Tags Posts tagged with "Comida"

Comida

0 51

El Observador /

Los primeros signos a los que se debe prestar atención son: la presencia de cabellos en la almohada al levantarse o en la ducha al salir de la misma, el exceso de caspa o grasa, y las molestias en el cuero cabelludo.

El cabello está regenerándose constantemente. Diariamente se pierden unos 100 pelos debido al ciclo de vida de los folículos. Aunque los ciclos capilares son iguales para todos los cabellos, se pueden ver alterados por factores internos y/o externos que propicien o favorezcan la caída del pelo. Ejemplos de ello son la mala alimentación, el estrés, las causas genéticas o, en el caso de la mujer, los cambios hormonales que se dan tras el embarazo o durante la menopausia.

La queratina es una proteína que se encuentra en el cabello junto con minerales como el magnesio, el silicio, el selenio y el cobre. Cuando la base de la alimentación son las frutas y las verduras, están presentes los nutrientes necesarios para un pelo saludable. Otros alimentos que pueden ayudar a prevenir su caída son:

· Los alimentos ricos en biotina, una vitamina importante para la salud de uñas, pelo y piel, especialmente huevos e hígado.

· Alimentos ricos en ácido fólico, que interviene en la multiplicación de las células y en la formulación de glóbulos blancos y rojos, como los vegetales de hoja verde, las lentejas y el brócoli.

· La carne roja, ya que aporta hierro que es esencial para el bienestar capilar.

· Legumbres y cereales integrales, ya que son buenas fuentes de silicio.

· El agua y el té verde (por su presencia en antioxidantes y sílice) para la hidratación.

En definitiva, en la medida en que se lleve una alimentación equilibrada y completa, que incluya todos los grupos de alimentos en proporciones adecuadas y la práctica regular de actividad física, el organismo se mantendrá saludable y contribuirá a la prevención de la alopecia o pérdida de cabello.

comermejor.com.uy

0 72

Hoy.com.py /

Tras una semana de intenso frío y un fin de semana caluroso, nuestro sistema se siente vulnerable en cada cambio. Aunque estemos acostumbrados a lidiar con ello, es recomendable prevenir enfermedades por los cambios constantes del clima.

Mucha comida calórica y poco liquido es lo optamos en esta época del año. Lo cual es un habito negativo si también le sumamos los cambios inestables del clima.

En invierno, nuestro cuerpo pide elevar la temperatura y, la única manera de hacerlo, es ingiriendo alimentos, muchas veces más de lo debido para saciar las ansias y el frío.

Sin embargo, con este mecanismo terminamos comiendo lo innecesario y de manera poco saludable, por ende como resultado obtenemos aumento de peso y una mala alimentación.

Es importante ser conscientes que, con las bajas temperaturas, el sistema inmunológico está más activo y preparado para combatir los diferentes virus que se presentan en el ambiente.

Pero, ¿qué comer en esta época del año?.

Muchas personas, llegado este momento del año, suelen dejar de lado las ensaladas o las frutas frescas por considerarlas propias del verano y asociarlas con un sentido refrescante que no coincide con la época invernal.

No obstante, lo cítrico es importante incluirlo en nuestra dieta diario al igual que el consumo de agua. Las frutas son fuentes de vitaminas y minerales específicos para combatir las enfermedades asociadas al cambio climático como el resfrío y la gripe. Tales como la naranja, mandarina, guayaba, zanahoria y limón.

El líquido, tanto en infusiones calientes como frías, y el consumo de agua pura y segura, es fundamental. Una buena hidratación hace al correcto funcionamiento de nuestros órganos.

Los lácteos descremados, como leche, yogures y quesos light, nos aportan proteínas de alta calidad nutricional, no deben ser olvidados en invierno.

Por otro lado, los guisos, a base de vegetales, con el agregado de legumbres y carnes magras, también pueden ser una muy buena y saciante opción. Además de incluir las sopas de verduras y caldos, ya que suman nutrientes y fibra.

Es muy importante destacar, además, que no debe abandonarse la actividad física y el movimiento ya que esto, también ayuda a entrar en calor, regular la actividad metabólica y aumentar la temperatura del organismo.

