Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Niños"

Niños

0 27

El Financiero /

La cafeína es una sustancia adictiva y los síntomas de abstinencia son reales. Los refrescos de cola contienen cafeína, la cual es una sustancia estimulante.

Lo mismo sucede con las bebidas energizantes. ¡No deben tomarlas los niños ni jóvenes menores de 18 años! En EU ni en México existe un límite de consumo de cafeína para los niños.

Canadá tiene un límite máximo de 45 miligramos por día, o sea, el equivalente de cafeína contenida en un refresco de cola de 355 mililitros.

¿Cuándo es aceptable que los niños comiencen a consumir cafeína?

Cuando los niños menores de 18 años comen todos los días chocolates y toman bebidas de cola (o café) con cafeína, su salud se convierte en algo serio. “Mi recomendación es tomar cafeína hasta el final de la adolescencia cuando el crecimiento y el desarrollo está ligeramente descendiendo”. (Toby Amidor, MS, RD).

La cafeína y la nicotina son lo mismo. Son alcaloides que dañan y crean la necesidad de consumir más. Los operadores nocturnos de ómnibus de pasajeros en México toman uno o dos refrescos de cola para mantenerse despiertos toda la noche.

Ambas sustancias, la cafeína y la nicotina crean dependencia y vinculación que suele ser insuperable. “No hay duda que la cafeína es un estimulante que afecta el cerebro. Esa sensación de nerviosismo que se percibe después de haber tomado varias bebidas con cafeína no está en la imaginación”, según la guía de la Clínica Mayo.

Los refrescos de cola azucarados con cafeína y las bebidas energéticas tienen la misma cantidad de cafeína que se ingiere en las barras grandes de chocolate, lo cual se recomienda no consumir todos los días.

La cafeína es un diurético que además frena el crecimiento. Las investigaciones que se han realizado en EU muestran efectos negativos cardiovasculares y neurológicos, al igual que ansiedad e insomnio en niños y jóvenes que la consumen.

Además, las bebidas de cola con cafeína contienen gran cantidad de azúcar, 49 gramos por botella, lo que las hace saber “deliciosas”. Los adultos las hacen “más sabrosas” agregándoles ron, un derivado del azúcar, para sus “cubas”.

Los científicos reiteran (y uno de ellos me lo dijo por teléfono) que “es prudente y conveniente esperar para consumir cafeína hasta la edad de 18 años”.

0 54

El Observador /

He aquí algunos consejos:

· Explicar al niño el concepto de “plato dividido” y utilizarlo con la mayor frecuencia posible.

· Servir los alimentos en platos de menor tamaño para que las comidas parezcan más abundantes. Un sándwich puede parecer muy poca cosa en un plato gigante, pero, en un plato de postre, parecerá más sustancioso.

· Al cocinar grandes cantidades o guardar lo que sobró de la comida, es conveniente separarlo en porciones reducidas antes de guardarlas en la heladera. Así cuando se vayan a consumir ya estará dividido en porciones razonables.

· No permita que su hijo se lleve la bolsa entera de papas fritas o el pote lleno de helado al sofá. Sírvale una porción individual. Será menos probable que cometa excesos de esa forma.

· Servir los platos en la cocina y no llevar las fuentes llenas a la mesa puede ser una buena opción para no repetir el plato innecesariamente. El hecho de tener los alimentos a mano puede llevar a consumir más de la cuenta. Si de todos modos quieren repetir, ofrecer más vegetales, ensalada o fruta.

· Servir porciones razonables, de modo que su hijo aprenda cuál es el tamaño adecuado de porción para cada alimento.

· Añadir más ensalada o frutas a la dieta de la familia , sobre todo al principio de la comida, lo que ayuda a controlar el hambre y brinda una mayor saciedad, al tiempo que ayuda a controlar la ingesta de calorías.

· Intentar no comer de prisa. La forma en que los adultos comen influye en los hábitos de los hijos. Coma lentamente y deje tiempo para que todos se sientan satisfechos antes de servir más. Es importante que la comida sea un momento de calma, de disfrute. Las comidas en familia ofrecen valiosas oportunidades para que sus miembros se conecten entre sí.

