Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Dietas"

Dietas

0 47

Expansión /

Las ventajas cardiovasculares relacionadas con esta dieta están fuertemente influenciadas por la posición socioeconómica de las personas.

El riesgo de contraer alguna enfermedad cardiovascular se reduce con la dieta mediterránea, pero sólo para los ricos o los que tienen más nivel de estudios, según un estudio realizado por nueve investigadores del IRCCS Istituto Neurologico Mediterraneo Neuromed (Italia).

El estudio, publicado en la revista ‘International Journal of Epidemiology’, llega a esta sorprendente conclusión después de un análisis prospectivo realizado durante más de cuatro años a 18.991 personas mayores de 35 años en Italia.

Las ventajas cardiovasculares relacionadas con la dieta mediterránea son bien conocidas, pero esta investigación revela que esos beneficios están fuertemente influenciados por la posición socioeconómica de las personas, de manera que el riesgo se reduce entre los que tienen más nivel de educación o ingresos, mientras que no hay beneficios para los grupos sociales menos favorecidos.

“El nivel socioeconómico es capaz de modular las ventajas sanitarias relacionadas con la dieta mediterránea. En otras palabras, una persona de bajo estatus socioeconómico es poco probable que obtenga las mismas ventajas que una personas con mayores ingresos, pese que ambas se adhieran a la misma dieta sana”, explica Marialaura Bonaccio, investigadora del Departamento de Epidemiología y Prevención del IRCCS Istituto Neurologico Mediterraneo Neuromed.

Licia Iacoviello, jefa del Laboratorio de Epidemiología Molecular y Nutricional en ese departamento, señala que “los grupos más favorecidos tienen más probabilidades de reportar un mayor número de índices de dieta de alta calidad en comparación con las personas con un bajo nivel socioeconómico”.

Por ejemplo, las personas ricas o con más estudios consumen productos más ricos en antioxidantes y polifenoles y tienen acceso a una mayor diversidad en la elección de frutas y verduras. El estudio mide la dieta mediterránea con puntuaciones en frutas, nueces, verduras, legumbres, cereales, pescado, carne, grasas, productos lácteos y consumo de alcohol.

Los investigadores también encontraron diferencias socioeconómicas en el consumo de productos con grano entero y en los métodos de cocción preferidos. “Esas diferencias sustanciales en el consumo de productos pertenecientes a la dieta mediterránea nos llevan a pensar que la calidad de los alimentos puede ser tan importante para la salud como la cantidad y la frecuencia del consumo”, apunta Iacoviello.

“Nuestros resultados deben promover una consideración seria del escenario socioeconómico de la salud. Las disparidades socioeconómicas en la salud están creciendo también en el acceso a dietas saludables. Durante los últimos años, hemos documentado un cambio rápido de la dieta mediterránea en toda la población, pero también podría ser que los ciudadanos más débiles tiendan a comprar alimentos ‘mediterráneos’ con un bajo valor nutricional. No podemos seguir diciendo que la dieta mediterránea es buena para la salud si no somos capaces de garantizar un igual acceso a ella”, concluye Giovanni de Gaetano, director del Departamento de Epidemniología y Prevención del IRCCS.

0 60

El Observador /

Los principios que hacen al equilibrio entre lo rico y disfrutable son los que permiten vivir sanamente sin excluir alimentos ni enfermarse. En base a estos conceptos se podría hablar de una dieta para seguir siempre y a cualquier edad.

De todo, todos los días:

Un estilo de vida saludable se basa en el consumo diario de alimentos de los seis grupos básicos: cereales, leguminosas y derivados, frutas y verduras, leche y derivados y cantidades muy moderadas de carnes, derivados y huevos, dulces y grasas.

Mejor juntos:

El consumo simultáneo de varios alimentos facilita la asimilación de los distintos nutrientes, el consumo de frutas ricas en vitamina C aumenta la absorción del hierro de los alimentos vegetales (lentejas, hojas verdes).

Creatividad mejora resultados:

La preparación de sopas, guisos, ensopados y ensaladas es una buena forma de mezclar alimentos, asegurar la ingestión de nutrientes necesarios y mejorar el valor nutritivo de la dieta diaria.

