Tags Posts tagged with "Alimentos"

Alimentos

0 96

La Nacion /

Hace tiempo que el término “kosher“, una palabra común dentro de la esfera de vida judía, se escucha en ámbitos más amplios. Muchos habrán observado con curiosidad que en distintos comercios, publicaciones, incluso en las góndolas de las cadenas más conocidas de hipermercados, figuran carteles con esa palabra. Existen alimentos kosher, restaurantes kosher , carnes kosher, caterings kosher, certificados kosher.

Como explica Jacqueline Zeitouni Levy, vocera de Ajdut Kosher, “Buenos Aires cuenta con una diversa y completa variedad de productos kosher y más de 600 empresas certifican productos bajo este sello de calidad”. Informa la experta que existe una oferta de más de 70 supermercados, restaurantes y góndolas en la Argentina de este tipo de productos que si bien están orientados a los consumidores de la comunidad judía también resultan atractivos para otros segmentos de compradores.

“Existe un grupo mayoritario de gente que consume productos kosher por motivos religiosos pero también existe otro grupo no religioso, bastante heterogéneo que está en franco crecimiento en cuanto a la demanda de estos productos. Este grupo está principalmente formado por vegetarianos, personas atraídas por la higiene y calidad de los productos, musulmanes que lo encuentran como alternativa cuando no disponen de productos “halal”, que encuentran en la certificación kosher un elemento diferenciador de calidad”, añade Zeitouni.

¿Pero qué significa este término?

Esta palabra ya se utiliza en el inglés, si bien tiene origen en el hebreo. “Kasher” o “casher” significa “apto” o “completo” y se usa para designar tanto lugares como alimentos. Dado que este término se ve principalmente en la industria alimentaria, se ha convertido con el tiempo en la expresión que designa a un cierto tipo de comidas, aquellas que resultan aptas para ser consumidas por los judíos que cumplen con las leyes dietéticas establecidas en la Torá, el código de leyes de la religión judía.

“Los alimentos que cumplen los preceptos del cashrut son considerados casher o kosher. Los que no cumplen los preceptos de la religión son denominados trefá o taref”, amplía el Rabino Daniel Oppenheimer, supervisor de cashrut y director de Ajdut Kosher.

¿Qué clase de alimentos se consideran kosher?

Es una pregunta simple con una respuesta complicada. Aunque a grandes rasgos podemos responderla ya que si bien hay tres reglas básicas que surgen de la interpretación original, los detalles para el cumplimiento de este tipo de dieta se fueron complejizando a lo largo de dos mil años de comentarios rabínicos que se fueron adaptando a las épocas y los países, ajustando las normativas a los avances y cambios en la industria alimentaria.

A menos que una persona sea experta en la producción de alimentos, el consumidor promedio no puede hacer una evaluación del estado kosher, por lo que quienes siguen estas normas dietéticas solo consumen productos que tienen el aval de una agencia kosher o supervisión rabínica de su confianza.

Ajdut kosher es la agencia en la Argentina que más consultas suele recibir ya que es la primera que puso a disposición información actualizada y una página web, así como aplicaciones y respuestas instantáneas de consultas, a los principiantes que empiezan a adoptar el kashrut.

También tiene una lista de alimentos procesados como galletitas, golosinas, alfajores y bebidas que no tienen un sello kosher pero que pueden consumirse. Estas listas varían según los lotes de producción que pudieron ser supervisados.

Sellos kosher. AK es la certificación argentina de Ajdut Kosher; las otras son internacionales. Foto: LN Frutas y verduras Todas pueden consumirse y adquirirse en cualquier verdulería. Antes de consumirse deben revisarse y lavarse exhaustivamente, en busca de insectos para no ingerirlos por error. Los insectos de todo tipo están prohibidos. Por eso los verdes se limpian hoja por hoja y se revisan a contraluz.

Legumbres y cereales

Todos están permitidos y deben revisarse a mano antes de cocinarlos para detectar la presencia de insectos. Por eso las harinas antes de cocinar se pasan por un tamiz fino.

Huevos

Si provienen de aves kosher (las de corral) todos pueden consumirse. Antes de usarlos se deben partir en un bol individual para observar si están en buen estado. Si tiene una mancha de sangre no se considera apto y debe desecharse.

Carne, aves y pescados

Desde la faena de los animales, las carnes de res y las aves de corral son supervisadas hasta que lleguen al consumidor. Sólo algunos animales son aptos para su consumo:

Carnes rojas.

Los mamíferos kosher son los rumiantes y que tienen pezuñas partidas. si bien entran en este grupo distintas especies, como antílope, bisonte, vaca, ciervo, gacela, jirafa, cabra, y oveja, solamente las especies de criadero son las que se consumen: vaca, cabra y cordero. Si bien estos animales son permitidos para el consumo, todavía tienen que cumplir otro requisito: deben ser sacrificados con un procedimiento específico supervisado por autoridades rabínicas llamado “shejitá”. No pueden ser kosher el cerdo, camello, caballo y conejo. Tampoco se consumen animales de caza.

El procedimiento de faena de animales kosher para que puedan recibir el certificado que los acredita como tales, incluye dos instancias: la shejitá (matanza ritual supervisada) y la bediká (revisión).

La Hacienda es una marca con sello kosher que se vende en supermercados argentinos. A la derecha la palabra kosher es una identificación solamente visual para el consumidor, a la izquierda el sello de certificación rabínica que es indispensable para garantizarlo. Foto: LN La shejitá consiste en un corte rápido de la tráquea y el esófago del animal utilizando un cuchillo especial de hoja perfectamente afilada y lisa, que provoca la muerte instantánea, sin dolor al animal. Este procedimiento debe realizarlo un shojet, un matarife cuya piedad y pericia han sido atestiguados por las autoridades rabínicas, y es el único calificado para matar a un animal para el consumo kosher. La bediká se realiza después de que el animal haya sido sacrificado adecuadamente, un bodek, un inspector entrenado revisa los órganos internos para detectar cualquier anormalidad fisiológica que pueda hacer al animal no kosher (treif). Los pulmones, en particular, deben ser examinados para determinar que no estén perforados, lo que es indicio de enfermedad. Los animales que hubiesen estado enfermos se descartan y está prohibido consumirlos.

También está prohibido el consumo de grasa y de sangre. Para extraer la grasa se realiza el nikur que es un recorte y extracción de ciertos nervios y lóbulos. Para extraer la sangre se debe salar la carne en agua fría. Ambos procedimientos, si bien antiguamente se realizaba en los hogares, actualmente se realizan en las carnicerías o los frigoríficos antes de ponerse a la venta.

Aves.

Las aves aceptadas como kosher son pollo, pavo, pato y ganso y también deben seguir un procedimiento especial.

Pescado.