0 79

El Observador /

¿Cuándo fue la última vez que cocinó en su casa? ¿Qué fue lo que preparó? Si su respuesta es “recientemente” y algo con vegetales, pertenece a una pequeña fracción de la población que se preocupa por su correcta alimentación .

Rosa Curutchet, licenciada en Nutrición y directora del Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Instituto Nacional de Alimentación, dijo a El Observador que la tendencia hacia una alimentación poco balanceada responde al poco tiempo del que se dispone para cocinar en casa, en parte debido a la mayor inserción laboral de la mujer en los últimos años .

“Hay que volver a enamorarnos de cocinar”, dijo Curutchet. “Se dejó de comer guiso, puchero, fideos con tuco, que tienen un mejor perfil nutricional, y se empezó a comer nuggets de pollo, pancho, papas fritas, puré instantáneo, refrescos…”.

La licenciada en Nutrición, Valentina Baccino, por su parte, cree que son los mitos alrededor de la alimentación saludable los que se vuelven excusas para consumir productos con bajo valor nutricional. “Comer sano es más caro” y “preparar verduras lleva tiempo”, son algunos de los que identifica Baccino.

María Inés Fuentes, también licenciada en Nutrición, cree que la culpa también es de la pérdida del hábito de compartir la mesa. “Se come en el ómnibus, en la calle, caminando”, dice Fuentes. Esto lleva a que la comida termine siendo una opción “exprés” (normalmente ultraprocesados), en vez de un plato de comida preparado.

Las especialistas atribuyen el aumento del consumo de ultraprocesados ( ver Alimentos ultraprocesados ) a la publicidad, sobre todo la que está orientada hacia los niños. “Nos hacen creer que son alimentos naturales, están diseñados para ser consumidos sin ningún tipo de preparación, vienen en envases atractivos y pueden ser consumidos en cualquier lugar, de manera que no requiera sentarse ni utilizar cubiertos”, señaló Fuentes.

“Los alimentos ultraprocesados suelen ser ricos en grasas saturadas, colesterol, sodio y azúcar, componentes que hacen que un alimento sea más apetecible desde el punto de vista sensorial, además de los aditivos y saborizantes que agrega la industria, lo cual genera adicción y promueve su consumo”, agregó Fuentes.

El resultado de este cambio en la alimentación implica un aumento en la incidencia de la obesidad en la población, así como de las condiciones asociadas al sobrepeso, como las enfermedades cardiovasculares, sobre todo en los jóvenes. Según la Guía alimentaria para la población uruguaya del Ministerio de Salud Pública, cuatro de cada diez jóvenes de 15 a 24 años y tres de cada diez adolescentes de 13 a 15 años presentan sobrepeso u obesidad.

Curutchet cree que para generar un cambio en el paradigma de la alimentación de la población, es necesario pensar en pequeños cambios: “Ninguno de nosotros va a hacer una revolución en la alimentación. Si yo tomo todos los días bebidas refrescantes, empiezo a tomar agua un día, después dentro de un tiempo tomo dos días, voy bajando de a poco”.

“Cocinar es sano, los abuelos tienen un rol importante en transmitirnos esto, porque las nuevas generaciones son haraganas para la cocina . Hay que, de a poquito, revalorizar nuestra comida y volver a que nuestras casas tengan los olores de la cocina de casa, no de papas fritas”, concluyó Curutchet.