· Tener en cuenta que, en la mayoría de los restaurantes, las porciones que se sirven no son las adecuadas, sino que duplican o triplican el tamaño de la porción recomendada.

· No dejarse tentar por porciones gigantescas, solo porque sean económicamente convenientes. Eso no sirve de nada si triplica las calorías que ingiere su familia.

· No sirva a los niños porciones grandes ni espere que dejen los platos vacíos. Estudios indican que los niños en edad escolar tienen un mejor manejo de las porciones cuando se les permite que se sirvan solos.

· Siempre predique con el ejemplo. El consejo sin implicación no sirve. Los niños escuchan, pero también observan y eso vale más que cualquier cosa que se le pueda decir.

comermejor.com.uy

0 45

El Comercio /

Se acostó sobre la hierba crecida. Era verano y el suelo estaba seco y cálido, pero en la madrugada sentía frío y desde las 04:00 le fue imposible dormir. Así fue su primera noche afuera de casa. Sebastián tenía 9 años.

Vivía en Carcelén, un barrio del norte de Quito, pero se escapó porque sufría maltrato.

Su tío lo golpeaba por cualquier motivo, su abuela lo obligaba a vender pastelitos en el mercado y si no llevaba dinero era castigado con correas, palos, alambres de luz e incluso con puños y patadas.

Sebastián tenía miedo de volver y pasó otra noche en la calle. Esa vez se acomodó sobre las gradas de una cancha de fútbol.

Consiguió cartones y se escondió debajo para protegerse del frío. A la medianoche, un grupo de policías lo encontró allí y durmió en la UPC.

De esas dos noches han pasado 10 meses, ahora Sebastián vive en la casa hogar de la Madre Flora de Pallota, que es una casa para acogida de menores en situación de maltrato, abandono y violencia sexual.

Allí convive con otros 37 niños. Uno de ellos prefiere llamarse Felipe. Tiene 11 años, es delgado, pequeño y muy callado. Vivió tres semanas en la calle. Las primeras noches, el conductor de un bus le permitió dormir en el carro. También pasó la noche en un mercado y en portones de casas. Un grupo de indigentes se le acercó y le propuso que durmiera con ellos, para detener el frío.

Allí vio cómo consumían droga y se la dieron, pero él no quiso.

La Dinapen (Policía de menores) identificó tres riesgos a los que se enfrentan los niños que se van de casa. El primero es ser inducidos al consumo de alcohol y drogas. Pero también pueden ser víctimas de malos tratos y abusos sexuales.

Ivonne Daza, directora nacional de la Dinapen, recuerda el caso de un pequeño de cinco años que era adicto al pegamento. Sus padres consumían cocaína y el chico pasaba en la calle.

Sor Ángela Fratini, religiosa de la Orden de las Misioneras de la Niñez, sabe que hasta el último censo, en el 2012, se conocía que había un millón de niños que trabajaban en la calle y que de ellos un 5% se dedicaba a pasar en las vías y vivir fuera de casa. Los que son rescatados llegan a su fundación con golpes, adicciones y con su salud emocional afectada.

En Tambillo se dio una de las muertes de adolescentes que más conmocionaron a esa ciudad del cantón Mejía (Pichincha). La víctima fue un adolescente de 14 años, quien vendía caramelos en la calle. Él sufrió abuso de otro ambulante. El sospechoso fue sentenciado a 34 años y seis meses de cárcel en septiembre pasado.

En el caso de Sebastián, las dos noches que pasó en las calles recuerda que un hombre le propuso que se fuera con él a su casa y que le daría comida. El niño se negó, pero esta persona le tomó del brazo. Forcejearon hasta que el niño se zafó y huyó.

Cuando le encontró un policía lloró, levantó la camiseta y mostró un morado del tamaño de la palma de una mano en su pecho. La pierna derecha tenía otro moretón y unas marcas como de correa. En la espalda tenía una herida abierta.