Hay dos criterios para identificar a los peces kosher: que tengan escamas y aletas. Todos los mariscos están prohibidos. A diferencia de la carne y las aves de corral, el pescado no requiere ninguna preparación especial y puede adquirirse en todas las pescaderías, siempre que las escamas del animal estén a la vista del consumidor. Por lo tanto, el pescado en filet o molido no puede adquirirse a menos que esté debidamente supervisado por una autoridad certificadora. Los productos procesados y ahumados requieren una supervisión rabínica confiable.

Los pescados son kosher si tienen escamas y aletas.

Cómo se distingue al momento de comprar.

Una etiqueta de metal llamada plumba, que lleva el símbolo kosher se aprieta en la carne o la gallina para servir como un sello de identificación de la supervisión, y también suelen tener una especie de tatuaje de color violeta. Si se adquiere en carnicerías que sólo expenden carne kosher se compra la carne fresca y se envasa a la vista del clietne. Si se adquiere en supermercados se encuentra en góndolas identificadas y el producto se encuentra en embalajes inviolables con el logotipo kosher bien visible.

Es más cara.

Debido a que la carne kosher y las aves de corral tienen muchos requisitos en su cadena de procesamiento (shejitá, bedika nikkur y salazón), los costos laborales asociados son muchos, lo que explica su precio entre 50% y 80% mayor que las carnes no kosher.

Productos lácteos

Sólo los que se obtienen de animales kosher y debidamente supervisados o designados por una agencia certificadora pueden consumirse. La mayoría de las marcas de leche son aptas para el consumo kosher. Los quesos duros y untables, sólo si tienen un sello. Esto se debe a que en la fabricación de quesos suelen usarse aditivos como el cuajo que puede ser de origen cárnico, lo que convertiría a esa leche en no apta y violaría la prohibición de mezclar carne con leche, una norma de la alimentación kosher.

¿Cómo saber si un alimento envasado es kosher?

Buscar el sello que lo certifica. La UO es uno de los símbolos internacionalmente reconocidos. La D que está al costado significa que el alimento es “diary” o sea “lácteo”.. Distinción importante: cárnico, lácteo y parve Está prohibido mezclar carnes rojas o de ave con leches y sus derivados. Por ejemplo una hamburguesa con queso no puede comerse, aunque sí se puede acompañar con los típicos pepino, tomate y lechuga, incluso con huevo y pastrón (el jamón y la panceta no se consumen porque provienen del cerdo) y condimentos como ketchup o mayonesa. No puede tomarse un café cortado con leche luego de una cena en base a carnes, aunque sí puede usarse otro tipo de blanqueador para las infusiones como leches de soja o de almendras que son consideradas neutras por su origen vegetal.

También esta prohibido el consumo de pescado y carne juntos en un mismo plato, aunque sí pueden servirse en un mismo menú. El vitel thoné no sería kosher, pero podría servirse una entrada de salmón y el segundo plato un pollo con papas o una carne al horno con puré.

Los alimentos lácteos si son industrializados deben contener el indicativo correspondiente, en productos importados se utiliza la letra D (de dairy).

Las frutas, verduras, legumbres y cereales pueden ser combinados con carnes de ganado o avaes de corral, así como con huevos y pescados. Por este motivo se las considera “neutras” y se las distingue con el sello “Parve”. Lo parve puede combinarse tanto con carnes como con lácteos.

En esta nota: Tendencias LA NACION Sociedad Alimentación saludable

0 118

El Caribe /

En secuela natural del tema de la semana pasada sobre cómo nuestra dieta debe ser considerada como eventual causa de insomnio, hablemos ahora de los alimentos que sí favorecen el sueño e inducen al descanso reparador.

Empecemos mencionando los alimentos que contienen triptófano, uno de los 8 aminoácidos llamados esenciales porque nuestro cuerpo no los sintetiza o lo hace en cantidades muy por debajo de las que necesitamos, por lo que debemos incorporarlos a través de la dieta ya que son imprescindibles.

Aminoácidos son los componentes de las proteínas, de las que depende la estructura de nuestro cuerpo y, son asimismo la única fuente para los seres humanos adquirir nitrógeno, elemento indispensable para la vida.

El triptófano interviene en la síntesis de la serotonina y la melatonina, que son hormonas muy envueltas en nuestro natural ciclo de sueño y habilidad para controlar la respuesta al estrés. Mantiene los niveles de serotonina durante el día en un nivel adecuado, y en la noche apoya la producción de melatonina, con lo que mejora la habilidad natural de nuestro cuerpo para estar cansados en el correcto periodo del día, caer dormidos y obtener el sueño que necesitamos.

Podemos hallarlo en los alimentos que provienen de animales, como la carne, el pescado, los lácteos (Aunque el queso en específico tiene mucha tirosina, aminoácido que apoya la producción de dopamina, neurotransmisor que hace al cerebro más activo y causa dificultades para dormir) y los huevos.

Entre los vegetales, las mejores fuentes son la avena, berro, brotes de alfalfa, dátiles, espinaca, semillas de girasol y calabaza, soja, zanahoria, remolacha, maní, apio, brócoli, arroz integral.

Otras fuentes a mencionar son la espirulina y el chocolate amargo, aunque por su efecto estimulante éste último puede afectar el sueño en personas muy sensibles.

Es necesario puntualizar que si se trata de combatir problemas de sueño, es necesario la suplementación, es decir, tomar suplementos de triptófano que aportarán las cantidades óptimas; alimentos por sí solos no serán suficientes en tal caso.

Favorecen el sueño también los alimentos ricos en magnesio, como la espinaca, acelga, aguacate, semillas de calabaza, almendras, guineo, habichuelas negras, semillas de cajuil, entre otros. La sabiduría popular menciona muchas otras fuentes, como la lechuga, el jugo de cereza y el tamarindo.

Un dato importante es que deficiencias de calcio pueden reflejarse en problemas para dormir. De otro lado, es importante tener en cuenta que la actividad física regular puede promover un mejor sueño. Sin embargo, siempre evitar hacer ejercicio muy cerca del horario de irnos a dormir.

0 102

Confirmado / A lo largo del año se observa cómo en algunas ocasiones el cabello se queda sin brillo, comienza a caerse de forma repentina o presenta una aspecto áspero y seco. Pero, ¿a qué se deben estos cambios? El mal estado del pelo se puede originar debido a factores hormonales o genéticos, los malos hábitos de higiene capilar, el uso de tintes y decoloraciones que lo estropean, el estrés, el empleo de algunos medicamentos que influyen sobre la salud del cuero cabelludo o una alimentación insuficiente. Mientras que algunos de estos motivos presentan poco margen de actuación a nivel sanitario y personal, la alimentación es un factor que depende de cada uno y que, por lo tanto, se puede modificar para conseguir un pelo saludable.

El cabello está compuesto por la proteína de la queratina y otros minerales como el magnesio, el silicio o el cobre, por lo que para conseguir un pelo fuerte y sano es fundamental mantener una dieta saludable y equilibrada que contenga estos nutrientes.

¿Qué nutrientes son beneficiosos?