0 82

La Nacion /

Una porción de tarta de ruibarbo. Todos los días. Éste era el postre favorito del excéntrico Phileas Fogg (el personaje de Julio Verne en La vuelta al mundo en 80 días) para finalizar su almuerzo en el exclusivo Reform Club de Londres. Así de clásico es el ruibarbo en la cultura gastronómica británica e irlandesa. Su sabor ácido característico es protagonista de tartas, crumbles, mermeladas y chutneys desde hace siglos. Y si bien es una planta de origen asiático, se arraigó para siempre en las costumbres culinarias de estos pueblos. “Es parte de su identidad. Como es tan ácido, siempre se lo cocina con mucha azúcar, jugo de naranja o berries. Aunque también se utiliza en la cocina salada, en chutneys o conservas”, dice la chef Luciana Quintana, mientras prepara su mise en place. En su mesada, prolijamente ordenados en cubetas brillosas, hay semillas de cardamomo, granada, bayas de enebro, estrellas de anís, clavos de olor, pistachos, hojitas frescas y más. Esperan latentes ser utilizados a la brevedad. La escena sucede en el local de Susan Kennedy y Marcelo Liska, Chipper Restaurante y Terraza (Humboldt 1895, FB /chipperrestaurant), donde Luciana dirige la cocina. Su asesoramiento es integral e incluye ajustar todos los engranajes: de los proveedores a los procesos, de la cocina al salón. Y en ese devenir, pensar la carta es una de las tareas fundamentales: “Acá ya existían platos tradicionales como los fish & chips (certificados por la National Federation of Fish Friers, organismo inglés que capacita a los propietarios de fish & chips del mundo). Mi desafío era armar una propuesta que renovara la existente y tuviera un menú distinto para el área nueva del restaurante. Rescaté recetas y sabores irlandeses e ingleses y me enfoqué en los productos, como por ejemplo mejorar la calidad de la papa. Hace bastante tiempo que buscaba ruibarbo, un producto tan típico de esta gastronomía y por suerte lo encontré en la Feria Masticar”.

Luciana se fascinó cuando vio el ruibarbo que expusieron Martha Mafferra y John Ecklund, dueños de Finca Ogawa en Mendoza, donde además cultivan manzanos y producen vino. “Yo vengo de una tierra donde se come ruibarbo, así que importé semillas y probé si se daban bien acá -dice John-. El clima de Valle de Uco, donde está mi finca, es ideal para que se desarrolle esta planta que en apariencia es similar a la acelga, por sus hojas verdes, y al apio, por sus tallos fibrosos aunque rojizos. Es una planta perenne que se siembra en primavera y se cosecha en verano hasta los primeros fríos. Existen cientos de variedades; el nuestro es Victoria. Para consumirlo debe estar fresco y sano, sin hongos, con aromas agradables y buen color. Estamos empezando a comercializarlo fresco y en mermeladas y chutneys”, explica.

Como un imán, el ruibarbo siguió los asentamientos de ingleses en distintos lugares del mundo, por eso es popular en Estados Unidos y Canadá. Aquí se encuentra en el sur de la Patagonia y en Chile, donde se instalaron estas comunidades. Al principio sólo se utilizaba con fines medicinales (es rico en fósforo, calcio, magnesio, potasio, hierro y vitaminas). Se convirtió en hortaliza recién en el siglo XVIII, y aunque es una verdura hecha y derecha, en algunos países lo clasifican como fruta por cuestiones impositivas. Sólo son comestibles los tallos, porque las hojas contienen grandes cantidades de sustancias tóxicas como el ácido oxálico y por eso se descartan.

Luciana Quintana quería ser cineasta, pero la cocina siempre le llamó la atención. “Descubrí que a través de la creatividad, cine y cocina estaban relacionados, así que estudié cocina, aunque aprendí mucho más trabajando. Uno nunca deja de formarse, la mejor escuela de cocina es un excelente restaurante. Yo tuve grandes maestros como Martín Baquero y Paul Azema, entre otros. Creo que las escuelas de cocina y también algunos programas de televisión generan mucha expectativa hoy con respecto al trabajo gastronómico. ¡Pero que nadie se confunda, ése no es el trabajo de todos los días de un cocinero! Es duro: cargás bolsas, estás de pie mil horas, soportás presiones. Me gusta mucho cuando encuentro jóvenes comprometidos con el trabajo, aunque lamentablemente no son la mayoría”.

La chef trabajó en distintos restaurantes como Azema Exotic Bistró, Casa Suaya y La Linda (en Punta del Este), Happening Costanera Norte (donde fue chef ejecutiva y la primera mujer en 50 años en dirigir la cocina), entre otros. Y en todos lados fue dejando su impronta, su manera de hacer.

¿Cómo se cocina el ruibarbo?

Crudo no se puede comer, es leñoso, fibroso. Lleva una cocción corta, pero su intensidad ácida hace que sea necesario siempre un paso por azúcar o un pocheado en jugo de naranja. En el último cajón de la heladera, dura varios días. Y se puede freezar crudo o cocido, la textura será distinta por el frío, pero conservará color y sabor. También se usa en conservas, como un escabeche con un vinagre de sauco; los frutos rojos lo perfuman, empujan su acidez al universo de las frutas.