Combinados son más:

La calidad de las proteínas vegetales aumenta al combinar cereales con leguminosas en proporción de tres a uno o combinando cereales y verduras con pequeñas cantidades de productos de origen animal.

En la variedad está el equilibrio:

La variación de los alimentos hace agradable la dieta, estimula el apetito y garantiza el consumo adecuado de nutrientes que favorecen el crecimiento y el buen estado nutricional.

@lucianalasus

comermejor.com.uy

0 56

La Nacion /

Alto en nutrientes y bajo en calorías el kale es la nueva estrella de la alimentación, pero sus compañeros de estación, quinotos y coliflor no se quedan atrás. Aportan vitaminas y sabor sin sumar grandes cantidades de calorías. No son pocas estas razones para haber sido elegidos por los productores y chefs que dan vida a la quinta edición de MESA de estación , la iniciativa que propone acercar en cada edición estos ingredientes que en invierno están listos para llegar a la mesa argentina.

Esta nueva edición comienza con una charla liderada por el chef Cristophe Krywonis y productores locales sobre el tema ( gratis y con inscripción previa ), porque para empezar a incluir alimentos saludables a la cocina diaria es indispensable saber qué opciones hay y cómo incluirlas. Para tentarse y dar el puntapié inicial, 5 propuestas impensadas por el comensal, pero no por los chefs, para probar en cualquier momento.

¿Quinotos para la entrada? El chef Aldo Benegas propone un pequeño canelón de ricota y quinotos para dar el puntapié incial a su menú. Una versión agridulce que incluye almendras tostadas, quenelle de mascarpone y quinotos confitados con Syrop de zanahoria. Una combinación para paladares curiosos.

Dónde y cuánto: en el Gran Bar Danzón (Libertad 1161) $190

¿Kale con remolacha? La creatividad del Chef Pablo Campoy lo llevó a combinar remolachas asadas con kale y queso de cabra. Una entrada para compartir y preparar el paladar para lo que vendrá: pechito de cerdo con glaseado de quinotos, kale salteado y puré de batata y crema cítrica y una torta de chocolate intenso con quinotos en almíbar y helado de chocolate.

Dónde y cuánto: en BASA (Basavilbaso 1328) la entrada sale $270.-

¿Cordero con coliflor? Forman parte del mismo plato, la chef Jessica Lekerman preparó como plato principal Kebabs de cordero con una ensalada Tabule de coliflor y salsa labneh (un producto lácteo entre el queso y el yogur tradicional en medio oriente).

Dónde y cuánto: en Möoi (Belgrano, Recoleta o Rosedal) $250.-

¿Quinotos con chocolate? Quinoto relleno con mantequilla de maní, chocolate y naranja. El chef Diego García Tedesco ofrece llegar al postre dando la posibilidad de mezclar en el paladar sabores dulces y ácidos en una combinación ideal para una cena abundante que incluyó coliflor en caldo de jamón con kale crocante y huevo y vacío de búfalo ahumado con crema de chauchas, pickles de coliflor y gremolata de kale.

Dónde y cuánto: Restaurante Austria (Roque Saenz Peña 1138, San Isidro) $100.-

¿Un cafecito con quinotos? Claro que sí, en la barrial Villa Crespo, el café del chef Pablo Osan acompaña una parada en cualquier momento del día para tomar algo degustando una Natilla de queso de cabra con compota de quinotos. Quienes tengan tiempo de probar el menú completo no se decepcionarán: Sopa picante de zapallo y coco de entrada y pesca del día con crema de papa y coliflor, kale crocante y remolacha.

Dónde y cuánto: Santé Café (Loyola 807, Villa crespo) $85.-

LA NACION Sociedad Alimentación saludable

0 90

La Nacion /

A la hora del postre, uno siempre piensa en algo dulce, pero la oferta se amplia con estas propuestas gourmet que pasaron los chefs.

Una paleta de chocolate con el toque picante del chile, una miso bruleé, una crema de almendras y albahaca, una mousse de chocolate con oliva, sal y pimienta y un bizcocho salado con chocolate son las propuestas de los chefs de reconocidos restaurantes que se animan a combinaciones poco conocidas pero muy tentadoras. Probar para creer con esta recetas para preparar en casa o comerlo en el restaurante.