Los nutrientes necesarios para favorecer y apuntalar la salud del cabello son principalmentelasproteínas, los aminoácidos esenciales, el colágeno, los minerales y las vitaminas, indica Gloria Montané, farmacéutica de la Farmacia Montané, en Sabadell (Barcelona). De entre las vitaminas que hay que consumir las más importante para el buen estado del cabello son, sobre todo, las del grupo B, dentro de éstas la más significativa es la biotina (B8), junto con la vitamina C. También es necesaria la presencia de hierro, cobre, zinc y omega 3, añade Teresa Bonnin, farmacéutica cotitular de la Farmacia Bonnin, en Palma de Mallorca.

Por lo tanto, ¿qué alimentos se deben consumir?

Las expertas establecen en qué alimentos se pueden encontrar los diferentes nutrientes indispensables para lucir un pelo en buen estado:

Vitamina A: se puede encontrar en los huevos, el hígado, las verduras, la leche fortificada y en el aceite de pescado, de girasol y de oliva. “La función de la vitamina A es evitar el bloqueo del secado de las glándulas sebáceas, las cuales son de fundamental importancia para lubricar el folículo piloso y por lo tanto, la prevención y disminución de la pérdida del cabello”, explica Bonnin.

Vitamina B: los alimentos que presentan un alto contenido en vitamina B son el pescado, la carne vacuna y porcina, el pollo, la soja, los huevos, las legumbres, los frutos secos los y cereales integrales. Estos últimos “son muy importantes en la resistencia de la insulina, hormona relacionada también con la calvicie masculina. Además, es fuente de ácido fólico, que ayuda a oxigenar la sangre de los folículos pilosos”, indica Bonnin.

También hay que destacar dentro de este grupo la levadura de cerveza, la cual es el nutriente natural que aporta más vitaminas del complejo B, junto con una cantidad considerable de aminoácidos esenciales y otros minerales, como el fósforo.

Vitamina C: en este grupo destacan el limón, la naranja, el kiwi, las espinacas y el brócoli. Estos alimentos intervienen en la síntesis del colágeno, tejido colectivo que constituye el cabello y que ayuda en la absorción del hierro, tal y como indica Bonnin.

El hierro necesario para que el pelo crezca fuerte y sano se puede encontrar en la carne roja, las espinacas y las verduras. “Este mineral es fundamental para la oxigenación del cuero cabelludo y la pigmentación del cabello”. Por otro lado, el cobre, presente en los mariscos, las espinacas y las nueces, es un componente importante para la síntesis de la melanina del pelo.

El zinc, es esencial para el crecimiento del pelo y se encuentra en carnes y pescados, en los espárragos, las berenjenas, las patatas, el apio y los higos. Por su parte, el azufre, presente en carnes blancas y en carnes como el hígado, en las almendras, el huevo, las frutas y las verduras,  es fundamental para fortalecer el pelo débil y quebradizo.

El ácido fólico se obtiene a través de los cereales, las nueces, los granos enteros, el zumo de naranja y el trigo. El omega 3, presente en el aceite de oliva, junto con el chocolate, lasalvia y la albahaca desempeñan una función antioxidante debido a la presencia de polifenoles. El magnesio, imprescindible para la salud del cabello y presente en las almendras, activa las reacciones enzimáticas importantes para la salud del mismo.

Estos alimentos se deben consumir dentro de una dieta equilibrada. De esta forma, “el cabello se fortalece a través de la circulación sanguínea, la cual nutre el bulbo piloso, zona en la que se alimenta el cabello”, explica Montané. Por lo tanto, es importante que la sangre que llega a la base del pelo contenga los nutrientes que éste necesita para crecer sano y fuerte. No obstante, a nivel tópico existen preparados de farmacia, normalmente lociones y champús, que vehiculizan correctamente los nutrientes hasta su destino, el cuero cabelludo, y los cuales ayudan a fortalecer y estimular su crecimiento.

Bonnin indica que lo más adecuado es combinar todos estos elementos en una cantidad adecuada cada vez que se coma. Recomienda además, consumir muchas verduras y una o dos frutas al día. Y hace hincapié en la injerencia del aceite de oliva debido a su acción de antioxidante.

La importancia de los líquidos para la salud del pelo

Los líquidos también son un aspecto importante en las dietas equilibradas. “El consumo deagua ayuda en los problemas capilares, al mantener el cabello hidratado y fuerte”, señala Bonnin. No es necesario consumir aguas especiales, lo ideal es injerir uno o dos litros de agua al día. “No obstante, no depende sólo del agua o de la alimentación o de la higiene; para tener un pelo sano y bonito debemos actuar en todos los frentes a la vez para conseguir nuestro objetivo”, puntualiza Montané.

Alimentos que se deben evitar

Por otro lado, existen comidas que hay que eludir para no dañar el cabello. De entre ellas destacan: los alimentos muy refinados y con exceso de grasas saturadas, los alimentos fritos, los productos con grasas hidrogenadas o los aceites refinados. Todos ellos están relaciones con el incremento de los niveles de testosterona, los cuales pueden potenciar el aumento de los niveles de dihidrotestosterona (DHT). “Esto supone que los folículos pilosos se encojan y crezcan cada vez más delgados y débiles”, explica Bonnin.

También es recomendable evitar los carbohidratos de alto índice glucémico, es decir, los azúcares rápidos, puesto que un consumo excesivo de los mismos crea inflamación celular, la cual es nociva para la salud capilar. Asimismo, hay que intentar no llevar a cabo una dieta restrictiva que induce a una malnutrición y las dietas veganas con deficiencias de vitamina B12 y hierro. Igualmente, no se debe consumir bebidas gaseosas o con cafeína, así como chocolate en exceso.

Cuidateplus

Por Confirmado: Maria Gonzalez

0 151

Confirmado / Si te es difícil controlar el apetito que sientes todo el día, no te preocupes, hayalimentos que te calman el hambre. Sus abundantes nutrientes como la fibra, grasas insaturadas y proteínas te hacen sentir satisfecha. Beth Kitchin, profesor de la Universidad de Alabama de Estados Unidos, señala que la saciedad que provocan losalimentos es muy importante para llevar una mantener el peso ideal, sobre todo si llevas una dieta”. ¡No te prives de alimentos! 1.  Lentejas

Son ricas en almidón que al momento de digerirlas hace que el cuerpo gaste la grasa almacenada. Absorben una gran cantidad de líquidos manteniéndote saciada por más tiempo y controlado tu apetito, indica información de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

2. Pescado

Es rico en proteínas y omega3 que le confiere gran poder saciante. La Federación de Diabéticos Españoles sugiere consumir regularmente salmón y atún. Idealmente cocinados al vapor o asados.

3. Linaza

Además de ser un depurativo natural para tu organismo, la semilla aumenta el doble de su tamaño cuando se combina con líquidos, ocupando más espacio en el estómago y retardando su digestión. Especialistas recomiendan comerla en la mañana con acompañada con agua o fruta.

