Tags Posts tagged with "Colesterol"

Colesterol

0 70

El Observador /

El estrés impacta en el organismo aumentando la frecuencia cardíaca y la presión arterial, disminuyendo la respuesta del sistema inmune y aumentando la respuesta inflamatoria del organismo. Asimismo, en ciertas personas puede dar lugar a un aumento en los niveles de colesterol LDL, o colesterol “malo”, y una disminución en los de colesterol HDL, o colesterol “bueno”.

Un estudio realizado en la University College of London y publicado en la prestigiosa revista Health Psychology, evaluó 200 individuos sanos y midió su respuesta al estrés. Los resultados mostraron que quienes respondían más intensamente al estrés, tenían tres veces más posibilidades de elevar su nivel de LDL colesterol, respecto a quienes respondían menos intensamente, independientemente del peso, la edad, el sexo y el consumo de alcohol y/o tabaco. Adicionalmente, si la persona reaccionaba con hostilidad, ira, aislamiento, etc, se veía una disminución en sus niveles sanguíneos de colesterol HDL.

La causa por la cual esto sucede no se conoce exactamente. El LDL es una lipoproteína transportadora de colesterol en el torrente sanguíneo. Cuando vive situaciones estresantes, el organismo reacciona aumentando su producción de energía, para afrontar dicho estrés. Genera más glucosa y ácidos grasos y, para adaptarse a esta situación, el hígado responde aumentando la producción de LDL.

Pero estas no son las únicas repercusiones que el estrés tiene en el organismo. También repercute en los hábitos alimentarios y de vida, reduciendo por ejemplo las horas de descanso, empobreciendo las elecciones alimentarias y alterando el orden o la cantidad de comidas diarias.

La recomendación en estos casos es llevar una alimentación lo más sana posible, variada, rica en fibra y baja en grasas. También realizar actividad física de manera regular, dormir de 7 a 8 horas diarias y lograr el mejor manejo posible de las situaciones adversas o estresantes, de modo de optimizar los niveles de presión sanguínea, azúcar y colesterol en sangre y, en consecuencia, mejorar la calidad de vida.

comermejor.com.uy

0 115

El Observador /

El colesterol sanguíneo elevado es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y estas a su vez son la principal causa de mortalidad a nivel mundial.

Datos recientes señalan que uno de cada cinco niños y adolescentes (el 21%) en los Estados Unidos presentan niveles elevados de colesterol total y colesterol malo, y bajos de colesterol bueno, por lo cual sus arterias y su salud cardíaca ya se encuentran comprometidas. Estos niveles se asocian a un mayor riesgo cardiovascular no solo durante la infancia , sino también en la edad adulta.

Según estos datos, la mayoría de los niños padecían sobrepeso u obesidad y además los niveles aumentaban conforme la edad.

Estos resultados ponen de manifiesto que el exceso de peso en etapas tempranas de la vida, es responsable de que ya se vean problemas de colesterol y otras enfermedades asociadas en niños pequeños, algo que era difícil que sucediera antiguamente y que cada vez se vuelve más común. Y no es un problema propio de los Estados Unidos, sino que, dado que las cifras de sobrepeso y obesidad infantil están creciendo a nivel mundial, es lógico pensar que los problemas de colesterol y enfermedades asociadas en niños también estén en crecimiento.

Por estas razones, es fundamental que tanto adultos como niños controlen sus valores sanguíneos de colesterol total, colesterol malo y colesterol bueno, así como también otros valores que puedan dar una pauta acerca de su salud cardiovascular. En ello tienen una gran responsabilidad los adultos, que son quienes deben velar por una correcta alimentación de sus hijos, así como también de buenos hábitos de vida que incluyan la práctica de actividad física regular, el buen descanso nocturno y la disminución del sedentarismo, entre otros.

Finalmente, es importante predicar con el ejemplo. Los niños adoptan hábitos de alimentación desde las primeras etapas de vida. Por ende, es básico que seamos un buen ejemplo y cuidemos nuestra salud para que ellos cuiden la suya en el futuro.

comermejor.com.uy

0 394
EFE/EUA CARIBE SHM03 MIAMI (FL, EEUU), 23/07/2009.- El tradicional ceviche de pescado, vieiras y pulpo marinado en leche de tigre con aj’ es una de las creaciones del peruano Jean Paul Desmaison, un cocinero a la cabeza de la ola creativa que ha elevado el ceviche en Miami al rango de plato cumbre en los fogones de su restaurante La Cofrad’a, local de fusi—n de cocina peruana y mediterr‡nea. EFE/La Cofrad’a/USO EDITORIAL SOLAMENTE/NO VENTAS

Especialistas en nutrición comentan que el colesterol es un lípido, el cual se encuentra en el cuerpo y resulta esencial para ciertas funciones, pero si se halla en altas concentraciones en la sangre, puede ser perjudicial para la salud.

