El papel y la pasión nunca mueren: el negocio de los libros...

El papel y la pasión nunca mueren: el negocio de los libros goza de buena salud

0 63

Hoy.com.py /

Hace unos días se generó un nuevo debate sobre la vigencia del negocio de venta de libros en Paraguay tras el cierre de una conocida librería. Un emprendedor del rubro nos habla al respecto y afirma que “el negocio de los libros goza de buena salud”, pese al auge del libro electrónico (ebook) o la clausura de otros locales.

Fernando Benítez Moreira, periodista y director de “Libros Para Todos”, publicó hace unos días atrás una reflexión en su cuenta de Facebook bajo el título El libro en Paraguay goza de buena salud en la que habla sobre la realidad sobre la venta de libros y la lectura en nuestro país.

En dicho posteo se hace eco del reciente cierre de algunos negocios dedicados al rubro, específicamente de las librerías “Vicoli” y “Quijote”. Esta última es considerada por muchos como una de las librerías más grandes que existieron en Paraguay y que estuvo vigente cerca de 30 años.

En contacto con nuestra redacción, Benítez habló sobre este tema y dijo que esta cuestión generó una especie de “alerta” en aquellos que gustan de la lectura, pero al mismo tiempo aseguró que muchos no están debidamente informados sobre cómo se maneja el negocio de los libros. “Una cosa es la pasión por la lectura y otra cosa es el negocio”, manifestó.

A su criterio, son varios los motivos por los que puede cerrar una librería, entre los que se encuentran una mala administración, reducción en las ventas, nuevos emprendimientos de sus propietarios, etc.

“Algunos periódicos publicaron que se cerraban librerías porque supuestamente la gente lee cada vez menos, o diciendo que el paraguayo no lee, o porque el libro electrónico y la internet matan el negocio. Eso parte en base a una ignorancia al respecto”, refirió Benítez.

LOS LIBROS NO MUEREN PESE AL EBOOK

El auge de los libros electrónicos o “ebooks” ha generado un debate aparte sobre la permanencia del papel en el negocio. A criterio de muchos, este nuevo formato terminará por “liquidar” al libro impreso, y para otros, lo tradicional permanecerá firme pese a las nuevas tendencias en el mundo digital.

Benítez es partidario del “papel” y asegura que el negocio de los libros ha crecido en todo el mundo. También mencionó que el libro electrónico fue capaz de lograr un cierto auge en varios países desarrollados, no así en países emergentes o en vías de desarrollo (como Paraguay), lo cual podría deberse a factores como el alto costo de los equipos para lectura de ebooks (Kindle, iPad, eReaders o tablets) o todo lo que implica comprar un libro electrónico por la vía legal (compras en internet y no piratería con descargas directas).

En su publicación en Facebook, el propietario de “Libros Para Todos” hace mención a una nota del diario El País de España que afirma que “los libros impresos han crecido un 100% más que los digitales en cuanto al consumo y preferencia de los lectores (según datos del 2015)”, lo cual demuestra que su afirmación tiene sustento en datos reales.

Varias publicaciones realizadas en importantes medios como el diario The Guardian de Inglaterra o 20minutos y VozPopuli de España van de la mano con esta tesitura, mostrando con cifras y números que el mito de que “el libro electrónico mata al impreso” no es tan real como se cree. En varios países, las ventas del nuevo formato digital representan mínimos porcentajes y, a pesar del crecimiento en los últimos años, no han logrado desplazar del todo al papel.

Volvió a hablar sobre el cierre de algunas librerías y puso un ejemplo al respecto: “Si se cierran un par de despensas, no significa que está muerto el negocio de las despensas, o si se cierran algunas ferreterías, no es que la gente ya no compra tornillos y tuercas, esto no funciona así. No se pueden mezclar los tantos de esa manera y confundir a la gente”.

Sobre el mismo tema, recordó que en el último año además de su negocio “Libros Para Todos”, se abrieron otras 3 o 4 librerías más, aparte de que hoy día existen muchos emprendedores independientes que están dedicándose a la venta de libros. Otro punto en el que puso énfasis es en el de la publicación de nuevos libros, señalando que “hay editoriales que están editando cada vez más”, poniendo como ejemplo a Servilibro que hace poco tiempo llegó a su título número 1.000.

PASIÓN POR LA LECTURA Y POR EMPRENDER

En su carrera periodística, Fernando Benítez logró incursionar en varios medios de comunicación, entre los que se destacan el canal Paravisión donde fue presentador de noticias y Radio La Unión R800 AM, donde actualmente trabaja como conductor de un programa matutino.

Además de esta faceta como comunicador, hace un tiempo tomó la decisión de meterse de lleno en el mundo de los libros abriendo su propio negocio “Libros Para Todos” que, según él mismo comenta, ha ido crecido a pasos agigantados y sobre todo a través de un nuevo sistema de ventas mediante las redes sociales. Ante la gran demanda, se vio en la necesidad de abrir dos locales comerciales.

El mismo afirma que “una cosa es ser apasionado por la lectura y otra es ser apasionado por emprender”, por lo que considera que para entrar en este rubro y hacer “funcionar” un negocio se necesitan las dos cosas, sobre todo por emprender antes que leer. “No es un nicho sencillo, más aún porque no es un artículo de primera necesidad”, sostiene.

HACER QUE LOS MÁS CHICOS SE APASIONEN POR LOS LIBROS

Benítez enfatizó la importancia de promocionar la lectura de libros en los niños y poder despertar en ellos esa pasión. “En Paraguay necesitamos que los docentes lean más, porque si los profesores no leen, menos van a leer los alumnos. Si el profesor no tiene el hábito de la lectura, no tiene forma de recomendarle un libro a los chicos”, expresó.

Esta cuestión se relaciona directamente con el llamado “amor por la lectura”, que queda demostrado en situaciones como las que se vivieron hace algunas semanas en un ómnibus del transporte público. Sofía Alonzo subió en su cuenta de Twitter una fotografía con la frase “Esto no lo ves todos los días” y en la que se ve a cuatro personas sentadas detrás del conductor, inmersas en la lectura de sus libros, tres de ellas en formato tradicional y otra en un aparato electrónico. Dicha imagen fue muy aplaudida en las redes sociales, donde se viralizó rápidamente.

Asimismo, dijo que los adultos deben ser capaces de atraer y enganchar a los más chicos sin necesidad de obligarlos a leer, haciendo tediosa la práctica sino más bien dándoles temas acordes a su edad o interés. “Si les hacés leer por obligación y les decís ‘vos tenés que leer Roa Bastos o Halley Mora porque es paraguayo, no les estás dando una motivación real. Hay que hacerles sumergir y hacerles comprender el por qué, que sea una aventura de entretenimiento y no una cuestión de cultura, aburrida, como de intelectualismo que no es tal”, sentenció.