Sin vellos, mucho mejor

Sin vellos, mucho mejor

0 74

El Universal /

Cada vez son más las mujeres y hombres que cambian su método de depilación debido a molestias producidas por algunos de ellos, por ejemplo, la irritación cuando se usan cuchillas o máquinas de afeitar.

La depilación láser sigue siendo una de las favoritas, pero requiere tiempo y citas constantes para que no se pierda el trabajo logrado.  La luz láser se dirige al pigmento del folículo piloso y lo destruye, algo así como el método de Luz Pulsada Intensa (IPL), una tecnología innovadora basada en la luz que se dirige al ciclo de regeneración del vello.

Sin embargo, quizá por rapidez, las mujeres se someten a la depilación con cuchilla o con cera, considerándose las más populares y accesibles.

Si es la primera vez que te depilas, o quieres cambiar de método, a continuación te presentamos los beneficios y las dificultades de cada uno.

El afeitado y las cremas depilatorias son a la vez muy fáciles de usar y toman menor cantidad de tiempo para obtener resultados suaves, sin salir de casa. Con el afeitado, la ventaja es que el vello se puede quitar fácilmente.

La depilación es muy fácil y se puede hacer siempre que lo necesites en la comodidad de tu propia casa. Las máquinas depiladoras, proporcionan resultados duraderos mediante la eliminación de varios vellos de raíz en un solo movimiento.

Afeitarse es una opción rápida así que para obtener resultados, cambia tus navajas de afeitar y usa una afeitadora con resultados probados. El vello puede comenzar a reaparecer en cualquier lugar 1 o 3 días después de eliminarlo.

La depilación con cera, la depilación con láser y la electrólisis son tratamientos recomendados para realizarse en un salón y, con la excepción de las ceras en casa, se requiere de un experto para administrarlas. Esto implica hacer citas y salir de casa para lograr los resultados.

La depilación con cera puede ser dolorosa, ya que varios vellos se jalan desde la raíz en un solo movimiento. Las ceras dejarán tu piel suave durante algunas semanas Algunos métodos, como el láser, la IPL y la electrólisis, requieren de varios ciclos de tratamientos, lo que significa más tiempo para lograr una piel suave y libre de vello.

Al utilizar IPL, algunas personas pueden experimentar una ligera molestia; por ejemplo, calor o enrojecimiento de la piel. Este tipo de reacción por lo general desaparece dentro de 24 horas. La IPL ofrece una solución permanente.

Por su parte, en la depilación con láser, una vez que se completen los ciclos de tratamiento, puede dejar la piel suave de 6 meses hasta años. Con las cremas depilatorias no es necesario esperar, aunque debido al olor que a menudo va de la mano con este método, algunas mujeres prefieren esperar algunas horas antes de salir.

Por lo general, no causan dolor, pero como cualquier tratamiento químico que entra en contacto con tu piel, pueden ocasionar irritación, especialmente si se tiene piel sensible.

La electrólisis funciona por medio de descargas eléctricas. Primero se inserta una pequeña aguja en cada poro hasta llegar al folículo, donde está la raíz del vello y donde empieza a crecer. A través de la aguja se envía un impulso eléctrico de muy baja intensidad, pero suficiente para destruir la raíz. Luego, el vello que queda se saca con unas pinzas.