4. Sopas

La clave está en consumir sopa con verduras, ya que éstas y el agua causan saciedad. También reduce el antojo de alimentos ricos en carbohidratos, indica una investigación de la Universidad Estatal de Pensilvania.

5. Avena

Su alto contenido de fibra hace lento el proceso de digestión y te dará menos hambre. Un truco es acompañarla con agua caliente, esto te llenará más rápido. También puedes comerla con leche baja en grasa o fruta picada.

Aunque el efecto saciante de estos alimentos calman el hambre, está comprobado que el apetito también se detona por ataques de ansiedad, aumentando el deseo de comer carbohidratos y dulces, explica Salomon Jakubowicz, médico investigador en Endocrinología.

La clave está en relajarte, cultivar pensamientos positivos, no saltarte el desayuno e incluir proteínas.

Fuente: Salud180

0 188

Confirmado / Aunque puedas tener una excelente salud ocular en estos momentos, es natural que, con el paso del tiempo, esta se vaya deteriorando.

La discapacidad visual es uno de los problemas más graves y comunes en las personas mayores de 40 años.

Sin importar si ya sufres de algún problema de la vista o si tienes una visión perfecta, existen tratamientos que puedes realizar para mejorar y prevenir el deterioro de tus delicados ojos. No obstante, como en Mejor con Salud sabemos que prefieres las alternativas naturales, esta vez te queremos hablar de esos alimentos que te brindan los nutrientes necesarios para mejorar tu salud ocular.

Si quieres mantener tu visión sana por muchos años y evitar su deterioro, asegúrate de comer:

1. Ostras Las ostras son una de las delicias del mar y son altamente valoradas en muchos lugares por su rico sabor.

Además de ser deliciosas nos aportan grandes cantidades de zinc, un mineral que mejora la salud ocular notablemente.

La degeneración macular es un problema común en personas mayores de 50 y el zinc retarda esta condición.

Si desde tu juventud te aseguras de consumir zinc en las cantidades correctas podrás olvidarte de problemas relacionados con la degeneración macular.

2. Arándanos

¿Sabías que durante la Primera Guerra Mundial los pilotos consumían arándanos en dosis regulares y antes de realizar los vuelos? Esto se debía a que notaban una mejoría en su visión. Durante muchos tiempo se creyó que esta era una simple superstición. Sin embargo, a lo largo de los años, diversas investigaciones han revelado que estos pequeños frutos son ricos en vitamina E. Esta vitamina mejora en gran medida la visión y detiene la formación de cataratas.

3. Alimentos ricos en vitamina C Consumir alrededor de unos 500 mg de vitamina C al día puede ayudar a reducir la pérdida de la agudeza visual y la degeneración macular.

Sin embargo, esta vitamina no es exclusiva de las naranjas. En realidad, cualquier fruta rica en vitamina C puede aportar los mismo beneficios.

Por ello, en tu dieta no deberían faltar:

Kiwi Bayas rojas Toronja Limón No esperes más y aumenta tu ingesta de vitamina C para que mejores tu salud ocular. Las alternativas son infinitas, desde batidos hasta ensaladas o la fruta al natural para refrescarte al mediodía.

4. La cebolla La cebolla es uno de los alimentos que puede ser un gran aliado para mejorar la salud ocular gracias a la  quercetina.

Este es un compuesto particularmente beneficioso para las personas diabéticas, ya que ayuda a prevenir la formación de cataratas y controla los niveles de glucosa en sangre.

No obstante, esos no son los únicos beneficios de la quercetina, ya que también es un gran antiinflamatorio y antioxidante que:

Combate los radicales del cuerpo. Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Ayuda a que el colesterol no quede “atrapado” o adherido a las paredes de las venas. Por todas estas razones seguro que coincidirás con nosotros en que es indispensable consumir más cebolla.

Sin embargo, debes saber que la mayor concentración de la quercetina se encuentra en la cáscara de la cebolla, por lo que sería bueno que incluyeras esta parte de la cebolla en tus recetas.

5. Mejora tu salud ocular comiendo espinacas

La espinaca no es solo saludable y buena el desarrollo óptimo de los músculos, además mejora tu salud ocular. Este vegetal contiene cantidades abundantes de luteína y zeaxantina, compuestos que actúan como antioxidantes y se encuentran presentes en los vegetales de hojas verdes.

Así, además de crear una protección, ayudan a mantener las células sanas. Con esto, las espinacas previenen el deterioro de los ojos y la temible pérdida de la visión.

Por si fuera poco, la espinaca también es rica en carotenoides que, en dosis regulares, previenen la activación de las células cancerígenas.

6. La zanahoria La zanahoria comparte varios de los beneficios de la espinaca. También es rica en carotenoides, que actúan como refuerzo contra las cataratas y los problemas cardiovasculares.

Si estás empezando a tener problemas de la visión, sería buena idea aumentar el consumo de zanahoria.

Prueba a consumirla como parte de tus batidos o simplemente rallada con limón. Otra opción es una buena crema de zanahoria o como parte de una sopa de vegetales. No te olvides de incluirla, al menos, dos veces por semana en tu menú.

7. La col rizada

La mácula es la parte de la retina responsable de brindarnos una visión más detallada y precisa.

El problema es que es tan delicada como importante, y el tiempo hace estragos en ella con gran facilidad.
Por eso, no es raro que, con el paso de los años, te cueste más trabajo enfocar con precisión objetos a mayor distancia o de menor tamaño, por ejemplo, al leer.

La col rizada aumenta la densidad de la mácula por lo que te ayuda a prevenir la ceguera y mejorar tu salud ocular.

MejorConsalud

Por Confirmado: Francys Garcìa

0 187

El Observador / Por eso, si hoy tiene un mal día, pruebe alguno de estos diez alimentos para mejorar el humor.

Pescados de agua fría: un déficit de ácidos grasos omega 3 puede ser responsable de una reducción en la eficiencia del movimiento de ciertos neurotransmisores como la serotonina, que puede provocar desequilibrios en el estado de ánimo. Los peces de agua fría como el salmón, el atún, o las sardinas, ricos en este tipo de grasas, constituyen un excelente alimento para levantar el ánimo y sacar el apetito.

Las nueces: son otra excelente fuente de ácidos grasos omega 3 y constituyen una buena opción para personas vegetarianas. Son un excelente snack y pueden combinarse con nueces pecan, almendras y otros frutos secos.

Espinaca: agregar ácido fólico a la dieta incrementa los niveles de serotonina en el cerebro y mejora el ánimo. La espinaca cocida representa una muy buena fuente de esta vitamina.

Granos enteros: al incorporarlos a la dieta, se incrementa el aporte de selenio, un mineral que ayuda a prevenir la ansiedad, la irritabilidad, la hostilidad y la depresión. Optar por cereales y panes de granos enteros para empezar el día, ayudará a comenzar con el pie derecho y el mejor humor.

