5 cosas que debes saber de tus labios vaginales

5 cosas que debes saber de tus labios vaginales

0 74

Confirmado /

La zona V es algo que nos caracteriza a todas las mujeres. Algo que nos une y que no podemos negar, una característica esencial de ser mujer.

Y aunque convivimos con todo este sistema reproductivo desde que nacemos, muchas de nosotros no tenemos conocimiento acerca de nuestros órganos femeninos.

¿Cuánto sabes acerca de la anatomía de tu vagina? ¿Cuándo fue la última vez que investigaste y leíste acerca de tu cuerpo?

La realidad es que conocernos físicamente es sumamente esencial. Es casi imperativo para no cometer errores y lograr una salud adecuada.

Estas son algunas cosas que debes tener en cuenta acerca de una parte esencial de tu vagina: los labios vaginales.

1. Su nombre adecuado

Estamos refiriéndonos a los “labios mayores”, ese es el nombre correcto anatómico. Ellos forman la parte exterior de la vulva y cubren todo el área vaginal. Tienen la función de proteger la entrada de la vagina, el clítoris y la uretra. Después existen los “labios menores”, dos pliegues alargados  que tienen su punto de encuentro en el clítoris. A diferencia de los mayores, los menores no tienen glándulas sudoríparas y sebáceas, están revestidos por una membrana mucosa que se mantiene húmeda, para lograr mantenerse así hace uso de los vasos sanguíneos de las capas más profundas que atraviesa el tejido. La profusión de vasos hace que estos labios tengan una apariencia más rosada. Son muy sensibles al tacto, porque están equipados con muchísimas fibras nerviosas.

2. Su desarrollo durante el embarazo

Si el embrión se desarrolla como masculino, en lugar de en femenino, los labios mayores se convierten en el escroto y los labios menores son los que forman la cabeza del pene.

3. Pueden contraer cáncer

Lo más común es oir el cáncer de útero, sin embargo, esta parte externa de la vagina también puede contraerlo. Se trata de un cáncer de piel, que si se detecta a tiempo, es tratable. De lo contrario, podría complicar las cosas.

4. Cambian con el tiempo

No siempre se verán iguales. La vejez puede traer sus consecuencias y la principal es que la piel de tus labios se arrugue después de la menopausia a causa de una disminución de estrógeno.

5. También cambian su aspecto cuando estás excitada

Cuando una mujer se encuentra excitada durante la relación sexual, los labios pueden llenarse de sangre e inflamarse, por lo que parecerán un poco más grandes de lo normal.

Mujer.pa

Por Confirmado: Oriana Campos