, que suman 12 afectados.

Los síntomas son pequeñas ampollas en la palma de las manos y/o pies, llagas pequeñas en la boca similares a las de la varicela, además de fiebre durante tres días, dolor de cabeza, de garganta y malestar abdominal. La enfermedad no es mortal y dura entre 7 y 10 días.

Junto con aplicar la desinfección en jardines infantiles afectados, el Ministerio de Salud ha instruido a los directores de recintos educacionales para que socialicen la enfermedad, así como medidas de prevención y control para limitar su propagación.

Respecto a cómo se inició este brote, la Seremi de Salud de Atacama indicó que la transmisión se produce por contacto persona a persona, ya sea por secreciones respiratorias, saliva o por contacto con las deposiciones.

El período más contagioso es en los primeros cinco días después de detectada la enfermedad, pero la excreción viral puede prolongarse hasta por tres semanas después de la infección. Considerando que la cercanía física entre los niños es estrecha tanto en sus juegos como al compartir utensilios, el contagio es difícil de evitar.

PROPAGACIÓN

Los primeros cinco días después de detectada la enfermedad es el período más contagioso. 272% aumentaron los casos de contagio en la Región de Atacama, en 12 días.

72% de los contagiados en la región pertenecen a la comuna de Copiapó.

0 72

El Observador /

Inventan una nueva terapia que podría ofrecer una alternativa a la cirugía bariátrica para tratar la obesidad humana, cuya tasa casi se triplicó en el mundo desde 1975.

El nuevo tratamiento experimental que redujo de manera notable el peso, la tasa de insulina y los niveles de colesterol malo en ratas y primates obesos, fue publicado esta semana en la revista Science Translational Medicine.

Los investigadores comprobaron que los roedores y los humanos obesos tenían concentración sanguínea elevada de una proteína llamada GDF15, en comparación con un grupo de control de peso normal, explicó Yumei Xiong, del servicio de transtornos cardio-metabólicos de Amgen, una sociedad de biotecnología que realizó el estudio.

Con esta molécula los científicos crearon el tratamiento “GDF15”, que reduce el peso, el apetito y el azúcar en animales de laboratorio. Consiste en un cóctel de proteínas, y demostró ser eficaz para que los ratones y los monos obesos pierdan peso.

Según los investigadores, dichas proteínas alteraron las preferencias alimentarias de los ratones para que elijan alimentos menos ricos en calorías cuando escogen entre diferentes tipos de comida. Asimismo, determinaron que el tratamiento experimental activó un grupo de células nerviosas entre los intestinos y el cerebro.

De todas formas, sostuvieron que es necesario investigar más para identificar al receptor celular de esas proteínas, con el fin de obtener un potencial tratamiento terapéutico con aplicaciones clínicas.

Hasta el momento, la cirugía gástrica -que consiste en reducir el volumen del estómago- es la intervención más eficaz para tratar la obesidad de manera duradera. Si bien este procedimiento permite la pérdida significativa de peso, es invasiva, compleja y deja en el paciente efectos secundarios permanentes, explicaron los investigadores.

Por lo tanto, los investigadores creen que es necesario desarrollar los tratamientos farmacológicos seguros y efectivos y prevenir también que se pueda gestionar de manera duradera.

0 78

El Observador /

En 2002, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) informó que el sobrepeso podía estar relacionado de manera directa con seis tipos de tumores malignos: de colon, recto, esófago, riñón, de mama en mujeres post-menopáusicas y el endometrio en el útero. Pero ahora, la lista se extendió.

La propia Agencia, que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS), realizó una nueva evaluación sobre los factores de riesgo asociados a la enfermedad e identificó ocho tipos de cáncer adicionales relacionados. Además, se determinó una “evidencia limitada” de que la reducción del sobrepeso disminuya las posibilidades de padecer cáncer mortal de próstata, cáncer de mama en hombres y el linfoma de células B grandes.

La investigación fue publicada en la revista The New England Journal of Medicine y encontró que existe “suficiente evidencia científica” de que el exceso de grasa corporal favorece el desarrollo de cáncer de cardias gástrico, hígado, vesícula, páncreas, ovarios y tiroides, así como meningioma (tumor cerebral benigno) y el mieloma múltiple, un cáncer de la médula ósea.

Para arribar a estas conclusiones un grupo de 21 científicos internacionales convocados por la IARC evaluó más de 1.000 estudios sobre los mecanismos que vinculan el exceso la grasa corporal y el cáncer. También fueron considerados análisis en animales de experimentación.