¿Cómo ves a tu generación de cocineros?

Somos unos privilegiados, tenemos todo a mano. Antes si no viajabas no podías ver nada. Por eso admiro a esos cocineros que abrieron las puertas, que viajaron y volvieron y compartieron su saber. Como Paul Azema, a quien considero un pionero, un conocedor, su aporte es fundamental.

¿Te gustaría tener tu propio restaurante?

Ya lo haré. Hoy me interesa profundizar en el rol de la asesoría integral, me gusta hacer que todo funcione. Me interesa fomentar el compromiso, la capacitación, desde la cocina hasta el servicio. Todo eso es muy importante en un restaurante.

Agradecimiento: Finca Ogawa ( www.fincaogawa.com ). Chipper restaurant & terraza. Humboldt 1895. Teléfono: 4777-6760.

Receta: panceta braseada con chutney de ruibarbo

Ingredientes

1 panceta fresca

Chutney

300 g de ruibarbo

150 g de azúcar

170 cc de jugo de naranja

100 cc de vinagre de sauco

1/2 vainilla

2 cardamomos

1 clavo de olor

1 estrella de anís

Pencas

200 g de ruibarbo

200 g de jugo de granada

10 g de jengibre

50 g de jarabe de granadina

Preparación

Chutney: cortar ruibarbo y pochear con todos los ingredientes. Colar y reservar. Pencas: cortar ruibarbo crudo; llevar a ebullición el resto de los ingredientes y verter sobre las pencas. Tapar y reposar. Sellar la panceta. Mezclar granadas, 200 g de ruibarbo en bastones, canela, cinco especias, limón, miel, vinagre, salsa Hoisin, jugo de naranja, jengibre, pimienta de Jamaica y enebro. Verter en placa con la panceta sellada, tapar con aluminio y hornear 2 horas. Colocar peso antes de porcionar. Servir panceta, chutney, pencas de ruibarbo, puré de zanahoria y naranja, pistachos y brotes

En esta nota: LA NACION revista LA NACION LA NACION revista Gastronomía

0 97

El Observador /

Estos son dos errores comunes que marcan una tendencia al alza: la de comenzar una dieta libre de gluten sin existir necesidad ni indicación médica. Tanto es así que la industria de alimentos sin gluten ha crecido enormemente, en un porcentaje que no se correspond e con el aumento en la cantidad de personas celíacas. Así lo señala un artículo publicado en la prestigiosa revista The Journal of Pediatrics .

Esta inclinación por la dieta libre de gluten sin indicación médica tiene “importantes implicaciones para los niños”, según afirma Norelle Reilly, especialista en Gastroenterología Pediátrica en el centro médico de la Universidad de Columbia (Nueva York, EEUU). “Los padres a veces deciden eliminar el gluten de la dieta de sus hijos con la creencia de que así aliviarán algunos de sus síntomas digestivos o incluso creyendo que así se puede prevenir la enfermedad celiaca “. Este es otro concepto erróneo y, además, vale la pena aclarar que los síntomas causados por la enfermedad celíaca como la diarrea pueden estar causados por otros motivos como intolerancias alimentarias o alteraciones de la mucosa intestinal. Además, la dieta sin gluten sin indicación puede dificultar el diagnóstico de la enfermedad.

De acuerdo a un estudio de la Sociedad Americana de Nutrición Clínica, los alimentos sin gluten se caracterizan por un mayor índice glucémico que los que sí lo contienen. Es decir, el gluten enlentece la absorción de los azúcares que llevan los alimentos con carbohidratos.

Según estos expertos, quitar el gluten de la dieta sin necesidad no aporta ningún tipo de beneficio a la salud, y más aún, cuando se trata de niños, es mejor no tomar decisiones sin la recomendación del pediatra.

Además, es importante que los padres estén bien informados y sepan que “solo los niños celíacos y las personas celíacas en general podrán beneficiarse de una dieta sin gluten”, ya que esta proteína, presente en los cereales como el trigo, la cebada o el centeno, es la responsable de las lesiones típicas en las vellosidades intestinales.

comermejor.com.uy

0 88

El Observador /

Así lo ha demostrado esta investigación, realizada en el Departamento de Epidemiología Neuromed de Pozzilli, en Italia, según el cual las personas que comen pasta con moderación (aproximadamente unos 50 g por día) tienden a estar más delgadas y en forma que aquellas que limitan su consumo.

