Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "Consejos"

Consejos

0 71

La Nacion /

La mentira es la intención deliberada de engañar y debemos distinguirla de la equivocación. Uno se equivoca, por ejemplo, cuando cuenta algo que le contaron con un error de información. Allí no hay intención de engaño. En la mentira, siempre hay una intencionalidad y Paul Ekman, autor de Cómo detectar mentiras, explica que básicamente se puede mentir de dos maneras:

1.ocultando o

2.falseando la información

Toda mentira presupone un ocultamiento pero no todo ocultamiento presupone una mentira. Es decir, que a veces uno puede guardarse cierta información. Falsear es modificar una verdad pero guardar no necesariamente implica una mentira. También hay mentiras que implican ocultamiento. Uno puede guardarse algo privado y, en ese caso, no está mintiendo. Sencillamente está resguardando su mundo personal que no tiene el deseo de compartir.

¿Qué sucede con las mentiras?

Varias cosas:

1.Salen a la luz porque generan ansiedad y estrés

El cuerpo sabe que estamos mintiendo y, como resultado, segrega adrenalina. El cuerpo nos delata, lo cual hace que la mentira quede expuesta. Por ejemplo, una infidelidad sale a la luz porque genera estrés y se necesitan más mentiras para cubrirla. Como decían nuestras abuelas: “Las mentiras tienen patas cortas”. Cuando uno siempre llega tarde al trabajo y miente y miente, está construyendo una mentira sobre la base de otra mentira.

2.El mentiroso atrae a personas parecidas a sí mismo

Los seres humanos nos juntamos con (o atraemos a) gente parecida a nosotros. Pamela Meyer, una psicóloga e investigadora estadounidense, escribió un libro extraordinario sobre la mentira. En él dice que todos mentimos entre 10 y 200 veces por día. Las mujeres mienten de modo diferente de los varones. Ellas mienten para que los demás no se sientan mal; mientras que ellos mienten sobre ellos mismos 8 veces más para quedar bien: “Me ascendieron en el trabajo y todos me felicitaron”. Las mentiras de un varón apuntan más a la estima y las de una mujer a la empatía. Las mujeres tienen mayor capacidad para la mentira porque cuidan más el lenguaje no verbal (como ya mencionamos, el cuerpo nos delata).

3.Algunas características físicas del mentiroso

-Habla en un tono más bajo.

-Habla más lento porque necesita pensar lo que está diciendo.

-Repite de memoria siempre lo mismo (tiene un relato armado).

-Parpadea mucho más que los demás.

-Se toca la cara muy a menudo.

-Sus pies apuntan hacia la salida para poder irse rápido.

-No utiliza las palabras “yo” y “mí”.

-No hace uso de los nombres. Por ejemplo, si uno le pregunta, en caso de infidelidad: “¿Es verdad que estás saliendo con Jimena?”, dirá: “Con esa mujer, nunca salí”, intentando tapar una mentira que su cuerpo delata.

4.Dos mentiras verbales

“Te lo digo honestamente”.

“Te lo juro por.” (para remarcar la verdad de las palabras).

La mentira enferma, los valores sanan. La mejor almohada es una conciencia tranquila. Quien siempre dice la verdad no necesita recordar lo que dijo. La verdad muchas veces duele pero la mentira es una conducta infantil. Cuando éramos bebes, llorábamos porque pedíamos algo. Según los expertos, los bebes observan con un solo ojo a la mamá para ver si ella se acerca, o no. Cuando somos adultos, recurrimos a la mentira con dos objetivos: evitar u obtener. Mentimos para obtener algo (dinero, un ascenso o una buena imagen) o para evitar un dolor o un castigo.

Los envidiosos mienten mucho y recurren al rumor. También existe la mentira “protocolar o social”. Si nos preguntan cómo estamos, por protocolo, no siempre responderemos contando todas las situaciones adversas que estamos atravesando. Esto es distinto de la mentira que tiene una intención deliberada. Algunas personas son hípermorales y para ellas todo está mal. Pero muchas veces el más moral resulta ser el más inmoral. A veces, el que más miente ve a los demás de su misma condición.

La mentira destruye la confianza, la cual se necesita para llevar a cabo un proyecto y para cultivar un vínculo afectivo. La verdad es un capital muy importante en estos tiempos. Por eso, es fundamental basarse más en las acciones que en las palabras. Las acciones dejan verdaderamente en evidencia cómo es una persona (más que sus palabras).

¿Es posible hacer algo para evitar que nos mientan?

En primer lugar, no mentirnos a nosotros mismos. Mucha gente se miente a sí misma. Necesita mentir para construir una imagen. Si le preguntan: “¿Cómo está tu pareja?”, responde: “Muy bien” (aunque se estén separando). Ella le dice a él: “Tenemos que hablar” y él le contesta: “¿De qué tenemos que hablar” (y la relación se está quebrando). Ciertos problemas surgen porque, por vergüenza, dejamos pasar mucho tiempo sin hablar con sinceridad ni pedir ayuda profesional. Lo mismo ocurre con la salud, cuando no nos hacemos chequeos e ignoramos los síntomas de una enfermedad. La verdad nos hace libres.

¿Cómo se ayuda a un mentiroso?

Si se trata de nuestros hijos pequeños, no debemos castigarlos. Los chicos mezclan la fabulación con la realidad. Ahora, cuando ya son más grandes, aunque la situación sea difícil, no hay que castigarlos tampoco porque para contarnos la verdad recurrirán a la mentira. Siempre tenemos que premiar la honestidad y la verdad.

El adulto mentiroso vive con ansiedad constante porque piensa que todo el mundo le va a mentir, es decir, hacer lo mismo que él hace. En realidad, proyecta la mentira en el otro. Aquellos que buscan el engaño con un detector de mentiras ¡son los más engañados! Como están tan ansiosos, terminan siendo engañados. Los mitómanos son los mentirosos compulsivos que mienten por deporte o por vicio. Mienten aun cuando no hay necesidad y saben que están mintiendo pero no pueden evitarlo; a diferencia de los psicópatas que son expertos en la mentira. Estos últimos necesitan mentir, no sienten estrés ni angustia y viven mintiendo y descalificando.

