Tipos de Penes

Tipos de Penes

0 338

Confirmado /

Alguna vez en la vida te has preguntado que tipo de pene tienes, los diferentes tipos de glande que hay, las posturas que mejor les van y de qué forma puedes sacarle el mejor partido. Descúbrelos en esta lista.

Pene plátano o paréntesis

El pene plátano es el que tiene el glande y la base más estrechos que el centro del tronco que es más ancho. La ventaja de esta forma es que al tener un glande menos ancho que el centro del tronco va abriendo paso poco a poco, lo cual es perfecto para realizar el amor. Es un miembro muy placentero para la penetración en cualquiera de las posturas porque no causa ningún doler al entrar en la vagina, pero lo luego la llena y la estimula con su anchura. Aunque es cierto que si el tronco es demasiado grueso puede llegar a causar alguna molestia sexual que puede solucionarse con lubricante. Este miembro funciona bien en prácticamente todas las posturas. Es uno de los tipos que se puede agrandar fácilmente ya que con el riego de la sangre hacia el glande, puede aumentar su longitud y su grosor.

Pene cono, puntero o pirámide

El pene tipo cono es aquel que va de menos a más, como en forma de pirámide. Tiene por tanto la base y el centro del tronco más gruesos que el glande. También permite que entre poco a poco y al llegar final estimula más fuertemente la vagina. El problema de este tipo es que puede ser un poco traicionero para el sexo oral, ya que va de menos a más y de repente puede causar el atragantamiento. A los que tienen este tipo se les recomienda utilizar posturas como la del perrito, ya que van a lograr estimular muy bien las paredes de la vagina en la penetración sexual. En lo que respecta a su agrandamiento, también tienen al igual que el pene plátano es uno de los tipos muy fáciles en el alargamiento y ensanchamiento bombeando desde la base hasta la cabeza.

Pene lápiz o bolígrafo

El pene lápiz es aquel que es fino y recto. Tanto la punta del glande como todo el tronco hasta llegar hasta abajo tienen el mismo grosor. Su formas los hace ideales para el sexo anal, ya que no causan dolor, sin embargo no son capaces normalmente de estimular todo el ancho de la vagina. Si son demasiado largos pueden llegar a causar molestias en el útero. Los propietarios de este tipo pueden optar por utilizar el método jelqing para ganar más grueso desde la cabeza a la base.

Pene curvado o boomerang 

Es uno de los tipos más comunes en cuanto a su forma y permite tener una vida sexual totalmente normal. Puede estar curvado hacia arriba, hacia abajo, hacia la izquierda o hacia la derecha. Según si la curva es demasiado grande puede llegar a ser doloroso para su vagina. Si tienes el pene curvo hacia arriba estás de suerte, porque tendrás más posibilidades de estimular el punto G femenino durante la penetración convencional con posturas como el misionero. Si por el contrario tienes el pene curvo hacia abajo la postura recomendada será el perrito para así estimular el punto G. Son por tanto divertidos para hacer el amor, y añaden un punto extra a la sexualidad de pareja. En el caso de curvaturas demasiado pronunciadas los ejercicios del manual Maestros del Pene completo pueden ayudar a corregir y enderezar su trayectoria.

Pene seta, champiñón, sombrilla o cabezones 

El pene seta es el que tiene el tronco fino y el glande ancho y grande, también llamados cabezones. Su forma no lo hace bueno para practicar el sexo anal ya que la parte más gruesa viene al inicio. Puede causar dolor al salir de la vagina o del ano cuando el glande su pone muy grueso. No obstante, con paciencia y lubricante también es capaz de penetrar el ano. Es un tipo de miembro que gusta mucho para el sexo oral, ya que visualmente es muy apetecible. Para estos hombres, la mejor táctica para estimular a una mujer es meter solo la cabeza ya que en la entrada de la vagina se encuentran el mayor número de terminaciones nerviosas y con una cabeza tan gruesa a ella le encantará. Es una de las formas que mejor se pueden alargar fácilmente con ejercicios ya que su cabeza permite estirar fácilmente del miembro. Los chicos con este tipo pueden estar interesados en ganar un poco grosor en la base, lo cual pueden lograr con pasadas lentas de jelqing.