Clafoutis de ciruelas

Yamila Di Renzo, chef patisserie de Alo´s pensó en una crema de almendras de suave textura para ser la base de este postre que incluye la acidez del limón y las ciruelas en una combinación que dan ganas de animarse a probar.

Mousse de chocolate con pimienta y oliva

Daniele Pinna ofrece esta mousse de consistencia densa en su restaurante y le agrega el toque final de oliva, sal y pimienta frente a los comensales que se animan a probarla y a escuchar el origen de la receta creada por su abuelo materno y sus recuerdos de los soldados comiendo chocolate con pan duro y aceite de oliva. Todo parte de la experiencia de comer en La Locanda; para prepararla en casa basta seguir al pie de la letra la receta.

Biscuit de aceite de oliva

Reversionado por Leonardo Fumarola para L´Adessoeste Biscuit se puede preparar en casa sin problemas , ideal para que el paladar pase del dulce al salado y se pueda repetir la porción sin cansarse.

Crema caramelizada de miso

El toque nikkei a la clásica Créme Brûleé tenía que venir de la creatividad de Eddie Castro, el chef al frente de Osakacombinó leche de coco, frambuesa, miso y chocolate, entre otros ingredientes, para sorprender con esta propuesta: un postre dulce con tonos salados que se siente más en la garganta que en el paladar.

Paleta helada de choco chilly

Por que el helado se come en toda época del año, el chef Diego Rizzi, el alma detrás de Opio Gastropub, pensó en esta paleta que combina el chocolate y el picante del chile en cada bocado. Un buen cierre para una cena.

LA NACION Sociedad

0 76

Confirmado /

Seguir una buena alimentación es importante para garantizar que el organismo recibe todas las sustancias esenciales que necesita para cumplir sus funciones, especialmente cuando se practica deporte y el desgaste del cuerpo es mayor.

Tal y como señalan desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, hay muchas formas de alimentarse y es responsabilidad del deportista aprender a elegir de forma correcta los alimentos que son más convenientes para la salud y que influyen de forma positiva en el rendimiento físico.

De hecho, la dieta tiene que ser adecuada en todos los sentidos: calidad y cantidad, antes, durante y después de la práctica del deporte. Todo esto repercute en la práctica, ya que si se sigue una dieta inadecuada, un deportista entrenado puede notar un descenso en su rendimiento.

El mejor régimen

¿Qué se considera una buena dieta? ¿Cómo sabe el deportista si es la adecuada para él? Desde Sanidad indican que para que un régimen sea considerado como equilibrado tiene que otorgar la energía suficiente para proporcionar todos los nutrientes que necesiten las personas en las cantidades adecuadas.

Esas cantidades se miden teniendo en cuenta unas variables: las características y necesidades individuales y la adaptación al tipo de deporte y a los entrenamientos. La razón es que hay que ajustarlo dependiendo de la intensidad, el horario o el número de sesiones que dediquen a practicar deporte a la semana.

De forma general los deportistas deberían:

Estar muy hidratados: es recomendable beber abundantemente agua, zumos de frutas y ocasionalmente otras bebidas como el té o el café.

Comer a diario y en mayor cantidad productos ricos en hidratos de carbono, frutas y verduras.

Evitar consumir todos los días productos lácteos como la leche entera, el queso, los yogures o derivados.

Incluir en la dieta con más frecuencia pescado, huevos y carnes blancas frente a las carnes rojas.

Consumir ocasionalmente dulces.

Respecto al ritmo de las comidas, las recomendaciones de Sanidad son realizar entre 4-5 comidas a lo largo del día para repartir mejor el aporte de energía y llegar con menor sensación de hambre o ansiedad a las comidas principales. Esto evitará que las comidas sean muy copiosas. Además, no hay que olvidarnos del horario del entrenamiento: conviene que los deportistas siempre tomen algo unas dos horas antes del mismo y al finalizarlo.

cuidateplus

Por Condirmado : MariGonz

0 74

El Observador /

Ingredientes Para la sopa:

– 1 cebolla grande

– 2 puerros

– 250 gr de lentejas (ya escurridas y luego de estar en remojo por varias horas)

– medio vaso de vino blanco

– 4 papas

– leche

– caldo

– sal

– pimienta

Para la crema de ajo:

– 1 cabeza de ajo entera

– queso crema

Preparación

Picar y rehogar con aceite de oliva la cebolla y los puerros.