Según datos de la OMS, el cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial y se prevé que los casos anuales aumenten de 14 millones en 2012 a 22 en los próximos 20 años. Por otro lado, hasta 2014 el número de obesos era de 640 millones entre los adultos, mientras que entre niños y adolescentes se llegaba a 110 millones. Y en el mismo año la prevalencia de la obesidad fue del 10,8% en hombres, 14,9% en mujeres y 5,0% en los menores. Solo en 2013, se estima que 4,5 millones de muertes en el mundo fueron atribuibles al exceso de grasa corporal. Alarmante.

comermejor.com.uy

0 63

El Observador /

No curan. Su dosis máxima terapéutica suele estar cerca de lo tóxico. Y los uruguayos abusan de ellos, en muchos casos porque desconocen los graves efectos secundarios que producen. Ante dolores de cabeza, musculares, que surgieron como consecuencia de un golpe o contracturas, las personas suelen utilizar analgésicos para aliviarlos. Son medicamentos cuyo efecto principal es disminuir las sensaciones dolorosas.

“El problema que tienen los analgésicos es que con los efectos beneficiosos que pueden provocar siempre producen algún efecto adverso”, declaró a El Observador el director del departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina, Gustavo Tamosiunas, y agregó que las personas “suelen automedicarse” y “eligen la dosis pensando en que baje el dolor y no en prevenir un efecto tóxico”.

En Uruguay, los analgésicos más consumidos son los que contienen ibuprofeno, paracetamol y ácido acetilsalicílico. Suelen ser utilizados para dolores de leves a moderados y, además, son antiinflamatorios.

Baja percepción de riesgo

Este tipo de medicamentos -aunque generan sensación de alivio- no tratan la causa ni los mecanismos que producen el dolor. Es decir que. si no se trata de dolores limitados en el tiempo, cuando las personas dejan de tomar analgésicos vuelven a aparecer.

Para el experto, el gran problema que existe en Uruguay y en el mundo es que la sociedad está muy medicalizada y recurrir a analgésicos está naturalizado, por lo que su consumo es muy alto. “Hay baja percepción de riesgo del uso de analgésicos. Como se pueden comprar sin receta, la población no es consciente del uso desmedido, del abuso que se está haciendo”, sostuvo.

Según Tamosiunas, la exposición a este tipo de medicamentos ha aumentado en los últimos años, debido a que hay una alta disponibilidad (se adquieren en farmacias, ferias e incluso kioscos), se consideran inofensivos y “la publicidad presiona para comprarlos”.

“Los analgésicos, cuando fueron concebidos de venta libre, fueron considerados a las dosis justas, en sujetos que no tenían comorbilidades (riesgos asociados, otras enfermedades) y usados durante un tiempo acotado. Las tres cosas se vienen degenerando y es un gran problema”, afirmó Tamosiunas. Conflictos posibles El experto en farmacología consideró que los problemas en el consumo de estos medicamentos aparecen con el uso crónico, sobre todo en las personas que se automedican. Al verse como inocuos, es usual que se utilicen sin consultar a un médico y eso impide el control de las dosis.

El problema se vuelve peor en mujeres embarazadas y durante el período de lactancia.

Incluso, consideró que “la automedicación debería ser muy cuidadosa” porque los analgésicos interactúan con medicamentos, como los cardiovasculares o anticoagulantes, disminuyendo o aumentando su efecto.

“Los tres -el ibuprofeno, el paracetamol y el ácido acetilsalicílico- pueden retener un poco de sodio y aumentar la presión. Los analgésicos antagonizan o bloquean” los medicamentos cardiovasculares, aseguró Tamosiunas. Quienes ingieren anticoagulantes sobre todo tendrían problemas con el consumo de paracetamol y ácido acetilsalicílico porque producen hemorragias en el uso crónico y, al no coagular la sangre, puede ser peligroso para el paciente.

Ibuprofeno

Entre cuatro y seis horas

El ibuprofeno es más útil cuando el dolor es muscular o viene acompañado de inflamaciones. A pesar de que 200 miligramos de esta droga ya producen un efecto analgésico, hay dosis que contienen 400, 600 y 800 miligramos.

Según explicó Tamosiunas, por encima de 2.400 miligramos al día ya implica riesgo de toxicidad, aunque sea durante un período corto. “Empieza a aumentar el riesgo de hemorragias, lo que no quiere decir que a dosis más bajas no haya riesgo”, sostuvo.

