Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "chocolate"

chocolate

0 36

La Razon /

El miércoles se celebró el Día del Chocolate, fecha instaurada en 1995 para difundir los amplios beneficios de este delicioso alimento, como mejorar el rendimiento deportivo o evitar ataques al corazón o la arritmia producida por la fibrilación auricular (FA), según consigna un reciente estudio de la Escuela de Salud de Harvard (HSPH, por sus siglas en inglés).

Respecto a la general aceptación de la que goza este producto oriundo de América, una investigación de la Universidad de Michigan de 2015 explica que, además de su exquisito sabor, al aumentar el nivel de la “hormona de la felicidad”, también conocida como dopamina, el chocolate provoca en el cerebro una reacción similar a la que producen los estupefacientes.

Por ello, no sorprende que la industria chocolatera sea hoy una de las más grandes del planeta, fuente de empleo para millones de personas y de ingentes cantidades de recursos para cientos de economías (se estima que el sector mueve en el mundo cerca de $us 100.000 millones cada año y que la demanda anual crece en torno al 2,5%). Además, tiene la virtud de contribuir a preservar las áreas boscosas, pues su principal insumo deviene de las semillas del árbol del cacao, el cual crece de forma natural en las selvas tropicales y subtropicales (para producir 453 gramos se necesitan 400 semillas).

Y si por todo lo anterior no fuese suficiente, en Suramérica está contribuyendo a arrebatarle espacios a los cultivos de coca. Por ejemplo, en decenas de comunidades del Valle de los ríos Apurimac, Ene y Mantauro (VRAEM), “el gran vivero de la droga peruana y reducto de los residuos de Sendero Luminoso reconvertidos al narcotráfico y el sicariato” (en palabras del periodista español Ignacio Medina especializado en gastronomía), el cacao se ha convertido en el mejor argumento para abandonar la coca, pues también genera elevados ingresos entre los campesinos.

En cuanto al país, huelga recordar que en suelo boliviano crecen variedades silvestres bastante apreciadas en la industria chocolatera mundial. Por citar solo un ejemplo, en 2013 el cacao cultivado por la Asociación de Agroforestales de la Amazonía Boliviana (Aparab) del Beni fue premiado con el galardón a la excelencia en el Salon du Chocolat de París, el mayor evento internacional especializado en chocolate. No obstante, a pesar de esta ventaja cualitativa la producción de chocolate silvestre sigue siendo incipiente. Esto debido a la falta de caminos, técnicas que faciliten su recolección y medios para su comercialización, según CIPCA.

De allí que el impulso a la producción, industrialización y comercialización del cacao debería ser una política de Estado por estos lados, tanto más importante por cuanto no solo contribuiría a generar fuentes de empleo e ingresos entre los indígenas y otros sectores vulnerables, sino también ayudaría a conservar el patrimonio natural del país, así como en la lucha contra el narcotráfico.

0 42

El Observador /

Esta receta solo lleva tres ingredientes y no tiene harinas, manteca ni azúcar.

Además de ser muy fácil y rápida, utiliza ingredientes que están presentes en cualquier despensa o son muy sencillos de conseguir sin gastar demasiado.

Al no llevar harinas de ningún tipo es apta para personas con enfermedad celíaca, siempre y cuando el cacao a utilizar sea libre de TACC (trigo, avena, cebada y centeno).

Tampoco lleva manteca ni aceite, lo cual lo convierte en un postre con pocas calorías, y, además, cumple su propósito de saciar un antojo dulce cuando ataca la ansiedad.

Para una porción se necesitan:

· 1 banana

· 1 huevo

· 1 cda. de cacao en polvo

Procedimiento:

1. Cortar la banana en rodajas y colocarlas en una licuadora o procesadora.

2. Agregar el huevo y procesar. Luego agregar la cucharada de cacao y volver a accionar hasta que se integren bien.

3. Colocar la mezcla en un molde individual apto para horno y cocinar durante 12 minutos hasta que, al pincharlo con un palillo, este salga limpio.

4. Se pueden agregar por encima nueces u otros frutos secos, chips de chocolate , salsas, dulce de leche, helado, o el sabor de preferencia.

comermejor.com.uy

0 173

La Nacion / A medida que la humanidad se enfrenta a la amenaza del calentamiento global, somos más conscientes de que cada indulgencia dejará su huella en el medio ambiente. Esto es particularmente cierto respecto a la comida que nos metemos a la boca.