Agregar las lentejas. Cocinar unos minutos y agregar el vino blanco. Cocinar otro par de minutos.

Agregar las papas peladas y en cubos. Luego la leche y el caldo.

Salpimentar.

Dejar que se cocinen bien las papas y las lentejas hasta que estén pasaditas.

Controlar la cantidad de líquido teniendo en cuenta que la sopa debe tener una consistencia tipo cremosa. Pero no de puré.

Mixear todo.

Para la crema de ajo llevar una cabeza de ajo entera a horno bajo y envuelta en papel aluminio por 1 hora.

Sacar la pulpa del ajo que quedará como una pasta.

Mezclar con el queso crema para terminar esta sopa.

comermejor.com.uy

0 86

El Observador / Asesoramiento: licenciada en Nutrición Virginia Natero

La alimentación es un asunto complejo, sobre todo cuando se trata de la de los niños, ya que a diferencia de los adultos, su cuerpo está en pleno proceso de crecimiento. Los pequeños pasan muchas horas fuera de sus casas y cómo se alimenten en ese lapso no es un tema menor. Entre el cansancio y la falta de tiempo, pensar qué cocinar y preparar las viandas para el día siguiente termina siendo muchas veces agotador para madres y padres. Es por eso que, de la mano de la licenciada en Nutrición y cocinera Virginia Natero, les acercamos en este For Dummies algunas recomendaciones y consejos para no desesperar y disfrutar de esta tarea.

La planificación, tu mejor amiga “Si no planificás, salís como bombero a apagar incendios y cuando esto pasa ya llegás tarde, no vas a tomar las decisiones, vas a hacer lo que puedas”, señala la nutricionista. Luego de una larga jornada laboral, los días de semana se vuelven bastante complejos para pensar qué cocinar y salir a hacer las compras. La estrategia es alivianar lo más posible el día a día, por eso, tanto Virginia como el Ministerio de Salud Pública (MSP), en su Guía alimentaria para la población uruguaya, sostienen que es importante organizarse: realizar las compras el fin de semana o el día libre y hacerlo de acuerdo a lo que se va a consumir en la semana, para asegurar variedad y el mejor aprovechamiento de los productos. Puede ser un poco tedioso pasar un buen rato en la feria o en el supermercado el día en el que uno quiere descansar, pero esto descomprimirá mucho la semana.

Además del proceso de compra, hay que dedicarle un tiempo a la elaboración de la comida. Muchas veces uno no puede dedicarle todas las tardecitas a la cocina y es para estos casos que Virginia tilda como clave tener soluciones de emergencia saludables y utilizar el freezer como aliado. Aquí les dejamos algunas sugerencias.

-El día que preparen milanesas, tartas o empanadas hacer de más para congelar.

-Aprovechar los vegetales congelados del supermercado. Según la guía del MSP son naturales, solo han sido sometidos a un tratamiento térmico que no afecta su valor nutricional.

-Refrigerar verduras de forma fraccionada: son imprescindibles en la dieta, por lo que es importante tenerlas a mano.

¡Eso no me gusta!

“Las viandas no son el momento para que los niños prueben alimentos nuevos”, sentencia contundentemente Virginia y recomienda que las innovaciones se realicen en casa, en un ambiente relajado y divertido. Cuando los papás quieran darles a probar una comida nueva, una de las estrategias más clásicas es presentársela junto a otras que sí les gustan o preparadas de una forma que ya les agrade, como por ejemplo, un empanado. Saborizar la comida es otra táctica, lo que no implica excederse con la sal, ni dejar que a todo le pongan mayonesa o kétchup.

Para que algo nuevo les guste, es importante estimularlos desde chicos a que prueben cosas. Virginia advierte que esto tiene que ir acompañado de constancia y paciencia, ya que pueden pasar unas diez veces antes de que el niño acepte el nuevo plato.