El ibuprofeno puede producir efectos secundarios, como malestar estomacal; puede agravar úlceras, por lo que se recomienda ingerirlo con una comida. En caso de tomarlo por varios días, es preferible incluir un protector gástrico.

Si se consumen pastillas con 400 miligramos de ibuprofeno por un corto período, el riesgo de que produzcan sangrados es bajo, aunque existen medicamentos que los aumentan, como los antidepresivos. Esto hace que “el riesgo empiece a ser significativo” si la persona consume antidepresivos y el ibuprofeno de forma crónica.

Por otro lado, consumir ibuprofeno es problemático para quienes toman anticoagulantes, por el riesgo de que se produzcan hemorragias.

Paracetamol

Cuatro horas

En el caso del paracetamol, además de ser un medicamento analgésico, es antipirético, por lo que es efectivo para bajar la fiebre. En contrapartida, es escaso su efecto para disminuir inflamaciones, por lo que para problemas de este tipo es recomendable utilizar medicamentos con ibuprofeno.

A pesar de que quienes lo consumen tienen poco riesgo de que les produzca una hemorragia o úlcera, el hígado tiene poca capacidad para metabolizar el paracetamol, por lo que es muy tóxico para el hígado. “La dosis máxima terapéutica está muy cerca de la hepatotóxica, por lo tanto se puede aumentar un poco la dosis -porque todavía no calmó el dolor- y estar cerca de la dosis tóxica para el hígado”, explicó Tamosiunas. Por esa razón, en muchos países se ha disminuido la cantidad de pastillas por blíster o su tamaño. En ese sentido, Tamosiunas criticó que en Uruguay se venden paquetes con gran cantidad de pastillas y de dosis altas.

Por otro lado, el experto explicó que las personas deberían evitar consumir paracetamol si toman alcohol, una costumbre bastante incorporada en la sociedad, sobre todo en la población joven. Esto se debe a que el alcohol “baja el umbral del paracetamol”, por lo que el paciente queda “más cerca de la dosis tóxica”. Ácido acetilsaicílico Entre seis y ocho horas

El ácido acetilsalicílico fue uno de los primeros analgésicos en crearse, y tanto el ibuprofeno como el paracetamol fueron elaborados para cumplir con las mismas propiedades analgésicas, pero con menor riesgo de toxicidad gastrointestinal.

Como analgésico y antiinflamatorio se ha reducido su uso, porque a dosis altas tiene gran riesgo de provocar toxicidad. Sin embargo, se encontró que a dosis bajas puede prevenir los infartos en un grupo reducido de personas que tienen cardiopatía isquémica. En esos pacientes se utilizan dosis de 50 miligramos, mientras que el efecto analgésico recién aparece si se consumen entre los 325 y 500 miligramos.

“La intolerancia gástrica y el riesgo de sangrado han hecho que el ibuprofeno o el paracetamol sean los analgésicos más frecuentemente utilizados”, explicó Tamosiunas.

Para el caso de traumatismos e inflamaciones, además, existen otro tipo de herramientas analgésicas que no son medicamentos. Utilizar hielo o calor en la zona inflamada, la acupuntura o las técnicas de relajación no solo reducen el dolor, sino que pueden llegar a eliminar los mecanismos que lo producen.

0 86

El Universal /

El uso no medicado y el abuso de los antimicrobianos, también conocidos como antibióticos, se está convirtiendo en uno de los principales factores de resistencia a las enfermedades infecciosas comunes.

Incluso, representan no solo la discapacidad y hasta la muerte del paciente, sino es una causa de mayor gasto para el sistema de salud, debido a los costos que implican un mayor periodo de hospitalización del paciente.

La resistencia bacteriana ocurre cuando los antibióticos o antivíricos dejan de ser efectivos y las bacterias, hongos o virus persisten en el organismo.

Según un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin antibióticos eficaces para prevenir y tratar las infecciones, intervenciones como el trasplante de órganos, la quimioterapia, el tratamiento de la diabetes o las cirugías mayores como las cesáreas o prótesis de cadera, se convertirán en procedimientos de alto riesgo.

La automedicación y el uso irracional de los antimicrobianos o antibióticos, provocan cambios en la composición de las bacterias generando una mayor resistencia a los medicamentos, que hacen que los fármacos pierdan su efectividad y poder curativo.