Para alejarnos de la mentira, seamos sinceros con nosotros mismos, lo cual nos permite recuperar la estima y la confianza.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a Bernardoresponde@gmail.com

LA NACION Opinión Emociones

0 74

Emprendedores.es /

Cambiar de empresa es un asunto muy serio. Si no quieres correr algunos riesgos innecesarios, es conveniente diseñar con detalle una estrategia eficaz. Debes realizar una búsqueda acorde con tu perfil y aspiraciones profesionales, ser diplomático en la salida de tu anterior empresa y cumplir una serie de reglas para que tu incorporación a la nueva empresa se realice a plena satisfacción. Un proceso que puede ser rápido o, por contra, durar mucho más tiempo del previsto.

Comienza la búsqueda

Existen distintos procedimientos, según el perfil profesional de cada persona, para buscar un nuevo trabajo:

– Altos directivos. Nunca responden a los anuncios ante la posibilidad de ser descubiertos por su empresa. Utilizan predominantemente la vía del head hunting (cazatalentos). Estos suelen tener los criterios claros y saben enfocar correctamente sus expectativas.

– Profesionales consolidados. De director general para abajo, no ocupan puestos de primer nivel en la empresa, pero gozan de una acreditada valía profesional. Quieren cambiar porque han tocado techo y desean seguir mejorando profesionalmente. Suelen optar a un cambio mediante ofertas de empleo, relaciones sociales entre amigos y colegas, o bien en convenciones o foros profesionales.

– Profesionales jóvenes. Los colegios, asociaciones profesionales y escuelas de negocios suelen tener bolsas de trabajo. Este es un medio muy adecuado para profesionales sin mucha experiencia. Además de esta vía, recurren también a ofertas de empleo online y, en menor medida, a contactos personales.

En cualquiera de los tres casos, uno de los métodos más eficaces consiste en crear una red de contactos (conocidos, familiares, amigos…) que nos abran las puertas a ciertos empleos. La comunicación boca a boca es a veces un buen medio para encontrar un nuevo trabajo: Si tu buena reputación es conocida, haz saber que no te opones totalmente a un cambio de empresa. Pero, ¡cuidado!, sé discreto para que los jefes no huelan lo que se cuece.

Para vendernos mejor

La negociación no se reduce a una cuestión meramente salarial, sobre todo en los niveles directivos. El aspecto económico es un motivo de corto recorrido. Una vez que se obtiene cierto nivel, existen otras motivaciones de tipo más cualitativo (estatus, capacidad de decisión…), aunque las mejoras económicas sigan teniendo su importancia.

En las entrevistas y los contactos para cambiar de trabajo, debes desplegar todas tus habilidades. Y ya no sólo con los requisitos formales de rigor (vestimenta adecuada, facilidad expresiva…). También es conveniente que utilices los argumentos más eficaces para vendernos mejor:

– Destaca tu capacitación profesional y humana. Es el factor clave de la contratación. Debemos resaltar nuestros logros profesionales y aportaciones en las anteriores empresas. Pero, y esto es cada vez más importante, hay que hacer hincapié en nuestra idoneidad para dirigir o integrarnos, según sea el caso, en equipos de trabajo.

– Gran conocimiento de la nueva empresa. Dan una imagen positiva los candidatos que exhiben un conocimiento profundo de la empresa a la que se esperan incorporar: historia, directivos, actuaciones comerciales, etc., así como las tendencias claves del sector al que pertenecen. Por lo tanto, dedica un tiempo a investigar todas estas cuestiones, y exponlas en el momento oportuno de la entrevista.

– Mejorar nuestra categoría profesional. Una pregunta obligada son las razones que nos impulsan a cambiar. Si representa una mejora evidente de categoría profesional, el argumento principal es precisamente éste: nuestro deseo de dar un paso más en nuestra carrera. Esta respuesta denota que eres un aspirante con ambiciones y afán de mejorar, cualidades éstas muy valoradas. Esta situación es habitual en muchas profesiones técnicas que aspiran a convertirse en clase directiva.

– Un proyecto agotado. También podemos decir que el proyecto empresarial en el que trabajamos está agotado. Somos profesionales de acción, que nos gusta poner en marcha iniciativas nuevas, y no queremos limitarnos a ser meros administradores de una situación ya consolidada. Queremos, en definitiva, trabajar en algo interesante. Por eso nos interesa esta nueva empresa

– Divergencia de pareceres con el jefe. Tener unas malas relaciones con tus jefes no tiene por qué ser un elemento negativo, siempre que esas tensiones sean racionales. Tenemos que positivar esta situación con argumentos como: mi jefe y yo teníamos distintos puntos de vista sobre algunos temas profesionales.

Comienza el cambio

Además de los citados, debes tener en consideración otros aspectos colaterales, pero no menos importantes:

– Duración. La negociación debe durar, ni más ni menos, lo necesario para que ambas partes se conozcan suficientemente. Aunque al candidato le conviene cerrarla lo más rápidamente posible, casi siempre es la empresa quien marca el ritmo de la misma.

No obstante, las situaciones son muy variadas y albergan una casuística muy amplia. En multitud de ocasiones tenemos que retomar los contactos con los candidatos después de haberse estancado, para que acepten nuevas condiciones, o bien para que dejen su empresa en el menor tiempo posible.

– Presión psicológica. ?Un profesional que negocia con otra empresa suele experimentar una gran incertidumbre y tensión psicológica. No podemos canalizar todas nuestras energías en una sola dirección y corremos el riesgo de ser descubiertos. Esta tensión tiene una mayor influencia en las personas más jóvenes, mientras que las más experimentadas están más serenas y tranquilas.

Un consejo válido para todos los casos es que piensen que no tienen nada que perder, y que se concentren en la tranquilidad que les da el hecho de tener ya un trabajo seguro.

