Alivia tus quemaduras solares

Alivia tus quemaduras solares

0 93

Vale, casi siempre ignoras todos los consejos sobre protección solar. Y eso que hemos estado diciendo por activa y por pasiva que un buen bloqueador diario es la clave para mantener tu piel sana. Pero ahora ya no importa. Ahora estás quemado, dolorido y esperando que la quemadura solar desaparezca y sea sustituida por un buen bronceado. Esto es lo que tienes que hacer mientras tanto.

TOMA UNA BEBIDA FRESCA

Lo primer es lo primero: tienes que mantenerte hidratado. Y cuando decimos bebida fría decimos, en realidad, agua. De lo que se trata se de volver a hidratarse. La radiación solar sobre tu piel impide una correcta hidratación del organismo. Bebiendo agua durante una semana ayudará al proceso de curación.

LUCHA CONTRA LA INFLAMACIÓN

Si te duele, toma un analgésico. Pero mejor toma uno con propiedades antiinflamatorias. Por ejemplo, ibuprofeno. Los medicamento con propiedades antiinflamatorias ayudan a reducir la inflamación de adentro hacia fuera. Eso significa que ayudarán a reducir el enrojecimiento y la sensibilidad de la quemadura, por lo que te sentirás mejor o al menos obtendrás algún alivio temporal.

APLICA LECHE FRÍA

Las cosas frías le sentirán bien a tu piel. Duchas frías, un paño fresco y húmedo. Incluso leche fría. Las proteínas de la leche ayudarán a cubrir y calmar la piel inflamada. Y si puedes que sea leche desnatada: la presencia de proteínas es mayor.

Hazlo así: en un tazón mezcla la leche desnatada con cubos de hielo y empapa un paño en la mezcla. Aplica sobre la piel y deja reposar durante 10 minutos.

REHIDRATA (CON LOS INGREDIENTES CORRECTOS)

Necesitarás un producto de aplicación tópica. La clave aquí reside en evitar cremas hidratantes que contengan petróleo, benzocaína o lidocaína. Ten en cuenta que los productos que contienen petróleo atrapan el calor en tu piel (justo lo contrario a lo que necesitas) mientras que los otros dos ingredientes son irritantes.

En su lugar utiliza aloe. Es un clásico para este tipo de problemas. Y funciona.  Si te duele mucho también puedes utilizar una crema con hidrocortisona, que puede ayudar a calmar la quemadura y combatir la inflamación y picazón.

VISITA A UN PROFESIONAL

Por encima de todo, no revientes las ampollas. Y resiste la tentación de quitarte la piel. Ten en cuenta que la piel lo que está haciendo es intentar sanar y cualquier contacto externo puede empeorar la situación y provocar infecciones. Pero a veces una quemadura solar puede ser tan grave como para necesitar ayuda. Si las quemaduras y las ampollas son generalizadas, visita al médico de cabecera o un dermatólogo. Si empiezas a sentir fiebre, escalofríos o náuseas vete a urgencias.

Y para la próxima recuerda la palabra mágica: protector solar.