No podemos complacer a todo el mundo

No podemos complacer a todo el mundo

0 45

Estampas /

La mayoría del tiempo vives pendiente de lo que otros quieren y te exigen, tratando de anticiparte a sus deseos y necesidades. Pero, ¿eres capaz de hacer lo mismo por ti? Es tiempo de invertir la ecuación para comenzar a colocar la atención en tu persona, a través de la práctica de la mirada interior para reconocer tus verdaderos deseos, necesidades e intereses; solo así podrás establecer límites saludables que te permitan, en ciertos momentos, decir no sin sentir culpa. Pensar primero en ti antes de decir sí, cuando en realidad querías decir no, representa una enorme diferencia en cómo te sientes contigo mismo y cómo te relacionas con los demás.

REVISA TUS CREENCIAS

¿Sabías que eres tú quien decide a cada momento dónde fija su atención y energía? Solo si crees que tienes derecho a poner límites, a decir basta, podrás hacerlo. Cuántas veces en los últimos meses has intentado sin conseguirlo, decirle no a esa persona que constantemente demanda tu atención y tiempo, porque conoce tus debilidades. Tú eres quien puede enseñarle a los otros cómo tratarte.

ACEPTA QUE NO PODRÁS QUEDAR BIEN CON TODO EL MUNDO

Algunas personas han aprendido que para conseguir el éxito social, necesitan complacer a los demás y así ganarse su aprobación, compañía y hasta su afecto, forzándose a ir más allá de su capacidad, tiempo y posibilidades. Nunca le agradaremos ni quedaremos bien con todos, mucho menos a costa de nuestro bienestar. Atreverte a expresar lo que realmente quieres y sientes sin temor a lo que puedan pensar, hará que ganes autoestima y confianza.

BÚSCALE EL LADO POSITIVO

Lo primero que vas a ganar si te atreves a cambiar es sentirte más a gusto contigo. Si queremos tener relaciones equitativas y satisfactorias, necesitamos obtener cierta autonomía que nos permita comunicarnos y relacionarnos con los otros de manera más asertiva. Puede que al principio se molesten o alteren y hasta traten de manipularte,  pero con el tiempo, si existe un verdadero afecto, renacerá el respeto y juntos construirán nuevos acuerdos.

PRACTICA EN SITUACIONES SIN MAYOR IMPORTANCIA

Muchas veces tenemos la idea clara en nuestra mente, nos sentimos listos para implementarla y cuando llega el momento nos escuchamos diciendo una vez más: “Yo puedo”, “no te preocupes, yo me hago cargo”, “tranquila, yo lo resuelvo”, aun cuando en ese momento no podíamos. Vale la pena atreverse a decir no o a establecer límites en aquellas situaciones que no tengan mayor importancia. Escucharte expresando tus pensamientos, con firmeza y con gentileza al mismo tiempo, te hará sentir capaz de seguirlo haciendo cada vez que sea necesario.

DI NO PARA TRANSFORMAR EL MUNDO

Piensa en las consecuencias de dejarte llevar por la incitación de otros a hacer cosas que atenten contra tus ideales o valores, solo por la sensación de pertenecer a un grupo de moda integrado por personas con las que no tienes afinidad o una verdadera conexión. Es necesario reunir el valor para decir no a esas invitaciones que podrían tener un efecto negativo. Para “militar” en el partido de la paz, el bienestar, la equidad, la solidaridad, la tolerancia, la buena convivencia, el respeto y los valores, necesitamos ser conscientes de la capacidad que tenemos de establecer límites.