El niño contó que su tío le había golpeado, pero solo explicó que llegó borracho y le agredió. Su madre tiene sordera, no habla y no pudo ayudarle.

Un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, del 2014, alerta sobre el maltrato que sufren los menores en el Ecuador. Allí se explica que los niños están acostumbrados a recibir golpes que incluso aceptan como parte de su crianza. Esta es la principal causa por la cual se van de la casa.

Uno de esos casos es el de ‘Teletubie’, un niño de 7 años, al que lo buscan en San Roque. La gente lo ha visto durmiendo en un grupo de cuatro personas con problemas de alcohol.

0 57

Hoy.com.py /

El Ministerio de Salud Pública reportó un repentino incremento del virus que ataca las manos, los pies e inclusive la boca de los niños. La enfermedad dura al menos una semana y el tratamiento es solo contra los síntomas ya que el mal desaparece solo.

La doctora Águeda Cabello, directora de Vigilancia Sanitaria, explicó que desde pediatría se está reportando con mayor frecuencia la existencia virus eruptivos.

“Es una enfermedad benigna que produce un exaltema, primero como dos puntitos en manos y pies que puede llegar a formar vesiculitas y posteriormente aparecen como unas llaguitas en la boca”, comentó Cabello en charla con la 970 AM.

La patología dura entre siete a 10 días y no existe un tratamiento específico por lo que solo se atacan los síntomas de la misma.

Cabello detalló que el riesgo de contagio no es muy elevado pero recomendó tomar las medidas de higiene como el lavado de manos, teniendo en cuenta que la transmisión se da or

El enterovirus se concentra con mayor frecuencia en otoño, invierno y primavera, sobre todo en menores de cinco años, aunque también puede presentarse en adultos.

0 60

El Observador /

Como padres, solemos siempre pensar en cómo abordar los temas con los hijos de la forma más sana posible, evitando herir susceptibilidades, humillar o, yendo más lejos, fomentar la instalación de un desorden alimenticio.

Un reciente estudio, publicado en la revista Eating and Weight Disorders llegó a la conclusión de que no es recomendable hacer comentarios a los hijos acerca de su peso corporal. Los investigadores vieron que, aunque no sean mal intencionados, estos comentarios pueden terminar reforzando estereotipos negativos sobre el peso y fomentando comportamientos poco saludables respecto a su alimentación como los atracones u otros desórdenes alimentarios.

En este análisis participaron unas 500 mujeres de entre 20 y 35 años de edad a quienes se les preguntó a acerca de la percepción de su imagen corporal y se les pidió recordaran si durante su niñez o adolescencia los padres solían hacer comentarios sobre su peso. De este cuestionario resultó que, incluso si no sufrían sobrepeso, las chicas que recordaban comentarios de sus padres en este sentido, eran mucho más propensas a pensar que debían perder peso.

Brian Wansink, profesor y director del Laboratorio de Marcas y Comida de la Universidad de Cornell y autor principal del estudio señaló que los comentarios críticos de los padres tienen “efectos que dejan cicatrices”. “Unos cuantos comentarios tenían el mismo efecto que muchos comentarios a través del tiempo. Parece que dejan una huella profunda”, dice.

Las niñas pueden sufrir un efecto más destructivo aún ya que, según Rebecca Puhl, directora adjunta del Centro Rudd de Políticas Alimentarias y Obesidad en la Universidad de Connecticut, Estados Unidos, “están expuestas a muchos mensajes sobre delgadez y peso corporal, y además la mayoría de las veces el valor de una mujer está muy ligado a su apariencia. Si los padres no cuestionan esos mensajes, se pueden interiorizar”.