El chocolate produce 59g de CO2 por cada 100 calorías. Foto: LA NACION La agricultura, la producción en las fábricas y el transporte de mercancías son en gran medida impulsados por la quema de combustibles fósiles, generando gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera.

Los científicos miden este impacto como una “huella de carbono” , comúnmente identificada como el volumen de dióxido de carbono producido por cada porción de 100 gramos de alimento.

Con esto, es posible crear una pirámide alimentaria basada en el daño que cada bocado y manjar infligen al medio ambiente.

La pirámide clásica La carne y los productos lácteos se encuentran en la parte inferior, causando el mayor daño, mientras que las frutas y verduras son los más respetuosos del medio ambiente y se ubican en la parte superior.

Alimentos a base de cereales como el pan y las pastas y la confitería están aproximadamente en la mitad.

Sin embargo, este enfoque no considera la cantidad de energía que nuestros cuerpos reciben de esos alimentos.

Frutas y verduras en la cima. Necesitas comer una cantidad mucho mayor de lechuga para obtener el mismo número de calorías que obtienes de una feta de panceta, por ejemplo. De acuerdo con un estudio, para proporcionar la misma energía nutricional, se terminarían liberando tres veces más gases de efecto invernadero.

Y en esta escala los vegetales procesados, o los importados desde granjas distantes, pueden ser mucho peores.

En un artículo publicado en el American Journal of Clinical Nutrition , Adam Drewnowski, de la Universidad de Washington en Seattle, y sus colegas trataron de tener esto en cuenta estimando las emisiones de carbono por cada 100 calorías de diferentes alimentos.

Visto de esta manera, la pirámide se voltea.

De cabeza En esta medición, el pastel o el chocolate tienen una huella de carbono que es aproximadamente una décima parte del impacto ambiental que generan los vegetales enlatados o congelados, por ejemplo.

La carne tiende a producir aproximadamente la mitad de las emisiones de carbono que los huevos.

Esto no debe ser visto como una luz verde para complacer tu gusto por los dulces , pues la evidencia abrumadora muestra que el consumo excesivo de azúcar conduce a todo tipo de problemas de salud, incluyendo diabetes y enfermedades del corazón.

Los huevos producen 440g de CO2 por cada 100 calorías. Foto: LA NACION Y las verduras frescas, obtenidas localmente, seguirán siendo la mejor opción para el medio ambiente y su salud.

Sin embargo, los datos a continuación pueden ayudarte a tomar una decisión más informada al considerar cómo crear una dieta equilibrada y sostenible.

El pan produce 50 g de CO2 por cada 100 calorías que ingieres.

Los pasteles producen 81 g de CO2 por 100 calorías consumidas.

El chocolate produce 58 g de CO2 por cada 100 calorías.

Los huevos producen 440 g de CO2 por cada 100 calorías.

La leche produce 351 g de CO2 por cada 100 calorías.

La carne produce 248 g de CO2 por cada 100 calorías.

Los vegetales enlatados producen 787 g de CO” por 100 calorías.

Los vegetales enlatados producen 787g de CO2 por cada 100 calorías. Foto: LA NACION LA NACION Sociedad

0 301

Esta receta se puede preparar con los niños en casa, sobre todo en estas semanas que están de vacaciones y, en especial, porque no necesitas del horno para hacerla. Ingredientes: 1/2 taza de mantequilla con sal, derretida 1 taza de galletas molidas 1 taza de azúcar glass 3/4 de taza + 2 cucharadas de mantequilla de maní 1 taza de chispas de chocolate

Preparación: Cubre el fondo y los lados de un molde con papel antiadherente. Mezcla perfectamente la mantequilla con las galletas y el azúcar; integra la mantequilla de maní.

Derrite, a baño maría o en microondas, 2 cucharadas de mantequilla de maní junto con las chispas de chocolate.

Extiende la mezcla de maní y galletas en el molde; cubre con una capa pareja de chocolate.

Refrigera por al menos 3 horas. Después deja 10 minutos a temperatura ambiente antes de cortar en cuadritos.

Se guardan en el refrigerador hasta el momento de comerse. A los pequeños de la casa les encantarán estás barras de mantequilla de maní con toque chcocolate.

EME DE MUJER

Compártelo: Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva) Comparte en Facebook (Se abre en una ventana nueva) Haz clic para compartir en Google+ (Se abre en una ventana nueva) Me gusta: Me gusta Cargando…

Síguenos en

60FansLike
2,786FollowersFollow