Una de las once claves para una alimentación saludable y placentera que plantea el MSP es descubrir el gusto por la cocina y que sea una actividad compartida. Virginia, por su parte, reafirma ese concepto: “Una buena opción es involucrar a nuestros hijos en la planificación del menú y en su elaboración. No es necesario que cocinen todo, pero a veces participar en una parte del proceso hace que a los padres no nos invada la sensación de que cocinar es un tiempo perdido y se convierta en un tiempo ganado con los chicos”.

De esta forma, al entrar en contacto con los alimentos de una manera divertida (como pelar chauchas, jugar con la masa de la pascualina o romper un huevo) el niño se ve más tentado a probar cosas nuevas, y a su vez, evita la sorpresa de encontrar en su vianda algo que no le gusta o que nunca vio. Si ya es grande y no quieren cocinar, puede participar del proceso de compra de los alimentos.

Dieta balanceada: ¿cómo mantenerla?

La alimentación saludable es lo suficientemente variada como para adaptarse a todas las personas. Según sostiene Virginia, no hay que caer en la desesperación si el niño no quiere comer determinada comida, hay otros alimentos que pueden sustituir sus beneficios. Siempre habrá algo que le guste y esa será la estrategia para incluir lo demás, ya sea como acompañamiento o como “disfraz” de aquellos que no le agradan.

“La dieta sana tampoco tiene que implicar que nunca coma hamburguesas o huevo frito. Si la hamburguesa está hecha en casa, con lechuga, tomate y cebolla no tiene por qué ser mala. El tema está en todo lo que le ponemos extra”, aclara la nutricionista y agrega que es importante que los padres también lleven una dieta saludable si quieren inculcarla en sus hijos, porque aprenderán más del ejemplo que de la palabra, y si ven que solo ellos tienen que comer determinados alimentos, es más probable que los rechacen.

Si el niño probó y no le gustó, la idea no es torturarlo para que lo coma, pero sí se puede analizar cuáles son los motivos por los que no lo quiere comer: en qué momento y lugar se le presentó, cómo se preparó el plato, qué acompañamiento tenía, si ya comió otras cosas y puede que esté lleno, si tuvo algún problema en el día, entre otros.

Camuflar

“Nuestra cultura está acostumbrada a consumir un solo plato (no tenemos entrada, plato principal y postre como en otros lugares), por tanto, hay que intentar poner en él todo lo que se necesita. Es aquí donde mezclar los vegetales en la preparación es el truco”, dice Virginia y brinda algunas sugerencias para “camuflar” verduras en diferentes preparaciones.

-En un pan de carne pueden mezclarse junto con el relleno, acelga, espinaca y zanahoria rallada. Lo mismo si son hamburguesas o pastel de carne.

-En una clásica torta de jamón y queso se puede agregar tomate y cebolla dentro o hacer la masa con parte de harina integral.

-En el caso de un tuco, puede agregarse zanahoria rallada y arvejas.

-Para un postre o merienda pueden hacerse muffins de zanahoria.

0 78

El Observador /

Son las dietas más sanas del mundo y que vale la pena imitar para beneficiar la salud del organismo y prevenir diversas patologías.

Dieta mediterránea: aquellas poblaciones que llevan una alimentación mediterránea tienen cifras de esperanza de vida mayores al promedio mundial de 72 años. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores estadounidenses, parecería ser que seguir esta dieta tiene un efecto en los telómeros o parte de los cromosomas con ADN codificante, lo cual tendría un efecto en la vida celular y se asociaría a una mejor salud y mayor longevidad. Otras investigaciones asociaron esta dieta con una reducción de un 30% de morir por cualquier causa en comparación con la población general.

Dieta japonesa: Japón tiene la esperanza de vida más alta del mundo y en ese país residen la mayor parte de los centenarios. Asimismo, presentan tasas de enfermedades cardiovasculares y cáncer muy bajas, dado el elevado consumo de grasas omega 3 provenientes del pescado. Su dieta está basada principalmente de granos enteros, frutas y verduras, pescados, leguminosas y frutos secos, además de un elevado aporte de antioxidantes y fitoesteroles, y baja ingesta de productos procesados, ricos en azúcar y sodio.

Dieta francesa: a pesar de caracterizarse por incluir alimentos con grasas saturadas como el queso y las carnes, y alcohol derivado del vino, Francia es de los países con menores tasas de obesidad y enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con recientes estudios, la clave estaría en el control adecuado de las porciones, ya que los franceses suelen consumir un promedio de 100 g menos de alimento en cada comida y esto sería suficiente para evitar el exceso de peso y tejido adiposo.

