5 alimentos “prohibidos” que ahora son buenos para la salud

5 alimentos “prohibidos” que ahora son buenos para la salud

0 91

Confirmado / Las directrices y recomendaciones nutricionales están en constante revisión. Lo que era considerado como ‘malo’ ahora es ‘bueno’ o al revés, acorde a las nuevas investigaciones.

Esto genera que sea difícil, incluso para los científicos, mantenerse al día con los alimentos que son saludables y los que no. Es por eso que Scott Harding, profesor de ciencias de la nutrición en el King’s College de Londres, puso en la mira cinco alimentos que hasta hace muy poco eran considerados como los “villanos” de la buena alimentación.
Huevos

Durante los últimos 20 años, la nutrición y la investigación médica demostraron repetidamente que los consumos normales de colesterol en la dieta tienen muy poca influencia sobre los niveles de colesterol en la sangre de una persona.

Los expertos en nutrición están corrigiendo los registros de los huevos y otros alimentos que contienen colesterol (como el hígado de pollo y los mariscos) que fueron apartados de la dieta ante la preocupación por parte de las directrices dietéticas.
Mantequilla

La historia de las grasas para untar, como la margarina y la manteca, es probablemente una de las más confusas en la alimentación.

El origen de la margarina, que está hecha de grasa vegetal, se remonta a mediados de la década de 1800. Desde ese momento, ha reemplazado a la manteca en la mayoría de los países desarrollados.

Este cambio se vio impulsado por su menor precio en comparación con la manteca, así como por recomendaciones de profesionales de la salud que incitaban a comer menos grasas saturadas con el fin de prevenir la enfermedad cardíaca coronaria (CHD).

Papas

Las papas son una fuente rica en hidratos de carbono, vitamina C, vitaminas del complejo B y minerales. La forma de prepararlas también cambia los aspectos de esos almidones que acumulan mala reputación.

Cocinar y enfriar las papas aumenta la cantidad de almidón resistente. Este componente actúa como la fibra dietética en la digestión que ‘resiste’ en el intestino, lo que podría tener un impacto positivo en las bacterias intestinales.

Nueces

Hay pruebas crecientes para asegurar que los frutos secos crudos son la clave en una dieta saludable para mantener un peso adecuado.

Un informe reciente, publicado en el British Journal of Nutrition, demostró que comer frutos secos crudos reduce la muerte por enfermedades cardiovasculares, enfermedades coronarias y muerte súbita cardíaca.

Lácteos

Los lácteos -incluyendo la leche, la manteca, el yogur y el queso- fueron considerados alimentos básicos en la dieta de muchas personas, pero los patrones de consumo han cambiado.

El contenido de grasa y el tipo de grasa son importantes a la hora de elegir productos lácteos ya que algunos contienen altos valores de grasas saturadas.

A pesar de que es mejor evitar una dieta alta en grasas saturadas (un factor de riesgo para las enfermedades del corazón), el consumo regular de productos lácteos no tiene por qué ser una preocupación.

GV

Por Confirmado: Oriana Campos