Por su parte, Neumark-Sztainer, autora del libro I’m, Like, SO Fat: Helping Your Teen Make Health Choices About Eating and Exercise in a Weight-Obsessed World, explica de qué modo los padres pueden influir en los hábitos alimenticios de sus hijos. “Trato de promover la idea de que hay que hablar menos y hacer más: convertir la casa en un lugar donde sea fácil tomar decisiones saludables en cuanto a la comida y la actividad física, y dejar de hablar del peso”. Esto implica tener comida saludable en casa, comer en familia , dar el ejemplo, no rechazar su propio cuerpo, hacer actividad física regularmente. Y agrega que, si un hijo tiene sobrepeso, “espera a que te lo comente y apóyalo cuando lo haga”, diciéndole, por ejemplo: “Mira, yo te amo sin importar cuánto pesas, pero si quieres, te voy a apoyar. Te sugiero que no te enfoques tanto en el peso, sino en tus patrones y hábitos nutricionales. ¿Eso te ayudaría?”.

comermejor.com.uy

0 96

Confirmado /

Dicen que de las crisis nacen las oportunidades. Y es que en un mercado de escasez de productos (de higiene, alimentos, medicinas entre otros) como en el que estamos viviendo podría surgir uno que otro emprendedor con una marca propia. Por eso cada vez es más común ver en los anaqueles “producción artesanal”, que van desde: café, pastas, pan, champú hasta jabones para la piel. Sin embargo, hay que prestar mucha atención sobre todo con aquellos que van directamente a nuestra piel.

En el caso propio de los jabones artesanales, solo pueden ser llamados así si desde el primer paso para su elaboración están hechos a mano, es decir, si su saponificación es conseguida manualmente a base de aceites y posteriormente cortados a mano de forma artesanal. En el pasado era normal encontrar jabones hechos con aceite reciclado, sin embargo, no son considerados artesanales.

Si buscamos un producto que brinde beneficios a nuestra piel debemos enfocarnos en la búsqueda de jabones artesanales naturales. Con ese requisito natural podemos asegurar que es un producto de primera calidad y más si sus ingredientes provienen de la agricultura ecológica.

La saponificación en frío

Los expertos en química aseguran que los mejores jabones artesanales naturales pasan por el proceso de la saponificación al frío, que no es más que un proceso químico por el cual la grasa (aceite de oliva, de coco, de palma) se adhiere a un álcali y da como resultado lo que se conoce como jabón.

Una de las principales ventajas de este proceso, es que el jabón conserva sus propiedades naturales. Además, antes de su uso debe madurar al sol entre 4 y 6 semanas. El secado debe ser cuidadoso y realizado bajo las mejores condiciones climáticas, pues es en este proceso que el jabón se endurece y toma su consistencia definitiva.

Propiedades de los jabones naturales

Los jabones artesanales naturales ante todo son excelentes limpiadores de la piel con una inmejorable relación calidad-precio, incluso los más caros, ya que su duración es elevada. Las propiedades dependen de los ingredientes y de la base del jabón.

Jabón artesanal de aceite de oliva

Es delicado y emoliente para la piel, y conocido por sus propiedades hidratantes.

Jabón artesanal de leche de burra

Contribuye a la regeneración de la piel. Es hidratante, con lo que es idóneo para las pieles maduras, resecas, apagadas o con arrugas, así como para incrementar el aspecto sedoso de la piel corporal: un baño con jabón de leche de burra es todo un clásico de las leyendas de belleza.

Jabón artesanal de manzanilla

Es apropiado para la piel del bebé y para las pequeñas irritaciones de la piel sensible.

Jabón artesanal de lavanda

Es un clásico del jabón de manos, por su perfume y sus cualidades antisépticas.

Jabón artesanal de rosas

Tiene propiedades anti-aging, y cuando es un jabón de gran calidad, huele a rosas recién cortadas y no a aromas artificiales.

Jabón de tomillo o romero

Es un jabón muy usado como champú: el jabón sólido es un producto ecológico que dura y deja el cabello brillante y libre de impurezas.

Atusalud

Por Confirmado: MariGonz

0 100

El Universal /

Un bebé prematuro, debido a que no recibe los anticuerpos de su mamá y a la inmadurez de su sistema respiratorio, es más susceptible a los agentes infecciosos que circulan en el ambiente y que se incrementan debido a la actual temporada invernal. Uno de estos es el Virus Sincitial Respiratorio (VSR), el cual es responsable de hasta el 80% de las hospitalizaciones de causa respiratoria en los niños, afectando en su mayoría a lactantes y menores de 2 años1.