Este fenómeno, además, afecta a otros pacientes, pues facilita la transmisión bacteriana a otras personas, generando mayor resistencia de las patologías.

El estudio de la OMS sostiene, además, que las llamadas infecciones intrahospitalarias, es decir aquellas que el paciente adquiere mientras recibe tratamiento hospitalario para alguna condición médica o quirúrgica, van en aumento precisamente por cuenta de la resistencia bacteriana producto del abuso o uso no medicado de los antibióticos.

“Si bien, causas como las complicaciones posquirúrgicas y trasmisión del virus entre pacientes y trabajadores de la salud son muy comunes, también una causa frecuente de estas infecciones es el consumo abundante e incorrecto de antibióticos”, señala el documento.

Según Christian Pallares, Médico Epidemiólogo y Director del Comité de Infecciones del Hospital Universitario del Valle, “es importante no automedicarse y esperar siempre el concepto médico”, pues advierte que “después de la hospitalización es fundamental seguir con las recomendaciones del médico tratante por encima de cualquier otro concepto; de esta manera se evitan complicaciones y reingresos hospitalarios. Incluso se debe tener en mente que aunque los pacientes suelen sentir inquietud al ser enviados a sus casas después de una intervención, es una medida de protección para su salud”.

RECOMENDACIONES FRENTE A LOS ANTIBIÓTICOS

– El paciente debe consumir la cantidad de antibiótico que le recomienda el médico tratante en el tiempo que él ordene, pues de lo contrario las bacterias pueden crecer y mutar generando resistencia a este medicamento e incrementar los riesgos para tratar y controlar enfermedades comunes.

– El riesgo más importante de cambiar una indicación antibiótica es la falla terapéutica, es decir, que el paciente no se recupere.

– En muchos casos los virus pueden incluir el aumento de temperatura en los pacientes, sin embargo  no siempre se requiere el uso de antibióticos en dichos casos. Existen antibióticos específicos para cada tipo de infección por eso auto-formularse o recibir el consejo de personas no capacitadas puede poner en riesgo la salud e incluso la vida.

– No se debe consumir alcohol mientras se toman antibióticos ya que puede generar pérdida de la eficacia del antibiótico, daños secundarios e incluso riesgo de daños hepáticos.

– El consumo de antibióticos puede afectar la flora intestinal, por lo cual se sugiere el consumo de alimentos ricos en probióticos como yogures y alimentos para mejorar la microbiota como: verduras, frutas y cereales.

– Si usted ha tenido reacciones alérgicas como brotes, nauseas, al consumir cierto tipo de antibióticos, debe ser consciente de que no puede volver a utilizarlos y avisarle al profesional de la salud para que haga el reemplazo respectivo.

– Prácticas como el lavado de manos y la aplicación de vacunas podría reducir significativamente la propagación de virus y bacterias que aumenten la resistencia bacteriana.

0 76

La Nacion /

El consumo de tabaco es causa de múltiples enfermedades como cáncer, problemas cardiovasculares, enfermedades respiratorias y materno-infantiles, entre otras. También se lo asocia con el envejecimiento precoz y alteraciones del metabolismo general.

Los médicos saben desde hace años que fumar causa la mayoría de los cánceres de pulmón. Si bien los tratamientos están mejorando, esta enfermedad todavía mata más personas que cualquier otro tipo de cáncer: 9 de cada 10 cánceres de pulmón son causados por fumar cigarrillos.

Esta temática específica será uno de los temas que se abordarán desde mañana en el Segundo Foro Multidisciplinario sobre Cáncer, que organiza la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec) y que tendrá entre los prestigiosos oradores que expondrán al presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, pionero en la lucha contra el tabaco en esta región.

Durante su primera presidencia, Vázquez, un reconocido oncólogo, adoptó medidas contundentes contra el hábito de fumar. Entre otras, prohibió hacerlo en espacios públicos cerrados. Convirtió así a Uruguay en el quinto país del mundo “libre de humo” y obligó a colocar advertencias sanitarias que ocupan el 80 por ciento de los paquetes de cigarrillos: Uruguay fue el primer país en el mundo en aplicar esta medida.

Además, prohibió el uso de leyendas como “light ” y “bajo”, y la comercialización del cigarrillo electrónico. También se aplicaron impuestos más altos al tabaco y una regulación parcial de la publicidad, la promoción y el patrocinio. La publicidad se prohibió con excepción del punto de venta, donde se permite, con la obligación de colocar contrapublicidad.