Alimentos proteicos: la avena, las bananas, los dátiles deshidratados y los lácteos descremados son ejemplos de alimentos que ayudan a levantar el humor. Son ricos en triptófano, un aminoácido que juega un importante rol en la regulación del ánimo. No se produce en el organismo y por eso es esencial que se ingiera en la dieta.

Frutas y vegetales frescos: comer saludablemente sabe bien y contribuye al bienestar. Los alimentos industrializados ricos en azúcares incrementan la glucosa en sangre y modifican el temperamento. La mejor opción siempre serán las frutas y vegetales frescos.

Alimentos ricos en fibra: los alimentos ricos en fibra soluble, tales como manzanas, naranjas, boniatos, zanahorias y porotos pueden cambiar drásticamente el estado de ánimo al disminuir la absorción de azúcar en la sangre.

Semillas de zapallo: son ricas en triptófano y zinc y constituyen un excelente snack que calma y ayuda a balancear los niveles de azúcar en sangre. Son mucho más sabrosas cuando se tuestan con una pizca de sal, cúrcuma, jengibre y pimienta.

Huevos: tienen aminoácidos que dan lugar a la formación de sustancias químicas como la serotonina. Son buenos para el desayuno y comenzar el día con el mejor ánimo.

Fuentes de vitamina C: una moderada deficiencia de esta vitamina se asocia a sentimientos de nerviosismo y ansiedad. Incorporar a la dieta alimentos como naranjas, pimientos, papas, brócoli y vegetales de hoja verde fortalecen el sistema inmune, protegen contra toxinas y mejoran el humor. Los vegetales de hoja verde tienen, además, grandes cantidades de magnesio y vitaminas del complejo B.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy

0 179

Confirmado / ¿Qué tanto consume alimentos que causan estreñimiento? Si su respuesta es “a menudo”, entonces usted no está solo. Siéntase orgulloso de haber admitido la verdad y escribirla, porque es una estupenda manera de comenzar a ser proactivo y tomar medidas consistentes a lo largo del tiempo para mejorar su salud, reseñó oxipowder.net El sentido común nos dice que si tenemos la voluntad de meternos en problemas, ciertamente podemos evitarlos. ¡La clave es no perder la esperanza y actuar ya!

15 Alimentos que son Laxantes Naturales Los siguientes quince alimentos tienen un efecto laxante natural que puede ayudarlo a aliviar los síntomas comunes del estreñimiento, al igual que muchos otros padecimientos intestinales. Antes de comenzar a tomar laxantes o ablandadores de heces, incorpore estos “alimentos laxantes” a su dieta. A usted le sorprenderá lo bien que funcionan.

1. Frutas Crudas Las frutas como los plátanos, las manzanas, los melones y una variedad de moras son extremadamente líquidas, por lo que ayudan al cuerpo a lavar las toxinas. También son muy fáciles de digerir y tienen muchos antioxidantes, nutrientes, fibra y vitaminas importantes como la vitamina C. Plátanos: Tienen mucha fibra y son un laxante natural, los plátanos son estupendos para promover una fácil digestión. Dado a que los plátanos tienen una gran cantidad de potasio, comer una pieza al día restaurará los valiosos electrolitos que su tracto intestinal tanto

necesita. Además, contienen un compuesto natural llamado fructooligosacárido, que ayuda a formar bacterias benéficas en su tracto intestinal.

Manzanas: Los niveles elevados de pectina en las manzanas estimulan los intestinos y también proveen fibra para facilitar los movimientos intestinales. Uno de los mejores alimentos laxantes naturales es el vinagre de sidra de manzana. Agregue una pequeña cantidad a un vaso de agua purificada y tome esta bebida por las mañanas.
Melones: Comer melón es una fantástica manera de comenzar el día porque es uno de los alimentos más fáciles de digerir. De hecho el melón, al consumirlo, va a parar directamente a los intestinos. Si otros alimentos lo retienen en el estómago, se descompondrán rápidamente y se fermentarán.

Moras: Al ser extremadamente altas en antioxidantes, las moras son uno de mis alimentos favoritos. Yo recomiendo que usted consuma los siguientes 8 tipos de moras durante una limpieza de colon y diariamente después de haber dado este paso – moras azules, fresas, mirtillos, arándanos, zarzamoras, cerezas de Goji, cerezas de acai. Nota: De ser posible, consuma frutas y vegetales orgánicos (sin pesticidas), de temporada y frescos.

2. Ciruelas Reconocidas como el “laxante de la naturaleza,” las ciruelas son naturalmente ricas en antioxidantes, vitamina A, potasio, hierro, y fibra dietética. Además, las ciruelas brindan bacterias benéficas a los intestinos, por lo tanto son estupendas para cualquier dieta de la limpieza del colon.

3. Vinagre de Sidra de Manzana sin Procesar Tal y como se mencionó anteriormente, uno de los mejores laxantes naturales es el vinagre de sidra de manzana sin procesar. El vinagre de sidra de manzana puede ayudar a mejorar la irregularidad intestinal, al remover toxinas del cuerpo más rápidamente. Los ingredientes benéficos del vinagre de sidra de manzana incluyen potasio, pectina, ácido málico, calcio, ceniza, y ácido acético.

Sólo el vinagre orgánico de sidra de manzana tiene la “matriz del vinagre” que está hecha con nutrientes vivos y bacterias, que puede hacernos sentir mejor, lucir mejor y tener más energía. Personalmente yo uso el vinagre de sidra de manzana orgánico y sin procesar de la marca Bragg’s. Recomiendo esta marca de vinagre de sidra de manzana más que cualquier otro producto que actualmente está a la venta.

4. Aloe Vera El Aloe vera es una de las plantas medicinales más antiguas y populares que el ser humano ha conocido. La masa de la hoja del aloe vera está llena de una gelatina que aproximadamente contiene un 99% de agua. El 1% restante contiene al menos 75 nutrientes conocidos incluyendo 20 minerales, 12 vitaminas, 18 aminoácidos, 200 compuestos activos llamados fitonutrientes, enzimas y, por supuesto, agua.

Además de cultivar su propia planta de aloe vera y usar su gelatina, también puede beber jugo de aloe vera diariamente. El jugo de aloe está lleno de nutrientes, y también sirve para aliviar rápidamente el estreñimiento.   5. Pimienta Cayena, Jengibre y Azafrán Cocinar alimentos que contienen especies, como la pimienta de cayena, el jengibre y el azafrán orgánicos, ayuda la digestión, y funge como un estupendo laxante. Por ejemplo, la pimienta cayena tiene muchos beneficios para la salud, uno de ellos es estimular el tracto digestivo, incrementando el flujo de producción de enzimas y jugos gástricos. El jengibre orgánico y fresco (té fresco de jengibre) es considerado una de las mejores especies para mantener una digestión regular. El azafrán es considerado la especie del hígado. El azafrán sirve para fomentar la desintoxicación del hígado, apoyando a las enzimas que activamente eliminan los carcinógenos de los alimentos que ingerimos.