Durante la hospitalización del bebé, existe un equipo de héroes en las unidades de neonatos, compuesto por médicos neonatólogos, pediatras, enfermeras, terapeutas respiratorios, fisioterapeutas y personal auxiliar, que no solo vela por el bienestar del paciente, sino también brinda su apoyo emocional y profesional a los familiares del bebé prematuro.

Dentro de estos héroes se destacan las Enfermeras, quienes realizan una labor fundamental educando a los padres de bebés prematuros, sensibilizándolos sobre los riesgos que corren y enseñándoles  acerca de los cuidados clave que como padres deben implementar para proteger la salud de su pequeño hijo.

Precisamente, una de estas heroínas es Martha Emilse Chacón Huertas, enfermera profesional y especialista en la atención de bebés prematuros, con más de 15 años de servicio a la comunidad, quién da a conocer los 8 consejos imprescindibles para proteger a los pequeños del VSR:

1.    Lavar las manos es clave: Los cuidadores deben lavar muy bien sus manos antes y después de cada contacto con el bebé, de lo contario, él se verá mucho más expuesto al virus. El lavado de manos debe hacerse con agua y con jabón, asegurándose de lavar cuidadosamente palmas, plantas, uñas y muñecas.

2.    Restringir las visitas: Los papás deben administrar muy bien las visitas de familiares y allegados al bebé, siguiendo el régimen de las unidades neonatales. Es decir, solo se debe permitir que el pequeño tenga contacto con sus padres, y a veces con sus abuelos, a quienes se les recomienda siempre lavar sus manos y usar tapabocas antes de cada encuentro. Es de vital importancia que, llegado el caso que una de estas personas pase por un cuadro infeccioso respiratorio, no se acerque al bebé.

3.    Estar atentos a cada interacción de los hermanos en edad escolar con el bebé, puesto que ellos están expuestos permanentemente a virus en sus jardines y colegios, por lo que son un factor de riesgo de transmisión. Antes de cada contacto con el recién nacido, se aconseja retirar su uniforme del colegio, lavar sus manos y seguir las recomendaciones anteriormente mencionadas.

4.    No dar besos en la cara y manos del bebé , ya que el virus está presente en la saliva de las personas infectadas y este es un medio fácil para que él se contagie.

5.    No fumar en la misma casa donde habita del bebé y evitar que él tenga proximidad con personas que fumen habitualmente, así lo hagan fuera del hogar.

6.    Siempre que sea posible, alimentar al bebé con leche materna. Esto traerá beneficios a la calidad de vida del mismo, pues fortalece su sistema inmune ante infecciones como el VSR. No obstante, cuando el niño ha permanecido por un largo tiempo hospitalizado, es posible que la mamá deje de producir este alimento. Por esto, es ideal que durante la ausencia de su hijo, ella estimule sus senos, para que la producción no se detenga.

“En este caso, muchas instituciones hospitalarias disponen de lactarios, que son un sistema mecánico de succión y estimulación para la producción de leche materna, para que las mamás acudan a estos y no dejen de producir este vital alimento para sus bebés prematuros”, recomienda Chacón.

7.    Brindar mucho amor al bebé . Este es uno de los consejos más valiosos, ya que está comprobado que métodos, como el de la madre canguro, permiten la recuperación física y emocional del bebé.

8.    Mantener su esquema de vacunación e inmunización al día. Resulta crucial que los papás del bebé se aseguren de vacunarlo de manera oportuna de acuerdo al Plan Ampliado de Inmunización, y consulten con el médico qué otras medidas pueden implementar para prevenir infecciones respiratorias y mejorar las defensas de su bebé.

Vale la pena resaltar que los cuidados en casa de un bebé nacido antes de tiempo deben ser muy estrictos y restrictivos, en los cuales, la mamá juega un rol trascendental, porque de ella depende principalmente que estos se cumplan y por ende, la salud respiratoria de su hijo.

