A mayor penetración, mayor placer

A mayor penetración, mayor placer

0 88

Confirmado /

Si de verdad quieres sorprender a tu pareja y conseguir que la relación esté más viva que nunca, no te pierdas este artículo en el que te vamos a desvelar 6 formas de hacer la penetración más placentera, aseguramos que los dos llegaréis a un orgasmo increíble.

Zonas muy sensibles en los genitales – ¡no te olvides de ninguna!

Si te preguntas cómo hacer las relaciones sexuales más placenteras es muy importante que sepas que en los genitales existen distintas zonas con diferentes grados de sensibilidad y que, en todas ellas, se pueden percibir sensaciones distintas. Si las conoces bien no tendrás problema en estimularlas todas y disfrutar al máximo:

Genitales masculinos: el glande, el tronco (base y parte media del pene) y los testículos.

Genitales femeninos: la entrada de la vagina (los primeros 2 o 3 cm), la vagina superior (dónde está el punto G femenino) y el clítoris.

En ambos casos hay que recordar la sensibilidad que hay en el perineo, otra parte muy importante que podemos estimular para dar mayor placer a nuestra pareja. Pero, por supuesto, no pueden faltar las caricias y los besos antes de empezar la penetración, pues es muy importante que ambos estén excitados y haya suficiente lubricación.

Cambia el ritmo de los movimientos

Si siempre oyes el mismo sonido al entrechocar las pelvis es porque nunca, o pocas veces, cambian el ritmo, las posturas y las direcciones. Así que, si buscas salir de la monotonía varía los ritmos y no vayas siempre de más suave a más intenso. Prueba volver a un ritmo más suave cuando hayas disfrutado unos instantes de un buen ritmo. Cambiando la velocidad y la intensidad lograrás aumentar el placer al máximo y hacerlo durar más tiempo.

Además, la dirección o los ángulos son algo clave para sentir mayor placer, por lo tanto tienes que probar posturas nuevas que puedan sorprender al descubrir los puntos de presión en zonas concretas y muy erógenas tanto del pene como de la vagina.

Movimientos cortos y laterales – ¡orgasmo asegurado!

Para disfrutar más de la relación y olvidarnos de lo convencional tienen que atreverse con cosas nuevas. Dejar las prisas para otro momento y concentrarse en aprovechar y sentir al máximo este momento, comenzando despacio. Después de los juegos previos esta técnica es muy adecuada para lograr un mayor placer.

Se trata de hacer movimientos cortos y laterales y, para ello, para comenzar solo hay que dejar que penetre el glande o parte de él, llegando solo a la entrada de la vagina. En ese momento, ella debe hacer movimientos laterales, moviendo la cadera como un péndulo y despacio, de un lado a otro. De esta forma se produce una sensación de masaje y estimulación para ambos. Además, se pueden hacer algunas presiones con los músculos vaginales para aumentar esta sensación. Todo esto ayuda a que la erección sea más firme desde el principio y facilita que sea más duradera.

Técnica de penetración media para controlar la eyaculación

Has leído bien, con esta técnica el hombre puede aprender a controlar la eyaculación, por lo tanto resulta ideal para practicar y mejorar los casos de eyaculación precoz. Una forma de hacer la penetración más placentera para ambos es sin duda esta, pues permite que la excitación del hombre se dé gradualmente pero sin disminuir en ningún momento y, además, favorece la estimulación de dos zonas muy sensibles de la vagina, la entrada o vestíbulo vaginal y la denominada vagina superior.

Para hacerlo la penetración debe ser lenta y suave y cuando, poco a poco, el pene haya llegado a la mitad de la vagina, ella debe apretar los músculos vaginales y retirar la cadera de golpe para volver a comenzar, siempre a un ritmo medio que con la práctica se puede intensificar. De esta forma la excitación no cesa pero permite al hombre tener un mayor control sobre la eyaculación. Esta técnica es una de las más indicadas para hacer al principio del encuentro, justo tras los juegos previos.

Movimientos ondulatorios – ¡un masaje muy placentero!

Para usar esta técnica y tener un sexo más placentero es necesario que la penetración sea profunda y que se queden quietos, es decir que no muevan las caderas. Entonces los dos tendrán que presionar y relajar los músculos varias veces seguidas e incluso cambiando un poco el ángulo, de esta forma se estarán haciendo un masaje mutuo que les permitirá sentir distintas presiones y sensaciones en cada parte. En esta técnica los movimientos de los músculos de la vagina son ondulatorios, es decir, que primero presiona una zona y luego, cuando esta se relaja, a la vez presiona otra.

Penetración en 3 fases

Si quieres tener relaciones sexuales placenteras no te olvides de practicar este otro tipo de técnica durante la  sesión de diversión. Se puede practicar en casi cualquier postura pero es recomendable que sea una en que la mujer tenga algo de control o lo tenga por completo. Puedes probar con algunas de las posturas sexuales preferidas de las mujeres, como la postura del deleite o la de la fusión, pero lo importante es que sea una posición que os permita seguir los siguientes pasos. Estos son los pasos para hacer esta penetración en 3 fases y llegar a sentir un orgasmo muy placentero:

-Empieza por llegar al fondo de la vagina directamente, pero sin brusquedad.

-Regresar a la mitad de la vagina suavemente.

-Llega a salir casi por completo y regresa al fondo para comenzar de nuevo.

Estos pasos se pueden hacer a distintos ritmos y en cada caso se estimularán más unas zonas u otras, lo mejor es probar y encontrar su propio ritmo con esta técnica. Además, el placer puede aumentar más aún si en la postura que están ella puede mover bien sus músculos vaginales para realizar un masaje que notarán mucho los dos, como hemos visto en el apartado de los movimientos ondulatorios.

Estimula el punto G femenino con la penetración

En este caso ella debe ir arriba para poder encontrar el ángulo adecuado que servirá para estimular justo la zona de detrás del hueso púbico, lo que también estimula de forma interna el clítoris. Puedes optar por posturas para tener sexo con la mujer arriba como la hamaca, el sometido o la medusa.

Para hacerlo bien la mujer debe estar encima y, antes de hacer ningún otro movimiento, asegurarse de que el pene está a la mitad de la vagina y no menos. Esto es importante para evitar que haya una fractura de pene. Ella debe inclinarse hacia atrás y puede apoyar las manos en las piernas de él para tener mayor control del movimiento. Este ángulo permitirá que el miembro masculino presione y estimule el punto G femenino con cada penetración.

Por Confirmado: Oriana Campos

SIMILAR ARTICLES