El estudio analiza los beneficios de llevar una dieta mediterránea y examina los hábitos alimenticios y el estado físico de más de 23.000 italianos e italianas. Se tomaron medidas corporales de peso, altura e índice de masa corporal (IMC) y se confrontaron con los hábitos alimentarios. De allí se desprendió que el consumo de pasta no está relacionado con un mayor peso corporal, sino que, contrariamente, aquellos que consumen pasta de forma moderada diariamente tienen un IMC y una circunferencia abdominal más bajos, efecto que se ve de forma aún más marcada en el sexo femenino.

Pero esto no significa que la pasta sea la fórmula milagrosa para estar delgados. Lucía Lacovello, jefa del Laboratorio de Epidemiología Nutricional Molecular del Instituto Neuromed explica que “Muchas personas evitan comer la pasta porque creen que engorda y la sustituyen por otros alimentos mucho menos saludables”.

Lo que se debe tener en cuenta es qué tipo de pasta es más adecuada y cómo comerla. La pasta al dente tiene un índice glicémico más bajo que la pasta muy cocida, por ejemplo. Además, es importante que esté acompañada de tomate, verduras y un poco de aceite de oliva.

Adicionalmente, se ha visto que las personas con diabetes que consumen pasta dentro del contexto de una dieta mediterránea tienden a vivir más años. Es necesario distinguir entre tipos de carbohidratos. Los carbohidratos complejos, son los que están presentes en pasta, cereales, legumbres, etc, y los simples son los que están por ejemplo en el azúcar y los dulces y son, precisamente los que esta población debe evitar para tener una alimentación sana.

Los carbohidratos complejos de la pasta, en el contexto de una dieta mediterránea, es decir, que incluya frutas, verduras, pescado y aceite de oliva, entre otros alimentos, son beneficiosos.

comermejor.com.uy

0 96

La Nacion /

Media masa y abundancia de queso , hasta los bordes, para que se dore y se gratine. La pizza que preferimos los argentinos dista años luz de la supuesta receta original de un plato que se sabe milenario . Decimos supuesta porque nadie sabe con exactitud cuándo ni dónde surgió la pizza tal como hoy la conocemos: masa de levadura, tomate y queso.

Los napolitanos son en la actualidad los que se arrogan la dudosa propiedad de la receta original -y su consecuente beneficio económico-. De acuerdo con los registros de la Associazione Verace Pizza Napoletana -la Asociación de la Verdadera Pizza Napolitana- la pizza surgió allí, en Nápoles, a mediados del siglo XVII cuando los habitantes más pobres de la región se le animaron al tomate -alimento prohibido hasta el momento en Europa por ser considerado venenoso- al que incluyeron en sus colaciones de pan y queso.

Si dejamos de lado el tomate -llegado desde América en el siglo XVI y recién aceptado en Europa en el siglo XVIII-, los orígenes de la pizza se hacen cada vez más remotos. “Panes planos hay desde la Antigüedad, los griegos y romanos ya los preparaban. No está muy claro si le ponían ingredientes encima, pero no se los consideraba plato principal, sino acompañamientos”, explica Carina Perticone, semióloga especializada en cultura alimentaria. De la misma manera, Alberto Giordano, dueño y chef del restaurante Ike Milano, asegura que ” el consumo primario de la pizza puede remontarse siglos y siglos atrás en el tiempo . Tantos como la propia elaboración del pan”. Por ejemplo, en lo que quedó de Pompeya, la ciudad de la Roma Antigua arrasada por la erupción del Vesubio, se encontraron panes redondos cortados en ocho porciones que tienen una referencia inmediata con la pizza.

Como dato de verosimilitud a favor de los napolitanos, en 1830 inauguró allí la primera pizzería con mesas llamada Port D’Alba. En el lugar todavía existente se sirve tal como es concebida por la Asociación de la Verdadera Pizza Napolitana. Federico Miró, director de la licenciatura en gastronomía de la Fundación UADE, explica que es “a la piedra con bordes tostados que evocan la explosión del Vesubio, los ingredientes colocados desde el centro hacia los alrededores representando a los barrios napolitanos y siempre dejando unos tres centímetros de masa limpia”.