6. Frutas Cítricas: Limones, Naranjas y Limas Estos maravillosos cítricos (considere que son frutas ácidas) tienen el mayor poder de desintoxicación. Ayudan al cuerpo a lavar las toxinas, al igual que motivan el tracto digestivo con procesos enzimáticos.

Recuerde, la vitamina C es una de las mejores vitaminas para la desintoxicación que hay en el mercado, dado a que transforma las toxinas en material digerible. Una naranja le dará aproximadamente 12-15% de su fibra diaria recomendada.

7. Vegetales Crudos Siendo un proceso similar al consumo de frutas crudas, los vegetales orgánicos sin cocinar son estupendos laxantes, altos en fibra, y ayudan a regular los movimientos intestinales. Almacene verduras crudas como cebollas, zanahorias, alcachofas, espárragos, brócoli, repollo, col rizada, coles de Bruselas, coliflor, ajo, betabel, azafrán y orégano.

Zanahorias: Contienen mucha pectina, por lo que añaden fibra a las heces y pueden estimular las contracciones intestinales además de ser desintoxicantes naturales para el cuerpo.

Cebollas: Contienen un antioxidante llamado Quercetina, el cual es un flavenoide. Tienen Vitamina E, Potasio, ácido Fólico, Vitamina C, y fibra. Las cebollas son conocidas por aliviar la congestión y los síntomas de alergias, y reducir el colesterol. Además, eliminan los metales pesados del cuerpo, y combaten el cáncer de pulmón, vejiga, ovarios y senos.

Ajo: Sólo una pequeña porción de este fuerte bulbo pequeño y blanco, que contiene grandes cantidades de alicina y selenio (dos compuestos naturales que apoyan la limpieza del hígado), tiene la habilidad de activar las enzimas del hígado que ayudan a su cuerpo a lavar las toxinas. Agregar ajo picado o cocido a cualquier platillo apoyará la dieta de desintoxicación. Además, el ajo también contiene propiedades especiales que lo hacen ser un excelente protector contra el cáncer de estómago.

Brócoli y Colifor: Comer brócoli y coliflor incrementará la cantidad de glucosinolato en su sistema, impulsando la producción de enzimas en el hígado. Estas enzimas naturales ayudan a expulsar carcinógenos y otras toxinas del cuerpo lo que reduce significativamente el riesgo de desarrollar cáncer.

Repollo: Al igual que el brócoli y la coliflor, comer repollo ayuda a expulsar toxinas y sirve para ablandar las heces durante los movimientos intestinales. Trate de comer más kimchi, ensalada de col, sopa de repollo y chucrut.

8. Tomates

Los tomates son estupendos laxantes, ricos en Vitaminas C, A, y K. Los tomates le dan aproximadamente el 10% de la fibra que diariamente necesita. Además, tienen mucho lipopeno, un antioxidante que sirve para protegerlo del cáncer de colon y del cáncer de próstata. De ser posible, yo recomiendo que compre tomates orgánicos, cultivados en un lugar cercano a usted.   9. Aceites Omega-3 Los aceites Omega-3 tales como el cáñamo, la semilla de lino, el aguacate o el aceite de olivo, son excelentes laxantes que sirven para cocinar, especialmente son buenos para expulsar toxinas. Estos aceites ayudan a lubrican las paredes intestinales, permitiendo que el aceite absorba las toxinas y éstas sean eliminadas por el cuerpo.

10. Vegetables de Hojas Verdes

Cuando esté listo para desintoxicar su cuerpo, llene el refrigerador de algas azulosas y verdosas, cebada, hoja de calabaza, pasto agropiro, col rizada, espinacas, hojas de diente de león, espirulina, alfalfa, acelgas, brotes de mostaza, achicoria, aragula y otros vegetales de hojas. ¿Por qué? Porque son estupendos laxantes naturales que contienen mucha fibra, calcio, ácido fólico, Vitaminas K y C, y magnesio – todos los nutrientes esenciales para su cuerpo, digestión, y salud en general. Además, esto servirá para aumentar la creación y el flujo de bilis, la sustancia que remueve desechos de los órganos y de la sangre.

11. Aceite de Coco El aceite de coco mejora la digestión y la función intestinal, alivia el dolor y la irritación causada por las hemorroides, reduce la inflamación, y apoya la reparación y la curación de los tejidos. El mejor aceite de coco es el extra virgen orgánico, crudo y sin procesar. Esto garantizará que su producto no sea refinado, que esté certificado orgánico bajo los estándares USDA y que no tiene químicos agregados ni aditivos genéticamente modificados.

12. Aguacates

Los aguacates están llenos de nutrientes benéficos como la fibra dietética, el potasio, la vitamina k y la folacina. Si usted come un aguacate al día, le brindará aproximadamente el 30% de las fibras que a diario necesita. Además el aguacate contiene Luteína (un carotenoide que tiene Vitamina E), Magnesio, y grasas no monosaturadas (saludables). El aguacate sirve para combatir el cáncer de la boca, los senos y la próstata, y mejora la apariencia de la piel. También mejora la absorción de nutrientes en otros alimentos.

13. Brócoli El brócoli contiene muchísimos antioxidantes, por lo que puede ayudar a estimular las enzimas que el tracto digestivo necesita para desintoxicarse como ningún otro alimento. De hecho la punta del brócoli es más efectiva que el vegetal entero.

14. Semillas y Nueces Crudas Agregue a su dieta más semillas crudas que son fácilmente digeribles y nueces crudas. Estas podrían incluir semilla de lino, semillas de calabaza, almendras, nueces, ajonjolí, semillas de chía, piñones de cedro siberiano y semillas de girasol. Todos estos alimentos son ricos en fibra, Vitamina E, proteína, zinc y otros nutrientes esenciales.

15. Frijoles, Chícharos y Legumbres El frijol, los chícharos y las legumbres tienen poca grasa y colesterol, y apoyan la digestión. Los frijoles y las legumbres tienen mucha fibra y proteína, por lo tanto son estupendos sustitutos de proteína.

Recuerde Tomar Bastante Agua ¡Por último, y no por ello menos importante, el agua es una de las mejores fuentes de laxantes naturales para aliviar el estreñimiento! Beba 8 vasos de agua purificada al día, ¡que NO sea agua del grifo! El agua es vital para su cuerpo, ya que constituye el 80 por ciento de su peso corporal, y ayuda a humectar los intestinos, regulando el flujo intestinal.

Fuente: LP

0 176

Confirmado / Seguramente hayas visto muchos menús y lista de alimentos capaces de ahuyentar los síntomas de depresión; alimentos que ofrecen nutrientes que causan sensación de bienestar y devuelven algo de la normalidad de nuestro estado de ánimo.