En febrero de 2010, Philip Morris International demandó al Estado uruguayo por considerar que sus políticas antitabaco perjudicaban comercialmente a la empresa y que el país violaba un tratado de promoción y protección de inversiones que en 1998 firmó con Suiza, donde se encuentra la cede central de la tabacalera.

En julio de 2016, el tribunal de arbitraje del Banco Mundial falló en favor de Uruguay y dictaminó que los demandantes “deberán abonar a la demandada la suma de siete millones de dólares a cuenta de sus propios costos, y serán responsables de la totalidad de los honorarios y gastos del tribunal y del Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi)”.

La lucha contra el tabaco no sólo repercute favorablemente en los aspectos vinculados con la salud, pues también tiene efectos positivos en la economía de los países que la emprenden.

Como señaló el Banco Mundial, eliminando el tabaquismo no sólo no habrá pérdidas económicas, sino que muchos tendrán ganancias, pues se gasta más en tratar las consecuencias sanitarias y sociales que produce.

Cuando Uruguay aumentó el impuesto al tabaco tuvo una mayor recaudación fiscal y redujo la cantidad de fumadores. En 2004, se recaudaban 84 millones de dólares por año y, en 2011 se recaudaron 318 millones de dólares. Uruguay ha estado “ganando”, por lo menos, 100 millones de dólares anuales por su política de impuestos al tabaco.

Sus medidas antitabaco impactaron fuertemente en el consumo de cigarrillos: en los adultos disminuyó del 32 por ciento en 2006 al 23 por ciento en 2011; en jóvenes escolarizados, del 30 por ciento en 2004 al 9 por ciento en 2014, y en médicos, del 27 por ciento en 2001 al 9,8 por ciento en 2011.

Además, se redujo el nivel de contaminación del aire en un 90 por ciento en ambientes cerrados. Uruguay pasó a ubicarse en el segundo puesto en mejor calidad de aire en interiores.

En cuanto al impacto sanitario, se verificó una reducción del ingreso a los hospitales por infarto agudo de miocardio del orden del 22 por ciento. Este descenso fue abrupto y mantenido y no se puede explicar por otra razón que no sea la reducción de la exposición al humo del tabaco.

En algunos tipos de cáncer, el papel de la prevención es indiscutible. Sin el tabaco, el cáncer de pulmón podría reducirse considerablemente. Dejar de fumar es apostar por un estilo de vida saludable que se aprecia, incluso, en los detalles más pequeños.

LA NACION Opinión

0 92

La Nacion /

Las papas fritas tienen mala fama y un nuevo informe se ocupó de dejarlas muy mal paradas. Publicada en The American Journal of Clinical Nutrition , la investigación llegó a la conclusión de que comerlas dos veces por semana está relacionada con un mayor riesgo de muerte.

Las papas en sí no son enemigas de la salud. Es más, se consideran carbohidratos buenos que aportan y no dañan. El tema acá es cómo se consumen y en qué momento de la vida. No es lo mismo comerlas a los 15 que a los 50; y no da igual servirlas en puré que fritas.

Este estudio se basó en los hábitos alimenticios durante ocho años de 4400 personas de entre 45 y 79 años. Los autores explicaron: “Las papas, no fritas, son relativamente saludables porque contienen una buena proporción de fibra, vitaminas y micronutrientes”. Pero las que pasan por aceite, que luego se bañan en sal , tienen mucha grasa, entre otros factores dañinos.

Cuanto más grandes, peor Por otro lado, una nota del sitio español El País llamó la atención sobre la necesidad de adoptar buenas conductas alimenticias cuando se llega a cierta edad. Uno de los pilares es que los jóvenes pueden perder peso más rápido porque su gasto energético (aún en reposo) es mayor. “A partir de los 50 años lo hace un 10% menos”, aclara.

Así que mientras darte ciertas licencias a los 20, como un paquete de papas fritas, puede no tener efectos a gran escala, hacerlo a los 40 tiene sus consecuencias. La clave, además de moverse más, está en comer menos grasas y más nutrientes. Verduras frescas, frutas, carnes magras y legumbres.

