Uno contra uno y todos contra todos

Uno contra uno y todos contra todos

0 42

Racistas, homofóbicos, sexistas, extremistas, fanáticos religiosos, fanáticos locos del fútbol…

Al parecer vivimos en una sociedad que dictamina que odies a quien entre en tu entorno, y, por ende, te dediques a criticar con el dedo cada defecto que tenga, así te afecte o no lo haga de ninguna manera.

Escucho a personas susurrarse entre las otras cosas como: “¡Mira esa ropa!” “Se fuerte, como un hombre” “Debes ser delicada como una mujercita” “qué asco los gay’s” “Asqueroso negro”

¿Es en serio?

De alguna forma, los comentarios siempre llegan a afectarnos de una manera que nadie puede explicarse, debe ser incluso algún tipo de reacción de miedo al rechazo. Y sucede, intentamos cambiar, las niñas con tacos, varoncitos en el gimnasio, el negro se esconde, el gay se encierra en el closet. Y, me pregunto, ¿para qué sirve?

Jamás vamos a ser felices si dependemos de lo que alguien más se atreve a pensar o señalar en nosotros.

A diario leo artículos, donde critican a las lesbianas, demuestran lo malo que es aceptar el matrimonio igualitario, personas que están de acuerdo con que siga la esclavitud, y lo peor de todo es que son personas influyentes, gente que mueve a las masas.

Para ellos, traigo un gran consejo, que les servirá de ahora, hasta el día de su muerte:

  • Si le molestan los homosexuales, no sea homosexual.
  • Si le disgustan los abortos, no aborte, y adopte a un pequeño abandonado.
  • Si no le gusta el sexo, no lo haga.
  • Si no le gusta que le quiten sus derechos, no se los quite a nadie.
  • Si a nadie le interesa su opinión, sencillo. No la diga, nadie la quiere.

Para los que nos vemos en el ojo público por tener algún “defecto” según los extremistas, puedo dar algún consejo más.

  • Sea usted mismo.

Nada más perfecto que una persona que no teme ser quien es, no cambie por nadie, a quien le guste, bien, a quien no, que cubra sus ojos y siga caminando, tal vez tropiece y vea su error (metafóricamente).

¿Porque dejar de vivir mi vida, para vivir la vida que usted quiera imponerme como correcta?