La época de oro argentina Se cree que la escasez de ingredientes como el queso y el tomate que lleva la versión original de la pizza se debe a la pobreza que se vivía en Italia, por eso, cuando los inmigrantes europeos llegaron a la Argentina enloquecieron con la abundancia de alimentos que encontraron en nuestro país y modificaron la receta para convertirla en un plato principal . “Como práctica habitual, la abundancia de algunos productos modifica los usos y costumbres de cómo hacer la pizza. De esta forma, la versión argentina se modifica, haciendo que el disco de masa sea mucho más grueso, las salsas y la mozzarella (que en estas latitudes se hace de leche vacuna y no de búfala) tienen que llegar hasta el borde e inclusive superarlo”, se entusiasma Miro.

Como prueba de la popularización de la pizza en los hogares presentada a la mesa como plato principal, en la edición de 1914 de El libro de cocina de Francisco Figueredo, tal como recuerda Perticone, aparece la receta de la Pizza Familiar . El advenimiento y la instalación definitiva de la pizza en nuestro país se relacionan con la llegada de la inmigración. Cuenta la historia que en 1893 el genovés Agustín Banchero abrió una panadería donde vendía pizza hasta que casi cuarenta años después, en 1932, inauguró una de las primeras pizzerías de la ciudad en la Boca. El consumo de pizza y fainá se consolidará en esta época debido a que los genoveses ya vendían la masa de harina de garbanzos en tachos tipo fuente en los alrededores de la cancha. De aquí también surgirá la costumbre de comer de a porciones y de parado.

A esta altura, la preparación de la pizza también se modifica -y facilita-debido a la incorporación de harinas más puras y a la aparición de levaduras comerciales que reemplazan el uso de la tradicional masamadre para el levado de la masa.

Una publicación compartida de Sebas La Rocca (@sebaslarocca) el 23 de Jun de 2017 a la(s) 6:02 PDT

Los años treinta traen el esplendor de la calle Corrientes, repleta de teatros y restaurantes , donde, según cuenta Perticone, se conjugan todas las variables para que la pizza entre en su época de oro con la apertura de locales notables que todavía hoy continúan haciendo historia como Güerrín, Las Cuartetas, El Cuartito y Angelín, entre otras.

Margarita es un mito Libros y miles de sitios de internet repiten un relato como prueba fehaciente de la creación de la pizza Margarita, pero sin embargo, no existe registro alguno que dé cuenta de que el cuento sea verdadero. Una de las versiones, todas parecidas entre sí con pequeñas modificaciones en sus detalles y razones, narra que en 1889, para honrar a la reina de Italia, Margarita de Saboya, el cocinero Raffaele Esposito de la pizzería Brandi, creó una pizza de tomate, mozzarella y albahaca representando los colores de la bandera italiana.

LA NACION Sociedad Gastronomía

0 116

El País /

Un alimento nutritivo.

El yogur es un alimento con importantes propiedades nutricionales. Se lo considera un alimento de alta densidad energética porque contiene nutrientes esenciales en concentraciones importantes. Entre ellos el calcio y proteínas de alta calidad, Fósforo, Vitaminas B2, B12 y A.

Un complemento necesario.

Puede ser consumido por todas las edades, siendo recomendado desde los más pequeños hasta adultos mayores. Por sus características de consistencia y digestibilidad es recomendado para niños como uno de los primeros alimentos complementarios. Durante la infancia es un alimento de consumo habitual, que por sus características resulta ideal para meriendas saludables.

Una ayuda para la digestión

Debido a que las bacterias del yogur fermentan la lactosa durante el proceso de elaboración, muchas personas con intolerancia a la lactosa consumen yogur sin verse afectados. Contiene también naturalmente una alta concentración de probióticos que favorecen la microbiota intestinal -un grupo de bacterias que viven en el intestino y aportan importantes beneficios a este órgano- regularizando las funciones digestivas.

Un alimento apto para diferentes necesidades

Debido a sus múltiples beneficios, el consumo de yogur es habitual en muchos adultos. Sin embargo, debido a su digestibilidad y su aporte de calcio es recomendado especialmente a los adultos mayores.

