Por qué es más difícil bajar de peso durante la vida adulta

Por qué es más difícil bajar de peso durante la vida adulta

0 51

El Observador /

Investigaciones recientes han mostrado que aun aquellas personas que se mantienen activas luego de los 30 años, pierden masa muscular y la reemplazan por masa grasa.

Mecha Munshi, geriatra y endocrinóloga del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, Estados Unidos, explica que los músculos queman más calorías que las grasas, por lo cual tener menos músculo, como suele suceder en la vida adulta, implica llevar un metabolismo más lento y, por lo tanto, tener un requerimiento calórico menor. A esto se suma el efecto del descenso en los niveles de hormonas sexuales como el estrógeno y la testosterona, que se da al inicio de la menopausia en mujeres y de la andropausia en hombres.

Por su parte, Leslie Cho, cardióloga y directora del Centro Cardiovascular para la mujer de la Clínica Cleveland en Ohio, Estados Unidos, explica: “La gente también puede cargar en las últimas etapas de la edad madura el peso que subieron y luego bajaron en décadas anteriores”. Esto quiere decir que, una persona de 60 años, por ejemplo, que pesa 90 kg, pero en algún momento de su vida pesó 136 kg, va a tener un requerimiento calórico menor que otra de la misma edad y estatura pero que nunca tuvo ese sobrepeso. Esto se debe a que subir de peso modifica el metabolismo.

Por otro lado, durante la vida adulta el ritmo de actividad física suele disminuir, ya que se es más propenso a sufrir achaques y dolores, y esto resulta en una mayor dificultad para controlar el peso y la musculatura.

Por su parte Munshi asegura que “Aumentar músculo cargando pesas también puede ayudar a acelerar el metabolismo, o al menos compensar parte de su declive”. La experta también recomienda un aumento en la ingesta de proteínas, pero no de calorías para ganar o mantener la musculatura. Además, aconseja que para aquellos adultos que quieran bajar de peso lo mejor es centrarse en lograr una buena condición física general sin obsesionarse con la balanza. “No se trata de perder peso. Se trata de mantener la pérdida de peso, pero también de una alimentación y un estilo de vida saludables”, agrega.

comermejor.com.uy