“Las fuentes principales de colesterol en los alimentos son los de origen animal, los cuales incluyen vísceras, embutidos, y lácteos enteros. Se puede consumir de 300 a 200 mg al día”, explicó Paula Díaz, nutricionista de Mersalud.

Muchas veces, este lípido se obtiene en su gran mayoría al consumir mariscos, sin embargo, también se puede encontrar en quesos, helados, embutidos, carnes blancas y rojas, aunque en menor cantidad que en los productos de mar.

Aquellas personas que padecen de colesterol alto lo recomendable es disminuir el consumo de mariscos, además de incluir otro tipo de alimentos en su dieta.

“Para las personas que tienen colesterol alto, se debe disminuir el consumo de mariscos por semana, variar e incluir otras fuentes de proteína, además se debe de incluir el Omega 3, ya que ayuda a reducirlo y protege contra enfermedades cardiovasculares”, dijo Díaz.

Debido a que los mariscos generan mayor colesterol a las personas, la nutricionista de Mersalud recomienda la inclusión de otras fuentes de proteína.

“Cualquier persona saludable puede consumir diariamente mariscos, se sabe que dentro de una alimentación saludable se debe de incluir diferentes fuentes de proteína. El principio de una alimentación es que sea variada y balanceada, por lo que se debe de variar el consumo de proteína, consumir carnes blancas, carne de res, huevo, queso y carne de cerdo, mariscos, entre otras fuentes”, concluyó Díaz.

En la Organización Mundial de la Salud (OMS), indican que aquellas personas que padecen de colesterol alto no reciben el tratamiento correspondiente, de manera que se torna elevado el riesgo de que esas personas puedan presentar problemas en la salud de tipo cardiovasculares, como infartos de miocardio y ataques apopléticos.

0 410

> El colesterol malo es una grasa amarillenta esencial para la vida. Sin embargo, cuando aumenta su cantidad en la sangre, se convierte en una anomalía seria. Aunque se produce en el hígado, cerca de veinte a treinta por ciento vienen de lo que comemos.

Por ello, es importante vigilar nuestros alimentos. Además, de una dieta alta en grasas saturadas, el colesterol puede ser provocado por cirrosis hepática, diabetes mellitus no controlada, desorden de la glándula tiroidea, falla renal o por una condición hereditaria.

Remedio – Un remedio tradicional que nos fue proporcionado por una curandera nos indica que la mejor forma de controlar el colesterol consiste en tragarse cada mañana en ayunas un diente de ajo partido por la mitad. – Otro remedio consiste en comer una manzana en ayunas para bajar el colesterol.

– Es importante señalar que existen diferentes alimentos que las abuelas utilizaban al cocinar para bajar el colesterol, como el brócoli, la cebolla, las zanahorias crudas, la avena, las espinacas, el pomelo, la alfalfa, las almendras, las nueces, el polen, el aceite de oliva. – Para bajar el colesterol, es positivo el jugo de naranjas con aceite.

En este sentido se deben exprimir dos naranjas y añadirle el aceite al zumo. Se deberá tomar un vaso en ayunas. – Hervir una mandarina con todo y cáscara en una taza de agua por 10 minutos. Tomar esta infusión principalmente durante la mañana. – Mezclar medio vaso de jugo de pepino con medio vaso de jugo de guayaba y tomar este jugo dos veces al día.

0 430

>¿Qué es el agua de avena? El agua de avena es lo que queda al dejar remojando avena en agua caliente.

Es recomendable para adelgazar dejar remojando la avena para provocar que el ácido fítico salga de la avena. El ácido fítico es perjudicial porque evita la absorción de valiosos nutrientes.

¿Qué ocurre con la parte buena de la avena al dejarla remojando?

Al hervir el agua, las hojuelas se ponen pegajosas, porque la fibra permanece en la avena y no pasa al agua. La parte buena de la avena no se encuentra en el agua de avena y por eso el agua de avena no baja el colesterol ni adelgaza.

ATENCIÓN: la parte buena de la avena no se pasa al agua.

Todos los cereales tienen una toxina que se llama ácido fítico. Sí disminuye la cantidad de ácido fítico al dejar remojando la avena y por eso algunos expertos recomiendan siempre remojarla antes de comer avena, pero el agua de avena contiene estas impurezas, es perjudicial y se debe descartar.

