Cómo ganar más, trabajando menos

Cómo ganar más, trabajando menos

0 52

Hoy.com.py /

Ganar dinero sin trabajar, ¿cuántas veces hemos escuchado esta frase creyendo que es algo ‘imposible’? La experta Gloria Ayala Person indica que no solo es posible sino muy necesario, pues para alcanzar una vida financiera más saludable, y mantener la calidad de vida al dejar de trabajar, es fundamental aprender a ahorrar e invertir.

Uno de los principales mitos sobre el dinero es pensar que para ganarlo y mantener la calidad de vida únicamente hay que matarse trabajando. Debemos crear conciencia de que además de los ingresos que obtenemos por nuestro trabajo es vital contar con ingresos pasivos.

Gloria Ayala Person explica que la libertad financiera se refiere a la capacidad de que los ingresos pasivos sean iguales o mayores a los gastos corrientes, de manera que, si se deja la actividad laboral, se pueda mantener la calidad de vida.

“Es cierto que uno tiene que trabajar para generar ingresos activos, y con esos ingresos se debe poder ahorrar; y es ese ahorro el que tenemos que hacer trabajar para nosotros. El ahorro se tiene que convertir en inversión y es la inversión la que finalmente nos va a proporcionar un ingreso sin trabajar. Todos debemos aprender a invertir y lograr que nuestro dinero trabaje y nos genere más dinero”, señaló, además de indicar que en la charla los participantes se encontrarán con acciones concretas que puedan realizar para poder alcanzar sus metas y objetivos.

Desde el primer ingreso, desde el primer empleo, cuando uno ya tiene bien en claro cuáles son sus metas de corto, mediano y largo plazo como para empezar a tener un hábito financiero adecuado y saludable, ese es el momento ideal para empezar a invertir, indica Ayala Person.

Para empezar a construir el camino hacia la libertad financiera es importante tener un presupuesto, agregó. “Empezaría por trabajar en el presupuesto mensual y proyectar ese presupuesto por lo menos a tres años. En el presupuesto se habla de una proyección previa a que suceda; es decir, hoy decido cómo voy a alcanzar mis metas de vida; entonces voy a proyectar mis ingresos, mis ahorros, mis gastos tanto fijos como variables y superfluos, con eso voy a tener una idea de hacia dónde me estoy dirigiendo con la forma en la que estoy llevando mi dinero y generalmente es en ese momento en que uno cae en cuenta de los ajustes que debe hacer para poder incrementar su colchón de imprevistos”, indicó.

Dignidad financiera

Otro punto que resaltó la economista es que las personas actualmente tienen una esperanza de vida más larga, lo que implica que al momento de la jubilación todavía son personas activas, aunque el mercado laboral las perciba de otra forma.

En ese sentido, añadió, es importante prever mantener la calidad de vida sin depender de otras personas. “Hoy una persona que se jubila a los 60 años, por ejemplo, quizá viva en promedio hasta los 85, es decir, son 25 años en los que alguien tiene que mantenerle, y ese alguien tiene que ser uno mismo. Entonces, cuando hablamos de la dignidad financiera nos referimos al concepto de que durante nuestros años de vida productiva tenemos que lograr ahorrar e invertir suficientemente como para asegurarnos una calidad de vida óptima también al momento de la jubilación. Que nuestros años improductivos nos encuentren con el suficiente colchón financiero que haya sido logrado en nuestros años productivos”, manifestó.

¿Cómo invertir?

En Paraguay existe un mercado financiero y un mercado bursátil que permite inclusive a pequeños inversionistas acceder a sistemas tanto de formación de capital, como sería el ahorro programado, o a inversiones pequeñas cuyos intereses se puedan capitalizar o reinvertir. También para los medianos y grandes inversionistas existen otros instrumentos que pueden ayudar a lograr un portafolio inversiones bastante atomizado, diversificando el riesgo incluso en instrumento, en moneda, en rubros de la economía, en plazos y de esa manera lograr disminuir su posibilidad de riesgo.

En ese sentido, una de las principales dudas para una persona que va a invertir por primera vez es acerca del monto ideal. “Generalmente el inversionista que por primera vez está deseando realizar inversiones financieras y bursátiles tiene unas preguntas típicas: la primera es cuál es el monto mínimo de inversión, que sería de Gs. 10 millones o si es en dólares, desde USD 5.000, afirmó Ayala Person.