Todas estas dietas tienen características propias que, si se combinan y se imitan, pueden contribuir a mejorar la salud y lograr un adecuado peso corporal. Los aspectos principales a imitar serían:

· Una dieta rica en grasas insaturadas: provenientes por ejemplo de frutos secos, pescados, aceite de oliva y semillas.

· Alta ingesta de frutas y verduras.

· Baja ingesta de alimentos procesados: y en su lugar productos de estación y alimentos frescos.

· Consumo moderado de carnes rojas: reemplazado por un elevado consumo de pescado.

· Porciones controladas: en todas las comidas, priorizando el placer por comer, más que la cantidad.

· Elevada ingesta de legumbres, semillas y cereales integrales: ricos en fibra, y con abundantes beneficios para la salud.

comermejor.com.uy

0 89

El Observador /

Para evitar el aburrimiento, lo que se debe recordar es que una ensalada es como un lienzo en blanco para combinar ingredientes y sabores. Si se toman en cuenta ciertos detalles, la ensalada se vuelve un plato interesante otra vez.

1. Tostar los frutos secos: un puñado de cualquier fruto seco, ya sea nueces, almendras, pistachos o piñones, agrega un elemento crujiente a cualquier ensalada. Pero el simple hecho de tostarlos previamente hace que sus sabores se intensifiquen, volviéndolos más interesantes al paladar.

2. Probar aderezos tibios: no existe ninguna regla que diga que los aderezos siempre deben ser fríos. Algunos pueden entibiarse antes de agregarse a la ensalada, con lo cual apenas se enternecerán las hojas verdes y el sabor se incrementará notoriamente.

3. Agregar algo dulce: las mejores ensaladas siempre tienen un justo balance entre dulce y salado, entre tierno y crujiente. Por eso se les suele agregar alguna fruta. Ya sea frutas desecadas como pasas de uva o frutas frescas como finas rodajas de manzana, el dulzor de las mismas ayuda a compensar el sabor de cualquier ensalada.

4. Agregar un ingrediente ahumado: un poco de sabor ahumado en la ensalada agrega mucho sabor y la enriquece. Se puede optar por almendras ahumadas o algún tipo de queso ahumado desmenuzado. Otra opción es agregar una pizca de paprika ahumada en el aderezo de la ensalada para conseguir este fantástico sabor.

5. No siempre debe tener hojas: de vez en cuando uno puede aburrirse de masticar lechuga u otras hojas verdes a diario. En este caso, se pueden dejar de lado. Nadie dijo que las ensaladas necesariamente deben ser verdes. Se puede probar, por ejemplo, trozos de tomate con zanahoria rallada como base de la ensalada para luego agregar los ingredientes que el paladar pida.

comermejor.com.uy

0 77

El Comercio /

Entre cinco y ocho minutos le toma a Valentina Rojas, de 7 años, elaborar unas tortillitas de plátano verde.  Le encanta cumplir con esa tarea porque el procedimiento es rápido y sencillo, y son “deliciosas y saludables”. Requiere de tan solo una pizca de sal marina, plátano crudo rallado y un huevo.

Se las come en el desayuno, en reemplazo del pan, uno de los carbohidratos preferidos por la mayoría de ecuatorianos y por el que productos como el verde, yuca, zanahoria blanca, han sido relegados y hasta olvidados. Estefanía Lara, de 24 años, por ejemplo, nunca ha probado oca. Tampoco reconoce el sabor del camote.

De acuerdo con el nutricionista y chef Rubén Mosquera esos alimentos aportan al organismo altas dosis de energía y nutrientes que escasean en el arroz, pan o azúcar refinada. Este último ocupa el segundo casillero en la lista de carbohidratos más consumidos por los ecuatorianos con el 8%.

El plátano verde, la quinua, el camote son carbohidratos complejos, es decir que se absorben gradualmente en el organismo, evitando la ingesta desmedida de alimentos durante el día y por lo tanto, enfermedades no transmisibles como la obesidad, sobrepeso, diabetes, hipertensión.

