Cannabis ayuda a tratar el cáncer e industrialización será negocio para el...

Cannabis ayuda a tratar el cáncer e industrialización será negocio para el país

0 65

Hoy.com.py /

Los medicamentos elaborados en base a la planta de cannabis pueden ser utilizados no sólo en los casos de pacientes con epilepsia refractaria, sino también aquellos que padezcan de cáncer como una medida paliativa al dolor y durante el tratamiento de la quimioterapia.

El pasado viernes, el Ministerio de Salud Pública confirmó la autorización para importar el aceite de cannabis a nuestro país, por lo que a partir del mes de junio dicho producto podrá ser adquirido en una de las sucursales de la cadena de farmacias Vicente Scavonne.

Esta autorización se dio a raíz del pedido de un grupo de padres que forman parte de la asociación Camedpar (Cannabis Medicinal Paraguay), cuyos hijos padecen de epilepsia refractaria y utilizaban este producto para el tratamiento de la enfermedad.

El gerente comercial de Laboratorios Lasca, Luis Ávila, en contacto con la 970 AM confirmó que se encuentran trabajando en la elaboración de un producto hecho a base de los componentes del cannabis y estiman que estará listo para fin de año.

Los dos tipos de productos que saldrán al mercado comercial son un spray bucal y unas gotas, ambas aprobadas en base a estándares internacionales.

También detalló que los componentes principales que se extraen del cannabis con fines medicinales son el CBD, que se utiliza para todo lo que se refiera a problemas neurológicos, y el THC, utilizado como medida paliativa para el dolor, pudiendo implementarse en pacientes con dolores crónicos, inclusive con cáncer.

En lo que respecta a la industrialización, manifestó que un producto medicinal elaborado y producido en Paraguay traerá consigo un ahorro estimado de entre el 20 y 25% en el precio final. “Tenemos una expectativa mayor de que tendrá un impacto económico bastante fuerte”, comentó Ávila.

EL CANNABIS Y SU USO EN PACIENTES CON CÁNCER

Aparte de la epilepsia refractaria, otras patologías también pueden ser tratadas mediante medicamentos derivados del cannabis, como es el caso del cáncer.

El Dr. Miguel Ángel Velázquez, médico neurocirujano más conocido como Doctor Mime, en primer lugar aclaró que el aceite de cannabis no cura ninguna enfermedad y que sólo es un complemento utilizado para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En el caso puntual de los pacientes oncológicos, es utilizado para aumentar el umbral del dolor, lo que significa que con esto la sensación de dolor es menos intensa.

Además, está comprobado que tiene un efecto antiemético impidiendo el vómito (emesis) o las náuseas en aquellas personas que se someten a la quimioterapia, lo cual ayuda a que puedan tolerar mejor el tratamiento, contribuyendo a mejorar el apetito.

El Dr. Velázquez comentó que generalmente este tipo de productos son coadyuvantes en los casos de cáncer avanzados o terminales, no así en los iniciales. “Esto ayuda en la sintomatología, especialmente en lo que se refiere a reducir el dolor”, expresó.

A su vez, detalló que existen dos componentes específicos derivados de la marihuana y que son utilizados con fines terapéuticos o medicinales: en primer lugar, el cannabidiol (llamado también CBD) y el tetrahidrocannabinol (conocido como THC). Para los pacientes con cáncer, son utilizados productos derivados del THC ya que tienen el efecto estimulante.

Mencionó que existen estudios médicos y científicos que certifican los efectos paliativos que tienen estos medicamentos derivados del cannabis en los pacientes con cáncer y otras patologías puntuales como la epilepsia refractaria. Consideró que a partir de ahora, se irán publicando otros estudios relacionados al tema.

AUTORIZACIÓN PARA IMPORTAR ACEITE DE CANNABIS

En lo que respecta a la decisión del Ministerio de Salud para autorizar la importación del aceite de cannabis, expresó: “Esta es una medida heroica y con mucho coraje del ministro Barrios, asumir el protagonismo al escuchar lo que los padres (de Camedpar) solicitaron y decir que Paraguay no se puede quedar así con este tema”.

A criterio de este especialista, esta medida también ubica a Paraguay en la vanguardia del uso medicinal del cannabis teniendo en cuenta que somos el tercer país en América que decidió aprobar el uso medicinal del cannabis, detrás de México y Brasil. En el caso de Uruguay, sólo está contemplado el uso recreativo de la planta, pero no medicinal. En Argentina, recién hace cuestión de unos meses se autorizó el uso compasivo del cannabis.

INDUSTRIALIZACIÓN DE LA PLANTA EN PARAGUAY

En una proyección a futuro, el Dr. Mime dijo que lo que se vendría después de esto es la industrialización del cannabis en Paraguay a partir del precursor base que se importa del exterior, en este caso, los cristales contienen los componentes del CBD y el THC. Luego de eso, se realizará el fraccionamiento y distribución, lo cual lograría abaratar los costos del producto. Por último, cree que se podría lograr el cultivo controlado de las especies de cannabis que tienen uso medicinal.

Sobre este punto, aclaró que la especie de marihuana que se planta en nuestro país no es la misma que se utiliza para elaborar los medicamentos (en este caso, el aceite de cannabis) debido a que el cannabis paraguayo tienen una alta concentración de THC (tetrahidrocannabinol), lo cual se traduce en mayores efectos estimulantes y adictivos..

“No es la variedad que se usa para la medicina, la gente piensa que es lo mismo pero no es lo mismo”, puntualizó.