“Mi consejo final para la mamita es que no ignore los síntomas de la infección causada por VSR, ya que la enfermedad se manifiesta en principio con fiebre, tos seca, congestión nasal, respiración rápida, decaimiento, somnolencia, aleteo nasal, labios y deditos morados. Ante estas señales de alarma es mejor acudir al médico pediatra”, puntualiza la enfermera.

0 61

La Verdad /

Un escáner cerebral realizado en bebés desde los seis meses de edad puede predecir diagnósticos posteriores del Trastorno del Espectro Autista (ASD), un problema que afecta a 1 de cada 68 niños, según una investigación publicada hoy en Estados Unidos.

El análisis, dado a conocer por la Asociación Estadounidense de Avance de la Ciencia, también destaca que la detección temprana y un adecuado tratamiento de conducta pueden mejorar significativamente la vida de los niños con ASD.

De acuerdo con los resultados de la investigación publicada en la revista especializada Ciencia Medicina Traslacional, algunos indicadores a los seis meses de edad pueden alertar sobre la aparición del trastorno meses o años después.

“Vemos un aumento del índice de crecimiento en la superficie externa del cerebro, los pliegues y el tipo de ondulación de la superficie que es seguido por un crecimiento excesivo del cerebro en el segundo año”, señaló Joseph Piven, de la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill, uno de los investigadores.

El reporte destaca que los signos identificadores de un problema de ASD no aparecen sino “después de los dos años de edad o más tarde”, mientras la relación entre los cambios observados a los seis meses y el autismo fue “de casi el 100 % de precisión”.

Para el estudio, los investigadores escanearon mientras dormían a 59 bebés con alto riesgo de ASD, debido a la presencia del trastorno en familiares, principalmente hermanos.

La investigación recopiló más de 26 mil pares de conexiones funcionales entre 230 diferentes regiones del cerebro usando la técnica conocida como “Imagen de Resonancia Magnética de Conectividad Funcional” (fcMRI).

De los 59 menores, 11 fueron diagnosticados con a ASD a los 24 meses de edad, lo que permitió a los investigadores, por medio de algoritmos, separar los patrones de actividad cerebral que detectaron anticipadamente 9 de los 11 casos.

El estudio destacó que es importante continuar con el trabajo en estas medidas técnicas de detección para extender así el diagnóstico temprano a aquellos bebés que no presentan riesgos familiares de algún tipo de autismo.

0 89

El Observador /

El colesterol sanguíneo elevado es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y estas a su vez son la principal causa de mortalidad a nivel mundial.

Datos recientes señalan que uno de cada cinco niños y adolescentes (el 21%) en los Estados Unidos presentan niveles elevados de colesterol total y colesterol malo, y bajos de colesterol bueno, por lo cual sus arterias y su salud cardíaca ya se encuentran comprometidas. Estos niveles se asocian a un mayor riesgo cardiovascular no solo durante la infancia , sino también en la edad adulta.

Según estos datos, la mayoría de los niños padecían sobrepeso u obesidad y además los niveles aumentaban conforme la edad.

Estos resultados ponen de manifiesto que el exceso de peso en etapas tempranas de la vida, es responsable de que ya se vean problemas de colesterol y otras enfermedades asociadas en niños pequeños, algo que era difícil que sucediera antiguamente y que cada vez se vuelve más común. Y no es un problema propio de los Estados Unidos, sino que, dado que las cifras de sobrepeso y obesidad infantil están creciendo a nivel mundial, es lógico pensar que los problemas de colesterol y enfermedades asociadas en niños también estén en crecimiento.

Por estas razones, es fundamental que tanto adultos como niños controlen sus valores sanguíneos de colesterol total, colesterol malo y colesterol bueno, así como también otros valores que puedan dar una pauta acerca de su salud cardiovascular. En ello tienen una gran responsabilidad los adultos, que son quienes deben velar por una correcta alimentación de sus hijos, así como también de buenos hábitos de vida que incluyan la práctica de actividad física regular, el buen descanso nocturno y la disminución del sedentarismo, entre otros.