– Justificar ausencias. Cambiar de trabajo requiere mucha dedicación para mantener contactos con otras empresas. Los directivos de alto nivel no tienen mayores problemas, pues suelen contar con una completa libertad de movimientos. En el resto de casos, es más difícil justificar las ausencias del trabajo. Las excusas más habituales son razones de tipo personal, problemas de salud, compromisos sociales, etc.

– El riesgo de ser descubiertos. Siempre existe el riesgo de que tu empresa se entere que estás tratando de cambiar de trabajo. Debemos siempre solicitar la máxima confidencialidad en las negociaciones. Si pese a ello somos descubiertos, debemos dar la cara y explicar a nuestra empresa con sinceridad nuestros motivos, que, si son razonables, tienen que ser entendidos.

– La marcha atrás. Nadie nos asegura que, tras un periodo prolongado de negociaciones, y cuando el acuerdo parece inminente, la empresa dé marcha atrás. No podemos hacer nada para impedir esta eventualidad. Unicamente intentar mantener unas buenas relaciones, por si en algún momento se pueden volver a retomar los contactos.

Arrieritos somos

Por fin lo hemos conseguido. Ya hemos llegado a un acuerdo con la que, dentro de poco, va a ser nuestra nueva empresa. El siguiente trámite será comunicar a la empresa que dejamos nuestro trabajo.

La primera persona en ser informada, antes incluso que nuestros compañeros, debe ser nuestro jefe directo. Después, si así es costumbre en la empresa, se comunicará a otros responsables de mayor rango (director de departamento, gerente..). Por último, se dará el preaviso oficial al jefe de personal.

Todavía nos quedan algunos días en la empresa.

Las recetas prácticas que, según los expertos, debemos aplicar para que nuestra salida sea correcta y no cerrarnos puertas en el futuro, son:

– Transparencia. Debemos exponer las razones de nuestra marcha con total transparencia. Si se trata de una empresa inteligente, lo entenderá sin problemas y sin convertirlo en ningún drama. Incluso la información que le hayamos dado sobre los motivos para irnos le será de utilidad para evitar futuras deserciones y, si es el caso, replantear su política de personal.

– Olvidar recelos pasados. Aunque hayas tenido algún conflicto con jefes o compañeros, no es inteligente aprovechar nuestra marcha para atacarlos, creyéndonos inmunes a posibles represalias. Nadie nos asegura que, pasados los años, tengamos la oportunidad de volver a esa misma compañía. O bien que nos encontremos con antiguos compañeros o jefes en alguna otra empresa.

– Hacer un balance positivo. Si tu paso por la empresa ha transcurrido con normalidad, conviene expresar todo lo bueno que ha aportado a tu carrera profesional. A nivel humano, puede subrayarse todos los amigos que allí se han hecho. No olvides, que todos ellos pueden entrar a formar parte de tu red de contactos, con los que en el futuro puedes seguir prosperando profesionalmente.

– Facilitar la transición. Los expertos indican que la empresa necesita un tiempo razonable para encontrarte un sustituto. Por ello es conveniente darle las máximas facilidades. Dejar cerrados todos los trabajos que tenías abiertos e, incluso, si esto no es posible en el plazo habitual de quince días, acordar con la nueva empresa un periodo mayor de incorporación.

– Colaborar con tu sustituto. Debes darle toda la información y las explicaciones necesarias para que pueda realizar su trabajo con total eficacia, al menos en el corto plazo. También hay que solucionarle todas las dudas que se le presenten en estos primeros meses de transición. Hay profesionales que incluso colaboran con la empresa en la búsqueda y selección de su sustituto.

Lo cierto es que, al cambiar de empresa, se corren algunos riesgos profesionales. Riesgos que, pese a todo, hay que saber asumir, si no queremos desaprovechar esas pocas oportunidades de mejora que, de cuando en cuando, se nos presentan en nuestra vida profesional.

0 78

Confirmado /

La famosa revista digital de la conocida Universidad de Harvard, Estados Unidos, publicó recientemente un artículo donde a través de sus estudios revelan tres consejos para que a la hora de realizar las compras en el supermercado sean perfectas. La idea principal es que la alimentación mejore, sobre todo si la basamos la dieta mediterránea.

Recordemos que esta dieta busca que se respete la famosa pirámide alimenticia permitiendo comer de todo de alimentos siempre y cuando sean balanceados.

Aquí compartimos los tres consejos:

Planea tu lista de la compra con antelación

Antes de ir al supermercado es importante revisar lo que exista en la dispensa y anotar lo que necesitamos. De esta forma, estaremos reduciendo las compras “nerviosas” o “compulsivas” , es decir, en ocasiones adquirimos productos que no requerimos y que la mayoría de las veces están vinculados a estímulos visuales.

Los investigadores de Harvard recomiendan tener un post-it adherido a la nevera para ir escribiendo lo que nos vaya haciendo falta.

Leer con detenimiento el etiquetado de los productos

Leer la información nutricional y los ingredientes es importante así sabremos más sobre su contenido y estaremos evitando las grasas trans, ácidos grasos trans-insaturados y grasas saturadas.

Busquemos productos cuyo porcentaje este combinado de fibra y proteínas superando el contenido de azúcar. Y si desconoces algún ingrediente de la etiqueta, consulta antes de comprarlo.

Dedica más tiempo en la zona periférica del supermercado

Esta zona es donde se encuentran los productos o alimentos más frescos como: la carne, el pescado, las frutas y hortalizas. Es el lugar por donde debemos iniciar el recorrido para hacer compras y luego pasar por la zona central donde. También recomiendan los expertos no hacer comprar con hambre.

Como veras son tres consejos prácticos y nada complicados. Cumplirlos será una tarea bastante sencilla, además, de saludable para nuestra salud y por supuesto, para nuestro bolsillo.

Salud180

0 205

Confirmado / No hablamos de ganar atractivo físico, sino de la capacidad que mujeres y hombres tienen para dar y recibir placer. En definitiva, se trata de aumentar el deseo sexual, de combatir la rutina y de disfrutar más y mejor del sexo, reforzando tu relación de pareja. ¡Toma nota!

