La luz y el sol mejoran el deseo sexual en los hombres

La luz y el sol mejoran el deseo sexual en los hombres

0 162

La Nacion / Diógenes no era ningún tonto, pues pese a vivir en un barril estaba bien orientado al sol, fuente de su longevidad. La ciencia vino a demostrarlo siglos después. Hoy se cree que los rayos de Febo, además de dotarlos de un divino color bronce, aumentan la virilidad debido a la influencia notable de la vitamina D solo presente en los rayos solares.

Algunas investigaciones demostraron que existe un correlato entre la disfunción eréctil y la arteriosclerosis, pues se sabe que las personas con arteriosclerosis suelen tener carencia de vitamina D. Un grupo de médicos italianos observó a 143 hombres y notó que los bajos niveles de este nutriente estaban ligados a una disfunción eréctil, por lo que dedujeron que en adecuadas dosis la vitamina D3 mejora la función endotelial.

Otro estudio realizado entre un grupo de hombres con trastornos de deseo y excitación sexual demostró la importancia de luz en su desempeño. La mitad de los pacientes fueron sometidos a un tratamiento de luz brillante durante 30 minutos cada mañana a lo largo de dos semanas. Al cabo de ese tiempo demostraron haber triplicado su interés debido al aumento de testosterona, puntal de la libido, aseguró Andrea Fagioli, autor del estudio y miembro de la Escuela de Medicina de Universidad de Siena (Italia).

” Cuando el cuerpo se expone a la luz brillante, produce más del producto químico llamado la hormona luteinizante (LH). Y más LH puede conducir a una mayor producción de testosterona. Encontramos diferencias significativas entre los que recibieron el tratamiento de luz activa. Antes, ambos grupos promediaron una puntuación de satisfacción sexual de alrededor de 2 de cada 10, pero quienes estuvieron expuestos a la luz brillante elevaron la satisfacción sexual en 6,3 puntos, más de 3 veces en la escala que usamos. En contraste, el grupo no expuesto sólo mostró una puntuación media de alrededor de 2,7 después del tratamiento.”

Otras opciones sin protector solar Por supuesto, hay gente muy bronceada que. nada. Por eso mismo, por si echarse en la terraza o en la playa no alcanza (y por favor siempre con protector solar, pues el tono rojo morrón a nadie le sienta bien) para mantener la función endotelial también se puede consumir omega 3 (pescados, semillas de lino), chocolate negro, tomar té verde , etc, además de hacer ejercicio físico y dormir bien. “Es natural que el envejecimiento del cuerpo masculino experimente una disminución en la testosterona, lo que puede ser mitigado por el ejercicio, una dieta saludable, menos estrés y dormir lo suficiente” apunta Scott Carrington, especialista del BroMenn Medical Center, Illinois.

Entrada publicada originalmente en Sexo a Diario

En esta nota: Relaciones LA NACION Sociedad Sexo a diario