5 mitos (y verdades) sobre el vegetarianismo

5 mitos (y verdades) sobre el vegetarianismo

0 185

Confirmado / ¿Sólo comen lechuga? ¿Los niños y embarazadas pueden elegir no comer carne? ¿Es una moda pasajera? Sacate las dudas.

Cualquiera no puede ser vegetariano. Por ejemplo, los chicos, embarazadas, adultos mayores. ¡FALSO!

“Todos podemos ser vegetarianos y, de hecho, hay muchas personas que lo son, incluyendo mujeres durante su embarazo, y chicos de todas edades. No es muy frecuente en los adultos mayores, pero también los hay. Nuestro conocimiento actual muestra que podemos realizar una alimentación adecuada con o sin carnes. ¡Pero también es cierto que podemos realizar una alimentación inadecuada con o sin carnes!”, explica el doctor Edgardo Ridner, presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición. “Todas las personas pueden serlo y en cualquier etapa de la vida, desde el nacimiento hasta la vejez. Las características anatómicas y fisiológicas del ser humano son muy similares a las de un animal frugívoro, acercándose mucho más a un herbívoro que a un carnívoro”, explica Manuel Alfredo Martí, Presidente de la Unión Vegetariana Argentina (UVA) y miembro del Consejo de la Internacional Vegetariana.

Las dietas vegetarianas no tienen suficiente calcio. ¡FALSO!

“No hay nada indispensable en la carne de vaca ni de ningún animal”, dice Ridner. “Los últimos estudios científicos aseguran que las proteínas de origen animal son las productoras de las grandes enfermedades actuales”, dice Martí, de Unión Vegetariana Argentina (UVA).

Los vegetarianos sólo comen varios tipos de lechuga. ¡FALSO!

“Existen muchos tipos diferentes de dietas vegetarianas. Un ovo-lacto vegetariano evita la carne, pescado y aves de corral pero puede consumir huevos y productos lácteos. Un lacto-vegetariano evita carne, pescado y aves de corral pero puede consumir leche, queso y lácteos, pero no consume huevos o sus derivados. Los veganos son vegetarianos estrictos que no consumen ningún producto de origen animal”, explican en el sitio Hazte Vegetariano, con información de la Asociación Americana de Dietética y Dietistas de Canadá.

Para comenzar a ser vegetariano, hay que cambiar muy gradualmente. ¡FALSO!
“No se justifica ningún tipo de gradualismo, al menos desde la mirada de la salud. Si el carnívoro reemplaza las carnes correctamente, lo puede hacer cuando quiera y, si el vegetariano decidiera volver a comer carnes, también. Miremos qué comemos para que estén todos los nutrientes en su justa medida, recordando que hay infinitas formas de componer una buena alimentación”, explica Ridner. “Se sugiere hacer el cambio con ciertas precauciones y no descuidar la variedad de alimentos para que no hay deficiencias de algún nutrientes”, agrega Manuel Alfredo Martí, Presidente de la Unión Vegetariana Argentina (UVA) y miembro del Consejo de la Internacional Vegetariana. En coincidencia, la licenciada en nutrición Clara Iturralde, parte del equipo Psiconutricional de Grupo Arcis, dice que, “si de repente y de una día para el otro eliminamos todas las carnes y no agregamos o aumentamos el consumo de otros alimentos estaremos en presencia de un posible déficit de ciertos nutrientes”.

El vegetarianismo es una moda pasajera. ¡FALSO!

“¿Cómo se puede suponer eso, si hace miles de años que el vegetarianismo existe? Lo que sí es algo impresionante es la forma de crecer que hoy tiene el vegetarianismo, sobre todo, entre los jóvenes”, lanza Martí.

Fuente: entremujeres.com