Finalmente, es importante predicar con el ejemplo. Los niños adoptan hábitos de alimentación desde las primeras etapas de vida. Por ende, es básico que seamos un buen ejemplo y cuidemos nuestra salud para que ellos cuiden la suya en el futuro.

comermejor.com.uy

0 53

Confirmado /

Los expertos temen que el consumo de jugo pueda reemplazar a otros alimentos que los bebés necesitan más, como la leche materna o de fórmula, que son ricas en proteínas, grasa y minerales, como el calcio.

Los niños menores de 1 año de edad no deberían consumir jugos de fruta, y los que tienen entre 1 y 3 años deberían hacerlo con mucha moderación, según la nueva recomendación de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés).

Hasta ahora la institución que agrupa a pediatras de Estados Unidos decía que el jugo de fruta natural podía consumirse a partir de los seis meses, pero la actualización publicada este lunes, la primera relativa al consumo de jugo desde 2001, retrasa esa fecha.

Los expertos temen que el consumo de jugo pueda reemplazar a otros alimentos que los bebés necesitan más, como la leche materna o de fórmula, que son ricas en proteínas, grasa y minerales, como el calcio, según informa la BBC Mundo en su portal web.

Es importante puntualizar que la recomendación se refiere a los zumos que son 100% naturales. Las bebidas de frutas que no son jugo al 100% y además contienen azúcares añadidos, entran directamente en una categoría diferente de bebidas azucaradas, junto a las sodas, refrescos y bebidas energizantes.

El límite diario de jugo que los expertos recomiendan para los menores de 18 años en ningún caso alcanza el equivalente a una lata de refrescos.

Parte de una dieta balanceada, pero no esenciales

La recomendación de limitar en los niños el consumo de jugos de fruta natural quizás sorprenda a muchas personas que los consideran sanos y buenos para la dieta.

“El jugo de frutas se publicita como una fuente natural y saludable de vitaminas”, dice la institución estadounidense en un informe que fue publicado esta semana. “Y como sabe bien, los niños lo aceptan fácilmente”.

Pero “aunque el consumo de jugos tiene algunos beneficios, también tiene potenciales efectos nocivos. Su alto contenido en azúcares contribuye a un aumento del consumo de calorías y al riesgo de caries”, advierten los expertos.

La fruta entera es mucho mejor

Los pediatras dicen que la fruta entera es una fuente de vitaminas y nutrientes mucho mejor que los jugos.

Las frutas enteras contienen fibra, que reduce la absorción de azúcar en nuestro cuerpo, y también ayuda a generar antes la sensación de estar llenos.

Uno de los problemas que señalan los expertos estadounidenses es que “como el jugo se considera nutritivo, normalmente los padres no imponen límites”.

Pero la sed también puede ser saciada con agua o con leche, cuyo contenido en calcio se considera esencial para el desarrollo de los huesos.Otro aspecto importante que destacan los expertos es que los jugos “vienen empacados de manera muy práctica o pueden ser portados en botellas o contenedores para su consumo reiterado durante el día”.

Pero esa posibilidad prolonga la exposición dental al azúcar, y ese precisamente es “un gran factor que contribuye a las caries”.

“El jugo de fruta no ofrece ningún beneficio nutricional para los bebés de menos de 1 año”, es la primera conclusión del informe de los pediatras estadounidenses.

La segunda es que “para los niños el jugo de frutas no ofrece ningún beneficio nutricional mayor que la fruta y no tiene ningún papel esencial en las dietas saludables y balanceadas infantiles”.

¿Cuánto jugo se recomienda para cada edad?

Estas son las recomendaciones de la AAP como límite para cada edad por día (como referencia, una lata de refrescos de tamaño normal contiene 330ml).

Bebés: no se recomienda el consumo en menores de 12 meses, salvo por indicación médica específica.