CONCLUSIÓN: el agua de avena es dañina y no tiene ningún beneficio.

LA PARTE BUENA DE LA AVENA: el salvado de avena es la cáscara que recubre al azúcar de la avena, pero aún sin añadirle azúcar la avena tiene 27 gramos de carbohidratos, lo que es igual a 7 cucharadas de azúcar.

Aún sin ser dulces, los granos como la avena, el arroz, el maíz y el trigo tienen azúcar en su interior, pero su cáscara tiene fibra para disminuir el apetito.

0 328

Durante los muchos años que he estado haciendo documentales científicos he cubierto una amplia gama de temas, pero hay uno en particular que me interesa por razones personales: el colesterol.

Mi árbol genealógico está plagado de enfermedades del corazón y sé que, de no controlarlo, mi colesterol tiene una tendencia al alza.

Y no soy el único al que le han recomendado el uso de estatinas para lograr estabilizarlo.

Sin embargo, las estatinas tienen efectos secundarios y muchas personas son reacias a pasarse la vida tomándolas.

Así que para la serie actual de “Trust me, I’m a doctor” quisimos probar si cambiar la dieta podía bajar el colesterol con la misma eficacia que tomar las pastillas.

Le pedimos al doctor Scott Harding de King’s College London que nos ayudara a crear e implementar un pequeño estudio de 42 voluntarios, todos los cuales tenían preocupaciones acerca de su colesterol y querían probar opciones antes de la medicación.

Empezamos tomando muestras de sangre para mirar sus niveles de colesterol total.

Tres grupos

El colesterol es algo complicado. La mayor parte se produce en el hígado y luego es enviado a las células que lo necesitan, atado a una lipoproteína llamada LDL (lipoproteína de baja densidad).

La LDL generalmente es conocida como “colesterol malo” porque sus niveles elevados se asocian con un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

La HDL (lipoproteína de alta densidad) es conocida como “colesterol bueno” porque es la que saca el colesterol de las arterias hacia el hígado.

Actualmente, se recomienda que el nivel de LDL no supere los 3 mmol/l (milimoles por litro) y la HDL se mantenga sobre 1 mmol/l.

Una vez tomadas las muestras de sangre, Scott divide a nuestros voluntarios al azar, en tres grupos.

Cada grupo modificará su dieta de una manera especial.

El primer grupo se someterá a una dieta tradicional de bajo colesterol.

Se les pide que cambien los alimentos con grasas animales -leche entera, queso, mantequilla- por alimentos basados en vegetales, con bajo nivel de grasas.

Además se les pide que no coman huevo, tocino, salchichas y que eviten el cuero de pollo.

Al segundo grupo no se le pide renunciar a ningún alimento, pero se le agrega a la dieta 75 gramos de avena al día, equivalente a tres porciones.

La avena está llena de fibra y la fibra, ya sea proveniente de granos, legumbres o verduras, tiende a bajar el colesterol al pegarse a la grasa y al colesterol en el intestino, evitando que sea absorbido.

El tercer grupo también siguió comiendo normal, pero agregaron a su dieta 60 gramos de almendras (dos puñados) al día.

Cuatro semanas

Recientemente, frutos secos como almendras, nueces y avellanas se han vuelto enormemente populares gracias a estudios que sugieren que tienen poderes para reducir el colesterol.

Este tipo de frutos secos son ricos en fibras y esterol vegetal que puede retrasar la absorción de grasas y colesterol.

Con sus hojas de dieta en la mano, nuestros felices voluntarios fueron enviados a probar sus nuevos tratamientos durante cuatro semanas.

En lugar de hacer solo una dieta, yo quería ver si combinando elementos de las tres dietas lograría un efecto mayor. Así que reduje un poco la panceta y las salchichas y añadí a mi dieta almendras y avena.

Este enfoque se basa en algo llamado la dieta del Portfolio, desarrollada por David AJ Jenkins en Toronto.

La idea es combinar muchos enfoques orientados a reducir el colesterol al mismo tiempo.

La dieta completa incluye no sólo frutos secos y avena, sino también esteroles vegetales y soja.

Los esteroles vegetales se encuentran en la fruta, las verduras y los frutos secos, pero en pequeñas cantidades. También los llevan los yogures y las margarinas reforzadas.

Los productos de soja como la leche o la proteína son conocidos como una alternativa saludable a los lácteos, pero hace unos años la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria negó los supuestos beneficios de la soja con el argumento de que la mayor parte de los estudios científicos no muestan que tenga ningún efecto.

