Este crucero por el Caribe lo protege de comer en exceso

Este crucero por el Caribe lo protege de comer en exceso

0 145

La Gestion /

Una empresa dedicada a la pérdida de peso unirá fuerzas con un proveedor de abundantes buffets para comercializar cruceros como unas vacaciones viables para aquellos que buscan perder kilos. ¿Será posible?

Sí, venga a pasar unos días con nosotros: una empresa dedicada a la pérdida de peso unirá fuerzas con un proveedor de abundantes buffets para comercializar cruceros como unas vacaciones viables para aquellos que buscan perder kilos.

Y muchas, muchas personas están luchando sin éxito con ese problema: más de un tercio de los estadounidenses presentan obesidad mórbida, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Como Weight Watchers se está transformando de una empresa dedicada tan solo a la pérdida de peso en una de salud y bienestar integral, la idea de embarcarse en su primer crucero era una cosa lógica de hacer, dijo Ryan Nathan, vicepresidente de productos, licencias y comercio electrónico de la compañía.

“Weight Watchers hizo gran cantidad de investigaciones y analizamos nuestra base de miembros, y nuestro miembro típico verdaderamente coincide con el de la base de los cruceros”, dijo Nathan. El miembro típico de Weight Watchers es una mujer de 40 a 60 años de edad, con un ingreso familiar promedio levemente superior a la media de Estados Unidos.

El crucero “no es un campamento para adelgazar”, añadió, y la compañía no les fija metas a los miembros en cuanto a si el viaje está dirigido a adelgazar, mantener el peso o cuidar que cualquier aumento de peso durante el crucero sea mínimo.

A pesar de la abundancia de comida, bebida y ocio que venden las líneas de cruceros para el gran público, una semana en el Caribe también ofrece la oportunidad de adoptar el enfoque opuesto: dormir bien, hacer más ejercicio y estudiar más opciones de menú, con almuerzos y cenas más relajados que los de la mayoría de la gente en su propia casa.

El buque también ofrece a los miembros una bicicleta fija con vista a la salida del sol y una pista de jogging en la cubierta al aire libre, dijo Rick Sasso, presidente de MSC North America.

“Es natural que hagamos este esfuerzo para demostrarles a nuestros miembros que pueden divertirse y comer bien”, dijo Nathan. “Y no tienen que sentir que la dieta es privación”.

La compañía, en la cual la animadora de la TV Oprah Winfrey posee casi un 15 por ciento, reformuló su enfoque de negocios a finales de 2015 con la campaña “Beyond the Scale” (Más allá de la balanza), que ayuda a los clientes a “cambiar su mentalidad” pasando del enfoque del adelgazamiento al de lograr un buen estado general, fomentando toda clase de conductas, desde ser menos sedentarios hasta comer mejor.

Weight Watchers, con sede en Nueva York, dijo que sus miembros perdieron un 15% más de peso en los primeros dos meses después de que puso en marcha el nuevo programa, en comparación con los resultados del programa anterior.

El crucero es también una herramienta de marketing eficaz para una empresa que cotiza en bolsa y que ha buscado repetidamente reinventarse ante las vicisitudes tanto del mercado bursátil como del de adelgazamiento.

Los nuevos esfuerzos para ampliar el atractivo de mercado de Weight Watchers comenzaron a finales del 2015, varios meses después de que la ex presentadora de programas de entrevistas adquirió su participación y se convirtió en directora, con planes para promover la compañía a través de su fama y sus esfuerzos personales de pérdida de peso.

Weight Watchers reconoce que Winfrey ha ayudado a impulsar nuevas inscripciones y resultados financieros más sólidos; la acción de la compañía ha avanzado un 39% este año.

Gestion.pe