Niños de 1 a 3 años: 118 ml (o el equivalente a un tercio de una lata)

Niños de 4 a 6 años: entre 118 y 177 ml (algo menos de la mitad de una lata como mucho)

elsoldemargarita

Por Confirmado: MariGonz

0 77

El Universal /

En Cartagena, el clima parece enloquecerse por estos días: en la mañana, sales de casa y hace un calor sobrecogedor y de un momento a otro comienza un aguacero torrencial. Este altibajo en la temperatura afecta la salud, entre otras cosas, porque incrementa la propagación y circulación del Virus Sincitial Respiratorio (VSR), que causa síntomas similares a los de un resfrío en niños y adultos.

Los pacientes suelen padecer fiebre, secreciones nasales y tos, sin embargo, en casos más graves ocasiona neumonía y dificultad para respirar, síntomas que para los bebés prematuros o pequeños podrían significar la muerte.

1. Evita contacto con personas resfriadas. El virus se reproduce por las gotas que se esparcen al toser, estornudar o hablar.

2. Lávate las manos constantemente, los virus se pasan por contacto.

3. Ventila los ambientes, el aire viciado propicia infecciones.

4. No fumes ni expongas al bebé o niño al humo del cigarrillo.

5. Amamanta a tu hijo. La leche materna aumenta las defensas de los pequeños.

6. No lleves a los bebés prematuros a lugares concurridos.

7. Restringe las visitas en a la casa. Se recomienda restringirlas durante los primeros 3 o 4 meses de vida del pequeño.

8. Si alguien de la familia padece una afección respiratoria, debe usar tapabocas.

Síntomas 

-Silbidos al respirar y aleteo nasal.

-Respiración rápida y superficial.

-Fatiga.

-Por el esfuerzo para inhalar aire retrae los músculos intercostales.

-Dificultades en la alimentación.

-Piel azulada. Es síntoma grave, que implica emergencia médica.

0 68

El Observador / Por la Lic. en Nutrición Lucía Alba

Correr, jugar, saltar, estar en movimiento constante es parte de la naturaleza del niño . Todo ello contribuye al desgaste de energía necesaria para mantener una buena salud y un adecuado peso corporal. Vivimos en un mundo donde las cifras de sobrepeso y obesidad infantil son alarmantes y crecen en el tiempo. No solo la inadecuada alimentación es responsable de ello. De igual forma lo es el sedentarismo, probablemente debido a la naturaleza de las actividades recreativas que hoy los niños llevan a cabo, donde las pantallas son las protagonistas, y donde todo está al alcance de la mano.

El ejercicio físico y la práctica de deporte instala en el niño valores fundamentales como el trabajo en equipo y la disciplina, los buenos hábitos de vida, refuerza la autoestima y promueve la salud, al reducir con ello las probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas.

Los niños deben ser estimulados a desarrollar al menos una o dos disciplinas deportivas, y las personas que los rodean deben predicar con el ejemplo. Los chicos aprenden de lo que ven, e incorporan los hábitos de los adultos. Por ello, resulta lógico que si queremos que nuestros hijos se muevan debemos movernos también. De hecho, se pueden aprovechar estas oportunidades para reforzar el vínculo de padres e hijos, compartiendo el momento del club o saliendo a andar en bicicleta o a jugar al fútbol con ellos.

El ejercicio fortalece su sistema muscular y óseo, aumenta el metabolismo basal, ayuda a controlar la grasa corporal, previene el desarrollo de sobrepeso y obesidad, y contribuye al mantenimiento de los niveles normales de presión arterial y colesterol sanguíneo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la recomendación de actividad física en niños es de una hora diaria. Además, se incentiva a no pasar más de dos horas frente a pantallas o sin realizar ningún tipo de actividad.

Uno de los ejercicios más recomendados para los pequeños es la natación, pues es un deporte que favorece la activación de casi todos los músculos del cuerpo, además de la coordinación motriz y el fortalecimiento de los sistemas circulatorio y respiratorio.

En todo caso, lo mejor será hablar con los más pequeños y conversar acerca de sus intereses y preferencias para encontrar el deporte que más se adecúe a sus gustos y necesidades. Por suerte las opciones son muchísimas.

comermejor.com.uy

Síguenos en

60FansLike
2,786FollowersFollow