¿Por qué los filtros solares pueden causar daño?

¿Por qué los filtros solares pueden causar daño?

0 91

El Financiero /

El gobierno de EU ha identificado oficialmente que “la radiación ultravioleta (UVR) tanto del sol como de los productos para bronceado son causa de cáncer en los seres humanos. La (UVR) produce daños al ADN, lo cual puede conducir a mutaciones (anomalías) en los genes implicados en el desarrollo del cáncer de la piel.”

La Agencia de Protección Ambiental de EU (EPA) estima que “el sol causa el 90% de todos los cánceres de piel”. Se calcula que “en EU en cada año se diagnosticaron 3.5 millones de casos nuevos de cáncer de piel. En 2012 se diagnosticaron 76 mil 250 casos nuevos de melanoma invasivo, la forma más peligrosa del cáncer de piel.” (Melanoma es una pigmentación oscura maligna que a menudo produce un tumor metastizante y que ocurre comúnmente en la piel).

¿Cómo elegir el protector solar adecuado para proteger tu piel?

Cerca del 90% del tiempo el riesgo de desarrollar cáncer de piel está directamente relacionado con la cantidad e intensidad de la exposición a la luz ultravioleta que se recibe del sol. La solución es reducir la exposición excesiva y la intensidad de los rayos solares para aminorar la posibilidad de adquirir cáncer de piel, sin el uso constante de protección solar adecuada.

Para una protección segura usa un “fotoprotector” solar resistente al agua, refrescante, libre de aceites, sin el compuesto químico “ortocrylene”, con protección alta contra UVA y UVB de 50+ SPF (Sun Protection Factor) para pieles sensibles al sol. Adminístralo en la piel seca, media hora en la sombra antes de la exposición al sol. Úsalo constantemente.

Para los niños utiliza protectores solares especiales que no contengan “Oxibenzona” ni “Ortocrylene”. “El ortocrylene es un filtro solar químico que se encuentra en cremas antisolares. Sus posibles riesgos secundarios son cáncer y desequilibrios hormonales.”

“Los protectores solares con óxido de zinc y dióxido de titanio tienden a ser mejor tolerados por la delicada piel de niños y bebés.” Pero mantenlos siempre fuera de la exposición directa al sol. La exposición excesiva al sol es un riesgo importante para la salud de cualquier persona.

Un amigo, especialista en cáncer de la piel, cuando ve a la gente asoleándose varias horas en forma irresponsable, me comenta: “¡Mira los clientes futuros que voy a tener!”.