También es un excelente recurso en los planes alimentarios especiales, como por ejemplo aquellos que buscan bajar de peso, gracias a sus versiones descremadas y sin azúcar. Es una deliciosa opción como postre o colación para consumir entre comidas.

Fácil de consumir fuera de casa

Gracias a la practicidad de los envases individuales, el yogur es un alimento cómodo para consumir en cualquier oportunidad, ya sea como merienda saludable o un apertitivo para tomar en el trabajo. Ya sea en sus versiones bebibles o cuchareables, es un alimento de fácil consumo y el más nutritivo.

0 106

Confirmado /

El complejo B realiza una función de gran importancia en nuestro organismo generando condiciones óptimas con sus 8 vitaminas: B1, B2, B3, B5, B7, B9 y B12. Cada complejo B cumple una tarea diferente, pero todas ellas nos aportan energías suficientes para cumplir con nuestras actividades diarias.

Funciones del complejo B

Uno de sus aportes fundamentales está en el metabolismo y la energía que requerimos para realizar las actividades tanto básicas como complejas. Para esto necesitamos consumir vitamina B1, debido a que ella es la que ejerce la transformación de los hidratos de carbono en glucosa y serán las vitaminas B2, la B3, la B5, la B6 y la B7 las que transforman la glucosa en energía.

El complejo B está compuesto por las siguientes vitaminas: B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12.

Vitamina B1

Ayuda al cuerpo a crear nuevas células. Muchas veces se le llama la “vitamina del estrés” porque ayuda a proteger el sistema inmune. Se puede obtener en los frijoles y espinacas.

Vitamina B2

Actúa como antioxidante para protegernos de los radicales libres. Ayuda a la producción de los glóbulos rojos. Podría ayudar a prevenir las migrañas, aún faltan más estudios sobre esto. En las almendras, huevos, leche, yogurt y espinacas se puede encontrar la vitamina B2.

Vitamina B3

Conocida también como niacina y su uso puede contribuir al aumento de los niveles del colesterol bueno o HDL.  Adquiere esta vitamina en la carne roja, huevos, leche, frijoles, espinacas y otros vegetales verdes.

Vitamina B5

Las glándulas suprarrenales pueden funcionar correctamente gracias a la intervención de la B5, la cual también participa en la regulación nerviosa y en la producción de hormonas. Encuéntrala en el aguacate, huevos, legumbres y carne.

Vitamina B6

Esta vitamina ayuda a regular el aminoácido homocisteína asociado a enfermedades cardíacas. También contribuye a mejorar el estado de ánimo y los patrones del sueño, gracias a su producción de serotonina, melatonina y norepinefrina en nuestro cuerpo. Consume vitamina B6 en: Salmón, atún, pollo, lentejas, queso, zanahorias, arroz y café.

Vitamina B7

Conocida como “vitamina de la belleza” por su relación con la salud de las uñas, pelo y la piel. Podría ayudar a las personas diabéticas a controlar sus niveles altos de azúcar. Es vital durante el embarazo ya que colabora en el crecimiento del bebé. Sus fuentes principales están en el: Pollo, puerco, hígado, pescado, coliflor, nueces y  en la yema de huevo.

Vitamina B9

O ácido fólico, el cual es común en los cereales y el pan. Es muy importante para mujeres embarazadas ya que ayuda al crecimiento del bebé y ayuda a prevenir defectos neurológicos de nacimiento. Podría ayudar a la prevención de la depresión y la pérdida de memoria. Consume: espárragos, salmón, leche y frijoles y llénate de esta vitamina.

Vitamina B12

Es una vitamina que colabora con las otras vitaminas. Junto con la vitamina B9 ayuda a la formación de células rojas y ayuda al Hierro hacer su trabajo: crear la hemoglobina. El grupo de riesgo más grande para su deficiencia por la alimentación son los vegetarianos, sobre todo los veganos.

Fuentes de vitamina B12: pescado, sardinas, atún, huevos, carne y puerco.

