10 juguetes sexuales que toda pareja debe usar

10 juguetes sexuales que toda pareja debe usar

0 143

El Mundo Economia y Negocios /

 

1. El clásico

Popularizado en gran medida gracias a la serie Sex & the City, el vibrador Rabbit Habit se ha convertido en un clásico de los juguetes eróticos de los últimos tiempos y no precisamente por moda. Diseñado para estimular del punto G, las orejas de conejo que le dan nombre al vibrador se encargan de proporcionar estímulo externo. De esta manera, se cubren todos los frentes, por lo que si uno no funciona, la otra parte lo hará.

2. Ayuda circular

Algunos tienen una apariencia extraña, pero todos se utilizan de la misma manera: alrededor de la base del pene o el escroto, atrapando la sangre dentro del pene. Esto tiene como resultado una erección más fuerte y duradera. Para muchos incluso se trata de la primera alternativa en casos de dificultades para mantener una erección.

“Si eres nuevo en el mundo de los juguetes sexuales, un anillo vibrador es es un lugar divertido para empezar”, dice la doctora Debby Herbenick, sexóloga y autora del libro Sex Made Easy. Este se se coloca como cualquier otro y por lo tanto el portador y su pareja experimentarán las vibraciones por igual. Hay modelos variados y los expertos recomiendan para los principiantes el Troyan o el Ring of Bliss de Durex. Ambas opciones son fáciles de encontrar en cualquier farmacia, son desechables, y tienen un tiempo de vida de 20 a 30 minutos.

3. Estimulador de clítoris

En el clítoris se concentran los nervios que producen el placer sexual en la mujer. Este órgano está unido a los labios menores, situados en la vagina, y se encuentra parcialmente recubierto por éstos. Si se suma el hecho del alto nivel de sensibilidad de esta zona y el empleo de juguetes eróticos destinados a masajearla, pueden lograrse orgasmos muy intensos.

De acuerdo con Cosmopolitan, el Crave Duet tiene todo lo que se busca en un aparato de esta naturaleza: multivelocidad, a prueba de agua, recargable (vía USB), casi silencioso y con una diseño bastante funcional y elegante al mismo tiempo. “Ponlo a vibrar en un patrón de loop y prepárate para volar tu cabeza”, escriben al respecto.

El Crave Duet es uno de los estimuladores de clítoris más completos del mercado.

4. A la mano

Los masturbadores son uno de los juguetes que más abundan en el mercado, eso hace que existan tantos modelos que se ajustan a todos los bolsillos y, sobre todo, satisfacen las exigencias de todos. Los más populares son los llamados Fleshlights, que deben su nombre a su peculiar presentación similar a una lámpara de mano. Sin embargo, fuera de su forma, estos objetos poco tienen que ver uno con el otro.

De esta manera, la gama es amplia y van desde aquellos que buscan imitar vaginas, anos y bocas, hasta modelos más recientes que incluso buscan recrear (hipotéticamente) una vulva alienígena. Por otro lado, para aquellos más interesados en la interacción tecnológica, también se diseñó un soporte para fleshlights que se puede adaptar a una tablet y y aumentar las posibilidades de juego durante una sesión de sexo virtual.

5. Bala de plata

Silver Bullet es su nombre oficial. Sus distribuidores en la web lo definen como un “simple y elegante vibrador […] es bueno para una estimulación directa y poderosa al clítoris”, lo que de inicio hace parecer a este aparato de 10 dólares como un producto exclusivo para damas. No obstante, el hecho es que incluso publicaciones para hombres como Mens Health lo muestran como uno de los mejores juguetes sexuales masculinos. ¿A qué se debe?

Este vibrador de múltiples velocidades es una excelente opción para principiantes y una herramienta esencial para los experimentados, escribe al respecto la tienda en línea Early to bed, con lo que amplía los horizontes de uso. “Esto también lo hace un buen vibrador para usar con una pareja, ya que ya que es lo suficientemente pequeño como para caber entre dos personas mientras se disfrutan de otros placeres.”

