Trabaja tu autoestima y dile adiós a la depresión

Trabaja tu autoestima y dile adiós a la depresión

0 53

Confirmado /

Todos y cada uno de los seres humanos tienen una percepción de sí mismos en cuanto a la función de sus pensamientos, sentimientos y experiencias propias. A eso se le conoce en la psicología como la autoestima. Es un término en el habla de la cotidianidad para referirnos, de un modo general, al valor positivo o negativo que una persona se da a sí misma.

Esta percepción que tenemos de nosotros va a definir la actitud que tengamos hacia la vida en cuanto a los retos y metas. Una persona con autoestima positiva, suele verse con optimismo, con confianza, con capacidad de superación y lucha. Mientras que en el caso contrario, si el individuo manifiesta tener autoestima baja, es un sujeto con tendencia a la depresión, sin capacidades y con dificultad de mostrarse asertivo.

Valoración Patológica

“Cuando estamos deprimidos, la autoestima siempre está baja y de alguna manera la percepción que tenemos de nosotros, de cómo funcionamos, de cómo actuamos, siempre va ser en contra de nosotros mismos y de cualquier obstáculo que podamos tener enfrente” explica la psicólogo clínico, María José Sánchez.

Existen momentos en que se puede registrar aumentos excesivos de la autoestima y caer en profundidades, tanto en el plano positivo como en el negativo. “En ambas partes se estaría hablando de una valoración patológica”, asevera la experta, quien explica que “cuando tenemos una excesiva autoestima positiva estaríamos en un proceso que se llama maníaco, que tiene que ver con una enfermedad bipolar y, en negativo cuando sufrimos la depresión”.

Distorsión de la realidad

Una persona en estado de depresión puede llegar a mostrarse agresiva. Esto se debe a que “tenemos una distorsión de la realidad, tendemos a verlo todo como negativo, muchísimas veces puede ser en contra de nosotros mismos y eso puede hacernos peligrosos hacia el entorno porque nos torne agresivos, irritables, incluso hay casos “comunes” de autoflagelación e ideas suicidas” afirma Sánchez.

Es posible ayudar a una persona en un estado depresivo. Primero es hacerle ver que ha caído en una depresión y que esa depresión implica una “distorsión de la realidad”. En la medida que se distorsiona esa realidad, nuestra manera de enfrentar todo lo que estamos viviendo, pensando o sintiendo no van a ser coherentes y no nos van a dejar permitir superar nuestras circunstancias.

Identificado el problema

Una vez ya que se ha ayudado a la persona a identificar que está en depresión desde el lado terapéutico, se busca sopesar los obstáculos con los recursos que tiene la persona para superarlo. Desde el aspecto no terapéutico, factores como el entorno familiar, la gente que lo rodea y el apoyo afectivo son clave para sobrellevar y salir adelante de ese cuadro.

Para mantener una autoestima positiva y superar una crisis depresiva es importante considerar lo siguiente:

“Tener siempre un juicio de la realidad que nos permite evaluar donde tenemos las dificultades, los obstáculos, los recursos que nos permitan mantener ese equilibrio entre realidad externa y realidad interna, que sería la autoestima y que de acuerdo a estas evaluaciones vamos a poder tener un coherencia en nuestra superación, en nuestro desarrollo y en la posibilidad de mantener vínculos interpersonales sanos”, destaca la experta en psicología.

Ante estos estados o cuadros depresivos, es sumamente importante acudir a un especialista y solicitar su apoyo y ayuda para superar cualquier obstáculo que ponga en juego nuestra salud mental.

atusalud

Por Confirmado: MariGonz