Consumo de suplementos proteicos requiere guía médica

Consumo de suplementos proteicos requiere guía médica

0 158

El Informador / GUADALAJARA, JALISCO (05/ABR/2017) .-

Antes de tomar la decisión de ingerir suplementos proteicos, comúnmente utilizados para ganar masa muscular, se debe consultar al médico para evaluar en qué condiciones se encuentra la función renal.

Lo anterior lo recomendó la médica internista e investigadora de la Unidad de Investigación de Enfermedades Renales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Laura Cortés Sanabria.

“Uno de los factores que predisponen al daño renal es la alta ingesta de proteína, con preocupación vemos que con frecuencia el uso de suplementos proteicos se ha extendido, la ingesta alta de proteínas ocasiona que el riñón trabaje forzadamente”, indicó.

Lo anterior es denominado hiperfiltración, que a la larga produce que el riñón “se canse” disminuyendo de esta forma la función renal en la persona que tiene una alta ingesta de proteínas, destacó la experta del IMSS Jalisco.

Antes de consumir estos productos, señaló, es deseable someterse a estudios de sangre y orina en donde puedan identificarse los niveles de creatinina y urea, con el fin de medir la función renal.

Cortés Sanabria dijo que los estilos de vida saludables contribuyen de forma directa a la prevención del daño renal, toda vez que la obesidad condiciona a enfermedades como la hipertensión arterial y la diabetes que comúnmente son precursoras a la insuficiencia renal.

Destacó que otro aspecto asociado es la falta de hidratación, por lo cual es indispensable que las personas ingieran por lo menos dos litros de agua natural por día.

En este punto indicó que no hay una evidencia de que la ingesta excesiva de otras bebidas, como el café, pudieran ser detonantes en forma directa de daño renal, no obstante exhorta a la población a consumirlas moderadamente.

“No hay evidencia científica clara en donde se demuestre que el café por sí mismo pueda ocasionar daño renal, pero sí está documentado que en alta cantidad esta bebida ocasiona hipertensión y taquicardia, factores que pudieran precipitar el daño renal”, recalcó.

La investigadora del IMSS indicó que a nivel internacional, Jalisco ocupa los primeros lugares en incidencia de enfermedad renal, dado que se estima que en la entidad cada año se registran hasta 421 nuevos casos de la enfermedad.

En población derecho-habiente se ha identificado que tres de cada 10 personas con diabetes desarrollan daño renal, de los cuales, entre los cinco y 10 años posteriores a ser detectados con niveles de glucosa elevados llegarían a necesitar tratamientos sustitutivos.