La verdadera esencia del sexo

La verdadera esencia del sexo

0 91

Confirmado /

Mucho se ha hablado recientemente sobre explorar otro tipo de relaciones diferentes a la monogamia. Una de las nuevas modas es el poliamor. Esta forma de amor habla de la apertura sexual, de tener varias parejas y no fijar límites de ningún tipo. (¿Es posible amar y desear a dos mujeres al mismo tiempo?)

La libertad, el intercambio sexual y la diversidad son sus banderas. Hay parejas que comparten su experiencia sobre su matrimonio abierto o matrimonio compuesto por dos parejas, incluso, el matrimonio grupal. En casi todos estos casos, después de cierto tiempo, la pareja original deja de ser pareja.

La gente renuncia a la monogamia porque no ha funcionado. Creen que al cambiar ‘la forma’ o la manera de emparejarse, el problema tendrá una solución. La realidad es que en las relaciones de pareja vemos un reflejo de lo que hay en el interior. Si no se produce una sanación interior de patrones en nuestra forma de ser, represiones, fijaciones dentro y fuera de la cama, ninguna de las otras formas de relación va a generar una sensación de plenitud. (Reglas de oro para triunfar en una relación abierta)

Y en el fondo, todos buscamos eso: sentirnos plenos con el otro. La variedad de parejas trae distracción y la excitación repetida de las nuevas relaciones nos hace sentir vivos, pero esto no será algo que nos hará sentir llenos y no producirá dicha interior.

¿Qué pasa con la energía cuando hay intercambio sexual con muchas parejas?

No sólo es un riesgo jugar con diferentes parejas por las enfermedades de transmisión sexual, sino que a un nivel más sutil, cada compañera con la que usted ha estado deja un residuo energético en su cuerpo, se convierte en una especie de fuga en su sistema energético. (Tips para aprender a practicar sexo tántrico)

Quien haya entrado en ese campo, y quiera tomar energía suya, puede hacerlo en cualquier momento. Por eso, muchas veces los ciclos de cambios de pareja sexual, pueden dejarlo drenado, sin energía y sin vitalidad.

¿Cuál es el secreto del sexo más placentero?

El ingrediente infalible, y que ha existido desde épocas milenarias, es el amor y el respeto mutuo. El MegaSexo y la conexión profunda no se logran sin el amor.

Por eso, más allá de las técnicas que usted aprenda, de las posiciones, de las múltiples recetas para ser un amante irresistible, sólo el amor y las caricias harán que una mujer se sienta apreciada, amada, única y especial.

De la misma manera, los hombres que se sienten amados por su mujer, son más felices, plenos, se sienten completos y sexualmente satisfechos.

SoHo

Por Confirmado: Oriana Campos