Haz deporte

Aunque pueda parecer que no tiene nada que ver, lo cierto es que el ejercicio físico ayuda a segregar una serie de hormonas que contribuyen a aumentar el bienestar y la autoconfianza. Tu ánimo será mucho más positivo y eso repercute en el sexo, que será el doble de gratificante.

Además, la actividad física te mantendrá alejada de estados de ansiedad y estrés, te ayudará a descansar mejor y estarás mucho más predispuesta a tener sexo.

Renueva tu imagen

La rutina no solo puede instalarse en el dormitorio, también puede hacerlo en tu aspecto. ¡Anímate a cambiar de imagen! Verte diferente eleva tu autoestima y tu magnetismo sexual. No es necesario que sea una gran transformación, gestos tan sencillos como cortarte el pelo, cambiarte el peinado, el maquillaje, o comprarte alguna prenda de ropa algo más llamativa de lo normal, puede aumentar tu libido y la de tu pareja. ¿A qué esperas para comprobarlo?

Imaginación al poder

Déjate llevar por la imaginación. El sexo es un mundo donde todo es posible si ambos están de acuerdo. No te limites a hacer lo de siempre, puede llegar a ser tan aburrido que es normal que “las ganas” se apaguen. Trata de introducir novedades en vuestra relación, por ejemplo, nuevas posturas sexuales. ¡Da el primer paso!

Hoy mejor que mañana

El sexo no tiene que ser una actividad programada, pero tampoco hay que postergarlo indefinidamente. De la misma manera que quedas con los amigos o planeas un día de compras, no está de más tener una excitante cita amorosa con tu pareja que os deje con ganas de repetir cuanto antes.

Fuente: MujerElite

0 208

La Nacion / Antes de comenzar a hacer ejercicio es importante establecer objetivos realistas para no perder la motivación.

Hacer ejercicio puede ser una actividad simple, pero a la vez muy compleja debido a la interminable cantidad de rutinas y variables que para mucha gente hace imposible saber por dónde comenzar.

Más en el comienzo de un nuevo año, cuando el cuerpo todavía está recuperándose de los excesos a los que fue sometido durante las fiestas navideñas y la mente está haciendo frente a uno de los propósitos más repetidos: ponerse en forma.

Foto: LA NACION Es por eso que en BBC Mundo hemos tratado de simplificarte el trabajo y volver a compartir los consejos y temas que más interesaron a nuestros lectores durante 2016, lo que puede servir como guía para dar ese primer paso que tanto se resiste.

Comenzamos por saber cuál es la mejor manera de perder grasa abdominal.

Foto: LA NACION Ejercicio vs. dieta El verdadero problema de la grasa abdominal no es meramente estético, el problema es que puede ser un indicio de que tu salud está en riesgo , como lo advirtió el equipo del programa de la BBC “Confía en Mí, Soy Médico”.

Rollos, michelines, llantas, panza… son muchos los nombres pero todos significan lo mismo: grasa abdominal, eso de lo que muchos quieren deshacerse de manera rápida.

La grasa abdominal se encuentra alrededor del vientre. Está la grasa subcutánea, que es la que sabemos que tenemos cuando se puede pellizcar más de una pulgada en el vientre. Por otra lado, también está la grasa visceral, que se encuentra alrededor de órganos como el hígado, el páncreas o los intestinos.

Eliminarla no resulta tan complicado , el problema es saber cómo y cuál es la mejor forma de hacerlo.

Esas fueron las preguntas que se lograron contentar con una serie de experimentos en los que se concluyó que una dieta balanceada es lo más importante , pero que se recomienda combinarla con rutinas de ejercicio para obtener un mayor beneficio para el cuerpo.

Y los consejos que siguen te ayudarán a sacarles el máximo provecho.

Foto: LA NACION ¿En cuánto tiempo? La paciencia es una de las virtudes más difíciles de tener en un mundo donde los resultados se quieren de manera inmediata.

Pero para aquellos que no la tienen lo mejor es compensarlo con la voluntad de conseguir en pocos minutos , pocas veces a la semana, una mejora sustancial en tu capacidad física y salud mental.

Lo beneficios de hacer ejercicio se pueden observar al poco tiempo de comenzar a hacerlo.

La manera de hacerlo es a través de los ejercicios intervalos de alta intensidad (HIIT, por sus siglas en inglés), que parece un método complejo, pero lo cierto es que está basado en ejercicios conocidos y tradicionales.

Lo diferente es la forma en la que se realizan.

Foto: LA NACION La fórmula que se utiliza es un período de máxima exigencia (unos 60 segundos) seguido de un tiempo de recuperación (90 segundos) y repetirlo cuatro veces.

En total 12 minutos y 30 segundos de actividad tres veces por semana .

Los burpees son uno de los ejercicios más completos, pero es necesario saber hacerlos para evitar lesiones.

Foto: LA NACION El único pero es que debido a su naturaleza de exigir al cuerpo hasta el límite no son recomendables para personas que han estado inactivas o que no estén seguras de su salud.

¿Y las calorías? Consumirlas y gastarlas. El balance de la calorías en el cuerpo es clave para lograr un buen rendimiento físico y llevar una vida más saludable.

Una manera de mantener el control es a través del valor nutricional de los alimentos que consumimos, pero la fórmula más recomendada es combinarlo con la práctica recreativa de un ejercicio o deporte.

Foto: LA NACION Con el boxeo se pueden quemar un promedio de 700 calorías en 60 minutos.

¿Cuál es el mejor? Eso dependerá de cada persona y de una serie de variables como su metabolismo, la estatura, el peso y la intensidad del esfuerzo físico.

Sin embargo, en BBC Mundo buscamos saber cuáles brindan un mayor efecto en un tiempo determinado.

Sin movimiento Para estar en forma ya no es necesario saltar o corriendo o cualquier actividad física que implique un constante movimiento.