LA NACION Sociedad Alimentación saludable

0 85

El Observador /

A estas personas se les conoce como “obesos metabólicamente sanos”, ya que sus valores de glucosa en sangre o presión arterial se encuentran dentro de los límites de referencia.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Birmingham, parece haber comprobado recientemente que, a pesar de ello, estas personas tienen un 50% más probabilidades de sufrir enfermedades del corazón y un 7% más de enfermedades cerebrovasculares que aquellas que presentan un peso corporal normal. El estudio contó con una muestra de 3.5 millones de pacientes británicos durante 20 años.

Algunos estudios menores ya lo habían sugerido. Sin embargo, otra investigación realizada en el año 2012 y publicada en la revista European Heart Journal sugiere que algunas personas con obesidad y sin indicadores sanguíneos alterados, pueden verse protegidas de los riesgos de salud vinculados a la obesidad cuando tienen genes favorables. Así como hay grandes fumadores que no desarrollan cáncer de pulmón, hay personas que presentan obesidad y gozan de buena salud.

También existen investigaciones que muestran que no sólo es relevante la cantidad de grasa sino también la distribución de la misma en el cuerpo. Una acumulación de grasa abdominal es más dañina para la salud que una distribución corporal más uniforme.

Más allá de todo esto, los profesionales resaltan que los todos los trabajadores de la salud deben promover la pérdida de peso y el mantenimiento de un peso corporal normal, aun si no existen anormalidades metabólicas.

El índice de masa corporal (IMC) es la herramienta utilizada actualmente para determinar obesidad. Es una relación entre el peso y la altura de la persona y cuando su valor es mayor a 30, indica que existe obesidad. Sin embargo, algunos expertos coinciden en que el IMC es una medida imperfecta, ya que, en algunos casos, como los grandes atletas o personas muy musculosas, este índice puede ser elevado debido a la densidad muscular y no al tejido graso. Más allá de eso, los resultados del estudio y el IMC son válidos para la población general.

comermejor.com.uy

0 94

El País /

El término se refiere a una “enfermedad de adaptación, el impacto negativo que tiene el uso de las tecnologías en una persona”, aseguró en entrevista con Efe Juana Patlán, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Este trastorno se presenta en todas las personas que por su trabajo o actividades cotidianas están en contacto con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

“En realidad el uso de las TIC por sí mismo no genera tecnoestrés. Son muchos factores los que intervienen, pues hay personas que no tienen habilidades para manejarlas, no tienen buena capacitación y eso influye en su personalidad, autoestima y autoeficacia”, explicó la especialista.

De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, alrededor del 52 % de los usuarios de Internet en el planeta padece algún tipo de conducta adictiva relacionada al uso de dispositivos tecnológicos o a los hábitos de uso de Internet y redes sociales.

En México, la Asociación Psicoanalítica Mexicana (APM) estima que 2 % de la población entre 11 y 18 años es adicta a la tecnología.

“Es una cifra relativamente baja al compararla con otros países como Estados Unidos en donde la proporción puede llegar al 40 %, o Taiwán donde el 80 % de los jóvenes presenta esta adicción, pero aún así es un porcentaje que debe preocupar ya que hace apenas dos años era de 0.5 %”, señaló Delia Hinojosa, presidenta de la APM.

Según datos publicados en mayo del 2016 en la Encuesta de Hábitos de los Usuarios de Internet en México realizada por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), 65 millones de mexicanos tienen acceso a Internet, lo que representa casi el 59 % de la población total.

El 47% de ellos aceptó que el uso de tecnología había cambiado sus hábitos y estilos de vida de manera significativa.

En promedio el usuario de tecnología en México se conecta a Internet 7 horas y 15 minutos al día, principalmente para usar redes sociales.

Así, los efectos que el tecnoestrés puede generar en una persona son “ansiedad, dolores de cabeza, musculares, irritabilidad”, dice Patlán.

La profesora universitaria explica que las personas que usan las tecnologías se pueden clasificar en cinco grupos: aquellas que las usan sólo lo necesario, las que las aceptan y adaptan a las necesidades, las que realmente disfrutan trabajar con ellas, las que han creado una dependencia con las TIC y aquellas que se resisten y las rechazan totalmente.

“Estos tres últimos grupos son los más afectados por el tecnoestrés”, admitió la especialista.

Del mismo modo, Patlán detalla que el ritmo laboral actual ha potenciado el tecnoestrés, “la carga de trabajo, la presión de tiempo, el control que se tiene a través de las TIC, detonan esta situación”.

Ante todo esto la especialista consideró necesario trabajar las habilidades de organización y administración del tiempo.