Pene circuncidado

Independientemente de su forma encontramos penes a los cuales se le ha retirado la piel del glande por motivos de salud. Al contrario de lo que comúnmente se piensa, estos penes pueden llegar a ser menos sensibles ya que están acostumbrados a los roces con la ropa y el glande pierde un poco de sensibilidad. Lo tienen muy fácil a la hora de realizar ejercicios de estiramiento.

Pene no circuncidado

Es el pene tal y como viene al mundo. Con la piel intacta. Es necesario guardar una buena higiene debajo de la piel. Lo tienen muy fácil a la hora de realizar ejercicios de jelqing.

Pene de sangre, creciente o sorpresa

Un pene de sangre es aquel que aumenta su tamaño entre seis y diez veces cuando pasa de estado de flacidez a estado erecto. Estos penes lo tienen muy fácil para ganar longitud y grosor en estado flácido, ya que con poco que hagan se verán más grandes. Lo que no quiere decir que no puedan ganar espectacularmente también en erección. Como son penes que cuelgan, son los que más se benefician del corte del ligamento suspensorio en el caso de la operación de alargamiento de pene o del estiramiento de este ligamento con un aparato extensor.

¿Qué es lo que determina si tu pene es de sangre o de carne?

Según la genética. Al igual que unos somos otros más altos y otros más bajos, hay chicos que su tamaño del pene es muy similar cuando está flácida que cuando está erecta, y otros chicos cuyo tamaño flácido es mucho más pequeño que su tamaño en erección.

La diferencia también tiene que ver con cuestiones de salud. Hay ciertos problemas de salud como la diabetes que pueden causar disfunción eréctil. Todo está relacionado con la elasticidad de los tejidos y el colágeno que contienen. Algunos chicos con disfunción eréctil tienen poca proporción de colágeno y eso hace que su pene sea menos elástico.

Esta diferencia se confirmó en un estudio llevado a cabo en Turquía sobre 200 hombres en el que se afirma que “el tamaño del pene flácido tiene muy poco que ver con el tamaño del pene erecto”.

Pene de carne, exhibicionista o sincero

El pene de carne o exhibicionista es aquel que pasa de flácido a erecto variando muy poco su tamaño (entre 2 y 4 centímetros). Lo tienen muy fácil para ganar sobretodo grosor en estado de flacidez. Lo que más les interesa a los que tienen un pene de este tipo es ganar centímetros de longitud en estado erecto, para que se note más el contraste. Utilizando pastillas para agrandar el pene por sí solas, no servirán para ganar centímetros. Los ejercicios son una vez más la clave.

Pene pequeño o micropene

Un pene es considerado micropene cuando mide menos de 7 centímetros de longitud en estado erecto. Ventajas muy pocas, desventajas todas. En el caso de que tengas uno de estos, es posible que encuentre dificultoso realizar cualquier ejercicio para agrandarlo porque a penas hay espacio de donde agarrarlo. Por esta razón, recomendamos el uso previo de una bomba de vacío para el pene, para llenarlo de sangre y aumentar su tamaño lo máximo posible antes de comenzar con el ejercicio.

Pene grande o munstercock

Si la media de los la media de los hombres está entre los 14 cm, 15 cm y 16 cm cualquier cosa que rebase esa cifra podría ser considerada grande. Sin embargo, para ser considerado un miembro enorme según algunos consideran (especialmente si se le pregunta a una mujer) debe superar los 19 centímetros de largo y los 16 de ancho de la circunferencia.

Según el tipo que tengas, tu sexualidad y la de tu pareja se puede ver afectada de una forma u otra, pero lo principal es tener una vida sexual sana y llena de amor.

Buhomag

Por Confirmado: Oriana Campos