Fibromialgia, enfermedad que va más allá del dolor

Fibromialgia, enfermedad que va más allá del dolor

0 49

El Caribe /

En el año 1992 la fibromialgia fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una nueva entidad clínica, denominada “síndrome de fibromialgia”, la cual fue incorporada a la clasificación internacional de enfermedades.

Al ser entrevistada, la doctora Violeta Rosario, manifestó que la fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por ser un dolor músculo-esquéletico generalizado crónico. “Crónico porque persiste por más de tres meses. Si es una molestia que se presenta por pocas semanas, no clasifica; y generalizado porque no es solo articular y muscular, sino que abarca todo el cuerpo”.

Síntomas

El dolor es el síntoma predominante, que afecta amplias zonas musculares: alrededor de la columna vertebral, en las extremidades, en la región cervical, hombros, brazos, región lumbar, caderas y muslos, entre otros. Rosario destaca que hay personas que pueden tener un malestar al orinar sin tener infección en la orina; trastorno del sueño; dolor de cabeza sin ser por cefalea, y comenzar a olvidar las cosas de su rutina diaria y no tener Alzheimer.

Diagnóstico

Para hacer un diagnóstico la reumatóloga indica que primero se deben descartar enfermedades autoinmunes como el lupus, ( enfermedad reumática sistémica y crónica, es decir que puede afectar a cualquier órgano y/o sistema: a las articulaciones y a los músculos, puede dañar la piel, riñón, pulmón y casi todos los órganos); o la vasculitis (un grupo de enfermedades sistémicas, que afectan a múltiples órganos del cuerpo y se caracterizan por presentar inflamación de los vasos sanguíneos, entre otras enfermedades que pueden tener síntomas similares. “No se puede hacer un diagnóstico sin haber descartado otras afecciones, porque si se confunde, por ejemplo, la fibromialgia con lupus, el desenlace puede ser catastrófico”, explica.

Aunque la fibromialgia no causa lesión en los órganos ni conduce a la muerte, los pacientes pueden llegar a tener limitaciones en su vida, porque presentan dificultades en las tareas diarias, y en su trabajo, por sentirse muy cansados. “No existe una incapacidad física, sino una sensación de fatiga generada por el dolor muscular y articular, por lo que tienen derecho a licencia médica”.

Causas y tratamientos

Según datos suministrados por la empresa farmacéutica estadounidense Pfizer, hay muchos factores diversos que, por sí solos o en combinación con otros, pueden provocarla. Por ejemplo, una enfermedad infecciosa, un trauma físico o emocional, o cambios hormonales, pueden desencadenar el desarrollo de dolor generalizado, cansancio y trastornos del sueño que caracterizan a esta afección. Las investigaciones sugieren que las personas con fibromialgia tienen niveles anormales de químicos diversos en la sangre o en el fluido cerebroespinal, mismos que contribuyen a la transmisión y amplificación de las señales de dolor desde y hacia el cerebro. De igual manera, también hay evidencia de que el sistema nervioso central se encuentra incapacitado para inhibir el dolor. Además de los informes clínicos de los pacientes, los estudios de imagen cerebral han confirmado que cuando los pacientes reciben cantidades pequeñas de presión o de calor, experimentan mucho más dolor, como si el “control del volumen” estuviera puesto muy alto en el procesamiento de la molestia. Se ignora si estas anormalidades son la causa o el resultado de la fibromialgia. El médico puede personalizar el plan de tratamiento para que se adapte a las necesidades del paciente. Algunas personas con fibromialgia manifiestan síntomas leves, y precisan de poco tratamiento, una vez que comprenden qué es la enfermedad y cómo evitar los factores que la empeoran. Efectuar pequeños cambios en el estilo de vida, como reducir el estrés o mejorar el sueño, pueden ayudar en gran medida. Otras personas, sin embargo, requieren un programa de cuidados completo que incluye medicamentos, ejercicio e instrucción de técnicas para sobrellevar el dolor.