Atusalud

Por Confirmado: MariGonz

0 126

La Nacion /

Los argentinos podemos jactarnos de no necesitar Nutella para un desayuno delicioso. El dulce de leche es el manjar de toda mesa local. Pero el producto favorito de los europeos, nacido en Italia y exportado a todo el mundo con esa marca que ya es un genérico, llegó a nuestras tierras hace tiempo y hay algunos fundamentalistas de untar la tostada con la llamada pasta de avellanas y cacao.

Pero, ¿qué contiene exactamente el pote de Nutella?

Según la etiqueta del producto, azúcar (50 %), aceite vegetal (de palma; 23 %), leche descremada en polvo (6,6 %), suero lácteo en polvo, lecitina des soja y aromatizante de vainilla, y sólo un 13% de avellanas y un 7,4% de cacao.

A alguien se le ocurrió poner estos valores en un gráfico muy elocuente para entender exactamente qué comemos cuando comemos Nutella y el resultado, compartido en Reddit, se convirtió en una foto viral.

Muchos de los usuarios de las redes sociales que se hicieron eco de esta imagen dijeron que dejarían de consumir esta pasta porque no se ve nada saludable. Ustedes, ¿qué piensan?

LA NACION Sociedad Fuera de agenda

0 185

Confirmado / Ingredientes:

– 6 Salchichas frescas (en mi caso, congeladas por mí)

– 4 Huevos

– 1 Cebolla

– Aceite de oliva

– Vinagre

– Agua para cocer las salchichas

– Sal

En primer lugar, pincharemos las salchichas con un tenedor o cuchillo. Las pondremos al fuego, en una cacerola con agua y un buen chorro de vinagre.

El vinagre ayudará a que las salchichas suelten buena parte de su grasa. Con las salchichas siempre sigo este primer paso de cocerlas durante 10 minutos con agua y vinagre, sea cual sea la forma en que después las vaya a cocinar.

Pasados 10 minutos, desde que el agua comenzó a hervir, las retiraremos del fuego y las pondremos a escurrir.

Picaremos la cebolla en trocitos muy pequeños y la sofreiremos en una sartén con aceite de oliva. Cuando comience a dorarse, retiraremos la sartén del fuego y escurriremos la cebolla para retirar el excedente de aceite.

Con parte de ese aceite, engrasaremos la sartén donde vayamos a cocinar la tortilla.

Batiremos los huevos hasta que estén espumosos y les añadiremos la cebolla y una pizca de sal. Lo mezclaremos bien.

Sobre la sartén dispondremos las salchichas, colocadas sobre la base de ésta y sin poner unas encima de otras.

Verteremos por encima el huevo batido con la cebolla y, procederemos de la misma forma que lo hacemos cuando preparamos cualquier tipo de tortilla. Hay que esperar a que se cocine por un lado, darle la vuelta y dejar que se cocine por el otro.

Incluso es posible que tengáis que darle más de una vez la vuelta, eso ya lo iréis viendo.

Es importante que el fuego no esté muy fuerte, para que no se tueste demasiado por fuera y el interior quede crudo.

Puedes acompañar esta tortilla con una ensalada, un trozo de pan y, de postre, una fruta.

Si quieres ver otras recetas de tortilla en este blog, no te pierdas la

tortilla de patata con chorizo, la tortilla de calabacín, o dos tortillas de aprovechamiento como son la de pollo con verduras y la tortilla de espinacas y pasta.

Para cocinar una buena tortilla es indispensable tener una buena sartén antiadherente. Yo tengo una reservada exclusivamente a las tortillas. ¿Por qué?

Porque con un mínimo rallado que tenga la sartén, se nos puede quedar pegada la tortilla y no salir perfecta al emplatarla.

También es importante que sea honda y del tamaño que más se ajuste a la tortilla que queremos hacer.

Facilisimo.com

0 210

Confirmado / Esta receta es realmente sencilla y rápida. Es un rico postre que “nos saca de apuro” cuando tenemos poco tiempo y queremos consentir a nuestros seres queridos.

Ingredientes

(Usar las frutas de tu preferencia, se recomiendan las siguientes)

– Fresas

– Melón

– Piña

– Kiwi

– Uvas

Preparación

Limpia y pica en tozos pequeños las frutas de tu elección, incrústalas en los palillos y si deseas añádele a esta preparación más dulzura y colócale un toque de miel, azúcar o algún syrup de tu preferencia.

Síguenos en

65FansLike
2,787FollowersFollow