Ahora es posible hacerlo con los llamados ejercicios isométricos que “son una forma especial de entrenamiento muscular y articular que no implica movimiento del cuerpo”, según le dijo a BBC Mundo el entrenador personal español Luis Hernández.

Los ejercicios isómetricos no requieren hacer ningún movimiento y son ideales para tonificar los músculos.

Foto: LA NACION Entre los beneficios que ofrece son el aumento de la fuerza y la tonificación de los músculos, además que son ideales para la recuperación de lesiones.

Basado en este mismo concepto están los abdominales hipopresivos , un tipo de ejercicios que se basa en la presión y tensión que hasta cierto punto pueden sustituir a los ejercicios abdominales tradicionales.

Con los ejercicios hipopresivos se contiene la respiración y se tensa el abdomen en posturas similares al yoga.

La clave está en la postura y la respiración, aunque hay que tener cuidado ya que si se hace de una manera no dirigida o descontrolada puede llegar a provocar patologías de origen mecánico.

De hecho estos tipos de ejercicios no son aconsejados para las mujeres embarazadas ni para la gente con tensión arterial elevada , ya que al contener la respiración se aumenta la presión sanguínea.

¿Demasiado ejercicio? Tal vez no sea el problema al que se enfrenta la mayoría de las personas, pero la pregunta cuánto ejercicio es “demasiado ejercicio” fue la que le planteó la BBC a dos investigadores en el área de la actividad física.

Y la sorpresa fue que no hubo consenso en la respuesta.

Es importante mantener un control de cómo reacciona el organismo a la carga de trabajo a la que está siendo sometido.

Uno considera que debe haber un límite sobre la cantidad de ejercicio que se hace antes de comenzar a causar daño al cuerpo, sea con lesiones crónicas o en términos de acortar la expectación de vida.

Sin embargo, el otro concluye que el cuerpo sabe defenderse de un posible exceso de ejercicio al dictar la cantidad que necesita.

Lo que está claro es que antes de tratar de alcanzar un límite lo primero es comenzar a hacer un ejercicio ya que el verdadero peligro para el cuerpo ocurre cuando no se realiza ninguna actividad física.

LA NACION Sociedad

0 184

El Observador / Para disfrutar de los días festivos y de la comida manteniéndose saludable, estos consejos pueden ser útiles durante el día de celebración:

1. Enfocarse en la familia y los amigos: las fiestas suelen ser momentos de reflexiones personales, de cerrar algunos capítulos y abrir otros nuevos. También para estar con la familia y los seres queridos. Trate de enfocarse en el valor de tenerlos cerca y no centrar la atención en la comida.

2. No sobrepasarse: se trata de una fiesta, un momento de celebración. Intente comer lento, degustar y disfrutar las comidas que solo puede comer una vez al año. Trate de consumir la misma cantidad de carbohidratos que come normalmente, pero si planea comer una porción de postre, reduzca los carbohidratos de la cena. Sírvase porciones razonables y evite repetir para no pasarse de carbohidratos.

3. Llevar lo que le guste: intente no preocuparse por el menú que se va a servir. Se puede ofrecer a llevar su plato preferido para compartir. Si suele llevar el conteo de carbohidratos, preste atención a la receta para saber la cantidad exacta de los mismos en la porción y el tamaño de esta.

4. Moderar el consumo de alcohol : si se bebe alcohol, se debe siempre ingerir algo antes para evitar hipoglicemias. Las bebidas alcohólicas suelen aportar “calorías vacías” a la dieta, por lo cual se recomienda no beber más de una copa si es mujer y dos copas si es hombre. Evite refrescos, jugos o tragos con azúcar que contienen muchos carbohidratos y calorías.

5. Mantenerse activo: una de las razones por las cuales es dificultoso controlar la diabetes es la falta de actividad física. Si bien son días en los que no se tiene demasiado tiempo libre, intente ocupar algún momento del día para hacer algún tipo de ejercicio. Se puede entrenar, caminar, participar en eventos deportivos como carreras, jugar al fútbol con amigos, ¡limpiar!, etc.

6. Volver a la rutina cuando se come de más: no se frustre si comió más carbohidratos o calorías de la cuenta. Realice actividad física extra, esté atento a los valores de glucosa sanguínea y vuelva a su plan de alimentación regular con tranquilidad. Disfrute los momentos con sus seres queridos.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy

0 170

El Informador / CIUDAD DE MÉXICO (09/DIC/2016) .- El cáncer colorectal es la tercera causa más importante de muerte por cáncer en mujeres, detrás del cáncer de mama y el de pulmón. Este tipo de cáncer empieza como un pólipo o un tumor que se forma en el tejido del colon y crece hacia el centro. La mayoría de estos pólipos no son cancerígenos, pero algunos sí tienen esa mala suerte.

Lo triste del cáncer de colon es que puede prevenirse. Se detecta con una colonoscopia, el método más popular para un diagnóstico apropiado. De hecho, se recomienda que a partir de los 50 años, tanto mujeres como hombres se hagan una colonoscopia para descartar cáncer de colon y pólipos. Y si el cáncer de colon corre en la familia, deberás checarte mínimo 10 años antes. Por ejemplo, si tu mamá fue diagnosticada a los 40, hazte tu colonoscopia a los 30.

1. Cambio en hábitos intestinales, incluyendo diarrea, estreñimiento o cambios de consistencia en las heces que tardan más de 4 semanas.

2. Sangrado rectal o sangre en las heces

3. Incomodidad abdominal persistente, así como gases, dolor y cólicos

4. Sensación de que no desechas todo al evacuar

5. Debilidad y fatiga

6. Pérdida de peso inexplicable.

Cabe mencionar que la mayoría con cáncer de colon no experimentan ningún síntoma durante una etapa temprana de la enfermedad. Una vez que aparezcan síntomas, variarán dependiendo del tamaño del cáncer, así como su locación.

Es posible que tengas síntomas por una simple inflamación, pero si esta incomodidad persiste, es súper importante checarte con un especialista. Recuerda, cualquier cambio que perdure por más de 2 semanas y definitivamente más de un mes, requiere la perspectiva de un experto.

