7 cosas que no debes decirle a los demás de tu relación

7 cosas que no debes decirle a los demás de tu relación

0 255

Confirmado / Es natural que quieras preguntar y decirle a todas tus amigas lo bien que va su relación, o quejarte de sus manías raras, pero hay ciertos detalles que deberían quedarse en la privacidad de su relación. Por más desesperada que estés por gritárselo al mundo, ya sea por desahogo o por amor, sería mejor que te quedaras callada.

Les está yendo mal en el sexo: Si tú y tu pareja no han tenido sexo en meses, tu amiga podría decirte que es lo de más normal del mundo, pero este es un problema que debería ser consultado con un experto. Y no sólo eso, tu vida sexual es un tema muy privado, y no deberías convertirlo en un tema público, especialmente porque no sólo es tuyo, sino también de tu pareja. Si hay problemas en la recámara, háblalo con tu tu pareja primero y luego vean una solución juntos, no con alguien más.

Cuando tus suegros te hicieron enojar: Es completamente normal que no te lleves bien con tus suegros o cuñados, pero trata de guardártelo por un rato. Tú nunca sabes cuándo tu galán podría enterarse o sentirse por tus palabras, pues es normal que la gente se ponga a la defensiva con respecto a su familia. Y de nuevo, si quieres quejarte de tu suegra, tu amiga sólo se pondrá de tu parte y será tu cómplice. En este caso es mejor que te calmes primero, y luego lo platiques con tu pareja.

Las fantasías sexuales de tu pareja: Hay un capítulo en Friends, donde Rachel le dice a Phoebe la fantasía de Ross con la princesa Leia. Al enterarse, Ross le arma un drama por haber revelado su secreto, ¡y con justa razón! Como su pareja, deberás honrar esa confianza que te tuvo de mantener su información personal privada.

Si uno de los 2 engaña al otro: Si fue un engaño emocional o físico, cualquier acto que haya sucedido fuera de la relación necesita su privacidad. Si vas directamente con tu mamá o tu mamá, ellas automáticamente odiarán a tu pareja. Si todos se enteran, te tocará lidiar con sus sentimientos, sus prejuicios, y quién sabe qué más. En este caso es mucho mejor que se lo cuentes a un terapeuta, y lo solucionen entre pareja. Una vez que hayan tomado una decisión, podrían compartirlo con sus personas cercanas.

Uno de los 2 (o ambos) están pasando por un momento privado: Esto es obvio, ¿no? SI tu pareja está confiando en ti con esa información, es porque necesitas quedarte callada. No importa si perdió su trabajo, si le detectaron cáncer, o si se le acaba de morir un pariente, si te pide que te lo guardes, no está de más decirlo, pero tienes que guardártelo.

Si comete un error financiero:  Cometer un error ya de por sí es vergonzoso, como para que se lo cuentes a todos y puedan juzgarlo al respecto. No importa si perdió una apuesta o si se le olvidó paga la renta y ahora los están desalojando, hablar de ello con tus amigos sólo los hará cambiar de opinión sobre él… y esto no te ayuda a ti, y mucho menos a él.

Tu pareja tiene un olor, sabor, tamaño de miembro o lo que sea, que no esperabas: Cuando empiezas a salir con alguien, es común que tanto hombres como mujeres quieran compartir esos detalles extraños con sus amigos, pero si estás hablando de alguien que quieres y que podría resultar en algo más, ¡detente! Si tu pareja se entera de que andas diciendo esas cosas de él (y además tan personales), posiblemente termine resintiéndote.

Cabe mencionar que esto va para ambos, no sólo para mujeres.

Eme de mujer