6. Estimulador prostático-perineal

De acuerdo con LA Weekly, la compañía Aneros ofrece una serie de productos (como el MGX Classic mostrado en la imagen) para el hombre que quiere conocer los placeres del ano así como para los hombres que ya los conocen bien. Si bien, se trata de un tópico bastante evadido por muchos varones hetererosexuales que temen que su orientación se vea cuestionada, también existe la versión de que “hay algo un poco infantil y poco viril en un hombre que tiene miedo de experimentar el placer de su propio orificio anal”, según el sitio californiano.

Los productos especializados en estimulación prostática perineal tienen precios que van desde los 49 a los 140 dólares (entre 737 y 2 mil 105 pesos aproximadamente). Sin embargo, para aquellos queno tienen la menor idea de que se trata esto, Aneros incluso cuenta con un kit para inexpertos.

7. Cuentas claras

El uso de las llamadas cuentas o bolas chinas se ha popularizado recientemente, sobre todo a partir de la salida de la adaptación fílmica del libro 50 sombras de Grey. sin embargo, estos complementos sexuales suelen llevar bastante tiempo dentro del gusto de quienes gustan de experimentar nuevas sensaciones.

El uso regular de las Luna Beads pueden potenciar el orgasmo femenino por el simple hecho de actuar como una especie de entrenador vaginal, incluso si quien las porta se encuentra teniendo orgasmos la mayor parte del tiempo. Siempre se puede ir por más si se piensa en ello como un entrenamiento con resultados reales que beneficiaran a ambas partes durante el coito.

8. Blanco y negro

Los juegos sexuales no se limitan a los genitales, también el resto del cuerpo es importante, si de paso los que se busca es una sensación relajante, el Joya Sphere Couples Massager es el aparato ideal para disfrutar en pareja.

Con la forma del símbolo de Yin-Yang, este dispositivo está inspirado en los conceptos de equilibrio e integridad, que se divide en dos masajeadores. La mitad blanca cuenta con cinco velocidades constantes de vibración, mientras que el lado negro ofrece pulsacies y ajustes intermitentes. Está diseñado para utilizarse en cualquier zona que se pueda imaginar para hacer la experiencia aún más completa.

9. Gusto caro

El We-Vibe 3 se trata de un producto poco accesible para todos los bolsillos. Sin embargo, a pesar de costar alrededor de 150 dólares, los expertos aseguran que vale la pena el gasto.

“Es realmente el primer juguete sexual que puede ser usado por una mujer durante el acto sexual”, dice la doctora Herbenick. El juguete tiene forma de C, por lo que uno de los lados se desliza dentro de la vagina mientras que el otro brazo se envuelve alrededor para estimular el clítoris. Además, el vibrador recargable es lo suficientemente delgado como para que también pueda estar dentro de ella, al mismo tiempo. ¿Indecisos aún? El juguete viene equipado con seis modos de vibración diferentes y es seguro de usar con lubricantes a base de agua. Por si fuera poco, es 100 por ciento resistente al agua para aquellos que quieran explorar la capacidad de este juguete en la ducha. Por otra parte, la batería recargable tiene una duración de hasta 2 horas con una sola carga.

10. Un poco de apoyo

No todo es ritmo y estimulación en la zona adecuada. A veces la gran diferencia la hacen unos cuantos grados de inclinación. Para realizar esto de una manera mucho más sencilla y divertida existen una gran variedad de muebles diseñados especialmente para tener relaciones. Sin embargo, el volumen de la mayoría de estos aditamentos los hace poco viables para trasladarlos de un lugar a otro a menos que se desee contratar un equipo de mudanza para ello.

El Liberator Heart Wedge no es otra cosa que un cojín que puede ayudar a que todo este proceso sea mucho más accesible y con una estética apropiada para estas fechas. Con una forma de corazón y una textura suave, este soporte inclinado abre todo un mundo a otras posibilidades de posturas durante el coito. No sólo es perfecto para una pareja, también puede usarse en solitario para poder masturbarse con mayor comodidad, eso sin mencionar que su tamaño y material de fabricación lo hace un artículo de fácil limpieza.