Que el calor no ‘queme’ tu quincena

Que el calor no ‘queme’ tu quincena

0 33

El Financiero /

Con la temporada de calor cuida que tu bolsillo no vaya enfriarse de más. Un agua embotellada, un refresco, una bebida hidratante, un jugo, un frappe o un helado, lo que sea es bueno para refrescarnos un momento durante estos días en los que las temperaturas rondan los 30 grados.

Pero expertos recomiendan medir los gastos adicionales que se tienen en esta temporada de calor por mayor consumo de bebidas refrescantes y de gasolina por el uso del aire acondicionado por más tiempo.

Con base en precios de Profeco, de cafeterías, heladerías y tienditas de la esquina, se realizó un ejercicio en el que cada día de la semana laboral se toma una bebida diferente para refrescarse: lunes un refresco de lata de diez pesos, martes un frappe de 50 pesos, miércoles un helado chico de 12 pesos, jueves un jugo de 11 pesos y viernes una bebida de electrolitos de 14 pesos.

Suponiendo que la persona consuma sólo un producto de los antes mencionados durante un mes, resulta un gasto adicional al mes de 388 pesos, pero si a esa cantidad se le suma el consumo de 1.5 litros de agua embotellada todos los días con costo de diez pesos, entonces el gasto en bebidas al mes es de casi 700 pesos.

Esto te cuesta que tu casa sea sustentable ¿Por qué las ciudades se calientan más y cómo afectan la economía? Energía geotérmica, una de las apuestas fuertes del futuro TIPS Lo más conveniente es realizar una lista de “gustitos” que puedes darte en la semana, considerando uno por día, así puedes ponerle algún precio estimado.

Una vez determinado el presupuesto que te podrías gastar a la semana, mídelo con los otros gastos que tienes por realizar y revisa si causa problemas.

Toda vez que hayas ajustado tu presupuesto a esas pequeñas necesidades diarias para bajarle el calor, tópalo y cada semana sólo gasta esa cantidad o menos.

Sonia Sánchez-Escuer, especialista en finanzas personales, dijo que el calor es un muy buen pretexto para un gasto hormiga que muchas veces no se tendría que hacer, además que el aumento en ese tipo de gastos podría convertirse en un problema para la cartera y para la cintura.

Lo que recomienda la experta es que hagas un presupuesto topado, esto es, si quieres comprar refrescos y helados para aligerar el calor, debes ponerte un tope fijo a la semana para ese tipo de gustos, y para que funcione mejor debes apuntar esos gastos y así tener mayor control de tu bolsillo.

“Si haces este ejercicio será más fácil que te controles y que tengas un parámetro, si no tienes un tope, igual una semana gastas cinco pesos y la otra semana 25 pesos, entonces debes ponerle un tope al gasto que harás en la oficina”, comentó.

Sánchez-Escuer recomendó sobre todo a los oficinistas, llevar su botella con agua simple desde la casa, eso les va a ayudar mucho porque además te mantendrás hidratado y eso te va a mantener con menos antojos, menos hambre y con buena salud.

El aire acondicionado es otra opción que las personas con automóvil tienen para refrescarse mientras circulan sobre la carpeta de asfalto para ir a su trabajo, a casa o a divertirse.

También debes cuidar el consumo de gasolina en esta época, ya que al usar el aire acondicionado gastarás más combustible. Es el caso de Mariana Aguilar, que hasta marzo pagaba 500 pesos a la semana para llenar el tanque de su coche, pero con las altas temperaturas ha usado más tiempo el aire acondicionado y su gasto pasó hasta mil 500 pesos la semana pasada.