Así como hay alimentos que te ayudan a evitar y tratar la depresión, existen otros que favorecen su aparecimiento e incluso pueden empeorar algunos casos. Esta enfermedad es causada por algunos factores importantes, como el genético, pero sobre todo los psicológicos y sociológicos. Todos los hábitos de un individuo pueden estar totalmente relacionados al aparecimiento de la depresión, entre estos hábitos, también los alimentares.   Grasas Trans: El exceso de este tipo de grasas – y también las saturadas – aumentan la producción de determinadas moléculas que desencadenan el mal funcionamiento de las neuronas. Las llamadas citoninas interfieren en la transmisión nerviosa y pueden reducir la producción de serotonina, responsable por la sensación de bienestar.

Carencia de Vitamina D: La vitamina D puede ser encontrada en la sardina, huevos, hígado y yogur. La exposición solar también es una buena forma de obtener vitamina D y, además, acabar con la depresión. Cuando tomamos sol, el cuerpo libera hormonas que ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad.   Fast Food: Además de consumir demasiados tipos de grasa, como la trans, descrita anteriormente, que agravan los síntomas de depresión, las personas que suelen buscar comida en los restaurantes de comida rápida suelen tener otras malos hábitos como sedentarismo, tabaquismo y dieta poco saludable. Todos son ingredientes para la fórmula perfecta de la depresión.

Chocolate: Es el alimento favorito de las personas depresivas, ya que aumenta los niveles de serotonina y consecuentemente la sensación de bienestar. El problema es que, una vez pasada esta sensación de euforia, la persona se ve nuevamente inmersa en tristeza, lo que produce un ciclo depresivo, melancolía, sentimiento de culpa y angustia.//AGM

Fuente: Nutricion.pro

0 224

Son muchas las veces en las que nos encontramos un poco bajos anímicamente. No siempre tiene que haber un motivo grave tras ello, pero desde luego, es una sensación bastante incómoda. Son muchos los factores que intervienen, pero se dice que una alimentación correcta puede mejorar a levantar el ánimo.

¿No te lo crees?, pues hoy lo vamos a descubrir en esta serie de alimentos que sí mejoran nuestra salud, así como levantan el ánimo y la energía. Nos sentiremos mucho mejor gracias a todos esos aportes que nos dejan. Si todavía no estaban integrados en tu dieta, ¿a qué estás esperando?.

La canela es una de las especias más usadas. Su sabor tan destacado siempre ha sido una de las partes fundamentales para terminar todo tipo de platos. Por todos es conocido su poder afrodisíaco, pero desde luego, la canela también tiene otros beneficios a tener en cuenta.

Si nos baja el nivel de azúcar en la sangre, también se dice que nuestro estado de ánimo va a empeorar. Así que, la canela evitará la hipoglucemia. Si tienes el azúcar un poco bajo, nada como añadir un poco de esta especia a tus postres favoritos y notarás el cambio.

Del mismo modo, también es perfecta para ayudar a las digestiones y a abrir un poco el apetito. Cierto es, que siempre cuenta con ciertas contraindicaciones en casos especiales. Así que, no está de más consultarlo con un médico. Sin duda, a modo general, la canela se hace imprescindible para un ánimo diez.

Si ya sabíamos que el huevo es uno de los elementos fundamentales en nuestra dieta, ahora tenemos que saber que también nos aporta esas sustancias propias para poder levantarnos el ánimo. Sobre todo, la yema será la encargada de todo ello.

Dichas sustancias son básicas para mantener las células del cerebro en pleno funcionamiento. Así es que, necesitamos el aporte que un huevo puede darnos. Cuenta con proteínas y nutrientes que son necesario para nuestro organismo, así que, debemos de consumirlos.

Como todo en esta vida, el exceso siempre es malo, pero atrás quedan esos mitos que comentaban que los huevos podían acarrearnos ciertas enfermedades. Es más, tal y como vemos, son más que necesarios. Si no tienes una opinión experta que muestro lo contrario, adelante.

Aunque sabemos que los dátiles cuentan con una gran cantidad de energía. No siempre es perfecto para algún tipo de dietas. Cuenta con bastantes calorías y quizás éste sea su lado menos bueno. Claro que nos vamos a centrar en que también es de esos alimentos que levantan el ánimo.

Cada vez que tomamos uno, la sensación de energía está más que presente. Incrementa la liberación de insulina. Así es que, podemos notar tanto esa energía como nuestro ánimo mucho mejor. Eso sí, además de ello, los dátiles también cuentan con otros beneficios.

Es rico en hierro así como magnesio y en ácido fólico. Se dice que es perfecto para poder combatir todos los síntomas del cansancio, así como del estrés y reduce la fatiga. Por todo ello, no está de más en ocasiones, nos demos un capricho como éste.

Como no, el chocolate también tenía que estar presente entre los alimentos que levantan el ánimo. Son muchas las propiedades con las que cuenta el cacao y es por ello que cuando más cantidad del mismo lleve el chocolate, mucho mejor para nuestro estado anímico.

Será el denominado chocolate negro el que nos aporte más beneficios. Además de los antioxidantes, también tenemos que mencionar que cuenta con menos azúcar y es rico en flavonoides. Protegen nuestras células y nos dan ese empujón que muchas veces necesitamos.

Además se dice que va a disminuir la presión arterial, así como a aumentar el colesterol, pero del bueno. Los ácidos grasos son los verdaderos culpables de que nos sintamos mejor comiendo chocolate. Se estimula la actividad neuronal, justo donde se necesita.

Aunque no a todos les sienta bien, la lechuga es también uno de esos alimentos que levantan el ánimo. Hay muchas personas que no pueden comerla debido a que el estómago la rechaza. Si no estás dentro de este grupo y tienes el ánimo por el suelo, apúntala en tu lista de la compra.

Hay que decir que para conseguirlo, la lechuga está compuesta por numerosas vitaminas. Entre todas ellas podemos destacar las del grupo B1, B3, A, E y C. Sin duda, también está formada por minerales como el calcio o el magnesio pasando por el sodio.

Además, cuenta con ácido fólico y ésto hará que nuestro ánimo se estimule. Si te encuentras muy cansando y estás bastante irritable, sin que haya unas causas básicas para ello, entonces consume la lechuga y verás como los resultados son mejores de lo esperado.

 

La miel es uno de esos alimentos que tiene que estar siempre presente. Tanto para la salud como para la piel o el cabello, se hace más que imprescindible. Hoy la usaremos como uno de esos alimentos que levantan el ánimo. La miel va a regular el azúcar el sangre.

Además, mejora el funcionamiento de los órganos, así como de los tejidos. Si tienes un poco de estrés que es lo que te hace estar sin ganas de nada, entonces la miel puede ayudarte a que esto cambie. Te dará más energía y harás que te sientas mucho mejor.

Eso sí, siempre puedes tomarla con moderación. Si no te gusta por sí sola, puedes combinarla con un poco de zumo de limón. También puedes añadirla a los yogures o a la leche. Siempre hay soluciones para poder ayudar a nuestro estado de ánimo.