El pan, fideo, azúcar refinada, entre otros, son carbohidratos simples: se absorben rápido y aportan únicamente calorías vacías al organismo, es decir que llenan pero no nutren.

Alejandro Montalvo, de 10 años, está al tanto de esos detalles y por esa razón eliminó el azúcar de su dieta y de la de su familia. Él es el chef de la casa y ahora prepara todos sus postres y jugos con un mínimo de stevia, edulcorante natural.

El pan y el arroz fueron sustituidos por el plátano verde, quinua y amaranto, tras conocer sus beneficios y después de asistir a talleres de cocina.

Carmen Bastidas, su madre, contó que Alejandro modificó la dieta de la familia después de que una especialista le detectara sobrepeso. Ahora es un niño saludable.

Se olvidó de las papas fritas y ahora las prefiere cocinadas y con cáscara, pues allí es donde se concentran los nutrientes y fibra, una sustancia necesaria para el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

El sobrepeso y la obesidad, precisamente, son dos enfermedades que aquejan a los niños y adultos ecuatorianos: en 26 años -desde 1986 al 2012- el porcentaje se duplicó en niños menores de cinco años, pasó del 4,2 al 8.6%, según cifras publicadas en el Tomo I de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2012).

0 85

La Nacion /

Arrancó la temporada de platos de cuchara, carnes horneadas y otras recetas humeantes que demandan vinos con buena personalidad. Lentamente vemos como las preparaciones guisadas, bien sazonadas y calóricas remplazan a los platos más frugales y ligeros, siempre con el vino como principal aliado.

Entre estos vinos los tintos se destacan por su carácter y sabor. Pero a diferencia de lo que muchos piensan, no siempre un plato intenso debe ser acompañado con un vino potente o estructurado. Por ejemplo, los mejores tintos para la gastronomía de otoño-invierno son aquellos que proponen buen volumen de boca con sabores equilibrados, sin excesos, de modo que no pierdan protagonismo pero que tampoco opaquen los platos.

Para asegurar la mejor armonía en las mesas de nuestros socios, en BonVivir elegimos para nuestras Selección Exclusiva de junio tres vinos que sin dudas se lucirán en compañía de guisos, carnes braseadas, sopas y muchos otros platos de estación.

El primero es Dante Robino Reserva Malbec 2015, elaborado con uvas de Perdriel, Luján de Cuyo. Esta región de clima cálido y seco permite obtener vinos intensos con taninos mullidos y fluir envolvente. Un perfil clásico de sabores firmes. Desde los valles calchaquíes, terroir de vinos intensos si los hay, Piattelli Reserve Malbec Tannat 2015 ofrece un estilo muy sabroso y algo más estructurado, ideal para carnes asadas o braseadas. Y esta bodega además propone el blanco del mes, es decir, el vino que integra nuestra Selección Exclusiva Blanca de junio, Piattelli Reserve Torrontés 2015 que por su aromática profunda y paladar pleno se convierte en un buen descorche para preparaciones de cazuela.

Y por último, presentamos un nuevo lanzamiento de Club BonVivir, nuestro primer vino Singular, un vino elaborado por el equipo enológico de Bodega San Pedro de Yacochuya junto a nuestro equipo de sommeliers. De este modo, Coquena Corte 2015 se convierte en una nueva apuesta del Club para llegar a sus socios con una etiqueta exclusiva y original.

Primera zona, el peso de la historia

De las 160.000 hectáreas de viñedos que posee Mendoza, el 20% se concentra en la Primera Zona. Esta región, comprendida por Luján de Cuyo y Maipú, no es ni más ni menos que la principal responsable del prestigio que los vinos argentinos alcanzaron durante el siglo XX. Por esto mismo, nuestra Selección Alta Gama de junio es un tributo a sus antiguos viñedos.

Entre los productores más representativos de la zona se encuentra Finca Flichman que para su Dedicado Blend Barrancas Vineyard 2015 recurre a uvas de sus viñas de Maipú que dan vida a un tinto complejo de perfil clásico. Por su parte, otra bodega que sabe explotar la expresión de esta importante zona es CarinaE que logra con uvas de Perdriel, Luján de Cuyo, una definición frutal y sofisticada de Malbec para su Hommage Malbec 2011, vino de notable complejidad y elegancia.

