Hijos de madres trabajadoras suelen ser adultos más exitosos

Hijos de madres trabajadoras suelen ser adultos más exitosos

0 84

El Caribe /

El último domingo de mayo se reserva para exaltar la figura materna. Todos valoramos el rol de las madres en nuestras vidas. Solo cuando se pierde a una madre es que dejamos de ser niños. Y es que la abnegación y el desvelo de una madre hacia sus hijos es único, incondicional e irremplazable.

Cada vez las madres van más forzadas en su rol, debido a que en las ultimas décadas se han insertado al sector profesional y productivo de la sociedad, sin desatender el hogar y el cuidado y la formación de los hijos. Sus responsabilidades se han duplicado sin afectar su esencia de mujer y madre. Por años nos hemos atormentando sintiendo culpa por no poder ser las madres “full time” que quisiéramos.

Hoy, diversos estudios demuestran que no es tan negativo para tus hijos que seas una madre que trabaja. Aquellos hijos cuyas madres fueron trabajadoras tienen más posibilidades de tener trabajo, de ser propietarios de un negocio o de tener posiciones de liderazgo y ganar salarios más altos que los que cuyas madres se quedaron todo el tiempo en casa, según un estudio realizado por Kathleen McGinn y colegas de la escuela de negocios de Harvard.

Un artículo publicado en el New York Times también indica que los hijos de madres que trabajan no solo se benefician en el aspecto económico, sino que a la vez adquieren otras ventajas educativas y sociales”, explica la coach Kirssy Lorenzo, entrevistada sobre el tema. Abunda que las habilidades y destrezas que la madre adquiere en el ambiente laboral, de una manera u otra, lo aplica en el hogar, confirmando esto que las conductas que siguen los padres influyen directamente y trazan pautas para las que van a seguir los hijos en sus propias vidas. La manera en que la madre administra el tiempo y gestiona sus responsabilidades laborales y hogareñas se convierten en modelos a copiar por éstos, tanto para los varones como para las hembras. Un dato curioso que estas investigaciones también arrojan, es que los hijos de madres trabajadoras, una vez adultos, suelen preferir casarse con mujeres que trabajan.

¿Por qué trabajamos?

Lo que fuera una excepción unos años atrás, hoy es la regla: La mujer trabaja. Las razones son diversas, y la principal en nuestro país es económica. Si bien trabajar y a la vez cuidar del hogar se ha convertido en fuente de satisfacción personal y valía, se genera el conflicto interno en muchas madres dominicanas que se encuentran en la disyuntiva de continuar una exitosa carrera profesional o quedarse, como sus madres, a criar sus hijos. Sin importar la razón, lo bueno es que tus hijos tienen algunos beneficios a largo plazo, aun no puedas estar todo el tiempo con ellos.

Según los más recientes estudios: los hijos de madres que trabajan tienden a ser más responsables, con mayor enfoque a alcanzar sus metas, son más independientes y autosuficientes, presentan mayor rendimiento escolar, son hasta 4.5 veces más propensos a ser empresarios y/o emprendedores, y hasta un 33% de estos, una vez adultos, ocupan puestos de supervisión y/o liderazgo. Además, tienen mayor posibilidad de ganar más dinero y de tener un currículum de mayor grado, sea en estudios de especialización como maestrías, postgrados o técnico. Así tienen menos propensión a la depresión o ansiedad y las estadísticas muestran que las madres que no trabajan tienen mayor propensión a sufrir depresiones, que son modeladas más adelante por los hijos.

Las madres que trabajan manejan mejor el término “tiempo de calidad” para con sus hijos, al apreciar la limitación del mismo. Estos datos son parte de un estudio realizado entre 2002 y 2012, en 24 países desarrollados y a más de 30,000 mil personas, entre ellos hombres y mujeres por la Universidad de Harvard. Un análisis en el 2010 a 69 estudios realizado a lo largo de más de 50 años, encontró que, en general, los hijos de madres que trabajaban cuando estos eran pequeños no tuvieron grandes problemas de aprendizaje, comportamiento o social. Y que a nivel del colegio presentaron una fuerte tendencia a ser exitosos. Los efectos positivos fueron particularmente mayores para los niños de familias de bajos ingresos o de madres solteras. Algunos efectos negativos se observaron en los casos de familias de clase media o donde ambos padres trabajaban.

¿Algún efecto negativo?

Uno de los conflictos mayores surge cuando la nueva madre, queriendo quedarse en casa luego de tener hijos, simplemente piensa que no puede. Uno, por miedo a no poder regresar al ámbito laboral una vez sus hijos crezcan y otro por las implicaciones en la calidad de vida para todos de dejar su empleo. Otra fuente de conflicto es que a medida que las mujeres que son madres adquieren más responsabilidades laborales y éxito profesional, de menos tiempo disponen para cumplir como desean el rol de madre.

Con herramientas de coaching y pnl (programación neurolingüística) apoyamos a estas madres a superar las consecuencias colaterales de estos conflictos internos que son ansiedad, irritabilidad, agresividad, miedo, autocastigo o autocomplacencia a fin de tomar decisiones desde nuevas perspectivas y manejar de maneras inteligentes sus emociones y estados de ánimo.

¿Qué opina del trabajo a medio tiempo?

Creo que el trabajo a medio tiempo es una solución viable para muchas madres. El problema es que no existen muchas opciones locales en esta modalidad que a la vez le permitan ejercer su profesión específica. Una madre que trabaje a tiempo parcial puede generar ingresos, mantenerse desarrollándose como profesional y estar parte del tiempo en el hogar participando más de cerca en la vida de sus hijos si para ella esto es prioritario.

Como madre soltera de 5 hijos, lidiar con las responsabilidades personales y económicas que esto implica significó un gran reto, al final preferí cambiar de profesión y de estilo de vida, casi a los 40 años, para poder disponer de flexibilidad y tiempo para estar presente en la vida de mis hijos más tiempo.

¿Qué opinión le merece la mujer dominicana?

Es increíblemente trabajadora. Ha encontrado diversas maneras de ser productiva emprendiendo en diferentes mercados de manera creativa, a fin de echar hacia delante a su familia, aun no sea consciente del precio personal que muchas veces paga.

¿Qué alternativas sugiere a las madres que deseen trabajar y no desatender su hogar?

Una alternativa internacional, que permite desde el hogar trabajar de manera parcial y percibir ingresos atractivos en actividades como traducción, digitación, escritura de artículos y contenido para blogs y páginas web, fotografía, creatividad, diseño digital, recetas de cocina, manualidades, entre otros.

Existen páginas como jobseeker.com, freelancer.com, typeathome.com, wow.com, chiripas.com, entre otras, que brindan a la mujer esta oportunidad. Es importante aclarar que esta información no pretende mostrar cuál de las dos posiciones (ser una madre trabajadora o no serlo) sea mejor que otra, ya que ambas posturas tienen sus ventajas y desventajas. Aquí buscamos compartir los beneficios encontrados en diversos estudios para aquellos niños hijos de madres que trabajan.