9 remedios caseros para luchar contra la flacidez

9 remedios caseros para luchar contra la flacidez

0 32

Confirmado /

A medida que pasan los años nuestra piel va envejeciendo también, aparecen las arrugas, las machas y la flacidez. Esta última, también puede aparecer cuando engordamos o adelgazamos de forma brusca. Sin embargo, y aunque no podemos detener el reloj biológico, si podemos realizarnos distintos tratamientos estéticos que ayuden a que nuestra piel vuelva a su estado de firmeza.

Nuestro cuerpo tiende a tener zonas donde suele afectarse más por la flacidez, como por ejemplo: los brazos, los muslos, los glúteos y el vientre. Por lo tanto, estas zonas son a las que debemos prestar mayor atención, y más si queremos reafirmarlas.

Hoy queremos compartir ocho remedios caseros prácticos y sencillos que puedes utilizar con fines estéticos y mejorar nuestra salud física.

¡Conócelos!

Mascarilla de cambur

Con un cambur podemos obtener la base de otra mascarilla perfecta para una piel seca y flácida. Solo tienes que elegir un cambur que esté maduro, machacarlo en un bol y añadirle una cucharada de miel y una cucharada de aceite de oliva. Mezclándolo todo bien, obtendrás un puré que podrás aplicar sobre tu cara. Estos productos además de combatir la flacidez, ayudarán a hidratar tu piel.

Mascarilla de cúrcuma

La cúrcuma tiene muchos beneficios para nuestra salud, y también para nuestra belleza. Para preparar esta mascarilla, mezcla la cúrcuma con agua hasta que se forme una pasta. Aplica esta pasta sobre tu cara y déjala actuar 15 minutos. Pasado este tiempo, lava tu cara bien con agua fría. Aplica esta mascarilla de dos a tres veces a la semana y notarás cómo tu cara va ganando elasticidad y firmeza.

Esencia de geranio

Este producto tiene muchas propiedades que benefician a la piel, y solo tienes que poner unas gotitas en tu rostro y extenderlas bien para disfrutarlo. Este aceite esencial sirve para eliminar los puntos negros e iluminar las pieles más opacas, ya que es capaz de reparar todo tipo de pieles y reafirmarlas.

Mascarilla de fresa y yogur

Esta mezcla de ingredientes también es perfecta para tensar la piel y combatir la flacidez. Además, esta mascarilla actúa como tonificador y también hace que mejore la circulación en tu rostro y tu cara esté más fresca y luminosa. Solo tienes que triturar varias fresas y añadirles un par de cucharadas de yogur natural. Mezcla todo bien hasta formar una pasta lo más homogénea posible y aplícala sobre tu cara, dejándola actuar unos minutos.

Jugo de tomate

Solo necesitas exprimir un tomate y poner el jugo sobre tu piel. Aplícalo masajeando tu piel con movimientos circulares durante unos cinco minutos. Luego ya puedes lavar la zona con agua fría para retirarlo. Además de combatir la flacidez, el jugo de tomate reduce los poros y hace que tu piel esté más lisa.

Exfoliante de bicarbonato de sodio

Otra forma de exfoliar tu piel, al mismo tiempo que le ayudas a reafirmarse, es utilizando este producto. Antes de aplicarlo, debes mezclarlo con un poco de agua tibia para que se forme una pasta fina que tendrás que aplicar por la piel haciendo movimientos circulares. Este remedio también funciona mejor en pieles grasas o con acné, ya que cierra los poros y suaviza las imperfecciones.

Mascarilla de sándalo

Prepara una pasta mezclando agua y sándalo y luego exfolia la piel con ella. Debes extenderla por todo el rostro y ejercer un poco de presión para que actúe de forma exfoliante. Esta mascarilla te irá genial si tu piel es grasa y si tienes acné.

Mascarilla de clara de huevo

Si mezclamos clara de huevo con tomillo podemos obtener una mascarilla muy eficaz contra la flacidez del rostro. El motivo es que el huevo contiene colágeno, la proteína esencial para tener una piel bonita, y el tomillo ayuda a que la piel se mantenga hidratada.

Aceite esencial de limón

El limón, por su carácter fresco y cítrico, funciona muy bien en la piel, ya que la ilumina y la repara. Este aceite esencial reduce la producción de sebo y cierra los poros, por lo que te irá especialmente bien si tienes una piel grasa. Además, sirve para suavizar las arrugas y reafirmar la piel. Para aplicarlo, lo mejor es utilizar un poco de algodón y mojarlo de una mezcla de agua y aceite esencial de limón. Aplícalo con el algodón dando pequeños toques sobre toda tu cara o sobre las zonas que quieras reafirmar. Siempre en la noche y retirándolo muy bien porque puede ocasionar manchas en la piel.

Atusalud

Por Confirmado: MariGonz