Una vez que se haya detectado el cáncer de colon, usualmente se trata con cirugía para retirar la porción cancerígena, es decir, el tumor mismo. Si éste ya ha crecido bastante, también se requerirá quimioterapia, aunque muchos no lo necesitan después de la cirugía.

Como con cualquier cáncer, el diagnóstico temprano es la clave, pues más del 90% tiene cura si se detecta a tiempo.

Aunque muchas mujeres tienden a concentrarse más en el cáncer de mama, de ovarios y cervicouterino, es crucial que se dé cuenta que una colonoscopia es igual de importante que una mastografía.

¡Y no le hagas caso a la edad! El cáncer no discrimina, puede presentarse en una chica de 18 años, como en una mujer de 80.

0 180

Estampas /

Tengo una amiga que dice que el paso de mamá de un niño a mamá de dos es más “rudo” que convertirnos en madre por primera vez. Creo que en parte tiene razón pues si bien es cierto que contamos con más experiencia y estamos más “relajadas”, también es verdad que tenemos menos tiempo, estamos más cansadas y tenemos el doble de responsabilidades. Además, está el “gran añadido” de que ahora hay un nuevo “integrante” en casa.

Cambia la dinámica familiar para todos, pero en especial para el hermano mayor que ahora tendrá que compartir no solo sus juguetes sino sus “pertenencias” más preciadas: sus padres. Así, esos primeros días como mamá de dos pueden sentirse como un “torbellino de emociones”:

“¿Qué hacer cuando ambos niños necesitan atención a la vez? ¿Cuándo descansar?” Acá comparto 5 aprendizajes propios que toda nueva mamá de dos debe saber para disfrutar esta nueva etapa:

1. Vas a querer al nuevo bebé con las mismas fuerzas. Es uno de los miedos más frecuentes de quienes nos convertimos en mamá de dos “¿Querré a mi segundo bebé tanto como al primero?” Y es que cuando uno es primeriza siente un amor tan inmenso e incomparable que no imaginamos pueda repetirse. Sin embargo, la verdad es que el corazón de una madre multiplica su amor por el número de hijo que tenga y sí querremos al nuevo bebé con la misma intensidad.

2. Cada vez que amamantes, alimentes o duermas al pequeño, el grande va a requerir tu atención. No importa cuantas previsiones tomes, no importa que lo lleves al baño antes de sentarte a atender al bebé pues él “deberá ir” en ese instante. Es normal, siente cielos al ver como compartes un momento de intimidad con su hermanito. Puedes hacerle frente a la situación de dos maneras: o lo haces parte del momento, (por ejemplo puedes leerle un cuento mientras amamantas) o negocias con él que te de un rato de soledad y luego comparten alguna actividad especial (pintar, armar un rompecabezas, jugar) solo ustedes dos.

3. Vas a necesitar ayuda (y mucha). Nadie puede hacer todo solo. Mucho menos ocuparte de un niño pequeño y un bebé mientras todavía te recuperas del parto o la cesárea. Es importante contar con el apoyo de la pareja, los abuelos y la ayuda externa que podamos contratar. Será un gran alivio organizar toda la logística de al menos el primer mes: quién lleve al niño mayor al colegio o sus actividades, quien ayude con las labores del hogar, etcétera. Esto te permitirá dedicarte con mayor tranquilidad al bebé.

4. Vas a sentir que “no puedes” (y te darán ganad de llorar y salir corriendo). Es un hecho, en algún momento sentirás que la situación te sobrepasa. Sin embargo, te digo con certeza que sí puedes. Todas podemos. Las madres tenemos una reserva de fuerzas “casi” inagotable. En esos momentos que te sientas “desesperanzada” o “exhausta” tómate las licencias que sientes que necesitas: darte una ducha mientras alguien cuida a los niños, pedir “delivery” de comida en lugar de cocinar, hablar con una amiga por teléfono.

5. Vas a entender que “todo” son “etapas”. Las situaciones más importantes de la vida responden a procesos, por eso “difícilmente” habrán “tips o consejos” prácticos y genéricos. Cada niño es único, cada familia es única y cada circunstancia es única. Cualquier conducta “inusual” del hermano mayor es una respuesta a este gran cambio y no será permanente. Él lo que necesita es que lo “acompañen” y le “hagan saber”,  con amor y mucha paciencia, que aunque “todo cambió” él sigue siendo igual de querido y seguirá contando con su mamá y su papá.

0 451

La pérdida de peso puede ser un proceso muy estresante y agotador. Especialmente cuando se tiene que seguir un régimen de una dieta restrictiva que afecta a el estado de ánimo, el rendimiento deportivo, la concentración en el trabajo y la vida social.

Sin embargo, que no tienes que abstenerte de comer alimentos que realmente amas. La verdadera clave para adelgazar es adoptar hábitos alimenticios saludables y desarrollar un estilo de vida saludable que te permite cumplir con tu potencial y sentirte cómodo o cómoda con tu cuerpo. Pero, ¿qué tan cierto es que se puede comer pan y bajar de peso?

En primer lugar, debemos entender la importancia de los cereales integrales para la humanidad:

– Están llenos de fibra, minerales como el zinc, magnesio, hierro, fósforo, vitaminas del complejo B, y otros fitoquímicos que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorios.

– Se han consumido desde la historia temprana permitiendo a antiguas civilizaciones como Babilonia desarrollarse. Son los alimentos básicos de muchas culturas: teff en África, el arroz en Asia, el maíz en América del Norte, la quinua en América del Sur, el trigo en Asia Oriental, trigo sarraceno en el norte de Europa y la lista continúa.

– Son carbohidratos complejos, por lo que son la fuente preferida de energía de nuestro cuerpo. Cada célula de nuestro organismo necesita glucosa, que se transforma a partir de los hidratos de carbono. Nuestro cerebro, por ejemplo, utiliza hasta un 20% de la energía total de lo que consumimos cada día.

