¿Qué indican las llagas bucales?

¿Qué indican las llagas bucales?

0 120

Confirmado /

Las llagas bucales no suelen precisar de tratamiento: se suelen curar entre una y dos semanas solas.

Las llagas o úlceras bucales son lesiones que aparecen en la boca causando molestias y, en ocasiones, dolor al comer, hablar o lavarse los dientes.

Aunque son un problema bastante frecuente, en principio, no suelen precisar de tratamiento ya que se suelen curar entre una y dos semanas solas, pero muchas personas prefieren recurrir a medicamentos o productos farmacéuticos para agilizar su curación y aliviar las molestias.

Causas

Algunas de las causas menores de estas llagas, sobre todo comunes en niños y jóvenes, son las mordeduras accidentales al comer, las ortodoncias, el tabaco y las alergias. Otras causas internas de las úlceras bucales también pueden ser los cambios hormonales y el nerviosismo o estrés.

Desde Pharma 2.0 señalan que se desconoce el motivo exacto por el que aparecen estas afecciones bucales, sin embargo, en algunos casos pueden estar indicándonos un problema de salud más concreto, como una carencia de vitaminas o minerales (ácido fólico, vitamina B12 o hierro), intolerancia al gluten o enfermedades autoinmunes. Desde el Colegio de  Farmacéuticos de Barcelona también apuntan que alimentos como el chocolate, el café, el tomate, la fresa, el queso o algunos frutos secos como los cacahuetes y las almendras pueden provocar llagas en la boca.

Medline Plus advierte que, además, las úlceras bucales pueden ser ocasionadas por los siguientes trastornos:

Aftas.

Gingivoestomatitis.

Herpes simple (herpes labial).

Leucoplasia.

Cáncer oral.

Liquen plano oral.

Candidasis bucal.

Histoplasmosis.

  Tratamiento y prevención

Aunque normalmente, si las llagas no tienen origen en enfermedades u deficiencias no tienen un tratamiento específico, limpiar suavemente la boca y los dientes puede ayudar a aliviar las molestias. El uso de medicamentos como antihistamínicos, antiácidos, corticosteroides  también puede ayudar a calmar el malestar.

Si las aftas se producen con frecuencia, no se ha curado sola tras dos semanas o si la llaga es de gran tamaño o dolorosa es recomendable acudir al médico. También hay que consultar con el especialista si van acompañadas de síntomas como fiebre, dolor de cabeza o malestar general.

En cuanto a su prevención, desde Pharma 2.0 explican que, aunque es complicado prevenirlas, podemos ayudar evitando alimentos y bebidas calientes y los ácidos y picantes. En caso de llevar ortodoncia, la cera será de gran utilidad, y, si se usa prótesis dental, hay que asegurarse de que está bien ajustada, así como usar geles y almohadillas adhesivas para que se fije bien, para prevenir las heridas.

Mitos

El Colegio de Farmacéuticos de Barcelona desmonta ciertos mitos sobre las llagas que, a menudo, confunden a los pacientes y su círculo de allegados:

Las aftas no se contagian entre personas. No salen aftas por dar besos a alguien ni por compartir el mismo vaso.

La mayoría de las aftas se curan de forma espontánea, no acostumbran a requerir tratamiento específico. Pero sí que se puede seguir alguno de sintomático para aliviar el dolor y las molestias al comer, hablar o beber. En este caso, el farmacéutico aconsejará cuál es la mejor opción.   Tomar oligoelementos o vitaminas para prevenir y curar las aftas sólo será efectivo en el caso que se detecte una deficiencia que sea la causa de la aparición de las llagas.

CuídatePlus

Por Confirmado: Oriana Campos