El pan de centeno es uno de los caprichos que sí nos podemos permitir. Además de contar con un gran poder saciante, también cuenta con mucha más fibra que el trigo. Como llega hidratos de carbono, con absorción lenta, entonces sabemos que la energía nos durará mucho más.

Cuenta con muchos nutrientes y pocas calorías. Se dice que una rebanada del mismo no llega a las 75. Se dice que es bueno para prevenir ciertas enfermedades del corazón, ya que medida primera va a mejorar la circulación. Así que, con estos beneficios, ya estamos tardando en comprarlo.

Del mismo modo, nuestro cuerpo también se sentirá mejor anímicamente. Esa energía hará que desemboque en un estado de ánimo más pleno. Así que, no hay nada como cuidarse mientras estamos introduciendo alimentos que también nos ayudan contra el estrés.

Una de las carnes más tiernas es el pavo. Sin duda, tanto él como el pollo son perfectos para seguir una dieta equilibrada, ya que se encuentran entre las llamadas carnes blancas. Pues, este tipo de carne tan exquisita nos provoca una mejoría en nuestro estado de ánimo.

Sí, se puede decir que estamos ante uno de los alimentos que levantan el ánimo de forma natural. ¿Para qué queremos otros productos si lo podemos hacer de esta manera?. La clave está en la tirosina que es un aminoácido que se encuentra en esta carne.

Ella es la encargada de dar la orden al cerebro de que el cuerpo necesita liberar su estrés. Un estrés que se verá mucho mejor gracias a cada bocado de pavo. Ahora que llegan las Navidades es un buen momento para pensar en un menú tan especial como éste.

Con información de: ocio.net

0 220

El estrés que nos acompaña en el día a día, por vivir en esta sociedad actual, tiene muchas veces que ver con una mala alimentación. La alimentación puede provocar reacciones en el organismo que pueden influir para bien o para mal ante este estado emocional.

Así que, por mejorar nuestra salud, es bueno conocer cosas como que los excesos de grasa y azúcares suelen empeorar el estrés, además de tener otros efectos malos para la salud. Vamos a ver 8 alimentos que debes incluir en la dieta para controlar y bajar tus nieveles de estrés.

Incluye naranjas en tu dieta, si buscas terminar con el estrés ten muy en cuenta los efectos que esta fruta puede provocar en tu salud. El zumo de naranja recién exprimido tiene altas concentraciones de vitamina C, vitamina muy beneficiosa.

La vitamina C es beneficiosa para muchas cosas, es, por ejemplo un nutriente fundamental para el organimo humano capaz de disminuir la producción de cortisol, lo que es estupendo para controlar los niveles estrés en el cuerpo.

El cortisol es conocida como la hormona del estrés y sus niveles elevados están relacionados con el aumento de grasa en la zona abdominal. Así que incluye naranjas en tus comidas, ya sea comiéndolas tal cual o exprimidas en zumo.

Al incluir la avena en momentos como el desayuno se obtiene más energía para la jornada y, a nivel emocional, se consigue la liberación de serotonina, que es la hormona del bienestar.

Este alimento tiene grandes cantidades de fibra, antioxidantes y carbohidratos complejos con la función de apoyar el metabolismo, el sistema cardiovascular y la digestión.

Es uno de los alimentos que está de moda, y tiene su razón de ser, porque la avena es fundamental para muchas cosas y aporta muchos beneficios. Así que toma nota y no te arrepentirás

Una porción de pechuga de pavo al día le aporta al cuerpo una considerable cantidad de triptófano, que es un aminoácido fundamental que en el cuerpo se transforma en serotonina, la hormona de la felicidad otra vez.

La pechuga de pavo, por lo tanto, puede disminuir los comportamientos agresivos y está relacionado con el aumento del bienestar y sus sensaciones en el cuerpo humano.

Hay que destacar que además es una enorme fuente de proteínas, lo que la hace buena para aumentar la masa muscular y el rendimiento físico. Todo son beneficios, eso sí, todo de forma moderada.

Recuerda, uno de los secretos para tener un equilibrio mental es tener de una buena salud intestinal. Por eso es importante incluir en tu dieta los yogures con probióticos, para mantener la flora microbiana en perfecto estado.

Esto ayuda a evitar efectos negativos en la salud cerebral, incluyendo entre ellos algunos desórdenes emocionales como la depresión y la ansiedad. Resulta que los cultivos vivos tienen un efecto sobre la química cerebral.

Lo que hacen es transmitir señales que regulan el estado de ánimo y el comportamiento. Piensa en el probiótico Lactobacillus rhamnosus, que está en el yogur. Es capaz de reducir la hormona corticosterona inducida por el estrés.

Los arándanos también son buenos para controlar el estrés, así que hay que incluírlos en la medida de lo posible en todas las dietas que quieran luchar contra los niveles de estrés en el cuerpo.

Los arándanos contienen unos pigmentos conocidos como antocianinas, encargados de darles esos colores oscuros característicos. Estos antioxidantes se están relacionados con el incremento de la producción de dopamina.

La dopamina es una sustancia que produce el cerebro y sirve para la buena coordinación, la función de la memoria y el estado de ánimo. Consumurlos de forma regular aumenta un tipo de glóbulo blanco que participa en la lucha contra el estrés.

Los frutos secos y las semillas tienen grandes cantidades de magnesio que es un mineral que actúa de forma reconocida como precursor de neurotransmisores como la serotonina.

La serotonina, como hemos visto es una sustancia que se fabrica en el cerebro y que tiene un papel fundamental en el equilibrio de las emociones y el bienestar general del organismo.

Los frutos secos más recomendados son:

Las nueces
Las almendras dulces
Las semillas de girasol
Las semillas de sésamo
Las semillas de calabaza

Consumir un aguacate al día es un hábito buenísimo para controlar el peso, el colesterol, el estrés y algunos otros trastornos de la salud. El aguacate contiene más de 20 nutrientes esenciales.

Entre estos nutrientes destacan el potasio, la vitamina E, el ácido fólico y los ácidos grasos. Además aportan fibra, lo que prolonga la sensación de saciedad y mejora la digestión.

Los aguacates también reducen el exceso de inflamación del cuerpo y sirven para equilibrar los estados emocionales ya que reduce de forma considerable la presencia de cortisol.

Los benedicios del pescado con alto contenido de ácidos grasos omega 3 son muchos, este tipo de pescado regula procesos inflamatorios del cuerpo y contribuye a controlar los niveles de estrés.

Contienen un tipo de grasa saludable que se ha relacionado con la reducción del riesgo cardiovascular y la prevención de muchas enfermedades graves. Reduce en el organismo la producción de cortisol que sube con el estrés.

Los más recomendados son:

El salmón
Las sardinas
La caballa
El bacalao
El atún

Con información de: ocio.net

Síguenos en

65FansLike
2,787FollowersFollow