Selección Exclusiva Junio Coquena Corte 2015: el primer vinos Singular de BonVivir es un blend de Malbec, Tannat y Cabernet Sauvignon de clara impronta calchaquí.

Piattelli Reserve Malbec-Tannat 2015: equilibrado tinto de altura que explota el perfil frutal del malbec con los tonos balsámicos característicos y el carácter del tannat.

Dante Robino Reserva Malbec 2015: malbec de expresión moderna para un terroir tradicional. Es expresivo y sabroso con muy buen equilibrio.

Selección Exclusiva Blanca Junio

Incluye 2 etiquetas de vino tinto, en este caso Dante Robino Reserva Malbec y Coquena Corte y una de vino blanco que en junio será Piattelli Reserve Torrontés 2015, un varietal expresivo y muy representativo del blanco emblemático de Argentina.

Piattelli Reserve Torrontés 2015: aromáticamente profundo de perfil floral y tropical. Paladar amplio y graso con acidez vibrante.

Selección Alta Gama Junio Dedicado Blend Barrancas Vineyard 2015: elaborado en un 70% con Syrah, cepa característica de Maipú, resulta un blend exótico y elegante.

CarinaE, Hommage Malbec 2011: la crianza y el tiempo de estiba imprimen a este vino un perfil distinguido ideal para paladares exigentes.

0 84

El Observador /

Básicamente el flexitariano consume todo lo que un vegano (frutas, verduras, cereales integrales, sustitutos vegetales de las carnes como tofu o seitán), pero además puede agregar de forma gradual huevos, lácteos y carnes. Si bien su ingesta de carnes es controlada, no se abstiene completamente como el vegetariano. De modo que logran un equilibrio entre las necesidades del organismo para llevar una buena salud cardiovascular y los demás beneficios que aporta el consumo de grasas insaturadas, fibra, antioxidantes, carbohidratos complejos, vitamina B12, hierro y calcio. Incluso, en muchas ocasiones, resulta más sencillo mantener un control del peso corporal.

Si bien no existe un perfil perfectamente definido de qué y cuánto alimento consume un flexitariano, generalmente coinciden en la ingesta de carnes una o dos veces por semana, en ocasiones en las que se vuelve difícil seguir una dieta vegetariana estricta, como son las vacaciones o salidas sociales. Básicamente, cada uno administra su alimentación , en función de sus necesidades, pero siempre priorizando el consumo de vegetales por sobre el de productos de origen animal.

Dawn Jackson Blatner, autora del libro “La dieta flexitariana”, dice haber comprobado los beneficios de este tipo de alimentación para la salud cardiovascular y el control del peso, y describe 5 grupos principales de alimentos que la componen:

1. Frutas y verduras: como fuente de sustancias antioxidantes, vitaminas y fibra, que potencian el sistema inmune. Asimismo, un estudio publicado en el año 1991 en la American Journal of Clinic Nutrition muestra como individuos que consumen más frutas y verduras a diario consumen aproximadamente un 40% menos de calorías , con lo cual contribuyen a la reducción y mantenimiento de un peso saludable.

2. Granos enteros: como el salvado, el germen, el arroz, las pastas integrales, el centeno y el mijo. Contienen fibra, magnesio, vitamina E y fitoesteroles, con efectos comprobados en la prevención de cardiopatías, diabetes, obesidad y cáncer de colon.

3. Tomates, champiñones y setas: pues contienen de forma natural el compuesto glutamato monosódico, responsable del quinto sabor umami, y que también se encuentra naturalmente en carnes rojas y pescado. Consumir este tipo de vegetales recordaría y suplantaría el típico sabor de las mismas.

4. Lácteos fermentados: como fuente conjunta de calcio y vitamina D, que además aportan proteínas, vitamina A, vitamina B12, fósforo y, en el caso del yogur, también bacterias saludables para el intestino. Los lácteos deben ser descremados preferentemente.

5. Especias y endulzantes: el flexitariano utiliza sustitutos del azúcar refinado como el jarabe de agave, el jarabe de arce y especias dulces naturales como la canela, la vainilla y el clavo.

comermejor.com.uy

Síguenos en

60FansLike
2,786FollowersFollow