– Además contienen aminoácidos, que se combinan para formar proteínas. Los aminoácidos son esenciales para producir hormonas, enzimas y neurotransmisores.

En segundo lugar, cuando una persona se está esforzando para perder peso es imprescindible comprender realmente qué tipo de alimentos necesita tu cuerpo y la cantidad de calorías (o energía) que proporcionan. Para perder peso es necesario quemar más calorías de las que consumes a través de la actividad física y la adopción de medidas consistentes para mantener su metabolismo en condiciones óptimas.

En tercer lugar, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda seguir una dieta que incluya una variedad de nutrientes de las frutas, verduras, granos, proteínas y productos lácteos, como se ilustra en el Myplate

Myplate es una herramienta fácil que le permite encontrar su estilo de alimentación saludable y adaptarlo a medida que uno envejece. No excluye alimentos, sino que invita a encontrar la combinación adecuada para lograr la salud de toda la vida. Y como se puede ver, los granos enteros en porciones adecuadas pueden y deben ser parte de tus comidas diarias.

Ahora, ¿cómo es que el pan y otros productos hechos de granos enteros te ayuden en tu búsqueda para lograr y mantener un peso saludable?

– La fibra dietética a partir de trigo y otros cereales ayudan a reducir los niveles de colesterol y reduce el riesgo de enfermedades del corazón, la obesidad y la diabetes tipo 2.

– La fibra también regula los movimientos del intestino y evita la diverticulitis.

– Los granos enteros proporcionan una sensación de saciedad con menos calorías.

– Las vitaminas del complejo B son necesarias para el sistema nervioso, lo que le permite sentirse más tranquilo y feliz.

– Los productos de granos enteros son una fuente importante de hierro en la dieta, ayudan a prevenir la anemia y la desnutrición. El hierro transporta el oxígeno a todas las células, por lo que permite trabajar mejor a tu cuerpo.

– La mayoría de los granos son ricos en magnesio, que ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre y una presión arterial normal. El magnesio tiene un papel importante adicional en las funciones metabólicas y la síntesis de proteínas.

Por último, se debe trabajar en la construcción de hábitos que apoyen a tu nuevo estilo de vida saludable.

Por lo tanto, sigue estos diez consejos para bajar o mantener tu peso:

1. Bebe agua suficiente para mantenerte hidratado o hidratada.

2. Come carbohidratos de granos enteros.

3. Elije grasas saludables.

4. Haz hincapié en la proteína magra.

5. Desayuna todos los días.

6. Come con más frecuencia.

7. Ejercita tu cuerpo y mente.

8. Duerme lo suficiente.

9. Aprende a cocinar.

10. Realiza un seguimiento de lo que come.

La conclusión es que no hay ninguna razón para cortar a este grupo de alimentos. Pan, fideos, tortillas y otros productos horneados están hechos de estos granos sanos. Hay espacio en nuestros platos para ellos. Solo debemos tener hábitos saludables y comer en las porciones adecuadas, sin excesos.

0 342

.- Los calambres son dolores, en ocasiones muy fuertes, causados por un espasmo involuntario del músculo que puede deberse a la pérdida de líquidos y sales minerales por mala alimentación , movimientos bruscos o falta de oxigenación.

Lea – ¿Calambres, várices y dolores en las piernas? conoce los cinco hábitos que mejorarán tu flujo sanguíneo Estos molestos dolores terminan por impedir que las personas realicen con normalidad sus actividades diarias, por esta razón te invitamos a conocer algunas recomendaciones que te ayudan a prevenirlos:

1.- Hidratación : un organismo deshidratado está expuesto a tener contracción y tensión muscular con más frecuencia, debido a que el cuerpo no está recibiendo el líquido que necesita para trabajar en óptimas condiciones.

2.- Bicarbonato de sodio : sus propiedades lo hace un buen remedio para tratar calambres y espasmos tanto en las extremidades como en el abdomen. Asimismo, ayuda a neutralizar al ácido que se acumula en los músculos y que puede causar los molestos calambres.

3.- Ejercicio : la actividad física es una buena terapia para prevenir y tratar esta dolencia. A través del ejercicio los músculos se tonifican y se fortalecen, reduciendo el riesgo de contraerse al tener que hacer un tipo de fuerza en específico. Pero, es importante estirar el cuerpo después de entrenar ya que el mismo ejercicio puede ocasionar tensión en los músculos.

Con información de Perú.com

0 310

Para fortaleceré nuestro cabello desde dentro debemos seguir una dieta equilibrada y no abusar de los fritos ni las harinas refinadas. Los tratamientos tópicos pueden ayudarnos a frenar la caída.

La caída del cabello es uno de los problemas capilares más comunes tanto en hombres como en mujeres, siendo un motivo de preocupación ya que además de afectar en lo estético, también puede estar indicando que algo no está bien en el organismo .

Detener de un momento a otro la caída y lograr que aparezca pelo nuevo es casi imposible, pues se requieren de muchos cuidados y tratamientos para hacerle frente a este problema y mejorar la salud del cuero cabelludo.

Lo cierto es que las personas que lo padecen están en la búsqueda constante de tratarlo, ya que se sabe que una melena abundante y saludable hace parte del atractivo físico.

Mientras logran combatirlo por completo, hay algunos que buscan una u otra forma de disimularlo para que no afecte su apariencia. ¿Quieres conocer algunos trucos?

Corte y estilo Las personas que tienen cabello largo y tiene problemas de caída deberían considerar cambiar su “look” y optar por una melena corta o media .

Cuanto más corto sea el cabello hay mayor facilidad para darle un efecto de más volumen, y menos probabilidades hay de que se siga cayendo.

El cabello largo tiene más peso y, por ende, tenderá a caerse con más facilidad. El denominado estilo garçon es uno de los recomendados.

Peinado Sin duda alguna, el peinado tiene un papel determinante al disimular la escasez de cabello, ya que a través de este se le puede dar un efecto de más volumen y arreglarlo de tal forma que cubra los espacios que carecen de pelo.