“El autocontrol también es importante para que una persona conozca sus habilidades en el manejo de las TIC y las emplee adecuadamente sin generar resistencias o adicciones”, apuntó.

En tanto, las empresas deben capacitar adecuadamente a sus empleados en el manejo de estas tecnologías y aprovechar las habilidades de cada uno en el uso de las mismas; además, debe evitarse el trabajo rutinario y fomentarse la realización de actividades en equipo para evitar el aislamiento de los trabajadores, concluyó.

0 114

El Observador /

El colesterol sanguíneo elevado es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y estas a su vez son la principal causa de mortalidad a nivel mundial.

Datos recientes señalan que uno de cada cinco niños y adolescentes (el 21%) en los Estados Unidos presentan niveles elevados de colesterol total y colesterol malo, y bajos de colesterol bueno, por lo cual sus arterias y su salud cardíaca ya se encuentran comprometidas. Estos niveles se asocian a un mayor riesgo cardiovascular no solo durante la infancia , sino también en la edad adulta.

Según estos datos, la mayoría de los niños padecían sobrepeso u obesidad y además los niveles aumentaban conforme la edad.

Estos resultados ponen de manifiesto que el exceso de peso en etapas tempranas de la vida, es responsable de que ya se vean problemas de colesterol y otras enfermedades asociadas en niños pequeños, algo que era difícil que sucediera antiguamente y que cada vez se vuelve más común. Y no es un problema propio de los Estados Unidos, sino que, dado que las cifras de sobrepeso y obesidad infantil están creciendo a nivel mundial, es lógico pensar que los problemas de colesterol y enfermedades asociadas en niños también estén en crecimiento.

Por estas razones, es fundamental que tanto adultos como niños controlen sus valores sanguíneos de colesterol total, colesterol malo y colesterol bueno, así como también otros valores que puedan dar una pauta acerca de su salud cardiovascular. En ello tienen una gran responsabilidad los adultos, que son quienes deben velar por una correcta alimentación de sus hijos, así como también de buenos hábitos de vida que incluyan la práctica de actividad física regular, el buen descanso nocturno y la disminución del sedentarismo, entre otros.

Finalmente, es importante predicar con el ejemplo. Los niños adoptan hábitos de alimentación desde las primeras etapas de vida. Por ende, es básico que seamos un buen ejemplo y cuidemos nuestra salud para que ellos cuiden la suya en el futuro.

comermejor.com.uy

0 144

La Nacion /

Si la historia de los peces que se atragantan con el plástico que llega al océano no te conmueve, este certificado de la contaminación puede sonarte más cercano. Un grupo de investigadores de Malasia encontró pequeñas partículas de plástico en sales envasadas de diferentes países.

Se basaron en 16 marcas de ocho naciones diferentes y encontraron partículas de micro plástico en todas menos en una. La mayoría de los fragmentos eran rastros de productos de plástico gastados, atravesados por el clima y el tiempo.

Explicaron que este dato no implica riesgos directos en la salud (aún si una persona basa su dieta en uno de estos productos) pero sirve como una alerta para estar atentos y no dejarlo pasar. Sobre todo porque esto también puede aplicarse a otros alimentos que vienen del mar, como las algas y los peces.

0 126

La Nacion /

Los argentinos podemos jactarnos de no necesitar Nutella para un desayuno delicioso. El dulce de leche es el manjar de toda mesa local. Pero el producto favorito de los europeos, nacido en Italia y exportado a todo el mundo con esa marca que ya es un genérico, llegó a nuestras tierras hace tiempo y hay algunos fundamentalistas de untar la tostada con la llamada pasta de avellanas y cacao.

Pero, ¿qué contiene exactamente el pote de Nutella?

Según la etiqueta del producto, azúcar (50 %), aceite vegetal (de palma; 23 %), leche descremada en polvo (6,6 %), suero lácteo en polvo, lecitina des soja y aromatizante de vainilla, y sólo un 13% de avellanas y un 7,4% de cacao.

A alguien se le ocurrió poner estos valores en un gráfico muy elocuente para entender exactamente qué comemos cuando comemos Nutella y el resultado, compartido en Reddit, se convirtió en una foto viral.

Muchos de los usuarios de las redes sociales que se hicieron eco de esta imagen dijeron que dejarían de consumir esta pasta porque no se ve nada saludable. Ustedes, ¿qué piensan?

LA NACION Sociedad Fuera de agenda

Síguenos en

65FansLike
2,787FollowersFollow