Parece que la soja funciona inhibiendo la síntesis del colesterol en el hígado. Se recomiendan cantidades de entre 15 y 25 gramos para conseguir el máximo efecto.

Resultados

¿Funciona la dieta del Portfolio? Un estudio publicado en 2011 concluyó que los voluntarios que probaron la dieta durante seis meses experimentaron una reducción de alrededor del 13% en el colesterol LDL.

Los mejores resultados los obtuvieron los que siguieron mejor la dieta.

Entonces, ¿cómo evolucionaron nuestros voluntarios?

Los resultados no fueron los esperados. La primera sorpresa nos la dieron los que comieron almendras.

“La mitad del grupo tuvo una respuesta positiva”, me dijo Scott. “Y un individuo experimentó una reducción de un 18% en su colesterol total. Por otro lado, algunos tuvieron una respuesta adversa. Su nivel de colesterol aumentó, de hecho, en algunos casos de forma significativa”.

Los niveles aumentados de colesterol en algunos de los que comieron almendras equilibraron la caída en otros. De media, no hubo cambios.

Los que comieron crema de avena y el grupo alimentado con una dieta baja en grasas animales dieron bastantes buenos resultados, con una caída media en colesterol LDL de un 10% y un 13%, respectivamente.

La mayor sorpresa, sin embargo, fui yo. Mi colesterol LDL cayó un impresionante 42%. Es lo mismo que experimentan la mayor parte de personas tratadas con estatinas.

¿Por qué a mi me fue tan bien? Es difícil de saber. Podría ser que mi enfoque combinado funcionase mejor que hacer cosas de forma aislada, o podría ser que mi cuerpo responda mucho más a la combinación de avenas, almendras y ausencia de panceta que en la mayoría de la gente.

Así que la respuesta es sí, puedes reducir tu colesterol de forma significativa con pequeños cambios en la dieta, pero para obtener un efecto similar al de las estatinas, probablemente tengas que combinar una variedad de enfoques.

El mejor consejo sería que te hagas un análisis de sangre antes y después de cualquier cambio en la dieta para entender qué funciona mejor para ti.

0 379

. – El garbanzo es una de las pocas semillas comestibles ideal para reducir los niveles de colesterol y mantener una silueta perfecta.

Según el médico Jorge D. Pamplona en su libro “Salud por los alimentos”, las características propias del garbanzo son saludables y dietéticas para reducir el colesterol, pues contienen un alto nivel de fibra .

Asimismo, también previene el estreñimiento, además de tener un elevado poder energético.

A continuación Salud180.com tiene para ti una receta que te permitirá aprovechar las propiedades de esta leguminosa.

Hummus de Garbanzo (4 porciones) Ingredientes:

– 300 gramos de garbanzo seco – 2 dientes de ajo – 2 limones (el jugo) – 1 cucharadita de comino – 1 cucharadita de curry – Aceite de oliva – Sal – perejil picado – paprika – 4 cucharaditas de ajonjolí

Preparación:

1) Remoja los garbanzos por 24 horas en un recipiente con el doble de su volumen de agua fría.

2) Posteriormente, enjuágalos, escúrrelos y cuécelos con abundante agua hasta que estén bien suaves y escúrrelos nuevamente.

3) En un sartén antiadherente calienta un poco de aceite, agrega el ajo y las especias en polvo (comino y curry) y tuesta un par de minutos a fuego medio.

4) Agrega los garbanzos y deja sazonar bien durante 2 ó 3 minutos.

5) Licúa todo agregando el jugo de limón hasta obtener una crema muy homogénea (si necesario añadir lentamente aceite de oliva para que quede aun más suave).

6) Vierte el “hummus” en platitos hondos y espolvorea a tu gusto con perejil o cilantro picado; paprika o comino; ajonjolí o piñón tostado y/o chile en polvo.

Como todos los alimentos de origen vegetal el garbanzo es buena fuente de nutrientes con excepción de la vitamina B12, contenida en carnes y vitaminas A y C, sin embargo gracias a la adición de limón en esta receta puedes también proteger el sistema inmunológico .

Características nutrimentales del garbanzo Por cada 100 g. de parte comestible cruda:

Energía: 364 kcal.

Proteínas: 19.3 g.

Hidratos de carbono: 43.3 g.

Fibra: 17.4 g.

Con información de Salud180

Te recomendamos – 10 bebidas refrescantes bajas en calorías

– ¡Desintoxica tu cuerpo con estas bebidas!

– Mejora tu salud con un mousse de limón con menta

Síguenos en

65FansLike
2,784FollowersFollow