Uno de los trucos consiste en ahuecar bien las raíces de la parte superior de la cabeza, peinar la melena boca abajo y, en lugar de hacer la raya de división en el medio, hacerla a uno de los lados.

S i lo que se busca es un tipo de peinado más sofisticado, se puede recurrir a los clásicos recogidos altos o a los cardados. Pero si eres más creativa puedes utilizar pinzas, diademas y otros accesorios para colocar los mechones de pelo donde consideres que es más conveniente.

Color Los tintes con compuestos químicos agresivos pueden empeorar el problema de caída y causar serios daños en la salud del cabello.

Sin embargo, hay algunos tintes con compuestos saludables para el pelo, ideales para cambiarlo de tono cuando se cree que es lo más conveniente.

Por regla general, los tonos oscuros como el castaño y negro suelen hacer más evidente el problema de la falta de pelo . Lo ideal en estos casos es una coloración tono sobre tono, es decir, aquellos que jueguen con el volumen y las formas irregulares del pelo.

En este sentido, los colores más recomendados incluyen toda la línea de rubios y las mechas en estos mismos tonos.

Extensiones Este truco es uno de los más utilizados por las mujeres que tienen poco cabello, ya que se puede decir que es la forma más rápida y efectiva de lucir una melena abundante cuando no se cuenta con una natural.

El problema de las extensiones es que casi siempre se notan o se requiere de una coloración para lograr un único tono con todo el pelo.

La mejor manera de aprovecharlas es sabiéndolas utilizar, ponerlas de forma adecuada y jugar con ellas para crear diferentes peinados.

Vía: Agencias

0 372

Muchas personas con sobrepeso quieren empezar a hacer ejercicio para adelgazar. Pero sin tener un hábito deportivo establecido ni una buena condición física como punto de partida, puede ser peligroso empezar a hacer ejercicio de repente.

El sobrepeso es un estado que tiene varias enfermedades asociadas, entre ellas cardiovasculares, respiratorias y endocrinas, como el colesterol, la diabetes o la hipertensión.

“Y a nivel mecánico el sobrepeso conlleva una falta de movilidad articular”, explica Luis Berbel, presidente de la Sociedad de Entrenadores Personales de Valencia.

Además, en muchas ocasiones el sobrepeso va acompañado también de artrosis y dolores de espalda.

Partiendo de esta base, según Berbel, alguien con sobrepeso que quiere empezar a hacer ejercicio tiene dos grandes desventajas: por un lado, tiende a carecer de un hábito de actividad física y debe ir progresando de nivel poco a poco.

Por otro, el propio exceso de peso no le permite empezar a realizar cualquier tipo de actividad. Lo mejor, según el entrenador, es evitar “cortoplacismos y pensar que se trata de una carrera de fondo”.

En efecto, es poco probable que las dietas drásticas y los regímenes de ejercicio para perder peso rápidamente funcionen a largo plazo, según el NHS, el sistema de salud pública británica, porque “estos cambios en los estilos de vida no se pueden mantener”.

“En cuanto dejas el régimen es probable que vuelvas a tus viejos hábitos y recuperes el peso”.

El secreto del éxito, según la información del NHS, es “hacer cambios realistas en la dieta e iniciar un nivel de actividad física que pueda formar parte de tu rutina diaria”. Y seguirlos de por vida.

10 recomendaciones prácticas

1) Evitar actividades que disparen la frecuencia de la actividad cardiaca.

2) También recomienda una combinación de entrenamiento cardiovascular moderado con un entrenamiento de fuerza o muscular. Los ejercicios de fuerza no queman tantas calorías como los cardiovasculares pero, según Berbel, ayudan a mejorar las articulaciones y hacen que los músculos estén más activos y consuman más calorías hasta para mantener su estado de reposo.

3) No hacer ejercicio extenuante. Lo ideal, según el expertp, es que puedas mantener una conversación mientras haces ejercicio.

4) Puedes complementar el entrenamiento de fuerza y el cardiovascular moderado con ejercicios de movilidad.

5) Evitar el ejercicio de impacto, en el que la persona con sobrepeso tenga que frenar de repente o saltar. Por ejemplo, una clase en el gimnasio de step, que ayuda a quemar muchas calorías, no será la más adecuada para una persona con sobrepeso o obesa, porque involucra actividades de impacto como saltar y subir y bajar rítmicamente, por lo que puede ser demasiado intensa. Correr también puede causar problemas con las articulaciones.

6) Entre los ejercicios y actividades cardiovasculares que Berbel recomienda con moderación están el ciclismo, el patinaje, la natación, el remo, subir y bajar escaleras, y caminar o subir cuestas.

7) Según Berbel, para que caminar tenga cierta repercusión hay que hacerlo a una buena intensidad, si no será un estímulo muy pobre, aunque muy saludable en términos generales.

8) En los gimnasios es recomendable aprovechar las máquinas especiales que minimizan el impacto, como las máquinas elípticas, que además vienen equipadas con pulsómetros para que la persona con sobrepeso pueda monitorear su actividad cardiaca.

9) Escoger bien el entorno: algunas personas con sobrepeso pueden sentirse observadas o fuera de lugar en una clase colectiva en un gimnasio. Según Berbel es bueno tener en cuenta este aspecto psicológico para estimular positivamente a la persona que quiere estar en forma.

10) Seguir la orientación de un profesional: según el entrenador, es peligroso empezar a hacer de repente y por cuenta propia ejercicio físico de intensidad para adelgazar, por ejemplo a raíz de una búsqueda en internet o anotándose a una clase cardiovascular especial para perder peso, como un circuito indoors en un gimnasio.

Berbel recomienda que sea un entrenador el que establezca inicialmente las dosis de ejercicio y elabore un plan de entrenamiento de acuerdo a las necesidades y objetivos de cada persona.

El profesional, que no tiene por qué ser un entrenador personal que esté contigo todo el tiempo, puede periódicamente valorar tu progresión y modificar el plan si es necesario para mantener la progresión. (I)

Síguenos en

60FansLike
2,786FollowersFollow